¡LUIS MARILEO Y PATRICIO GONZÁLES NO SON DELINCUENTES, SINO LUCHADORES MAPUCHE!

El asesinato de los weichafes (guerreros) mapuche y el rol de la prensa servil

¡Luis Marileo y Patricio Gonzáles no son delincuentes, son luchadores mapuche!

El año 2008, cuando Fuerzas Especiales de Carabineros asesinaron al weichafe Matías Catrileo, uno de sus compañeros llamó a Radio Bio Bio con el fin de denunciar y esclarecer su asesinato:

Temían que la represión les quitara el cuerpo, manipularan las pruebas y no se supiera la verdad. Finalmente, solo la movilización de su familia y apoyadores de la lucha mapuche lograron que fuera imposible ocultar los hechos.

Muchos ejemplos tenemos de represión del viejo Estado y ocultamiento de la verdad. Podemos citar el caso de Manuel Gutiérrez, estudiante asesinado el año 2011, donde la policía negó su participación al principio, pero la movilización de su familia y la población organizada en marchas y protestas lograron que no se acallara la participación del paco Millacura.

La lucha de clases se ha agudizado, la represión al pueblo mapuche se ha recrudecido y esa prensa que se pretende “independiente”, evidencia su posición por la legalidad, por el Estado, por la gran propiedad, condenando la justa violencia de las masas para defenderse y luchar por sus intereses. En el caso de la lucha del pueblo mapuche se juegan su supervivencia: ya los quisieron exterminar en la Conquista, en la Ocupación de la Araucanía y ahora quieren dejarlos sin tierra, sin agua, sin jóvenes luchadores, negarles la autonomía y cultura propia.

Con esa posición, los medios “masivos de comunicación” sirven a los más egoístas y podridos intereses, ya que esa ley, ese Estado y esa gran propiedad fue impuesta a sangre, fuego y genocidio. Hoy continúa imponiéndose con miseria, militarización y la más cruenta represión a los niños, jóvenes y familias mapuche.

Este sábado fueron asesinados dos luchadores mapuche: los jóvenes Luis Marileo y Patricio Gonzáles, de 24 y 23 años, respectivamente. De inmediato, el hecho fue difundido por la prensa burguesa como un hecho criminal e inclusive, la noticia de Radio Bio Bio habló de “prontuario”, en una actitud completamente racista, incriminando al mapuche y victimizando al ex capitán convertido en latifundista, Ignacio Gallegos Pereira. Precisamente, lo que para este medio es un “prontuario delictual”, en realidad es prueba de la trayectoria de lucha y la persecución a estos jóvenes luchadores.

prontuario Bio bio.jpg

Como denuncia el Periódico Werken: Pero lo que no dicen estos medios de comunicación, es la verdad de lo ocurrido, que los jóvenes Weichafes estaban en búsqueda de un caballo que se le había perdido a Luis Marileo y cuando fueron a rescatarlo fueron acribillados a sangre fría por el ex uniformado que estaba fuertemente armado”.

El carabinero inscribió un caballo robado y Luis, con tres personas más, fue a conversar con el capitán en retiro para que se lo devolviera y este los repelió a balazos, comentaron los testigos que trabajan en el fundo. “No le crea a la prensa, ellos van a publicar solo mentiras.” Comenta una lamngen de la zona”.

En esta zona se expresa en forma aguda la contradicción que se da entre el latifundio forestal, corrupto, asesino, subsidiado por Pinochet y el Partido Único (Chile Vamos y Nueva Mayoría), el latifundio agrícola (en manos de capitales imperialistas y terratenientes chilenos) y el pueblo Mapuche, que fue reducido en la ocupación de la Araucanía, pero que persistió en la lucha que ha tomado fuerza y prestigio entre el pueblo chileno. Es a esa fuerza y a esa unidad a la que temen quienes disfrutan de su gran riqueza hoy y quienes actúan como sus zalameros sirvientes, aún cuando intenten vestirse de independencia y objetividad. La lucha de las masas no se detiene y obliga a todos a tomar posición.

A continuación, reproducimos la nota de un nuevo colaborador:

Los jóvenes mapuche luchan, el viejo Estado y sus coristas temen

“No debiera extrañarnos la posición que adquieren los medios de comunicación ligados a los monopolios, quienes sin dejar derecho a la duda razonable, de inmediato califican a dos weichafes de “delincuentes”. Antes fue “terroristas”, luego “delincuentes” y los últimos intentos han sido de “narcotraficantes”; así es como la prensa sirve a este estado en su guerra de baja intensidad.

La primera nota de los “chupamedias” de biobiochile.cl, al enterarse de los nombres de los caídos fue su “prontuario”, de forma de no dejar dudas sobre el carácter de la acción en la que cayeron los jóvenes combatientes, intentando tacharlo de delincuencia común. No obstante, no debemos dejar que esta propaganda cale entre nosotros, pues debemos difundir este nuevo asesinato; vendrán más asesinatos y debemos estar preparados para no dejar que el Estado se salga con la suya. El paco asesino es un peligroso latifundista, fascista, capitalista y evidente enemigo del pueblo mapuche, que con justeza recupera su territorio en busca de la autodeterminación para su nación: ¡¡Tan solo imagínense un vecino de tales características!!

El Estado de Chile tiene el deber de deslegitimar la lucha, porque tienen miedo, porque con toda la corrupción de los pacos (en casos de armas y plata), de los senadores y diputados, de los gobiernos de turno, de sus amos, los grandes empresarios (pollo, papel, SQM, farmacias, laboratorios, Penta, Caval, etc.), de los milicos, hasta del mismo sistema de justicia que investiga solo lo que le conviene; tienen miedo, porque ven que hay pueblos en Chile que están dispuestos a quitarles sus privilegios por la vía de la fuerza, porque grandes masas democráticas del país apoyan esta lucha, a la vez que levantan sus propias demandas, porque el Estado sabe que son las masas las que hacen la historia y si las masas toman la violencia revolucionaria para quitarles el poder, va a ser poco lo que ellos puedan hacer para evitarlo.

Es tal y como lo dicen los peñi y lamngen, que “si uno cae, diez se levantan”, pero eso no lo dicen solo los mapuche, sino también los revolucionarios que afirman que “la sangre no ahoga la revolución, sino que la riega”.

Como si fuera poco ver a un hermano caído, los pacos asesinos se ocuparon de hostigar la columna fúnebre que retiró los cuerpos en el SML de Temuco, con su carro lanza aguas, lacrimógenas y la acción del zorrillo, como queriendo hacer ver a los peñis “quien tiene el poder”. Esto no es diferente de la resistencia mapuche frente a las dos millones de hectáreas que suman las forestales Arauco y Mininco, no es diferente a la lucha de las comunidades contra los megaproyectos, contra los yanaconas que intentan conciliar los intereses de los mapuches con los del Estado burgués-terrateniente.

Como decíamos, el Estado teme, teme a que el pueblo mapuche luche por sus derechos nacionales, teme a que el pueblo chileno apoye las justas demandas y luche por las suyas; en resumidas cuentas, teme a que el pueblo chileno y mapuche se unan para derrotarlo, para que estos dos pueblos al fin decidan si van a hacer un país juntos o no, en donde sean los pobres de estas naciones quienes decidan qué se produce en las tierras, qué se enseña en las escuelas y universidades, cómo se organiza la justicia, cómo defenderse de ataques extranjeros, qué hacer con la delincuencia, que políticas de salud se aplican. Vale decir, tienen miedo a que estas dos naciones peleen unidas por el Poder. Teme a que su estrategia de mantener divididos a los mapuche entre ellos ya no está resultando y a que tampoco le está resultando el mantenerlos divididos con el pueblo chileno. Teme a que esta alianza avance en derrotar a sus enemigos comunes, algo en que los mapuche tienen pasos avanzados.”

Anuncios

COLO – COLO: MASIVA MARCHA DE HINCHAS CONTRA BLANCO Y NEGRO S.A.

20.000 colocolinos se reunieron en una marcha  familiar ayer, 11 de junio, para protestar contra la concesionaria Blanco y Negro S.A. y el negocio futbolístico en general. Las concesionarias son dueñas de los clubes deportivos y rigen los destinos de éstos a través del mercado de valores, la especulación, perjudicando las necesidades deportivas del país y a los hinchas. Esto convierte al deporte más popular de Chile en un negocio cada vez más monopólico, haciendo más ricos a los súper ricos, sin pensar en la gente que quiere disfrutar de un espectáculo deportivo a un precio accesible.

La marcha, que partió en Plaza Italia en dirección al poniente y terminó en la ex sede de Colo Colo (Cienfuegos #41), evidenció la gran cantidad de consignas sociales y políticas, tales como los reclamos por el alto precio de las entradas, consignas contra la invasión yanqui a Siria y contra la invasión israelí a territorio palestino, lo que nos demuestra que las hinchadas son mucho más que la “delincuencia y vandalismo” que muestra la televisión monopólica. Al contrario, son organizaciones, principalmente juveniles, donde también hay disputas en el terreno ideológico entre aquellos que buscan servir al pueblo o los que buscan servir a las mafias de los ultra ricos. Es decir, son susceptibles de organizarse en pos de un objetivo común que beneficie a las masas populares.

Finalmente Fernando Monsalve, presidente del Club Social y Deportivo (CSD) Colo Colo, dió las gracias a los asistentes y manifestó que el trabajo del CSD es “trabajar unidos con hinchas, socios, piños, garreros, etc. Solo nos queda agradecer”.

20170611_123745.jpg

A continuación dejamos las reivindicaciones de los hinchas:

(1) Recuperación del rol de los Clubes Sociales: los clubes en general, idealmente y siempre que así lo estimen los hinchas, deben volver a ser administrados por estos. Es decir, esta ocasión no solo será una instancia para rechazar el poder que tienen las S.A. en nuestro campeonato, sino también para rememorar y reivindicar el funcionamiento que siempre tuvieron nuestros clubes.

(2) Fútbol por cadena abierta: Una de las ideas macro es terminar con el CDF, a fin de recuperar el fútbol por televisión pública, al acceso de todos, para así lapidar el rol inescrupuloso que este tiene en la ANFP. Tal como se sabe, esta cadena televisiva ha sido el ducto de respiración para la nefasta administración económica/financiera que han tenido las S.A.

 (3) Vuelta de la familia a los estadios: se ha sido tajante en modificar un Plan Estadio Seguro que solo ha disminuido la afluencia de público al estadio, alejando de lleno a la familia futbolera, dado que “caen justos por pecadores”. Quien ha ido al estadio los últimos años logra apreciar claramente el error de foco que tiene este proyecto, donde se criminaliza a la “gente que va al estadio” en general y no a los que en el fondo causan los conflictos.

EL TEMOR A LA PROTESTA Y EL LLAMADO A UNIFICAR EL PARTIDO ÚNICO EN EL GOBIERNO

Junto a su círculo más cercano, Andrés Allamand lanzó el 8 de junio el libro “La mayoría de las ideas. De la retroexcavadora al manifiesto republicano”, frente a los altos directivos de Telefónica y El Mercurio. El tema central es volver a “la democracia de los acuerdos”, la misma política del gobierno de Aylwin.

En el gobierno de Aylwin, el “acuerdo” político tuvo como resultado dar impunidad a los asesinos y meter a la Cárcel de Alta Seguridad a los luchadores, quienes se habían opuesto a Pinochet y a la falsa transición a la democracia. En cuanto al programa de gobierno de Aylwin, la “democracia de los acuerdos” consistió en legalizar lo que impulsó el gobierno de Pinochet durante 17 años de dictadura militar fascista.

¿Por qué Allamand quiere volver a la “democracia de los acuerdos”? Porque nuevamente se vuelve a instalar, pero ahora con más profundidad y más certeza, la ingobernabilidad. Es decir, si para 1989 existían dudas entre los aparatos del Estado respecto a si podrían dar gobernabilidad al país y si la gente se iba a quedar tranquila con la promesa de la alegría, en la actualidad existe plena certeza de la ingobernabilidad. Hoy, la pérdida de credibilidad en el viejo Estado por parte de las masas es irreversible. A eso se suma que el próximo presidente no va a tener mayoría parlamentaria, por lo que el cuoteo y la repartija de cargos se dará en medio de la creciente protesta e ingobernabilidad.

Este mamotreto lanzado y financiado por El Mercurio es una expresión material del llamado al que gobierno y “oposición” se tomen fuertemente de los brazos y asuman, como Partido Único, la Santa Cruzada antipopular que le de oxígeno al viejo Estado burgués-terrateniente.

El Frente Amplio, ha acudido al llamado de Allamand y compañía. Es en esa línea que sus dirigentes han insistido en estar más allá de la izquierda y de derecha; de ser una voz convocante de los ciudadanos, etc. Pero no sólo eso, el Frente Amplio se ha comprometido, públicamente, ha reconquistar a los votantes que han rechazado votar por la Nueva Mayoría y Chile Vamos.