EDITORIAL: TAL COMO HACE 90 AÑOS

De forma manifiesta o bien latente la lucha de clases ha sido una constante histórica y política. Así como hace 90 años lo hacía en nuestro país, hoy también el pueblo sale a la calle a protestar. Tal como lo hacía en las pampas, los puertos, ciudades o campos chilenos hace 90 años, el proletariado hoy también se organiza, se moviliza y se politiza.
Y tal como lo dijera Recabarren hace 90 años: el problema central sigue siendo o dictadura burguesa o dictadura proletaria. Esta verdad del tamaño de un sol la comprendió cabalmente el fundador del Partido Comunista de Chile.
Es así como Luis Emilio Recabarren nos legó la verdad de que el proletariado se debe organizar en partido, que el Partido se constituye para resolver el problema del poder; y que el poder se debe conquistar y defender de los enemigos de clase.
En estos días se conmemoran los 91 años de la fundación del Partido Comunista de Chile (sección chilena de la Internacional Comunista), el revisionismo ha querido distorsionar este hecho y durante el 2012 desplegó una serie de celebraciones de los 100 años del partido, sin embargo, con esto lo que intenta soslayar es justamente lo que Luis Emilio Recabarren comprendió acerca de la necesidad de un Partido Comunista. Para el revisionismo (falso PC) la fecha de la fundación del Partido en 1922 simplemente representa un cambio de nombre, con esto intenta echar tierra sobre las solidas bases que tras décadas de dura brega por constituir el partido de la clase Recabarren estableciera.
Lo que pretende el revisionismo es esconder su propia labor de destrucción del partido, labor que viene desenvolviendo desde 1956 con el establecimiento de la vía pacífica al socialismo o incluso antes con el predominio de una línea oportunista de derecha que se apoderó de la dirección del partido y que oportunistamente levanta la figura de Recabarren, pero reniega del carácter que éste le dio al partido en 1922: un partido para llevar al pueblo a la revolución, un partido para conducir a la clase a la conquistar del poder, un partido para establecer la dictadura proletaria, todo esto en medio de la más aguda lucha de clases. Esa es la cuestión.
Nuevamente la creciente protesta popular muestra el vigor de las masas. La creciente disposición combativa de los jóvenes recobran la vigencia de las palabras de Recabarren: “La Siembra Roja ha caído en los campos. Las semillas se van convirtiendo en tallos y los tallos en arbolitos.”
“Y como los niños gentiles que empiezan a enamorarse de la vida cuando sueñan mejor, así nuestras juventudes comunistas, desarrollan bravamente sus actividades en la siembra de nuestras ideas de amor.
Este es el momento actual: momento de Siembra Roja; La semilla palpita en las entrañas del pueblo y el alumbramiento se va produciendo. Las multitudes lo comprenden.
Es el huaso en los campos.
¡Es el obrero en las ciudades!
Todos comprenden que una Sociedad Nueva, con amor y sin tiranías viene en camino, surgiendo en las propias entrañas de la vieja sociedad de esclavitud y de ignorancia.
Es el Comunismo triunfante que surje de las viejas entrañas del capitalismo.
¡Paso, pues, a las Nuevas Ideas! Que empujen su carro los robustos brazos de la juventud proletaria, así las manos finas de las mujeres como los brazos musculares de los hombres…
Juventud y Comunismo van en marcha.”
Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

1 comentario en “EDITORIAL: TAL COMO HACE 90 AÑOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s