UN TRUENO DE PRIMAVERA EN LA INDIA

A continuación reproducimos en su totalidad una carta del PC de China a los comunistas y masas alzadas en armas en la India. Este texto permite comprender los inicios de la lucha armada que dan origen a la Guerra Popular en la India. 

Fuente: RENMIN RIBAO, EL DIARIO DEL PUEBLO,

ÓRGANO DE PRENSA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHINA, EL 5 DE JULIO DE 1967

Un violento trueno de primavera conmueve la tierra india. Los campesinos revolucionarios de la región de Darjeeling se levantan en revuelta.

¡Así, de la lucha armada revolucionaria bajo la dirección de los revolucionarios del Partido Comunista de la India, nació en la India una región rural roja! Se trata de un importante desarrollo de la lucha revolucionaria del pueblo indio.

Estos últimos meses, bajo la dirección de los revolucionarios del Partido Comunista de la India, las masas campesinas de la región de Darjeeling se liberaron del yugo del revisionismo moderno y de todas sus cadenas.

Arrancaron tierras y armas a los terratenientes y a los grandes cultivadores cerealistas, castigaron a los déspotas locales y a los caciques, tendieron emboscadas a los soldados y policías reaccionarios que trataban de aniquilarlos, demostrando de este modo el enorme poder de la lucha armada revolucionaria de los campesinos.

Con un desprecio absoluto por el imperialismo, el revisionismo, los funcionarios corruptos y los malversadores, los déspotas locales y los caciques, los soldados y los policías reaccionarios, los campesinos revolucionarios se han atrevido a derribarlos y acabar con ellos.

Este acto de los revolucionarios del PCI es justo y excelente. El pueblo chino saluda calurosamente la tempestad revolucionaria de los campesinos de la región india de Darjeeling.

Los marxistas-leninistas y los pueblos revolucionarios del mundo entero la saludan con entusiasmo.

La revuelta de los campesinos indios y la revolución del pueblo indio son inevitables porque son consecuencia de la dominación reaccionaria del Congreso Nacional Indio. Bajo su dominación, la India, formalmente independiente, sigue siendo todavía una sociedad semicolonial y semifeudal.

Como representante de los intereses de los príncipes feudales, de los grandes terratenientes y de los burgueses burocráticos y compradores a nivel interno, el gobierno del Congreso Nacional oprime y explota cruelmente al pueblo; en el plano exterior, sin dejar de depender del imperialismo británico, antiguo soberano de la India, se ha arrojado ahora en los brazos de sus nuevos amos, el imperialismo estadounidense y su cómplice número uno, la camarilla revisionista soviética, traicionando con la mayor perfidia los intereses de la nación.

Como enormes montañas, el imperialismo, el revisionismo soviético, el feudalismo y el capitalismo burocrático y comprador imponen una carga gigantesca al pueblo indio, especialmente a las grandes, esforzadas y sufrientes masas obreras y campesinas.

En estos últimos años, a causa de la creciente opresión y explotación del pueblo por el gobierno del Congreso Nacional y de la política de traición a la nación aplicada con el mayor celo, se han sucedido año tras año las hambrunas en la India, con muertos de hambre por todo el país.

El pueblo indio, especialmente la gran masa campesina, ha sido reducido a una situación extrema. En la actualidad, los campesinos revolucionarios de la región de Darjeeling se levantan en revuelta finalmente, se levantan para llevar a cabo una revolución violenta.

Es la señal precursora de una revolución violenta en que participarán cientos de millones de indios de todo el país.

El pueblo indio terminará por derribar esas enormes montañas y se emancipará por completo. Es la tendencia general, irresistible, de la historia india.

¿Qué camino ha de seguir la revolución india? Es una cuestión fundamental de que depende el resultado de la revolución india y el destino de los 500 millones de indios. La revolución india debe seguir el camino que se sustenta en los campesinos, debe crear bases de apoyo rurales, debe perseverar en una lucha armada prolongada y cercar las ciudades desde el campo para triunfar finalmente en las ciudades.

Es el camino de Mao Tse-Tung, (es el camino victorioso que recorrió la revolución china), es el camino que todos los pueblos y naciones oprimidos deben emprender necesariamente para alcanzar la victoria en la revolución.

Nuestro gran guía, el Presidente Mao, dijo ya hace 40 años: “veremos levantarse en las provincias centrales, del sur y del norte de China a cientos de millones de campesinos, impetuosos, invencibles, como un tifón, y ninguna fuerza podrá contenerlos. Romperán todas sus cadenas y se lanzarán por el camino de la liberación. Cavarán la tumba de todos los imperialistas, señores de la guerras, funcionarios corruptos y malversadores, déspotas locales y caciques.”

El Presidente Mao indicó explícitamente hace ya mucho tiempo que el problema campesino ocupa un lugar de extrema importancia en la revolución popular. Los campesinos son la fuerza principal de la revolución democrática y nacional contra el imperialismo y sus lacayos, son los aliados más seguros y más numerosos del proletariado.

La India es un gran país semicolonial y semifeudal con 500 millones de habitantes, la inmensa mayoría de los cuales son campesinos. Una vez movilizados, cientos de millones de campesinos indios se convertirán en una fuerza poderosa e invencible de la revolución india.

Si el proletariado indio se alía con cientos de millones de campesinos, las vastas zonas rurales indias experimentarán una agitación extraordinaria y cualquier enemigo, independientemente de su poder, podrá caer derrotado en una épica guerra popular.

Nuestro gran guía, el Presidente Mao, nos enseña: “la tarea central y la forma suprema de la revolución es la conquista del poder por la lucha armada, es resolver el problema de la guerra. Este principio revolucionario del marxismo-leninismo es válido en todas partes, tanto en China como en otros países”.

Como la revolución china, la revolución india se caracteriza por la oposición de la revolución armada a la contrarrevolución armada.

La lucha armada es la única vía correcta para la revolución india; no hay otras vías fuera de ésta.

Patrañas como el “gandhismo”, “la vía parlamentaria” y demás son el opio empleado por las clases dominantes indias para adormecer al pueblo indio.

Sólo apoyándose en la revolución violenta y tomando el camino de la lucha armada podrá la India salvarse y el pueblo indio liberarse totalmente.

Yendo al detalle, hay que movilizar sin reservas a las masas campesinas, establecer y reforzar las fuerzas armadas revolucionarias, utilizar la serie de estrategias y tácticas flexibles y dinámicas de la guerra popular concebidas por el Presidente Mao para hacer frente a la represión de los imperialistas y de los reaccionarios, momentáneamente más poderosos que las fuerzas revolucionarias, persistir en la lucha armada prolongada y arrancar paso a paso la victoria de la revolución.

Partiendo de las particularidades de la revolución china, nuestro gran guía, el Presidente Mao, indicó la importancia del establecimiento de bases revolucionarias en las regiones rurales.

El Presidente Mao nos enseña: para perseverar en la lucha armada prolongada y triunfar sobre el imperialismo y sus lacayos, hay que “transformar las regiones rurales atrasadas en bases fuertes de vanguardia, en grandes fortalezas revolucionarias, tanto desde el punto de vista militar, político y económico como cultural, para poder luchar contra los feroces enemigos que atacan las regiones rurales desde las ciudades y hacer triunfar, paso a paso, en una lucha prolongada, la revolución en toda China”.

La India tiene un vasto territorio, las inmensas regiones rurales son el punto débil de la dominación reaccionaria, que proporcionan así un vasto campo de acción para los revolucionarios.

Mientras los revolucionarios proletarios indios persistan en la aplicación de la línea revolucionaria del marxismo-leninismo, del pensamiento de Mao Tse-Tung, se apoyen en los campesinos, este gran aliado, las condiciones estarán listas para crear en las vastas campiñas atrasadas, una tras otra, bases revolucionarias rurales avanzadas, para construir un ejército popular de nuevo tipo.

Independientemente de las dificultades y las vueltas y revueltas por venir, esas bases revolucionarias terminarán por desarrollarse en oleadas, formando una mancha de aceite.

Así, la revolución india podrá crear gradualmente una situación en que se asistirá al cerco de las ciudades por el campo y se desbrozará el camino a la toma de las ciudades y a la victoria en todo el país.

Los reaccionarios indios están enloquecidos por el desarrollo de la lucha armada en la región rural de Darjeeling. Sienten próxima la catástrofe y gritan que la revuelta de los campesinos de Darjeeling podrá “convertirse en un desastre nacional”. Los imperialistas y los reaccionarios indios buscan cualquier medio de reprimir la lucha armada de los campesinos de Darjeeling para asfixiarla en germen.

La camarilla traidora de Dange y un puñado de jefes revisionistas del Partido Comunista Indio calumnian y atacan vigorosamente a los revolucionarios de Darjeeling por sus grandes conquistas.

El llamado “gobierno independiente del Congreso” de Bengala Occidental se sitúa abiertamente del lado de los reaccionarios indios en su sangrienta represión de los campesinos revolucionarios de Darjeeling.

Se trata de una nueva prueba de que estos renegados y estos revisionistas son los típicos perros guardianes del imperialismo estadounidense y del revisionismo soviético, lacayos de los grandes terratenientes y de la gran burguesía de la India.

Lo que ellos llaman “gobierno independiente del Congreso” no es más que un instrumento de estos terratenientes y de esta gran burguesía.

Pero, a pesar de la colusión de los imperialistas, los reaccionarios indios y los revisionistas modernos, sus sabotajes y su represión, las antorchas de la lucha armada prendidas por los revolucionarios del Partido Comunista Indio y los campesinos revolucionarios de Darjeeling no pueden ser apagadas.

“Una chispa puede incendiar toda la pradera”.

La chispa de Darjeeling terminará por incendiar toda la pradera. ¡La gran tormenta de la lucha armada revolucionaria que se extiende por toda la India lo asolará todo!

Aunque el camino de la lucha revolucionaria india sea largo y tortuoso, la revolución india, a la luz del gran marxismo-leninismo, del brillante pensamiento Mao Tse-Tung, logrará la victoria final.

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s