ABAJO EL LATIFUNDIO Y SU PLAN FASCISTA ¡LA REVOLUCIÓN AGRARIA TRIUNFARÁ INEVITABLEMENTE!

Santiago, 4 de febrero de 2013

 Las condenas a la muerte de los terratenientes y su carácter de clase
               Tras la muerte del matrimonio Luchsinger-McKay, la gran burguesía y los terratenientes, envalentonados sacaron a relucir su odio de clase contra el campesinado pobre y su racismo contra el campesinado pobre mapuche. Desde la Moneda se habló inmediatamente de “terrorismo mapuche” y se sindicó a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) como la responsable.
               Acto seguido la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, respaldó públicamente un paro patronal, ilegal, de camioneros, donde el centro era la propaganda racista antimapuche.
               Por su parte distintas autoridades de la zona llamaban a los terratenientes a armarse, amparados en la “legítima defensa”.
               Desde la “oposición” las condenas a la muerte de Luchsinger y McKay tampoco se hicieron esperar. Todos los dirigentes de la Concertación (incluido el falso Partido “Comunista”), calificaron la muerte como un “atentado”. Si bien se guardaron de calificarlo como “terrorista”, coincidieron en lo esencial, en “perseguir a los culpables” y “hacer caer sobre ellos todo el peso de la ley”. Ley semifeudal, al servicio de los grandes burgueses y terratenientes.
               La única diferencia estriba en que la Alianza busca encarcelar a quienes luchan por la tierra, bajo la Ley Antiterrorista, mientras que la Concertación, se opone (por el momento) a la aplicación de dicha Ley. En lugar de tratarlos como terroristas (revolucionarios), esta última quiere presentarlos como delincuentes comunes. Esto último con el objeto de quitarles el apoyo popular, mostrarlos como alimañas y aislarlos de las masas.
               Unos los condenan como terroristas, otros como delincuentes. Ambas posiciones convergen y coinciden en querer aislarlos de las masas. Ambas están respaldadas en leyes dictadas por un Estado burgués-terrateniente que busca mantener el latifundio y así servir más y mejor al imperialismo, principalmente yanqui.
Las ratas oportunistas al servicio del latifundio
               Dado el ascenso de la lucha de clases en el campo, el viejo Estado burgués-terrateniente ha debido no sólo aumentar el contingente y el gasto militar, sino que  además convocar a más dirigentes oportunistas. No bastándole los actuales, han recurrido a los que habían desechado y también se ha hecho de nuevos sirvientes.
               Hace nada más unas semanas Piñera inauguraba el Área de Desarrollo Indígena (ADI) de Ercilla con los longos Curinao y Marileo. El rechazo de las masas a la podrida ADI, redujo a estos lonkos a simples trastos viejos, a dirigentes de cartón sin respaldo de masas.
               Tras el efímero paso de Curinao y Marileo, el viejo Estado burgués-terrateniente debió sacar del baúl de los recuerdos a Aucán Huilcamán, quien de inmediato se cuadró, condenando el “atentado” bajo la bandera de los derechos humanos y el “respeto a la vida”.
               Ante la mayor represión al campesinado pobre mapuche, los oportunistas intentan frenar la resistencia, diciendo: “llevemos nuestras demandas a la ONU”, “exijamos que se cumpla el Convenio 169 de la OIT”, etc. Como si no supieran que la ONU y la OIT son dirigidas por el imperialismo yanqui, el mismo que saquea los recursos del país, oprime al pueblo y mantiene la semifeudalidad y el capitalismo burocrático.
               Apuntalados por el viejo Estado burgués-terrateniente estos oportunistas plantean: “reunámonos con todos los precandidatos presidenciales y con todas las autoridades”, como si no supieran que los precandidatos y las autoridades tienen la misión de servir al imperialismo, principalmente yanqui, mantener la semifeudalidad y el capitalismo burocrático, que oprimen al pueblo.
La prueba de blancura de la CAM
               La CAM, que fuera sindicada en un inicio como la responsable de la muerte de los terratenientes, mediante un comunicado, se desmarcó. Pero lo principal del comunicado no fue declarar su inocencia, sino que sumarse a las condenas del “atentado”, calificándolo como “acciones erráticas cometidas por algunos grupos, ajenos a nuestra organización, que no se identifican”.
               El comunicado de la CAM afirma además que estas “acciones erráticas” serían producto de una infiltración derechista a “grupos cercanos a las comunidades mapuche”. Y aunque menciona que estos grupos “no se identifican”, la CAM se encarga de hacerlo, al mencionar que son ex miembros de la CAM que, en condición de huelguistas, negociaron por separado en la Cárcel de Temuco.
               Esta declaración delatora de la CAM fue saludada por el representante de la facción burocrática, Alejandro Navarro (PS), quien llamó al gerenciamiento de Piñera a escuchar todas las voces. “Una de esas voces–indicó– es la de Héctor Llaitul (líder de la CAM)”.
               Por su parte, representantes de la facción compradora, cercanos a Piñera, destacaron el comunicado de la CAM que, según mencionaron “vino a sumar fuerzas para aislar a los grupos radicalizados”.
               Producto del comunicado de la CAM, los domicilios de los ex huelguistas (comuneros de Yeupeuco) han sido allanados y se mantienen con puntos fijos policiales. Los comuneros sindicados por la CAM como los autores de lo que ellos llaman “acciones erráticas” no han sido encontrados. Hasta el momento están clandestinos.
La solidaridad no admite medias tintas
               Este podrido Estado, para mantener su orden parasitario, requiere de cada vez más fascismo. La corrupta CONADI es reforzada por la inmunda ADI. La Moneda levanta a los corruptos Marileo y Curinao. Sin obtener mayores resultados, echa mano a Huilcamán. Buscan luego a alguien más “creíble”, recurren a Llaitul que inmediatamente queda desacreditado. La lucha continúa.
               La lucha de clases está en alza. Se comienzan a deslindar los campos, son arrojadas las máscaras y cada cual debe asumir su posición de clase. Atrás quedan los tiempos de los tibios, a los traficantes se les acaba la cancha, los Huilcamán, los Marileo, los Curinao y los Llaitul, son simples pompas de jabón. Tienen fecha de vencimiento. ¡Es la hora de los que afirman!
               A los sectores democráticos nos corresponde estar del lado de las masas pobres y sus luchas, sin poner el menor reparo ni asomo de culebreo. Frente a la violencia de las masas debemos cerrar filas y respaldarla. La muerte del matrimonio latifundista Luchsinger-McKay, aun cuando no obedezca a una estrategia detallada ni sea parte conscientemente de un programa de Revolución Agraria, es producto del alza de la lucha de clases en el campo y de la podredumbre del viejo Estado burgués-terrateniente.
               Debemos solidarizar con los compañeros perseguidos. El viejo Estado intenta aislarlos, por una parte los presenta como terroristas o delincuentes y por otra parte, utiliza a Llaitul para que tienda sobre ellos un manto de dudas, para que las masas piensen “a lo mejor son chanchos” y mientras se desactiva la solidaridad caigan los golpes sobre ellos.
Es inevitable que el campesinado retome el camino de Ranquil
               Cuando los sectores más resueltos del campesinado pobre mapuche se dieron cuenta que el Consejo de Todas las Tierras, dirigido por Huilcamán, no servía para luchar, se congregaron en la CAM. Hoy cuando la CAM se vuelve servil al latifundio –contraponiendo  a la violencia de masas una inofensiva huelga de hambre, saludada desde el viejo Estado– las masas volverán a organizarse combativamente. Eso es una ley, porque las masas siempre han luchado y nunca dejarán de luchar. Las masas son como un gran río que aun cuando se pierda por momentos buscará siempre su cauce y llegará a su objetivo. Las masas de tanto buscar darán con su rumbo.
               Esta lucha de clases, espontánea todavía, muestra la necesidad de retomar el luminoso sendero de Ranquil, transformando los alzamientos campesinos en guerra popular, cercando las ciudades desde el campo, bajo la dirección del proletariado en férrea alianza con el campesinado pobre.
               La lucha de clases a medida que avance, mediante saltos, dejará de ser espontánea y se transformará en lucha consciente por la conquista del Poder. Del campesinado pobre saldrán los Espartacos, los Juan Segundo Leiva, al mando estarán los campesinos con ideología proletaria, asaltarán los cielos y harán palpitar el campo como un gran kultrún.
Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

5 comentarios en “ABAJO EL LATIFUNDIO Y SU PLAN FASCISTA ¡LA REVOLUCIÓN AGRARIA TRIUNFARÁ INEVITABLEMENTE!”

  1. pienso que los comunistas y revolucionarios chilenos estaran constituyendo o reconstituyendo el partido comunista de chile para iniciar la guerra popular, pues es importante nener en cuenta los tres instrumentos de la revolucion como nos ensena el presidente gonzalo:
    PARTIDO
    EJERCITO
    FRENTE DE CLASES REVOLUCIONARIAS
    y ademas la base de unidad partidaria, que sirve para cohesionar y conquistar el poder:
    IDEOLOGIA
    LINEA POLITICA GENERAL
    PROGRAMA
    es importante que los revolucionarios chilenos aprendan de la guerra popular que se lleva a cabo en el peru y se establescan relaciones para asi derrotar a los reccionarios de ambos paises y establecer el socialismo.

    Me gusta

  2. Vientos y truenos braman,
    tremolan banderas y estandartes,
    allí donde los hombres viven.
    Treinta y ocho años se han deslizado
    en un simple chasquear de dedos.
    Podemos tomar al brazo la Luna en el Noveno Cielo
    y atrapar tortugas en lo hondo de los Cinco Mares;
    regresaremos entre risas y cantos triunfales.
    Nada es imposible en el mundo
    si uno se atreve a escalar las alturas.

    (Presidente Mao Tse-tung, “RETORNO A LAS MONTAÑAS CHINGKANG”,
    Mayo de 1965)

    es importante que el pueblo chileno lea este importante documento del PCP a traves de su organismo generado que es el MPP difundido en la revista sol rojo como un homenaje a la tercera luminaria como lo es el presidente mao tse tung con motivo de su honomastico el 26 de diciembre.
    http://www.solrojo.org/mpp_doc/mpp_20121226.html
    pues la realidad de chile es muy similar a la del peru, sobre todo cuando entendemos sobre el capitalismo burocratico, que es el que no permite ni permitira jamas el desarrollo de nuestras sociedades,por ser estas semifeudales y semicoloniales, nuestro capitalismo es deforme y atrasado arraigado en la feudalidad pues es abastecedor de materias primas a los paises capitalistas y a el imperialismo.

    Me gusta

  3. ¿Cuál Guerra Popular es la que se lleva a cabo en el Perú? ¿la de la LOD, la de la LOI? ¿Quién, hoy día, puede con propiedad y credibilidad asumir la representación del PCP (o lo que queda del mismo)? ¿quién puede asegurar, con pruebas, que Abimael Guzmán no haya redactado, efectivamente, las “carta de paz”? ¿Acaso “aprender de la guerra popular que se lleva a cabo en el peru (sic) no supone un camino de derrota? Hay que ser muy desubicado para plantear semejante diatriba…

    Me gusta

  4. Sobre el ùltimo comentario:
    La guerra popular en el Perú la dirige el PCP y hay sólo un PCP. La LOI y la LOD no son más que engendros de los chanchos, que se arrastran tras la farsa electoral. Ya ven quí en Chile tenemos al MOVADEF dando un triste espectáculo, traficando con la guerra popular en el Perú, dándoselas de revolucionarios pasando de charla universitaria en charla universitaria, donde ni siquiera asisten las masas de estudiantes, sino que sus compinches revisionistas.

    Sobre si el Presidente Gonzalo (Abimael Guzmán) redactó o no las cartas de paz. Partimos de nuestra posición de clase, del materialismo dialéctico. El Presidente Gonzalo es un revolucionario. Nadie demuestra lo contrario. Siempre la contrarrevolución ha inventado patrañas sobre los comunistas y especialmente sobre los jefes de la revolución. Por lo tanto, esto no es nuevo, no vamos corriendo tras las últimas informaciones de la reacción para condenar a un comunista, no esperamos información de la prensa del imperialismo.

    Aplicando ese mismo criterio es que solidarizamos con los compañeros que fueron sindicados por la CAM como autores del incendio a la casa patronal. No vamos a ir detrás de las últimas declaraciones de los arrepentidos. La materia, la lucha del campesinado pobre mapuche nos informa.

    Por último afirmamos y reafirmamos la necesidad de aprender de la guerra popular en el Perú. No sólo nosotros sino que todos los pueblos del mundo debemos aprender de la lucha de clases llevada a su máxima expresión bajo la dirección de un Partido Comunista militarizado, acerado en la lucha y con la luz de la ideología del proletariado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s