REPORTE DE UNA MANIFESTACIÓN CONTRA LA REUNIÓN DE LA OSCE (ALEMANIA)

Publicamos la noticia de una importante protesta antiimperialista en Alemania, Estado que actúa en colusión y pugna con el imperialismo yanqui. Saludamos desde acá el estado de ánimo del proletariado europeo y nos sumamos al grito de que los pueblos oprimidos del mundo debemos unirnos contra la agresión imperialista.

El 8 y 9 de diciembre tuvo lugar en Hamburgo la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la “Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa” (OSCE). Sin embargo, el aparato represivo de la República Federal Alemana movilizó previamente una fuerza sin precedentes. Con más de 13.000 policías, 22 cañones de agua, 18 tanques, 35 barcos, miles de vehículos de emergencia, escuadrones con perros y caballos, 10 helicópteros y 700 fuerzas especiales de la policía tomó todo el lugar donde se encuentra el “Hall de Exhibiciones”, el cercano barrio de Sternschanze, el de St. Pauli y la completa militarización del centro de la ciudad y los residentes y visitantes fueron intimidados.

2.jpg

En este contexto, la Alianza Contra la Agresión Imperialista (BGIA) llamó a una manifestación bajo el lema “¡Contra los belicistas de la OSCE y del G-20! ¡Viva la resistencia de los pueblos!”, que también pudo leerse en el lienzo frontal de la manifestación. Pocos días después de la publicación de la fecha de la manifestación, la máquina de propaganda de los gobernantes cobró impulso y comenzó a denunciar la demostración y a la BGIA. El periódico local de Hamburgo “Morgenpost” les dedicó varios artículos, que incluían entre otras: “¡Hamburgo puede prepararse para disturbios! El 8 de diciembre se celebrará la reunión de dos días de la OSCE con los ministros de relaciones exteriores, en las salas de exposiciones de Hamburgo y la radical “Alianza Contra la Agresión Imperialista” quiere manifestarse en la tarde a las 18 horas en el borde de la zona de seguridad –y ciertamente no sólo pacíficamente […] De acuerdo con el organismo de inteligencia (de protección constitucional), la Alianza es una coalición “de los grupos, organizaciones, partidos e individuos de diferentes países”, que considera la violencia como “un medio legítimo para alcanzar sus objetivos políticos”. Su terreno común es “la lucha antiimperialista e internacionalista”. “

“El Mundo” fue más allá y puso la demostración en el contexto del apoyo del supuesto “terrorismo”: “La alianza anti-imperialista es relevantemente conocida […] La Alianza se reúne en el Centro Internacional de Brigittenstraße 5, también conocido como B5. “Los grupos residentes se solidarizan con las organizaciones terroristas y comunistas de la India, Perú y las regiones autónomas kurdas”.”

La “Hamburgesa Abendblatt” dijo principalmente lo mismo, pero adicionalmente atacó directamente al representante de la demostración: “Según la información de Abendblatt, la demostración fue anunciada por un antiguo miembro asociado a los simpatizantes de la RAF” y agregó información sobre su supuesta residencia.

3.jpg

Los periódicos locales no perdieron la oportunidad de alabar al equipo militar y la fuerza de la policía. Este fue un intento por crear un clima amenazante y minar la moral del movimiento revolucionario y progresista en Hamburgo para intimidarlos.

4.jpg

A pesar de esta campaña previa de difamación a la manifestación, y sin una gran convocatoria de  movilización nacional, al menos 2.000 persona se reunieron en la tarde del 8 de diciembre en el metro Feldstraße, las que se manifiestaron contra la visita de los belicista, el genocidio contra los pueblos oprimidos y contra  la consiguiente ocupación de la ciudad. La policía incluso comenzó su actividad antes del inicio de la manifestación, con el fin de intimidar a los manifestantes. Con la división de caballería y un desfile con luz azul de los coches de policía en las proximidades de los manifestantes, directamente al comienzo tratando de crear de un clima de intimidación. Cuando la manifestación comenzó a desplazarse, ella fue detenida directamente por embestidas de las unidades de policía. Al parecer un permiso no había sido expedido para empezar a caminar. Después que la demostración probó que dichos actos de intimidación en el día no iban a funcionar y mostró su estado de ánimo firme y combativo, la manifestación continuó su camino. Bajo una gran presencia policial, con una guardia apostada a ambos costados por la mayoría de la manifestación y el uso continuo de un helicóptero de la policía que era una parte de la zona restringida.

El “Comité por los derechos básicos y la Democracia” describe la situación en la planta de la siguiente manera: “Es para informar, sino también de la presencia policial por completo de gran tamaño en torno a una participación menor en esta demostración, en relación de hasta 2.000 manifestantes. Nuevos cañones de agua, varias unidades especiales – ESC (unidad de detención), USK (Unidades Comando de Apoyo), BESI (pruebas) – y un enorme ejército de policías fuertemente armados acompañaron la manifestación. La impresión de demostración del potencia de Estado policiaco queda confirmada. “Esta evaluación también es confirmada en los informes de los medios burgueses, quienes informan que” se usa un corridor muy estrecho de dos líneas de la policía antidisturbios también y sobre todo cerca de ambos lados de la marcha de protesta […]. Cada participante tenía a su lado su policía personal vigilándolo.” Por un lado,  la policía calculó mal en cuanto a la movilización de la BGIA y no minaron, por otro lado, la determinación de los manifestantes.

5.jpg

En la manifestación, varias organizaciones revolucionarias de migrantes y de alemanes, un gran número de jóvenes revolucionarios, migrantes y algunos residentes locales estuvieron involucrados. En los discursos fueron denunciados el belicismo de los Estados miembros de la OSCE y lo visible, el aumento de la militarización de las autoridades de represión estatal. Además, el ataque y posterior encarcelamiento de la reacción hacia el  revolucionario turco Musa Aşoğlu fue condenado y exigieron su inmediata liberación.

A pesar de la presente intimidación, antes y en la demostración, se muestra claramente que la legítima lucha de los pueblos del mundo contra el imperialismo encuentra su eco en los países imperialistas y aquí, en el corazón de la bestia, tiene soporte. La manifestación fue una señal de que, a pesar de la masiva campaña de desprestigio por la prensa burguesa, el pueblo luchador en Hamburgo no quiere ser dividido en  “buenos y malos manifestantes”, no quieren y no permiten, haciéndose evidente que las fuerzas consistentemente anti-imperialistas no están aisladas.

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s