IV CONGRESO DE ESTUDIANTES DE PEDAGOGÍA BÁSICA: PONER LA PEDAGOGÍA AL SERVICIO DEL PUEBLO Y SUS LUCHAS

Difundimos un comunicado del FERP donde se analiza y reflexiona respecto a la organización nacional de los estudiantes de Pedagogía en Educación Básica, tomando posición porque esta sirva a la revolución democrática nacional y no al viejo Estado.

IV CONGRESO DE ESTUDIANTES DE PEDAGOGÍA EN EDUCACIÓN BÁSICA: UNA NECESIDAD DE PONER LA PEDAGOGÍA AL SERVICIO DEL PUEBLO Y SUS LUCHAS

El 1 y 2 de Diciembre, en la Universidad de Concepción, 8° Región del Bio-Bio, se celebró en la facultad de educación el IV Congreso Nacional de Estudiantes de Pedagogía en Educación Básica.
Cuatro ejes lo conformaron y diversas exposiciones de profesores, estudiantes y educadores populares estuvieron presentes.
Como FERP saludamos esta instancia que contó con la participación de estudiantes de diversas universidades del país pertenecientes del Norte hasta el extremo sur austral de Chile. El V Congreso se realizará en Coyhaique el año 2017.
La resolución final en plenaria fue la de conformar una Coordinadora Nacional de Estudiantes de Básica y otras ideas afloraron como la de fundar una revista pedagógica, un centro de estudios, conformar un currículum único nacional con las especificaciones correspondientes a cada realidad, todo esto con la idea de poner tareas a la floreciente coordinadora y, además, se mencionó la necesidad de que ésta tome posición respecto a la Nueva Carrera Docente y la próxima Prueba Inicia.
A modo de reflexión, queremos aportar con el siguiente análisis para que la eventual conformación de la Coordinadora esté al servicio no sólo de los y las estudiantes, sino de todo el pueblo y sus luchas:
– En el mismo congreso se pudo evidenciar que muchas carreras de diversas universidades no cuentan con organizaciones que permitan un traspaso democrático de la información, lo que dificultará una articulación de la Coordinadora Nacional. A modo de ejemplo, en Básica del Pedagógico, la desarticulación a causa de la burocrática dirección del centro de estudiantes por parte de las juventudes del falso Partido Comunista (JJ”CC”) el año 2011 destruyeron la organización. Ésta, con esfuerzos de las propias masas, se ha intentado levantar los años siguientes. Hace poco la carrera eligió como orgánica la conformación de un Consejo de Delegados, el que no ha podido ser conformado por el reflujo de las movilizaciones tanto internas como por las de carácter nacional y el posterior bombardeo académico (como forma de castigo por parte de las autoridades por movilizarnos) que tiene completamente agobiado a los y las estudiantes no sólo Básica, sino de todo el Pedagógico. Los Centros de Estudiantes deben ser levantado allí donde no hay no sólo para articular bien la propia carrera o la Coordinadora Nacional, sino que para avanzar mediante la discusión, el debate y la propia participación en las movilizaciones, sobre principios políticos al servicio del pueblo.
– La inexistencia de un currículum nacional (o unificado) ha creado un contraste abismal entre las pedagogías Básicas de las diversas universidades del país. Estudiantes de Calama (norte de Chile) denunciaban la nula existencia de didáctica en sus prácticas, contrastando con la U. de Concepción la que ha logrado fuertes avances en el desarrollo de la investigación pedagógica. El conformar el currículum nacional permitirá reducir esas diferencias, respetando las necesidades de cada realidad local, es decir, conformándose como flexible y de constante análisis con críticas por parte de estudiantes y profesores.
– Sin embargo, ni el currículum nacional ni la Coordinadora nacional por sí sola llegaran a buen puerto en el ámbito pedagógico si esta no avanza en posicionarse del lado de las clases oprimidas, entendiendo que vivimos en una sociedad dividida en clases y la educación no puede ser neutra. Revisemos una cita de José Carlos Mariátegui en “Textos sobre educación”: “Precisamente, lo que falta todavía en el Perú a la corporación de maestros primarios es un definido orientamiento ideológico. (…) la apetencia de nuevos métodos, el deseo de nuevos caminos, son perentoria aunque difusamente sentidos por casi todos los maestros jóvenes. En la misma vieja guardia no son raros los espíritus sensibles a esta sed de renovación. El trabajo o el proceso que tiene que cumplirse gradualmente es el de la transformación de este estado de ánimo en un estado de conciencia.” Y esa conciencia de la que habla Mariátegui, fundador del Partido Comunista del Perú, es de una conciencia de clase con miras a la Revolución, y tal como este revolucionario latinoamericano dijera: “La educación en Nuestra América sólo puede ser comprendida como problema económico-social” y “No es posible democratizar la enseñanza de un país sin democratizar su economía y sin democratizar, por ende, su superestructura política
– Todo lo anterior jalona a que se rechace la Nueva Carrera Docente de forma coordinada y nacional, ya que ésta sólo viene a fomentar más el pensamiento liberalista del individualismo y de la competencia al obligar a los docentes a saltar por sobre los demás para poder ascender en los encasillamientos y que, con su prueba INICIA, buscará (al igual que el SIMCE) reducir la acción pedagógica a un relleno de círculos en la hoja de respuesta, sin ligar la pedagogía en teoría y práctica, sin considerar que la pedagogía es un amplio ejercicio y que una prueba estandarizada de este tipo jamás podrá reflejar realmente las habilidades y los conocimientos de los estudiantes de pedagogía que deberán rendirla en su 1° y 4 ° de carrera.
– Finalmente, debemos mencionar que esta Coordinadora Nacional debe fomentar y ponerse en la práctica del lado de las masas trabajadoras, ya que el pensamiento progresista lo encarna el proletariado en la presente época. Que impulse no sólo profesores “críticos”, sino que docentes activistas, organizadores de sus colegas y estudiantes, que promueva el pensamiento científico de ligazón entre la teoría y práctica para que estudiar no sea una abstracción (como tanto le gusta “filosofar” al postmodernismo) y que estos docentes apoyen toda lucha justa del pueblo. Los estudiantes, como parte de la juventud, tienen el deber de combatir y resistir del lado del pueblo, sea cual sea la profesión que estudien. Fomentar la amplia participación democrática, poniendo atención también en combatir las manifestaciones patriarcales que oprimen a nuestras compañeras, buscando imprimir en la pedagogía el pensamiento de que las mujeres “son la mitad del cielo” y no el sexo débil como plantean los teóricos burgueses en la actualidad.
 Si queremos cambiar realmente la educación de raíz, debemos entender que se logrará sólo como parte de la Revolución. ¿Por qué? Porque la cultura hegemónica es de las clases dominantes y sólo una revolución que tiene por misión poner a las clases oprimidas como constructoras de su propia economía, política y, por ende, de su propia cultura, logrará democratizar la enseñanza de nuestro país.
Este pensamiento debe reflejarse en las publicaciones de la eventual revista y en los trabajos a realizar por el centro de estudios, sino, todas estas iniciativas se transformarán en un apéndice del viejo sistema, del Estado y su reproducción cultural.
 
 ¡POR UNA EDUCACIÓN GRATUITA, NACIONAL, CIENTÍFICA Y AL SERVICIO DEL PUEBLO: LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!
 
 ¡DESPERTAR LA FURIA REVOLUCIONARIA DE LA MUJER! 
 
 ¡COMBATIR, RESISTIR ES DEBER ESTUDIANTIL!
 
Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s