VIVA LA LUCHA Y RESISTENCIA DEL CAMPESINADO POBRE MAPUCHE

“Sostengo que, para nosotros, es malo si una persona, partido, ejército o escuela no es atacado por el enemigo, porque eso significa que ha descendido al nivel del enemigo. Es bueno si el enemigo nos ataca, porque eso prueba que hemos deslindado los campos con él. Y mejor aún si el enemigo nos ataca con furia y nos pinta de negro y carentes de toda virtud, porque eso demuestra que no sólo hemos deslindado los campos con él, sino que hemos alcanzado notables éxitos en nuestro trabajo”. (Presidente Mao Tse-tung)
Los campesinos pobres mapuche han vivido una represión muy fuerte desde la creación de la república de Chile, más aún si pensamos en los años de genocidio por la lucha entre españoles y criollos. Cada vez que los mapuche fueron reprimidos hubo una resistencia férrea por parte de este pueblo invadido. Hoy, el campesinado pobre mapuche, opone una resistencia muy fuerte, cada vez que el viejo Estado los ataca por ocupar tierras usurpadas por los latifundistas. Algunas veces incluso entregando su vida por lo que les pertenece. 

Hoy, hay una importante cantidad de mapuche en Chile, pero no todos los que poseen un apellido mapuche o dicen ser mapuche son oprimidos. Hay algunos mapuche oprimidos en la ciudad, y otros tantos en el campo. El campesinado mapuche es el que sufre con mayor fuerza la represión del Estado Burgués-Terrateniente.  Pero ¿Por qué decimos que no todo mapuche es oprimido? Porque algunos son opresores, ejemplo de ello son el político burgués Francisco Huenchumilla (DC) o el traidor Aucán Huilcamán quien lucra en el extranjero con su pueblo,  o el paco Millacura, quien asesino al estudiante Manuel Gutiérrez el 2011. Esto nos muestra que la contradicción principal, es la contradicción de clase y la principal contradicción de clase es entre las clases oprimidas y las clases opresoras. Por ello, el viejo Estado ataca a los que más luchan, los que tienen intereses opuestos con quienes monopolizan el capital y la tierra, en la ciudad y el campo. En el último tiempo se han venido sucediendo algunos hechos importantes sobre la lucha del  campesinado pobre mapuche. Primero, un allanamiento violento a una comunidad que fue repelida por los integrantes de ésta a perdigones como método de autodefensa. Luego un ataque a una comisaría en el alto Biobío en respuesta a la provocación por ubicar un retén en medio de un territorio que reivindican las comunidades del lugar. 
Los últimos hechos ocurrieron en la comuna de Ercilla, región de la Araucanía, donde un campesino mapuche perseguido por el viejo Estado fue encontrado muerto en un campo del sector. Hayan sido policías o paramilitares, lo claro es que quien asesino a este luchador son agentes al servicio de latifundistas amparados en el viejo Estado. Estos hechos no son casualidad, la clases opresoras han iniciado la reacción, la ola represiva desde el viejo Estado, desde la legalidad de sus leyes, pero también desde la ilegalidad que esta amparada en este sistema semifeudal y semicolonial. Es decir, como no se ha barrido con la semifeudalidad (latifundio y servidumbre), aún no existe un verdadero desarrollo de la  democracia en este país, por lo cual el viejo Estado actúa desde la legalidad o fuera de toda convención de su misma democracia burguesa,  para cumplir sus objetivos.
Sumado a estos hechos se encuentra la lucha de los trabajadores forestales, de los cuales una parte son mapuche. Ellos realizaron una gran manifestación a nivel nacional donde lograron algunas reivindicaciones, cuestión no menor, ya que la industria forestal es una de las más grandes de Chile junto con la minería y la pesca. Lo importante que aquí se da cuenta de que la lucha en el sur se encuentra más fuerte que nunca, y la resistencia continúa, campesinos y obreros luchando en pos de un cambio en sus condiciones de vida e incluso muchos piden un cambio estructural al sistema económico.
Es por ello necesario unir las luchas del campo y la ciudad, y reconocer a los opresores y oprimidos, saber cuáles son nuestros enemigos en el seno del pueblo, como algunos lonkos yanaconas vendidos, las ratas traidoras de los testigos protegidos,  y el revisionismo junto con el oportunismo electorero que sirven al viejo Estado. Y por otro lado cuales son nuestros amigos, es decir, los pobladores, los obreros que luchan, los estudiantes luchadores desligados de partidos electoreros burgueses, los mapuche que luchan por sus tierras y son reprimidos por las fuerzas policiales en el campo. Todos ellos, son el germen de la Revolución de Nueva Democracia en Chile. 
Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s