HISTORIA USACH EN PARO CONTRA ACADÉMICOS ACOSADORES

Sigue adelante el proceso de denuncia y protesta contra los profesores de la Facultad de Humanidades USACH, Luis Ortega y Augusto Samaniego.  El Centro de Estudiantes de Licenciatura y Pedagogía en Historia, junto a la carrera de Estudios Internacionales, han consolidado un fuerte y amplio movimiento que comparte el repudio al acoso sexual dentro de las aulas.

test 3.png

Durante el año 2016, dentro de las dependencias de la Facultad de Humanidades, los testimonios de hostigamiento y acoso sexual circulaban entre compañeros y compañeras de la carrera de Historia. Se tomó como medida exploratoria realizar un catastro que reuniera aquellos testimonios. Andrea Diu, Vice-presidenta del Centro de Estudiantes, relata a Periódico El Pueblo:

“Todo esto nace a raíz de un catastro de acoso sexual que se establece a partir de la comisión de géneros y sexualidades del Centro de Estudiantes de Historia del año pasado. Esto, porque era muy fuerte y chocante que cuando las nuevas generaciones llegaban a la carrera de Historia, uno de los primeros comentarios que aparecían eran sobre tener cuidado con ciertos profesores, con ciertas cátedras de Pedagogía y Licenciatura en Historia porque te miran, porque te tocan, porque te pueden llamar a su oficina estando sola, porque hay rumores de que a ella y ella la acosaron. Entonces, de eso se inició el catastro que duró aproximadamente de 4 a 5 meses. De ahí se generan 25 denuncias hacia Augusto Samaniego y Luis Ortega, de los cuales 11 personas iniciaron sumario administrativo en consecuencia del catastro. Los resultados se presentaron en el departamento de Historia y al jefe de carrera”.

Seguido de estos resultados, mientras se llevaba a cabo el sumariado de los acosadores, se levantó un Comité de Buenas Prácticas para elaborar un protocolo que pudiese dar solución concreta al problema del acoso sexual en la carrera:

test 6“Lo importante es que mientras hacen esto no resuelven la problemática de los dos profesores denunciados. Inicia el sumario, comienza el proceso y cuando llegamos al 2017, nos encontramos que Luis Ortega está haciendo un ramo de ciclo básico de licenciatura en Historia. El Centro de Estudiantes se entera de esto y con apoyo de todos los estudiantes de tercer año se va a alegar al Departamento y se crea un curso espejo dictado por otro profesor. La misma cátedra y a la misma hora”.

Valeria Abett de la Torre, delegada de la Comisión de género y sexualidades, rápidamente sostiene: “El protocolo no resolvió el problema real, ya que prohibía las relaciones entre académicos y estudiantes y no entendía que el problema era tener profesores acosadores sexuales en las aulas. Por decisión de Asamblea, como estamento estudiantil decidimos retirarnos y presentar una contrapropuesta de protocolo. La mayoría de los profesores no estuvo de acuerdo con estos puntos”.

Ya agotados los recursos regulares de la institución para hacerse cargo de estos hechos –situación calcada de las alumnas del Liceo 7-, los profesores no han sido ni expulsados, ni amonestados. El Departamento de Historia y Rectoría se han lavado las manos y han invisibilizado estas prácticas repudiables. Las propias estudiantes dicen que: “en clases han acorralado a compañeras, las miran en los pasillos… en el fondo es un hostigamiento que ya ni siquiera se da en la sala de clases sino que en la facultad, en los pasillos, en todos lados”.

Claramente, la cuestión se ha tratado de intereses de poder y no de voluntad “democrática”, ni de reglamentos “transparentes”, ni por asomo de “formación valórica”, de los que se han jactado todos los colegios y universidades en donde hay denuncia de acoso sexual.

“El Departamento de Historia ha blindado a los profesores y ha culpado a los estudiantes de historia por hacer difusión de lo que está pasando, por decir que dos profesores incurrieron en prácticas de acoso sexual. En ningún momento el departamento de Historia ha dicho “vamos a prestar ayuda a las compañeras afectadas”, “vamos a erradicar este tipo de prácticas”. Han dicho que no pueden hacer nada y que no pueden dañar la imagen de estos profesores porque son un ícono de la academia. Ante esto empezamos a levantar una organización más fuerte y radical porque encontramos que las medidas institucionales no son la solución”.

Hasta el momento, los estudiantes de Historia y Estudios Internacionales han llevado a cabo una exhaustiva campaña de difusión y denuncia a partir de marchas, declaraciones, infografías y también apoyando otros casos de acoso escolar, tal como lo ocurrido en el Liceo 7 Teresa Prats.

El siguiente enlace contiene las infografías que recogen algunos testimonios particulares de estudiantes afectadas: https://www.facebook.com/pg/ceehistoriausach/photos/?tab=album&album_id=1876124245941612

https://www.facebook.com/ceehistoriausach/

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

2 comentarios en “HISTORIA USACH EN PARO CONTRA ACADÉMICOS ACOSADORES”

  1. El acoso sexual es un comportamiento inmoral y principio de la moral burguesa, ademas porque la prostitution es uno de los renglones económicos mas rentables de la riqueza imperialista-capitalista, EEUU. Singapur colonia burdel del imperio gringo pero así funciona el capitalismo mundial, y allí con los docentes no son acosadores como principio normal son DEPRAVADOS que se visten de acosadores. En medio del capitalismo nunca esta desviación desaparecerá sólo cuando la guerra popular lo haya echo añicos.
    El trabajo ideológico es un trabajo que transforma en la medida en que la lucha de clases transforma, es en medio de la guerra maoísta, sólo asi hay transformacion de comportamiento y reconocimiento de la clase y de la conducta comunista en las interelaciones comunistas; en el escenario capitalista donde se practica la lucha revolucionaria no existe conciencia comunista sólo unas disciplinas que obligan a guardar distancia de los demas compañeros y sobre todo obligados por esas disciplinas a guardas las reglas disciplinarias que seguramente estan plasmadas en sus reglamentos. Eran los soldados rojos comunistas? NO!!!!!!!! Eran combatientes y obligados a cumplir las disciplinas del partido…Mao llamó a respetar al pueblo en todas sus manifestaciones, no podían sobrepasarse so pena de ser sancionados severamente de acuerdos a los estatutos del Partido. Pero eran mienbros del Partido y en particular del ejercito rojo. Asi que reclamar o denunciar sin un avance revolucionario donde se pueda EJERCER LA DICTADURA DEL PROLETARIADO y sancionar de verdad las conductas inmorales capitalistas, seria una mera charlatanería y confundiría ante los ojos del proletariado participante y apoyante todo el trabajo que ustedes hacen preparando a las masas para la guerrra popular maoísta. Es obvio que los cuadros que tienen la obligación de dar el ejemplo y que lo hacen basados en sus principios comunistas son los mas sobresalientes ejemplos de respeto comunista. Pero ante los cuadros que tienen la obligación de dar el ejemplo y que lo hacen basados en sus principios comunistas son los mas sobresalientes ejemplos de respeto comunista. Pero ante la masas es otra cosa que no lograr superar el papel escrito, cientos de escritos sobre desarrollar conciencia revolucionaria antesala de ser buenos comunistas ha terminado no de la mejor manera, lo vemos en los procesos revolucionarios y en la práctica con la masacre mostruosa que se hizo con el proletariado Chileno en la época del revisionista Allende.
    Todos estos militantes que sean acosados…sus hostigadores deben ser expulsados de la organización eso si no sin antes ponerse a prueba su posible rehabilitación y su propia autocrítica, no corregido frente a esos procesos se procede a ser expulsados.

    Gloria al proletariado Chileno!!!!!
    Gloria al todo poderoso Pensamiento Gonzalo!!!!

    En resumen en Raucana el Partido Comunista del Perú instalo un nuevo poder rojo al servicio de los pobres, que logro mejoras significativas en la organización y bienestar del pueblo.

    Se estableció un Comité de orden y disciplina interna, que administraba justicia en la vida cotidiana de la población. Se reprimió cualquier intentó de organizar pandillas de delincuentes, como abundan en otras poblaciones pobres de Lima.

    Se sancionó el robo, maltratos a las mujeres de parte de los maridos, no se admitía la drogadicción, la irresponsabilidad familiar, y otros delitos. Los pobladores que infringían las reglas de conducta interna eran sancionados.

    El que robaba a un pobre era severamente castigado, y en algunos casos la sanción sin piedad era la expulsión del pueblo” .

    El prestigio de la seguridad interna implantada en Raucana se hizo conocido en los pueblos jóvenes que rodean Lima. Raucana sin delincuentes, sin alcohólicos y sin traficantes de droga, fue una fama que corrió como un reguero de pólvora. Los pueblos jóvenes que sufrían la plaga de la delincuencia común, en lugar de recurrir a la policía o al ejército para resolver este problema, solicitaban ayuda a los pobladores de Raucana.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s