MULTITUDINARIO PARO NACIONAL DEL SECTOR PÚBLICO

Imagen: Trabajadores del sector público cortando el tránsito en la Alameda, jueves 28 de octubre. 

Desde el 20 de octubre, los trabajadores del sector público se han movilizado para arrancar un mayor reajuste a las migajas que ofreció el gobierno. Este reajuste mísero de tan solo un 3,2% (menor que el IPC) ha impulsado a los trabajadores a organizarse en protesta, ya que, además, el reajuste no considera bonos por término de conflicto y otros puntos que consideran las negociaciones.

Las marchas y mítines se han concentrado en las afueras del Congreso en Valparaíso y en Santiago centro, convocando a miles de personas. Frente a la intransigencia de la casta de burócratas y políticos serviles a los grandes burgueses, el paro se extenderá en primera instancia hasta el miércoles, día que se discutirá por segunda vez si se acepta la propuesta del gobierno en el Congreso. Los trabajadores se preparan para trasladarse allá y expresar su repudio ante la medida, lo que da a entender el alto grado de deslegitimidad que tiene el viejo Estado.

A diferencia de los trabajadores en general, los empleados del sector público no tienen derecho a negociar colectivamente para mejorar sus condiciones salariales y de trabajo. Por ende, a través de las negociaciones que se realizan mediante la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales), el Colegio de Profesores u otras organizaciones gremialistas y sindicalistas, los trabajadores pueden intentar mejorar sus condiciones laborales. En este sentido, a pesar de que el Partido “Comunista” y la Nueva “Mayoría” han tratado durante todos sus gobiernos de cabalgar sobre las masas y manipular sus luchas a través de estas organizaciones, el repudio de miles de trabajadores desborda sus políticas de corporativización. El miserable reajuste ni siquiera alcanza a los 1.500 pesos mensuales y, además, niega los derechos conquistados mediante históricas movilizaciones, tales como los bonos por fin de conflicto, derecho al bono de vacaciones, entre otros.

El pueblo trabajador ve con horror cómo los altos mandos del viejo Estado aumentan sus sueldos y beneficios de manera descomunal, mientras a ellos se les niega un reajuste al menos equivalente a la inflación. En la práctica, mientras se elevan los costos básicos de la vida en el país, un reajuste inferior a la inflación implica depreciación del salario. Es decir, en términos reales, el sueldo del período anterior vale menos que en el presente. ¿No se expresa acaso que la crisis se desata sobre los hombros del pueblo, reduciendo su salario?

Si pensamos que muchos de los empleados del sector público ganan el sueldo mínimo o un poco más, tenemos que la realidad familiar de fin de año es estrujada. Los trabajadores cuentan con los dineros recibidos por los bonos adjuntos en cada negociación y no recibirlos es una afrenta a los trabajadores más pobres del país. A esto debe sumársele las inestables y deficientes condiciones laborales, el clientelismo o presiones extra económicas a las que son sometidos, el silencio comunicacional de los monopolios proimperialistas de comunicación, etc., todos factores que expresan las condiciones semifeudales sobre las que se desenvuelve la super explotación que beneficia a un puñado de capitalistas burocráticos en Chile.

Mientras los politiqueros se aseguran con leyes a su medida -incluyendo sueldos y bonos ostentosos-, la combatividad de las masas populares crece por todo el país. El descontento del sector público se ha expresado en masivas marchas, cortes de calle, concentraciones y paros desenvueltos, medidas que continuarán durante la próxima semana. Las últimas informaciones también señalan que se sumó a la protesta el sector del Registro Civil.

El camino del pueblo luchador es el democrático, mientras que las migajas ofrecidas por los añejos representantes de las clases explotadoras es el burocrático. Tras el fracaso del vergonzoso circo electoral, cada paso que da el viejo Estado devela aún más su carácter, su esencia. Y este es un órgano de las clases dominantes que se debate en una profunda crisis de credibilidad ante el pueblo, mientras las contradicciones entre las facciones de las bandas que intentan gobernarlo se agudizan.

¡VIVA LA LUCHA DE LOS EMPLEADOS DEL SECTOR PÚBLICO!

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s