LA BATALLA DE SANTIAGO EN ABRIL DE 1957

60 años del Levantamiento urbano de abril de 1957

La necesaria vigencia del Levantamiento Popular

“La Batalla de Santiago” es el nombre con que se conoce a las protestas populares de los días 2 y 3 de abril de 1957, en la ciudad de Santiago. Este levantamiento fue el reflejo del agotamiento del capitalismo burocrático y su proceso de profundización, que se desenvolvió desde la década de los 20’ y entró en crisis política, económica y social en la década de 1950. Esta crisis fue resistida por el pueblo a través de tomas y ocupaciones de fábricas, convocatorias a paro nacional y tomas de terreno en las periferias de las grandes ciudades.

El capitalismo burocrático es un sistema deformado que ha convertido a nuestra economía en una “bodega” que el imperialismo y sus aliados locales saquean a su antojo e interés.

El año 1957, el gobierno del fascista pro yanqui Carlos Ibáñez del Campo, intentó frenar la crisis, aplicando las medidas de la misión Klein-Saks (compuesta por banqueros yanquis), que en lo fundamental buscaba reducir el gasto del Estado. Esto se reflejó aún más en las pésimas condiciones en que vivía el pueblo, principalmente los más pobres. Lo que detonó el justo levantamiento fue el alza de la tarifa del transporte público en Santiago, Valparaíso y Concepción, principales centros urbanos de Chile.

asd.jpg
Fascista Carlos Ibáñez del Campo

El alzamiento como expresión de la lucha de clases

La protesta popular tuvo como antecedente las manifestaciones en Valparaíso, dirigidas por un Comando contra las Alzas y el consecuente enfrentamiento con la policía, que tuvo como consecuencia 1 muerto y varios trabajadores heridos. Al día siguiente, en Santiago explotó en forma espontánea el Levantamiento Popular, congregándose en el centro de Santiago las masas pobre: barricadas, saqueos a locales comerciales y armerías. Obreros, pobladores y estudiantes se tomaron las calles: “En la Gran Avenida, un grupo de estudiantes liceanos de ambos sexos subieron a un bus Fiat que pasaba sin guardia ninguna. Uno de los estudiantes, pistola en mano, exigió al chofer que devolviera a los pasajeros ‘los cinco pesos robados’. Como éste no atinaba a moverse ante el argumento de la pistola, una de las secundarias tomó dinero de la caja y entregó a cada pasajero el dinero que estimaba que habían pagado demás. En la esquina se bajaron muy alegres y satisfechos entre numerosos aplausos”. Este hecho lo consigna La Tercera en 1957.

índice.jpg

El gobierno decretó estado de sitio y desencadeno la represión, dejando al menos una veintena de muertos y más de 300 heridos como saldo de la heroica lucha. El gobierno, totalmente sobrepasado, tuvo que revocar la medida y se vio incapacitado de frenar el desarrollo de la lucha de clases, que venía en alza.

Desde esta fecha el capitalismo burocrático no ha hecho más que dar miserias al pueblo y estrujar a los más pobres para llenar los bolsillos de imperialistas, de grandes burgueses y de latifundistas. Las lecciones del Levantamiento popular de 1957 dejan en evidencia la importancia de la lucha popular, plenamente vigente hoy.

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s