“BUS DE LA LIBERTAD”: FRANQUISTAS CHILENOS DESPIERTAN LA FURIA DEL PUEBLO

Franquistas chilenos despiertan la furia del pueblo

Durante la mañana de este lunes 10 de julio, el “Bus de la Libertad” recorrió las calles del centro de Santiago, dando vueltas por el frente de La Moneda. Su presencia generó enfrentamientos entre adherentes y opositores al polémico bus.

Al interior del pueblo de Chile, las “cuestiones de género” han tenido cada vez mayor lugar en las discusiones actuales. Prueba de esto han sido las múltiples manifestaciones populares que rescatan una nueva concepción de libertad y otro motivo por el cual luchar, tales como las protestas de los Liceo 7 y las demandas de acoso sexual en la USACH.

Entre las masas en lucha se va imponiendo, también, la idea de que personas heterosexuales, homosexuales, transexuales, entre otros, merecen el mismo respeto. Por ejemplo, han sido los propios estudiantes que en liceos y universidades han venido rechazando los actos de discriminación sexual de toda índole que se viven al interior de sus establecimientos.

¿Quién está detrás del “Bus de la Libertad”?

A pesar de que sus organizadores dicen que son personas autónomas e independientes, este Bus pertenece y es financiado por la organización “Hazte oír”, parte del imperialismo español.

Hazte oír es una organización que defiende las rancias posiciones del Partido Popular de España (partido que inspira a la UDI en Chile), que defiende el gobierno militar del fascista y asesino Francisco Franco. En mayo de 2013, Hazte oír fue declarado: “asociación de utilidad pública” por el ministro de interior del Partido Popular español, lo que le da derecho a beneficios fiscales y económicos, así como asistencia jurídica gratuita. Además, tiene vínculos con la asociación mexicana paramilitar El Yunque, “sociedad que busca el reinado de Dios en la tierra y lucha contra los homosexuales, ateos, inmigrantes o judíos”.

Las personas que organizan el recorrido de este bus en Chile comparten los argumentos retrógrados feudales de los imperialistas españoles. De otra manera no hubieran sido financiados por estos últimos. Pero a diferencia de los fascistas españoles, sus correligionarios chilenos defienden la existencia de la familia monogámica patriarcal en un país semicolonial y semifeudal, donde el peso de la “institución familiar” oprime principalmente a la mujer popular, donde los terratenientes siguen imponiendo su visión del mundo y de la familia y donde la Iglesia no se ha separado del Estado en los hechos.

Quienes organizan el recorrido de este bus reclaman que el Estado se inmiscuye en la crianza de sus hijos, a partir de la ideología de género y sexual que va a impartir a los niños en las escuelas públicas, “violentando la libertad” con que los padres forman sus familias, posición completamente hipócrita que aparenta preocuparse por los niños pertenecientes a las familias populares.

Su visión de la libertad es la libertad que tiene el imperialismo en defensa de sus grandes monopolios y la libertad para imponernos la propaganda que nos llama a sentirnos libres en este sistema de esclavitud y miseria. No olvidemos que en nombre de la libertad, primero el Reino de España, luego el imperialismo inglés y actualmente el imperialismo yanqui, han explotado, saqueado y asesinado a nuestro pueblo.

La “ideología de género” también sirve a dividir al pueblo

Si bien es justo oponerse a este falso “Bus de la Libertad”, tampoco sirve al pueblo pensar que la sexualidad es una ideología que llevará a la transformación del explotador sistema que enfrentan los pueblos del mundo.

La sexualidad pertenece al ámbito íntimo de cada persona y lo realmente importante es la posición de clase de esa persona. Ya lo dijo José Carlos Mariategui hace años: “en el actual panorama humano, la clase diferencia a los individuos más que el sexo”.

Por ejemplo, hay muchos homosexuales, reconocidos y no, que nunca han estado de parte del pueblo. Al contrario, muchos han pasado a la historia como partícipes de la Junta Militar Fascista o altos directivos de la Iglesia. Por el otro lado, combatiendo por los intereses del pueblo cayeron muchas personas, tanto hetero como homosexuales, quienes pusieron en primer término las demandas de las amplias masas y la lucha contra la explotación.

El Estado quiere desviar la lucha mediante el Movilh

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) ha sido promovido por el Estado como la organización vocera de la comunidad LGTBI. El Estado utiliza a esta organización con el objetivo de invisibilizar las luchas del pueblo y sus demandas democráticas.

Por su parte, la dirigencia del Movilh critica a las luchas de las masas, tratándolas de violentistas. Sin embargo, al mismo tiempo se sienta con Bachelet y sus secuaces en la misma mesa.

Las aspiraciones del Movilh y las aspiraciones de las masas oprimidas son totalmente contrapuestas. Por ejemplo, cada vez más mujeres vienen exigiendo el derecho al aborto libre y gratuito, como derecho de la mujer a decidir, porque en Chile las mujeres de la gran burguesía y terratenientes pueden abortar en clínicas, pero las mujeres del pueblo mueren abortando en cualquier lugar. Es más, en Chile las mujeres del pueblo dan a luz a sus hijos en cualquier lugar y en las peores condiciones. ¿Qué hizo el viejo Estado para apagar esta lucha? Aprobó el aborto en 3 causales, ley que ni siquiera se hace cargo del 10% de los abortos.

El 16 de septiembre del año pasado, Rolando Jiménez, líder del Movilh, celebraba la aprobación del aborto en tres causales, el aborto hecho a la medida de la gran burguesía, diciendo “vamos a hacer crema con los fetos”:

Con esto queda en evidencia que lo que persigue Rolando Jiménez y lo que demandan las masas pobres son cuestiones opuestas. Meses más tarde, el 21 de diciembre de ese mismo año, la Comunidad Judía de Chile premió al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, por su lucha contra la discriminación. Pero, ¿acaso el Estado de Israel ignoraba los dichos de Jiménez? No y precisamente por eso lo premiaron.

movilh premiado

Defensa de los niños como moneda de cambio

Este bus se autoproclama como defensor de los niños y su educación sexual. Sin embargo, las noticias de las últimas semanas, donde ha salido a la luz que en 10 años 1.313 niños fueron asesinados por el viejo Estado al interior de los recintos del Servicio Nacional de Menores (SENAME), ha despertado nuevamente una ola de indignación popular. Esto deja en claro que ni los franquistas chilenos del “Bus de la Libertad”, ni el viejo Estado burgués-terrateniente, ni la UDI, ni el Movilh representan una solución a las demandas de las masas, quienes realmente luchan por mejores condiciones de vida para sus hijos y para los niños sin hogar.

Al contrario, todos estos imperialistas, fascistas, revisionistas y oportunistas utilizan “la defensa de los niños” como moneda de cambio ante su absoluto descrédito entre las masas. No aseguran ni la gestación, ni el parto, ni tampoco ningún nivel educacional en los hechos. El sistema defendido por ellos corrompe a los niños populares, tortura y balea a los niños mapuche, negándole derechos fundamentales para el desarrollo de la vida humana.

Las viejas instituciones de la Iglesia y del Estado son verdaderos recintos de abuso y violación. No representan a las masas, que con la más sincera solidaridad buscan resolver los problemas del pueblo.

El problema fundamental de la niñez, por lo tanto, no puede ser resuelto por este sistema de opresión y miseria. Si de verdad queremos apuntar al bienestar de todos los niños del pueblo, el único camino es la lucha revolucionaria, donde participen los que pongan los intereses de las masas como prioridad, donde participen todas las personas, independientemente de su identidad sexual.

El pueblo debe luchar unido

Por ello, debemos preguntarnos qué sirve a la lucha del pueblo y qué apunta a unirnos bajo verdaderos intereses de clase y lo que sirve es lo que apunte a desarrollar el camino de la revolución en nuestro país. La única forma de luchar por las justas reivindicaciones que levanten los homosexuales, como el no ser discriminado, golpeado o amedrentado por su condición sexual, es en unión con las demás luchas del pueblo.

Anuncios

Autor: Periódico El Pueblo (Chile)

Prensa popular e independiente al servicio de las luchas de los pueblos oprimidos del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s