18 DE MARZO DE 1871: ¡GLORIA A LA COMUNA!

Con motivo de una nueva conmemoración de la Comuna de Paris reproducimos un texto de  Recabarren publicado en la prensa proletaria que él impulso y que evidencia su permamente preocupación por la educación ideológica de la clase obrera en el camino de su  liberación.

Por Luis Emilio Recabarren Serrano

Publicado en El Proletario, Tocopilla, 18 de marzo de 1905.

Los sublevados de París que al grito de la “Comunne” (comuna) quisieron derribar la opresión burguesa, cayeron asesinados por millares en este día sangriento de la historia proletaria.

Ellos buscaban la libertad de los pueblos y uno de sus primeros actos fue derribar, destruyéndola, la columna que sostenía el busto de Napoleón, el más sangriento de los carniceros humanos que ha existido sobre la tierra.

images.jpg

La “Comunne” proclamaba lo que llevamos como un programa en nuestros corazones los que nos llamamos hombres libres; proclamaba el trabajo para todos como una necesidad para la salud física, la producción y el consumo en común y el libre cambio por la acción libre de los hombres.

La guardia nacional, que constituía el pueblo de París armado, secundó la acción del pueblo, aprovechando el desbarajuste producido con la derrota impuesta por Alemania.

Pero como los gobiernos se amparan todos, el gobierno alemán puso en libertad al ejército francés prisionero y vencido, con el cual el gobierno francés fusiló al pueblo matando más de 35 mil trabajadores y destrozando así la primera revolución comunista que proclamaba la vida libre.

El fracaso de este movimiento se debió a la poca orientación de los revolucionarios, que no tuvieron las suficientes energías para imprimir la verdadera marcha a este acto libertador.

Pero este fracaso que, en todo caso, marca la primera jornada hacia la vida real, recordará en nuestra mente la necesidad de una reparación pronta y nos servirá de lección a los revolucionarios de todos los pueblos, para cuando llegue la segunda jornada, no vacilar ni detenernos un instante en la marcha vigorosa de la revolución, que ha de concluir con las iniquidades presentes, para alzar el trono de la justicia a donde nadie pueda destruirlo. ¡La “Comunne” fue el primer grito de los sublevados del mundo lanzado por el pueblo de Francia! Quiera nuestra suerte que la segunda acción sea también la final…

No quisiéramos pensar nunca en los hechos sangrientos y violentos para realizar los ideales puros de reformar el mundo malo de hoy, para tomarlo bueno y feliz. Mas la valla poderosa que nos coloca el egoísmo y la soberbia burguesa, nos indica que sólo la fuerza es lo único capaz de vencer.

Ya hemos rogado y suplicado mucho, nuestras lágrimas y nuestras quejas han sido suficientes para ablandar el corazón burgués. ¡Se necesita un océano de sangre caliente!

Nuestros hermanos de la Francia nos señalaron el camino, gritemos con ellos: ¡gloria a la Comunne y sus mártires!

índice.jpg

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s