CÉSAR OLHAGARAY, “EL RAYADOR”

César Olhagaray, el Rayador

Un artista visual entre la juventud popular

En nuestro recorrido por la fiesta “La Pintamos, la rapeamos” (ver nota haciendo click aquí) nos encontramos con Cesar Olagaray un divertido muralista que tiene un particular estilo de rayar y analizar la realidad. De entrada nos dice: “Soy el rayador, porque rayo todo, no solamente muros y llegue acá, porque me invitaron a hacerles clases y estoy haciendo clases gratis a nivel universitario a La Pintamos Crew, los muralistas grafiteros que organizaron esta fiesta”.

César nos invita a escuchar sus mentiras, mientras empieza a explicarnos su mural, el que cuenta una historia o varias historias si uno quiere: una mujer a la que le cuelgan muchos hijos, que sirve al hombre goma y la mujer va sobre una patineta. Una luna con una bandera chilena y llena de volcanes. Un hombre bote que saca a pasear a los pescados y un pescado que se entusiasma con una sirena y termina asado en una parrilla.

La historia las va creando al tiempo que las imágenes salen de su pincel. Pinta lo que piensa.

¿Cómo diseñas las ideas y conceptos que expones?

Yo voy inventando, mi hermano me dice que soy mitómano y lo asumo, pues soy mitómano de imágenes. O sea, cuento mentiras… una cosa que he descubierto es que las mentiras no van muy lejos porque tienen patas cortas, pero yo no creo que sea por eso, sino porque algún día se transforman en verdad. Es cosa de leer los diarios y la televisión.

Cuéntanos de ti…

Soy de profesión artevisualista, es  mi carrera de 45 años. Mi nido fue mi participación en la parte artística de las Brigadas Ramona Parra del 70 al 73, durante el gobierno popular, luego me agarraron preso por lo mismo y tuve que salir al exilio. Todavía estoy en Alemania, con un pie acá y el otro allá. Estudie en Chile y en Alemania.

¿Y acá en la población que haces?

En la población estoy ayudando, dándole clases universitarias a los grafiteros y están muy agradecidos. Son como esponja, aprenden muy rápido. Son muy talentosos, muy capaces, hacen maravillas. 

Agradecemos a César por su buena disposición y entusiasmo al trabajar codo a codo con la juventud popular.

Ve a César con su mural terminado en:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.