LA GRAN LUCHA DE LOS SINDICATOS DE LA SIP Y SUS LECCIONES

SIP es la Sociedad de Instrucción Primaria, conocida también como la red de “colegios Matte”. Ésta cuenta con 18 establecimiento repartidos en 11 comunas de Santiago, tales como Renca, Quinta Normal, Pedro Aguirre Cerda, Lo Espejo, San Bernardo, San Ramon, La Granja, La Pintana, entre otras. De esta manera, tiene una gran cantidad de alumnos de escasos recursos y gracias a esto, los colegios Matte logran obtener grandes cantidades de dinero por parte del Estado.

IMG-20170428-WA0002

Este 6 de marzo, cumpliendo un acuerdo legal, el sindicato de auxiliares junto al sindicato de profesores y administrativos de la SIP, hicieron entrega del proyecto de contrato colectivo, donde los trabajadores de los establecimientos exigieron las mejoras laborales que encontraban pertinentes. Al no ser aceptado por los contratistas, se dio inicio al proceso de negociación, el cual consta de una huelga por parte de los trabajadores hasta que se llegue a un acuerdo.

Los principales puntos que exigieron los trabajadores en este contrato colectivo para mejorar fueron:

  • Un aumento salarial de un 6% en el 2017 y un 4% en el 2018, consiguiendo un 4% y un 2,5%, respectivamente.
  • Generar una comisión mixta para re-estructurar el Plan de Trabajo y Desarrollo (PTD), sistema con que se evalúa de manera arbitraria a los profesores para categorizarlos y así fijarles el sueldo. En este punto se consiguió que el comité de re-estructuración sea compuesto en un 50% por el sindicato.
  • Que la siguiente renegociación del contrato colectivo se realizara en 2 años más, en vez de 3, como ha sido anteriormente. Se logró fijarlo para 2 años y medio más.
  • Bonos y dineros para locomoción, que se lograron aumentar de manera significativa después de no haber sufrido cambios en 9 años.

A pesar de que finalmente llegaron a un acuerdo con 394 votos a favor y 199 en contra, los trabajadores declararon que realmente no están muy feliz con el acuerdo. La huelga realmente les afecta más a ellos mismos, puesto que no recibieron sueldo. Por ende, el acuerdo fue aceptado para lograr cierto éxito en la negociación antes de que se debilitara el movimiento.

IMG-20170428-WA0007

La ley laboral en la que se enmarca la negociación colectiva es lo que el sindicato identifica como la razón principal de que estos acuerdos no funcionen. Es justamente este punto lo que debe ser combatido por estos sindicatos, donde se expresa al servicio de quiénes están las leyes y todo el aparataje estatal. La ley laboral obliga a fijar fechas que les conviene a los empleadores para las renegociaciones de contrato colectivo, como también obliga a los trabajadores a defender su contrato colectivo estando en huelga y, por lo tanto, sin estar recibiendo su sueldo, bombardeando de esta forma la moral de los trabajadores.

Esta ley que tanto defiende los intereses de los contratistas es herencia de la Junta Militar Fascista de Pinochet y como nos cuenta el sindicato, uno de los grandes motivos de que beneficie tanto a los contratistas es que ellos mismos la redactaron. Los dueños de la SIP son la familia Matte, una de los más grandes monopolios del país que históricamente han influido directamente en la formación del Estado burgués-terrateniente. Mientras hacen hasta lo imposible por bajar el sueldo a sus trabajadores año tras año, cuentan con una fortuna avaluada como Grupo Matte en 8.400 millones de dólares (según el ránking Forbes de magnates para el 2017). Por otro lado, la actual presidenta de la mesa directiva de la SIP es María Teresa Infante Barros, ex Ministra del Trabajo y Previsión Social de Pinochet entre 1989-1990.

La familia Matte ha utilizado y utiliza el poder político y su fortuna, como no puede ser de otra manera, para su propio beneficio, ejerciendo opresión sobre el pueblo, tal como esta vez pudimos ver que hicieron y hacen con los trabajadores de la educación en sus establecimientos. Al mismo tiempo, el viejo Estado, identificado con los de su clase, es cómplice de la opresión, manteniendo y ejerciendo leyes que van en contra del pueblo.

El pueblo no puede quedar indiferente y no lo hace. Estudiantes y apoderados de los colegios Matte, siendo conscientes de la lucha de sus profesores, administrativos y auxiliares, mostraron en variadas ocasiones su apoyo, sumándose a manifestaciones y aportando en lo que podían mientras duró la movilización. Pero esto aún no acaba, pues el acuerdo ya se zanjó, pero la opresión Matte y la del viejo Estado aún perdura. No hay que dejar de luchar, pues a pesar de que se fracase temporalmente, el pueblo está destinado a triunfar.

 

 

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s