PARA QUÉ Y PARA QUIÉN SOMOS SOCIALISTAS

Seguimos adelante con la semana de conmemoración por la fundación del Partido Comunista de Chile, hito de la clase obrera nacional sucedido el 2 de enero de 1922 (hace 95 años), con un gran texto de Recabarren acerca de la razón por la cual existen los socialistas, léanse hoy comunistas (no falsos comunistas, rojos por fuera y burgueses por dentro).

Recabarren refleja en sus escritos y acciones los postulados de Marx y Engels, quienes dijeron en el Manifiesto Comunista: “Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Las clases dominantes pueden temblar ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar.

¡ PROLETARIOS DE TODOS LOS PAISES, UNIOS !”

El actual Partido “Comunista” no ve diferencias entre el Partido Obrero Socialista (POS) -primer partido obrero fundado por Recabarren- y el Partido Comunista de Chile, sección de la Internacional Comunista. Por ello, no conmemoran la fecha de su fundación, sino que la del POS (4 de junio de 1912). Así, intentan ocultar a las masas populares el hondo significado de lo necesario que es un partido proletario marxista-leninista, hoy marxista-leninista-maoísta, para llevar a cabo la revolución que libere las cadenas a las masas trabajadoras. Cadenas de acero que, con la unidad del pueblo y bajo una auténtica dirección proletaria, saltarán como el barro.

slide_14.jpg

El Socialista, Antofagasta 30/01/1919.

PARA QUÉ Y PARA QUIÉN SOMOS SOCIALISTAS

Comprender toda la grandeza completa del socialismo, comprender el inmenso bien que produce y producirá a la especie humana, sentir este ideal palpitante en nuestro ser y dejarlo vivir en nosotros ¿y esto es todo?

¿Somos socialistas para nosotros y para conversar entre socialistas las grandezas del socialismo?

¿Qué debemos hacer entre los indiferentes y los ignorantes?

¿Qué debemos hacer entre los adversarios?

¿Qué debemos hacer entre nuestra familia, cuando ella es adversa a nuestro ideal?

¿Qué debemos hacer entre todas las personas que nos rodean?

Lo que debemos hacer es ser socialistas en todas partes. Querer que nuestro ideal sea comprendido primero, amado después, y propagado en seguida por cada una de las personas que puedan estar en nuestro contacto.

Para poder propagar nuestro ideal de manera que siempre atraiga y convenza, se hace preciso que cada socialista estudie la manera de saber propagar este ideal, cada vez con elementos más perfectos.

Nuestra conducta, nuestro cuidado personal, nuestra capacidad mental, nuestra ilustración y educación, nuestro modo de apreciar y de juzgar todos los ideales caducos, perjudiciales al progreso, nuestro modo de ser entre amigos y enemigos, y en donde quiera que nos encontramos debe desarrollarse de manera que siempre resulte atrayente la presencia de un socialista y aún más, que se desee la compañía de un socialista.

De esta manera nuestro ideal se impone por su grandeza moral reflejada y practicada en cada socialista.

Pero esconder el ideal dentro de nosotros mismos, temer propagarlo en los sitios de nuestras labores, temer propagarlo aun en el propio hogar, eso no es ser socialista.

Practicarlo, llevar a la práctica nuestro ideal, como sea posible en el presente, por encima de todos los prejuicios es la única manera de conducirlo al triunfo. Un ideal que no se practica, es un ideal muerto.

como-funciona-el-capitalismo-facil-como-una-muralla.jpg

Anuncios