La propuesta del gobierno a los estudiantes:aplicar los planes imperialistas y formas más fasistas de gobierno

El día lunes 01 de agosto, el nuevo ministro de educación Felipe Bulnes entregaba a los estudiantes secundarios y universitarios, a los profesores y a todo el país su “última palabra” en materia de reforma educacional. Desglosada en 21 puntos, la esperada respuesta no hizo más que ratificar lo anunciado por Piñera el día 05 de julio en cadena nacional.Resulta indudable el ceñimiento del gobierno de Piñera a las políticas ordenadas por el imperialismo (mediante el FMI, el BID, la OCDE y otros organismos) en materia educacional, mandato que representa el límite último de la facción compradora de la gran burguesía en términos de “concesiones educacionales”.
Coherente con tales mandatos, la propuesta presentada el día lunes 01 -que abarca los niveles parvulario, básico, secundario y terciario- sostiene una vez más los fundamentos del sistema educacional chileno, es decir, la descentralización y la libertad de enseñanza. En tal sentido, las demandas estudiantiles -orientadas a la gratuidad en todos los niveles, al fin al lucro, a la desmunicipalización y al mejoramiento de la calidad- fueron, como era de esperar, desestimadas por el gobierno pro imperialista de Piñera, el cuál habiendo conseguido el respaldo del CRUCH, desestimó a su vez el amplio respaldo de masas del cuál goza el movimiento.
De manera consecuente el estudiantado movilizado rechaza desde un primer instante las propuestas del ejecutivo, lo cual es una nueva y clara manifestación del antagonismo, en último término de clase, existente entre los estudiantes populares y el pueblo que los ha respaldado versus las facciones de la burguesía y los oportunistas. Sectores del oportunismo incluso a estas alturas apuntan y cifran esperanzas en las negociaciones con el gobierno, “emplazándolo” a una nueva propuesta que debiese dar a conocer dentro de los próximos días. La respuesta esperable del gobierno, publicada por el nuevo vocero Andrés Chadwick, ha sido un “no” rotundo.
Pareciera que lo ocurrido el pasado jueves 04 de agosto, fecha en la cual se convocó a machar en dos horarios distintos, no habiendo “autorización” de parte de la intendenta ni de Hinzpeter y en contexto de un aparataje y despliegue represivo desmesurado y de corte facsista, constituye un nuevo e importante hito en el marco de las movilizaciones estudiantiles, expresión, por su parte, de la situación actual de la lucha de clases en nuestro país. 
Resulta evidente, a este respecto, la bancarrota de la facción compradora encabezada por Piñera en términos de “encauzar debidamente” el movimiento estudiantil -así como innumerables otros movimientos reivindicativos y populares-, fracaso que sus propias encuestas –como la CEP que señala un paupérrimo 26% de aprobación al gobierno y otro patético 16% a la oposición-se encargan de demostrar. 
Pareciera, por su parte, no existir piso para que Piñera siga cayendo en las encuestas, escenario que ni los más pesimistas analistas previeron hace un año y medioatrás y fenómeno que se relaciona con el enjuiciamiento formulado, por cada vez más amplios sectores del pueblo, respecto de los partidos burgueses (incluido el P “C”), las instituciones políticas del viejo Estado (el ejecutivo, el legislativo, las FF.AA y de orden y toda su trama jurídica y burocrática), respecto de la colusión entre el Estado y las grandes empresas, etc., enjuiciamiento que comienza a relacionarse con la comprensión cada vez mayor acerca de cómo el pueblo debe enfrentar la presente crisis del imperialismo, es decir con violencia revolucionaria y no con asambleas constituyentes, elecciones, infértiles negociaciones o pacifismo recalcitrante.
A partir de la “última palabra del gobierno” el movimiento estudiantil parece deber enfrentar un nuevo escenario, marcado por una intensificación de la represión, tal como sucediera el día jueves 04. A ello se suman los desalojos, detenciones y represalias de todo tipo y un fortalecimiento del cerco y el montaje comunicacional y criminalización del movimiento.
Ante dicha ofensiva, los estudiantes deberán responder convocando insistentemente a los restantes sectores del pueblo, politizando aún más, en sentido revolucionario, su discurso y acción, reconociendo y denunciando al oportunismo y desbordando aún más violenta y organizadamente la legalidad administrada, por ahora, por Piñera.FMI y sus secuaces.
Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s