ORILLA E’ PLAYA: CUMBIA Y SOLIDARIDAD

Publicado en la edición impresa número 62 de Periódico El Pueblo (septiembre 2017)

Orilla e´ Playa es una banda de cumbia nacida hace 5 años en la población José María Caro de Lo Espejo. Beto, uno de los integrantes nos cuenta que se les ocurrió formar la banda a partir de una experiencia que tuvieron: En esos tiempos eran un grupo de amigos vecinos que se juntaban a jugar fútbol y de vez en cuando les gustaba celebrar. Un día, mientras planeaban una de las fiestas, invitaron a un grupo musical para que tocaran en el evento, pero estos cobraron $400.000 por participar, un precio que no se podían permitir al ser pobladores organizando un evento para los vecinos, de manera autogestionada. Desde ese momento sintieron indignación, lo que les empujó a formar la banda, pero con la característica de que sería un grupo musical siempre dispuesto a tocar de forma gratuita. Actualmente, este audaz proyecto cumple 5 años llevando adelante ese desinteresado rol.

Orilla e´ Playa no discrimina, pues en esta banda participan personas de todas las edades, inclusive un niño de 13 años, quien cada vez que tiene la oportunidad se sube sobre el escenario a cantar y bailar junto con el resto de los integrantes.

En la conversación que tuvo Periódico El Pueblo con ellos nos contaron que su apoyo a los eventos autogestionados proviene de que se sienten identificados con la lucha de los pobladores y eventos que no cuentan con el apoyo de las “autoridades”, ya que “nosotros no necesitamos ayuda de la autoridad, porque la autoridad no nos va a ayudar, por eso tiene un sabor especial cuando no te involucras con ella”.

OEP- homenaje Nino Garcia.jpg

Nos dicen que lo único que piden a los organizadores de los eventos es que los ayuden con el transporte y alguna pequeña atención, tales como algo para comer o tomar, aunque de todas formas entienden que en ciertos casos ni eso se puede pedir y ahí ellos mismos juntan el dinero necesario para poder ir y apoyar.

Orilla e´ Playa entiende que las condiciones muchas veces no son las mejores y uno ha de adaptarse a ellas para realmente poder servir como un aporte al pueblo. En el transcurso de nuestro encuentro, por ejemplo, recordamos una vez que llegaron a apoyar una actividad organizada por los vecinos de La Pintana, quienes a último momento tuvieron problemas técnicos con el equipo de audio. La banda no se complicó, ni mucho menos se restaron del evento, sino que con una ejemplificadora actitud sacaron adelante el show con lo que disponían: tocaron con un solo micrófono, el que tampoco funcionaba muy bien y con el mayor de los entusiasmos lograron hacer bailar a toda la población.

A través de su música han tenido el privilegio de visitar muchos barrios de todo Santiago y observar con sus propios ojos cómo nacen y se multiplican hermosos eventos artísticos y solidarios, ya sean tocatas, carnavales, pasacalles y otros organizados desde y para las poblaciones, las mismas que los medios monopólicos de comunicación estigmatizan a diario como lugares de alta delincuencia, ocultando la otra cara de la historia, donde las masas populares van resolviendo por sí mismas sus necesidades e intereses sin que estén invitados los politiqueros y grandes empresarios. Con orgullo dicen que gracias a la música que hacen han logrado ver cosas que jamás hubiesen visto y se han nutrido enormemente de la cultura y arte del pueblo.

El pasado sábado 26 de agosto, Orilla e´Playa tocó para la fiesta solidaria a beneficio de nuestro periódico. Pocos días antes del evento había fallecido el hermano de uno de los integrantes de la banda, muy querido por cada uno de los miembros. Se trataba del Guatón Ale, quien inclusive acompañó en algunas ocasiones a la banda, tocando él mismo algún instrumento para acompañar y compartir.

20935114_1472568636146138_5105036839317212300_o.jpg

El mismo sábado había sido su funeral, pero los integrantes de la banda y su hermano se sintieron tan comprometidos con la memoria del Guatón Ale -quién según cuentan, de seguro los hubiera querido escuchar tocando-, como también con el compromiso que adquieren cuando deciden apoyar una actividad autogestionada, que decidieron asistir y tocar igual. Saludamos con el corazón lleno de agradecimiento a Orilla e´Playa y su compromiso por servir al pueblo. Despedimos con el mismo cariño al Guatón Ale, a quién Orilla e´Playa dedicó su último evento.

Facebook: https://www.facebook.com/orillaeplaya/

 

Anuncios

BRASIL: CAMPESINOS TOMAN TIERRA EN RÍO LARGO

Invitados por el Comité de Defensa de la Revolución Agraría, un periodista de A Nova Democracia acompañó la toma de las tierras de la hacienda Várzea Grande, en el municipio Río Largo del estado de Alagoas desde el 27 de agosto.

Organizados por la Liga de Campesinos Pobres del Noreste, los campesinos prepararon sus lonas, comida y llevaron sus herramientas de trabajo, tales como azadones y hoces. Extremadamente disciplinados, los campesinos hicieron la limpieza del terreno e iniciaron la construcción del campamneto. Baño, cocina y alojamiento fueron rápidamente levantandos por las infatigables manos de los trabajadores en el mismo día de la toma.

El reportaje de A Nova Democracía pudo observar la moral elevada de los campesinos y una alta integración de las mujeres al trabajo colectivo, así como también en las tareas de seguridad y organización del espacio, dando muestras de coraje y combatividad.

Una campesina entrevistada por A Nova Democracia explicó que la lucha por la tierra podrá traer un futuro mejor para sus hijos y nietos. La campesina también afirmó que la Revolución Agraria coloca en la mesa del trabajador alimento a bajo costo, saludable y soluciones en los hechos a los problemas del país.

 

Estado de Alagoas (AL): Campesinos anuncian corte popular en Río Largo

El corte popular (repartición de tierras) fue iniciado por los campesinos que ocupan la hacienda Várzea Grande, en el municipio de Río Largo (AL). Desde la ocupación de las tierras abandonadas de la Usina (planta de producción energética u otro producto semielaborado) Utinga Leão el día 27 de agosto, bajo la bandera roja de la Liga de Campesinos Pobres (LCP) del Noreste, creció el número de familias presentes en el campamento de la hacienda Várzea Grande.

aa.jpg

En la asamblea desarrollada el día 17 de septiembre, los campesinos decidieron, por unanimidad, nombrar las tierras ocupadas como Área Revolucionaria Rosalvo Augusto. Rosalvo Augusto, más conocido como Rosa, fue un importante dirigente de la Liga de Campesinos Pobres (LCP), participando activamente de tomas de tierras en varios estados. Los hijos y nietos de Rosa son militantes de la LCP y continúan su lucha empuñando la bandera roja de la Revolución Agraria.

bb.jpg

Los campesinos ya iniciaron la producción de las tierras tomadas al latifundio, con una plantación de papa dulce, cilantro, maíz y poroto. Existe la sospecha de que las tierras de la hacienda Várzea Grande son fruto de falsos títulos de propiedad presentados por parte de la Usina Utinga Leão.

cc.JPG

Una campesina entrevistada por el Comité de Apoyo de A Nova Democracia en Recife (PE), que está acompañando activamente esta lucha campesina, explicó que la lucha por la tierra podrá traer un futuro mejor para sus hijos y nietos. La campesina también afirmó que la Revolución Agraria coloca en la mesa del trabajador alimento a bajo costo, saludable y soluciones en los hechos a los problemas del país.

MANIFESTACIÓN CONTRA ATAQUES DE PISTOLEROS

Los campesinos bloquearon la ruta BR-101 el 15 de septiembre, frente al campamento de la hacienda Várzea Grande, después de un ataque de pistoleros al servicio de la Usina Utinga Leão que buscaban expulsarlos. Los trabajadores cortaron la vía federal utilizando ramas y arboles. Un lienzo con la consigna ‘Viva a Revolução Agrária!’ fue puesto en el lugar.

hh.JPG

En el criminal ataque ordenado por el latifundio, más de diez pistoleros -fuertemente armados- llegaron al campamento de la hacienda Várzea Grande en dos autos y un omnibús que se distinguía por el emblema de la Usina Utinga Leão. Los tiros fueron disparados contra los campesinos, que se escondieron en un área de matorrales para protegerse. Algunos trabajadores tuvieron heridas leves en la fuga, lo que generó revueltas e indignación entre ellos.

ii.JPG

“La Usina Utinga ya está acostumbrada: llegan encapuchados, con armas y tractores para sacar por la fuerza a los campesinos en lucha. En el campamento Canoé, área de la LCP vecina de la hacienda Várzea Grande, la usina recientemente amenazó a compañeros para que no siguieran produciendo alimentos para su sustento”, denunció la LCP del Noreste en la nota.

kk.JPG

La LCP ha sostenido también que “la Usina Utinga ya adquirió fraudulentamente muchas tierras en el estado y en forma totalmente ilegal. Es por esto que están deseperados e intentan todo tipo de intimidación a las familias campesinas. Sin embargo, a cada acción injusta más revuelta se acumula. El pueblo está cansaado de ser masacrado por usineiros bandidos y solo está exigiendo lo que es suyo: ¡La tierra para quien en ella vive y la trabaja!”.

INTIMIDACIONES DE LA POLICÍA

Los policías, sin ningún mandato judicial, acompañaron a los encapuchados de Usina Utinga, fueron hasta el  campamento de la hacienda Várzea Grande y amenazaron a las familias. Según denuncias de los campesinos, un delegado de la Policía Civil los llamó “invasores” y dijo que “el invasor tiene que morir”.

El día 4 de septiembre ocurrió un intento criminal e ilegal de desalojo a las familias del campamento de la hacienda Várzea Grande a manos del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) de la Policía Militarizada. Los policías invadieron el campamento sin orden judicial y amenazaron e intimidaron a los campesinos. Las fuerzas represivas del viejo Estado tambien intentaron incriminar a los trabajadores, alegando la existencia de armas en el campamento, las que no fueron encontradas.

NOTA DE LOS CAMPESINOS

Reproducimos abajo la importante nota de la Liga de Campesinos Pobres (LCP) del Noreste, la que denuncia los ataques de pistoleros de la Usina Utinga Leão a los campesinos que ocupan la hacienda Várzea Grande.

“NUEVO ATAQUE DE LA USINA UTINGA LEAO NO INTIMIDA A LOS CAMPESINOS”

LIGA DOS CAMPONESES POBRES – NORDESTE

El día 15 de septiembre por la mañana, más de 10 encapuchados de la Usina Utinga Leão hicieron su segundo ataque a los campesinos que están en la hacienda Várzea Grande, municipio de  Río Largo, en el estado de Alagoas. Llegaron todos fuertemente armados con armas de fuego de grueso calibre y una motosierra, 5 eran “vigías” que estaban uniformados con ropa de la usina. En dos autos y un omnibús estaba el emblema de la Usina Utinga. Al escuchar el barullo de la motosierra, algunos compañeros fueron a ver que estaba pasando, pero fueron recibidos con tiros y si no resultaron muertos fue porque se escondieron rápidamente en la vegetación. Algunos fueron heridos al correr, lo que sólo generó más revuelta e indignación entre los campesinos, que están firmes en la justa lucha contra el latifundio y contra la Usina explotadora y criminal.

La Usina Utinga ya está acostumbrada: llegan encapuchados, con armas y tractor para sacar por la fuerza a los campesinos en lucha, como ha hecho en Flexeiras y otros lugares. En el campamento Canoé, área de la LCP vecina de la hacienda Várzea Grande, la usina recientemente amenazó a compañeros para que no siguieran produciendo alimentos para su sustento. Además de esto y de no pagar a sus funcionarios, la usina Utinga ya adquirió fraudulentamente muchas tierras en el estado y en forma totalmente ilegal. Es por esto que están deseperados e intentan todo tipo de intimidación a las familias campesinas. Sin embargo, a cada acción injusta más revuelta se acumula. El pueblo está cansado de ser masacrado por usineiros bandidos y solo está exigiendo lo que es suyo: ¡La tierra para quien en ella vive y la trabaja!

Hace menos de dos semanas, el 4 de septiembre, la usina fue cubierta por una acción ilegal de la BOPE/PM, que entró en el área sin ninguna orden judicial e intentó criminalizar y hacer montajes contra las masas en lucha. Respaldaron la falsa acusación de la prensa sobre la supuesta existencia de armas en el campamento, intentaron legitimar y dar cobertura a las acciones que estaban preparando contra los campesinos. La prensa monopólica llegó a decir que en el área “no había ninguna bandera”, como si nuestra lucha no fuera un problema social y campesino, más que un caso policial. La Usina contó así con la protección de la polícia y de la prensa burguesa como cobertura para esta nueva embestida del día 15 de septiembre, intentando desalojar a a las familias con gritos, disparos y amenazas de muerte. ¡Otro intento de intimidación y desalojo ilegal de los campesinos fracasó!

ff.JPG

Los campesinos respondieron de inmediato, cortando la BR-101 frente al Área y exigiendo la inmediata presencia del Incra y notificando a Usina ¡para que pague por este crimen contra el pueblo!. Esta acción desesperada e ilegal de la usina es un episodio más de su larga historia de fraudes, robos y masacres contra los trabajadores de nuestro estado. Al contrario de lo que la usina pretendía, sigue todavía más firme la determinación de las familias en luchar por su derecho a la tierra y contra la injusta y criminal Usina Utinga. ¡Solo queremos plantar para vivir dignamente, y así lo estamos haciendo en estas tierras donde hasta ahora sólo había maleza y caña vieja abandonada! ¡Ya plantamos mucho maíz y poroto y cada día llegan más familias a participar de esta lucha justa! ¡Sólo queremos plantar para vivir dignamente y así lo estamos haciendo ya en estas tierras donde hasta ahora sólo había maleza y caña vieja abandonada! Ya plantamos mucho maíz y porotos y cada día llegan más familias para participar de esta justa lucha! ¡No abandonaremos nuestra tierra ni nuestro derecho!

Exigimos del INCRA e ITERAL inmediata Audiencia con la LCP y los campesinos del Campamento de Hacienda Várzea Grande. ¡Exigimos inmediata retirada de los encapuchados de la Usina de la Hacienda Várzea Grande y prisión por el intento de homicio en masa del día 15 de septiembre del 2017! ¡Lo que ocurra en estas tierras será responsabilidad de la Usina y de este viejo estado, no acpetaremos ser tratados peor de los bichos! Este año ya ocurrieron dos masacres de campesinos  en el país, en Colniza/MT y Pau D’Arco/PA, el mismo está preparando la Usina Utinga en Alagoas, porque saben que en la justicia ellos están en la completa ilegalidad, pero decimos bien claro: ¡no aceptaremos más violencia contra el pueblo! ¡basta de explotación, miseria y opresión!

¡El pueblo quiere tierra, no represión!

¡Viva la Revolución Agraria!

LIGA DOS CAMPONESES POBRES – NORDESTE”

 

EL RAP: UN ARMA DE LUCHA EN LA CIUDAD

Las huelgas de hambre, el frente a la represión policial y la entereza ante la destrucción de su entorno natural, son claras evidencias de que la resistencia mapuche no cesa y no tan solo allá en los campos del sur, sino también en los cimientos urbanos de pobladores capitalinos. Así sucede en el caso de Edison Kalfukeo, un joven mapuche que vocifera rimas con sólida crítica social al mejor compás del rap en los vagones del metro de Santiago.

El rapero destaca en sus letras las crueles discriminaciones raciales que los asedian desde que son niños, las injustas expropiaciones de tierras a favor del latifundio y el descarnado asalto del capitalismo en el país. Graves contradicciones para una sociedad que aspira a alcanzar un desarrollo real. Indudablemente son alarmantes.

Conversamos con él al finalizar su espectáculo, donde nos comenta ampliamente “yo he vivido todo eso, que te griten indio, negro, ándate de aquí…”, además toma tajantemente postura frente al sistema imperante en Chile, el cual desprecia por el desconcertante actuar que posee al alimentar la desigualdad que nos sumerge: “es así como continúa la impunidad ante la pobreza del pueblo, el capitalismo avanza cada vez más rápido (…) Canto para aclarar que criminalización por resistir, que le llaman terrorismo, no es así, eso es legítima defensa”.

Edison, nos demuestra que la música es versátil, pluralista e idónea para transmitir e informar acerca de los abusos que se cometen día a día sobre nosotros.

Hasta que se hundan todas éstas inequidades e infamias amparadas por el Estado cómplice y mismo opresor, no se zanjarán los problemas de causa común de nuestro pueblo. No importa cómo y dónde protestemos, pues ese hecho es lo que cuenta, de un alto y fuerte contenido al que se suma vigorosamente un pueblo en donde prolifera la indignación.

¡¡Por un territorio en libertad, combatir en el campo y la ciudad!!