CONSTRUCCIÓN REVOLUCIONARIA: SOBRE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN AUSTRIA (2016)

Nota del editor:

Publicamos documento de la organización Construcción Revolucionaria de Austria sobre las recientes elecciones presidenciales en ese país. Aquí denuncian al candidato del Partido Verde, rostro liberal del imperialismo, quien le dio un respiro al gobierno imperialista de Austria tras ganarle las elecciones al candidato fascista. Sin embargo, no son más que dos caras de una misma moneda.

En todo el mundo el oportunismo busca ser un salvataje de los viejos Estados, ya sean imperialistas (como Austria) o naciones oprimidas (como Chile). Son las fuerzas auxiliares frente al desgaste de los partidos tradicionales y emergen como la “única alternativa” a los candidatos fascistoides, pero insistimos, no son sino el “rostro liberal del imperialismo”.

En Chile, el Frente Amplio y sus potenciales socios de Revolución Democrática, el Partido Humanista y el Movimiento Autónomo, encarnan esta línea oportunista. Y aunque sus bases honestamente ansían democracia e igualdad, no la conseguirán parchando y apuntalando este viejo Estado. Hoy, la decisión política de no votar y la justeza del boicot activo de las elecciones son el camino del pueblo, un camino que fortalece la lucha revolucionaria y prepara a la clase y el pueblo para las batallas por conquistar y construir una auténtica nueva política, economía y cultura.

Publicamos también la nota de Asociación Nueva Democracia (Alemania): “Publicamos en español este informe de Construcción Revolucionaria sobre las últimas elecciones en Austria, por ser importante para aplastar con la practica revolucionaria concreta las posiciones oportunistas como la del revisionista Avakian y su partiducho el PCR, que en lugar de llevar a cabo el boicot activo, dijeron que estaban por no votar; pero se pusieron a esperar los resultados de la contienda burguesa , para esperar que de ella se produzca una “nueva situación” y llamar a luchar contra una facción burguesa, contra el archireaccionario Trump, diciendo: que “En nombre de la humanidad nos negamos a aceptar a un EE.UU. fascista” y llamar a la “resistencia”.

“Resistencia”, que de acuerdo a su propia argumentación  no es otra cosa que una “desobediencia civil”. Avakian y sus gentes, ni siquiera son consecuentes “antifascistas” y llaman a la resistencia armada. Sino, llaman a “todas las formas de protesta”. Es decir protestas pacíficas por defensa de derechos hasta donde lo permite el orden burgués en el país imperialista que hace décadas lleva una guerra sangrienta contra el pueblo de los EE.UU. y donde las masas están demostrando a todos estos pacifistas como hay que enfrentar la violencia reaccionaria, como hay que enfrentar el chovinismo imperialista en las propias entrañas de la bestia que es la superpotencia imperialista hegemónica única.

Lo  que hacen los avakianistas, no es más que irse detrás de la otra facción burguesa que ha perdido las elecciones, es decir, de la facción que representa el Partido Demócrata y su candidata la Hilary Clinton. Avakian así se ha ubicado en el  lugar que le corresponde políticamente, es decir del oportunismo con el cuento revisionista de “acumular fuerzas” para “cuando sean millones” hacer la “revolución”, no dice ni cómo ni cuándo. Lenin dijo al respecto en el Estado y la Revolución, que pensar ganar a la mayoría del proletariado y el pueblo bajo las condiciones de la dictadura de la burguesía, no sólo es oportunismo sino además una estupidez política.

Repetimos una vez más, la contradicción no es entre fascismo y democracia burguesa como quiere hacer creer Avakian; sino entre revolución y contra revolución. No es entre democracia y fascismo, diferentes formas de gobierno de la dictadura burguesa, de la república burguesa, sino entre dictadura del proletariado contra dictadura de la burguesía, entre república socialista y república burguesa. Y la dictadura del proletariado y la revolución socialista hay que conquistarla y desarrollarla con Guerra popular. Partiendo de conquistar y desarrollar el nuevo Poder de dictadura del proletariado con guerra popular. Ese es el camino de la revolución también en los países imperialistas.”

Sobre las elecciones presidenciales en Austria 2016 

Por Construcción Revolucionaria de Austria

Las elecciones presidenciales en Austria del 4 de diciembre fueron ganadas por Alexander Van der Bellen, con una tendencia constante hacia Norbert Hofer. Construcción Revolucionaria intervino en cada período de la campaña electoral de un año de duración sobre la base del boicot activo de las elecciones y desarrolló muchas actividades. La clase dominante la manejó, con una fuerte dramatización de la campaña electoral, promoviéndola como “decisión histórica orientada al futuro”, para elevar la participación en la votación e integrar de alguna manera (pero no sólo!) partes de las masas de la pequeña burguesía en la campaña electoral. La integración de partes importantes de las masas fue hecha principalmente por Van der Bellen, el candidato del Partido Verde, que se presentó como un “independiente”, pero recibió el apoyo de casi todos los partidos parlamentarios. El movimiento que se creó para la campaña electoral de Van der Bellen llegó desde las ciudades a las aldeas e incluyó a jóvenes y ancianos, que fueron unidos en un primer momento con el objetivo de “prevenir” a Norbert Hofer, nacional alemán, nacional-socialista. Con esta campaña la burguesía alcanzó una fuerte movilización por sus propios intereses: popularizar las elecciones entre el pueblo sobre la base más amplia posible y crear la ilusión de que podían “participar” en la dictadura del capital. Así, la clase dominante podría estabilizarse en cierto grado con las elecciones, lo que significa una pequeña victoria para ellos. Al mismo tiempo, el movimiento que fue creado por Van der Bellen es extremadamente heterogéneo, se unieron para evitar que el candidato oponente ganase, lo que significa que la base del movimiento es muy inestable y la burguesía no puede basarse en él a largo plazo.

15202557_1344201138947509_6618382097561480200_n

La contradicción entre la clase gobernante y el pueblo (especialmente la clase obrera), entre la Austria imperialista y los pueblos oprimidos (semi) colonial, así como las contradicciones entre la burguesía austriaca y otros imperialistas, seguirá aumentando. Van der Bellen puede ser considerado como un candidato, que representa a las partes de la clase dominante que quieren seguir el camino de una UE más fuerte, mejorando el centralismo político de la UE y la creación de un ejército de la UE. Teniendo en cuenta de que las contradicciones inter-imperialistas, especialmente con Rusia y los EE.UU. se incrementará. No sin una razón, Van der Bellen criticó al nuevo presidente estadounidense Trump por hacer una declaración que lleva a “dudar de la capacidad de la Alianza de la OTAN”. Sin embargo Hofer fue un candidato de aquellos sectores, que quieren un papel más agresivo de la burguesía austriaca, y no necesitan absolutamente la UE en su forma política actual. Su derrota electoral no significa que ya no haya opción para el capital austriaco; sólo significa que no es la opción en este momento. Por la razón de que también bajo el presidente Van der Bellen no podemos esperar medirse en contra del mayor empobrecimiento de grandes partes de las masas, ni el saqueo del pueblo oprimido (semi) colonial será debilitado, y no tomará acciones de lucha contra el fascismo en avance, el movimiento que lo ha llevado a la victoria electoral se debilitará y se romperá en un futuro próximo.

15241940_1344201125614177_4316097770608316270_n

Los sectores de las organizaciones políticas y los “partidos” que exigían la votación por Van der Bellen como “mal menor” eran una parte importantes de la “izquierda” para construir del movimiento electoral. Crearon la ilusión de que realmente sería una “decisión fundamental”, que tendría una importancia principal para las masas. Con esto son ahora corresponsables de todos los crímenes que el imperialismo austríaco bajo este presidente verde hará contra las masas en todo el mundo y en Austria. En cierto punto es comprensible que las personas que tienen pensamientos anti-nacional-socialistas se han alejado de la dinámica política de la campaña electoral y estaban cegados con ilusiones, pero las organizaciones y los “partidos” que se unieron a este terrible juego, tienen que responder por esto en los próximos años. Apoyaron el rostro “liberal” del imperialismo convirtiéndole en presidente con sus llamamientos y ayuda activa, y no pueden borrarlo fácilmente al hablar el día después de las elecciones de “resistencia y lucha”.

La derrota electoral de Norbert Hofer, como mencionamos anteriormente, no es una derrota final. Tal vez la persona de Norbert Hofer fue impedida, pero no podemos ignorar que alcanzó un alto resultado de dos dígitos, y así creó un terreno estable para estos sectores de la burguesía para las elecciones en el futuro y también mejoró la posición política general de estas fuerzas, también Si bien ahora no pueden realizar inmediatamente sus planes.

Fue remarcable que grandes partes de las organizaciones de la llamada “izquierda” apoyaran a Van der Bellen. Pero debe quedar claro que el principal enemigo en este país debe ser el imperialismo austriaco, con todas sus caretas. El resultado de las elecciones también demostró que hay un potencial estable de las masas, que no participa en las elecciones, a pesar del enorme esfuerzo de la clase dominante. Muestra que la posición principal del boicot activo de las elecciones burguesas no es sólo justo, sino que también debe ser especialmente potenciado en el futuro. Tiene que ser más fuertemente movilizado contra todas las medidas anti-pueblo y anti-obrero, de la burguesía y deben ser subrayados la orientación hacia el apoyo y la simpatía con el camino revolucionario hacia el socialismo y el comunismo. Dentro de nuestras propias filas nos dimos cuenta de alguna forma de presión, iniciada por la campaña electoral de larga duración de la burguesía, pero por otro lado también podríamos desarrollar nuestras propias fuerzas en cuestiones importantes, especialmente bajo estas condiciones. Hemos utilizado correctamente nuestras posibilidades en los puntos más importantes y nuestra valoración política fue correcta en el lado principal, aunque nos ha demostrado que tenemos que ser más flexibles y rápidos en las cuestiones tácticas con la creciente complejidad de la lucha de clases en Austria. Sobre la base de las posiciones que ocupamos en el último año, tendremos éxito. La polarización de la lucha política, que se hizo durante las últimas elecciones, intensificó las condiciones, pero también aclaró la línea divisoria entre la reacción y la revolución, que es muy buena. Esta nueva situación puede ser utilizada por nosotros si nos basamos aún más en las partes más profundas de las masas y cuando seguimos la vía revolucionaria del socialismo y la reconstitución de las fuerzas comunistas en Austria con toda nuestra simpatía y poderoso apoyo.

¡Boicot activo de las elecciones!

¡No hay ilusiones en el imperialismo!

¡Abajo el capital – adelante a la revolución!

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s