TRIBUNA POPULAR: EL FÚTBOL Y LA POLÍTICA

Periódico El Pueblo, se encuentra produciendo la Segunda Temporada del programa radial: Tribuna Popular. Puedes escucharlo todos los martes desde las 19:30 horas en http://www.arellanomoraga.cl

El programa radial Tribuna Popular (Nº 20) del  pasado martes 18 de abril fue un programa dedicado al fútbol y la política.

El Centro Cultural Hermanos Arellano Moraga -desde donde se emite el programa- se encontraba a unas horas de celebrar el 92 aniversario de Colo Colo. En esa ocasión tuvimos la oportunidad de comunicarnos con Claudio Pérez, periodista especializado en fútbol; quien abordó el rol que tienen las sociedades anónimas en los clubes deportivos, sobre la estrecha relación que existe entre el fútbol y la política y como los políticos de Chile Vamos han creando leyes que permitieron al mundo empresarial adueñarse de los clubes deportivos.

Los intereses económicos del mundo empresarial y político usan al fútbol para seguir enriqueciéndose e intentan manipular a las masas.

También tuvimos la oportunidad de conversar con Diego Araya, quien pertenece a la Radio 19 de abril y nos contó sobre los orígenes y las pretensiones del Centro Cultural Hermanos Arellano Moraga y la Radio 19 de abril. Este es un espacio abierto a la comunidad para realizar diversas actividades culturales.

La historia del Dínamo de Kiev,  equipo conformado por jugadores Ucranianos quienes hicieron resistencia desde las canchas ante la dura represión e invasión nazi a Ucrania y la mención a un comunicado emitido por el Lof Ranquilko criticando la nefasta misión del censo en las comunidades mapuches y denunciando el carácter de clase que éste tiene también acompañaron el programa del pasado martes 18.

Para escuchar el programa completo pincha acá

LUCHA EN EL HUILLIMAPU: ALIANZA KIÑE RAKIZUAM

Este sábado 22 de abril asistimos al encuentro de la Alianza Kiñe Rakizuam (un solo pensamiento) de Hullimapu, en la Comuna de Maipú. Esta actividad se realizó con el fin de compartir experiencias de lucha en los territorios de Valdivia e incluyo una muestra de diversos trabajos y productos culturales en una feria libre.

La jornada comenzó con un trawün (encuentro) donde se expusieron las posiciones de los asistentes respecto a la ocupación militarizada y represión del territorio mapuche. En la ocasión dieron su testimonio tres werkenes representantes de comunidades mapuche en Valdivia. Ellos explicaron que la Alianza Kiñe Rakizuam abarca territorios y Lof desde Loncoche hasta Puerto Montt y se inserta en la lucha y defensa por las tierras ancestrales del pueblo mapuche, junto con acciones de resistencia frente a la violencia y represión por parte del Estado chileno.

2.jpgLa palabra de los werkenes comenzó por expresar la necesidad de difundir la lucha por la tierra en la región de los Ríos y no sólo en la región de la Araucanía. Con esto se quiere demostrar que la reivindicación de tierras y la resistencia al latifundio se extiende aún más allá de lo que se piensa, donde el pueblo mapuche se organiza de la misma manera y responde con valentía a la violencia injusta del Viejo Estado.

Junto con esto, explicaron que la Alianza Kiñe Rakizuam tiene como objetivo alcanzar la autodeterminación y autogobierno del territorio mapuche al margen de las políticas de Estado. Por un lado, esto significa defender la biodiversidad de la zona y de los bosques nativos, por otro lado, erradicar a las forestales del territorio mapuche luchando directamente con la represión de las fuerzas armadas, que trabajan rastreramente para las familias latifundistas y de las mismas forestales, que destruyen y ocupan a diestra y siniestra estas tierras. En este sentido, también es necesario protestar contra el modelo económico capitalista que perpetúa la ocupación y militarización del wallmapu.

De esta actividad con los werkenes de Valdivia se desprende que la lucha por la tierra apunta a un enemigo común que es el Viejo Estado, y también que la unión del campo y de la ciudad es necesaria para derrocarlo. Al pueblo nos violentan seamos mapuche o no mapuche, y abusan de nosotros vivamos en un lugar u otro. El pueblo debe organizarse para hacer frente a los ladrones de nuestro trabajo y de nuestras vidas, así como apoyar y difundir que estas causas se lograrán únicamente con la lucha. Como un werken dijo: “Si el Estado es el que nos está dando problemas, ¿Cómo podemos pedirle a ellos que los solucione?”

EL HUMANISMO BURGUÉS Y MÁXIMO GORKI

Esta nota es originalmente publicada en A Nova Democracia y traducida por Cultura Proletaria.

Este 28 de marzo se cumplen 149 años del nacimiento de Máximo Gorki escritor y revolucionario ruso. Para conocerlo y/o recordarlo publicamos estos artículos, escritos a principios de los años 30 y publicados en periódicos soviéticos, donde contesta a cartas de sus lectores y defiende la construcción del socialismo en la Unión Soviética. La indignación contra las injusticias y la conciencia proletaria, ya muy presentes en sus novelas, aparece aquí de una forma más cruda y contundente. Estos dos artículos han sido extraídos del libro “¡En guardia!“.

Los humanistas

La Unión Internacional de Escritores Demócratas, representada por su Secretario General, M. Lucien Quinet, me honró con una invitación para colaborar en el órgano literario de la Unión. Su finalidad es “reunir a los literatos demócratas“. En la Presidencia están Romain Rolland y Upton Sinclair, que me merecen gran estima; pero, a su lado figura el profesor Albert Einstein, y en el comité el escritor Heinrich Mann. Estos dos últimos, como muchos otros humanistas, firmaron recientemente una queja en la Liga de Defensa de los Derechos Humanos contra la ejecución de 48 criminales, organizadores de la escasez alimenticia en la Unión Soviética.

Estoy absolutamente convencido de que, entre los derechos del hombre, no se encuentran el crimen, y sobre todo, el crimen perpetrado contra el pueblo trabajador. La increíble infamia de las maniobras de los 48 es perfectamente conocida. Sé que cometieron un crimen mucho más atroz y sórdido que el de los jefes de los carniceros de Chicago, descritos por Upton Sinclair en su libro “La Selva“.

Los organizadores de la escasez alimenticia suscitaron la justa ira del pueblo trabajador contra el cual era dirigido su odioso complot, y fueron ejecutados por petición unánime de los trabajadores. Pienso que esa ejecución fue perfectamente merecida. Fue la justicia aplicada por el pueblo que, viviendo en condiciones difíciles y privándose de todo para economizar sus fuerzas, se dedica valerosamente a construir un Estado proletario libre de depredadores y parásitos, como aquellos hombres cuyo humanismo sirve para encubrir el saqueo y el parasitismo.

Es evidente que mi punto de vista sobre la ejecución de los 48 difiere significativamente de lo manifestado por la Liga de Defensa de los Derechos Humanos; y como los señores A. Einstein y H. Mann apoyan el punto de vista de la Liga, sólo puedo decir que es imposible, por mi parte, una “aproximación” con ellos, y me niego, por lo tanto, a colaborar con el órgano de la Unión Internacional de Escritores Demócratas.

En estos últimos años, me han pedido varias veces formar parte de los órganos demócratas “humanistas”. No accedí a ninguna de estas invitaciones, y quiero ver si puedo solucionar esa gran falta de gentileza. Dirijo mi respuesta a R. Rolland, U. Sinclair, B. Shaw, H. G. Wells, cuyos nombres se mencionan en la carta de Lucien Quinet y cuya opinión me es indiferente. Me parece que es a ellos a quienes debo explicar mi actitud hacia los intelectuales que tienen el humanismo por profesión.

Después del 9 de enero de 1905, los señores humanistas de Europa, indignados con el asesinato en masa de los trabajadores en las calles de Petersburgo, dieron a Nicolás Romanov el título de “Sanguinario”, título perfectamente merecido, incluso antes de haber cometido este crimen.

Pero no protestaron contra los banquetes ofrecidos por Francia, que además de eso, restableció la financiación del sanguinario Zar, ayudándolo a exterminar por medio de la fuerza y de la prisión a varios miles de rusos.

No había tiempo para esta protesta, porque el terror del Zar duró tres años. En 1910, Wilhelm Ostwald, Richard Miles, Oran Eden, Upton Sinclair y yo, participamos en la organización de los intelectuales internacionales. Esta organización también se hizo cargo de “relacionar” a los humanistas de Europa.

En 1914, Wilhelm Ostwald y Ricardo Miles fueron los primeros nombres del sangriento manifiesto contra Gran Bretaña. En el mismo año, una parte considerable de escritores y académicos rusos -¡todos humanistas! – dieron publicidad a un malvado papel lleno de injurias contra los alemanes, pero no contra el hecho mismo de la guerra. Aquel “papel” procedía precisamente de los intelectuales que hoy, instalados en Berlín y París, combaten estúpidamente el poder obrero-campesino de la Unión Soviética, envenenando con indignas mentiras los cerebros de los humanistas europeos; de los que predican la idea de la intervención militar en la URSS, es decir, que se esfuerzan en la tarea de inspirar la necesidad de una nueva guerra mundial. Por cierto, los que tan ardientemente habían protestado contra las “atrocidades” alemanas, verían con satisfacción estas mismas “atrocidades” alemanas o de cualquier otro país en contra de Rusia.

Tengo que explicar que jamás suscribí ninguna protesta en contra de las atrocidades alemanas o de cualquier otra especie. Sé que la guerra es un foco de atrocidades y que los seres que nada tienen que ver con sus fines se exterminan por un instinto de legítima defensa.

Sé que las guerras son desencadenas por los capitalistas para instaurar un orden de cosas convertidas en atrocidades, con el propósito de la riqueza individial. “La desafortunada Universidad de Kazan” se expandió significativamente en estos últimos años, organizando una especie de institutos especiales para el estudio del tracoma y de la tuberculosis; este año se enriqueció con el Instituto de anatomía. Los periódicos de los emigrantes descubrieron más de una vez la estafa del Rul. Por ejemplo, el periódico de Milinkov, publicado en París, demostró que las “Cartas de un viejo comandante” eran hechas -además, muy mal- en el comité de redacción del Rul.

Todos estos hechos no son más que montículos de polvo, pero cuando se amontonen formaran una nube de polvo y los que sinceramente deseen conocer la verdad sobre la vida de la Unión Soviética, se verán obligados a mirar a través del polvo.

Pero no es esa la cuestión. Se trata principalmente de la masa de los trabajadores de Europa y de América. Con esta nube de polvo de calumnias y mentiras, se intenta, sobre todo, cegar a los trabajadores. Las leyendas sobre el “trabajo forzado” fueron inventadas no sólo con el objetivo de boicotear económicamente a la Unión Soviética, sino también para intentar comprometer a los ojos de los trabajadores la construcción socialista en nuestro país.

Se prepara gradualmente al proletariado para participar en una nueva masacre. En 1914 los socialdemócratas los empujaron a este matadero. En 1918, los “socialistas” ametrallaron a los trabajadores en las calles de Berlín. Esto es lo que no se debe olvidar.

Últimamente he escuchado en un gramófono a un coro de negros. Recogí esta frase:

Vamos otra vez a la guerra en cierta parte“.

Pero como la otra vez, no sabemos por qué“.

Si los proletarios de Europa y de América no quieren ver el exterminio de decenas de millones de hermanos, deben indagar con firmeza a dónde y para qué los llevan. ¡Deben saber a quién tienen que seguir!

aasd.jpg

Calumnia e hipocresía

A los camaradas trabajadores de la educación en Orejovo-Zuyevo;

He recibido vuestra carta y agradezco mucho la atención que habéis dedicado a mi trabajo.

Pero, me parece, camaradas, que os engañáis demasiado mostrando vuestra indignación ante el ruido, tan vulgar como ridículo, que hizo la prensa de la burguesía y de los emigrantes; ruido que llamáis “campaña de agitación contra Gorki“.

Ese ruido no es de ahora y creo que no va a terminar antes de mi muerte, porque de hoy en adelante, como antes, como siempre, no abandonaré la posición que me hace adoptar vuestra ardiente energía.

¡Pies quietos ante Gorki!” ¿Por qué? Hay que dejarlos. Sé coger por el cuello y también abofetear, cuando se hace necesario. Que nuestros enemigos gasten las pocas fuerzas que les queda, lo más estúpidamente posible.

Gorki no los irrita tanto como el sonido de la marcha triunfal de los obreros y campesinos de la Unión Soviética, que avanzan hacia su gran objetivo.

La historia “no trae beneficios a nuestros enemigos“. ¿Con qué nos atacan? Alimentan su prensa que vierte diariamente mentiras y calumnias. Pero los capitalistas están asombrados de poder vivir sin las materias primas soviéticas; por eso se ven obligados a desmentir las sórdidas invenciones de sus “lacayos de pluma y ratas de prensa“.

No hace mucho tiempo que su prensa se dedicaba a demostrar que el plan quinquenal era una fantasía. Hoy repite con una insistencia cada vez mayor que es alcanzable.

No hace mucho tiempo los capitalistas imaginaron la estúpida fábula del “trabajo forzado” y ya veis que, poco a poco, comienzan a desmentirla. Seguramente pueden lanzar contra la Unión Soviética a sus trabajadores y campesinos armados con los mejores artefactos mortíferos, ¿pero cómo harán para tapar los ojos y los oídos de sus soldados, que también quieren ser libres, y que saben que en la Rusia moderna no hay esclavos ni desempleados?

Hace quince días, la capital europea lanzaba una nube gris de ese viejo polvo verbal con el que, durante siglos, se han obstruido los oídos y los ojos del pueblo trabajador.

Por la boca del jefe de la Iglesia Católica, el Papa (se trata de Achille Ratti, pontificado desde el 16 de febrero de 1922 hasta el 10 febrero de 1939. Pío XI. 257º Papa), soberano de la “ciudad del Vaticano”, el capitalismo amenazó por la radio urbi et orbi.

Los ricos deben ser considerados como los servidores de la divina providencia, como guardianes y repartidores de sus bienes, a quien Jesucristo confió la suerte de poseerlos“.

Como estas palabras son sólo, a fin de cuentas, la voz de los propios ricos, éstos, sirviendo a la “divina providencia”, no sólo se niegan a alimentar a los 35 millones de parados, sino que también comienzan a especular con la bajada de salarios. Por la boca de la iglesia recomiendan prudencia a los que “nada poseen”:

…que no desdeñen, evocando el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo, su pobreza y sus promesas; que no menosprecien la acumulación de las riquezas espirituales que son tan accesibles en nuestro tiempo, y con la esperanza de mejorar la situación dentro de los límites permitidos, se hagan dignos, por la bondad y por el corazón, de la misericordia de Dios, y no se entreguen a actos de injusticia”. “Pedimos a los trabajadores y a los patrones que eviten todo acto de hostilidad y toda lucha recíproca, que se mantengan mutuamente en unión amistosa y fraternal: unos con sus recursos y su dirección, y los otros con su trabajo y su capacidad, sin exigir más de los que es justo ni reclamar nada que no sea equitativo, tratando de no alterar el orden establecido, no sólo por conveniencia personal, sino por conveniencia, no menos importante, del interés general“.

He aquí cómo, camaradas, la Iglesia Católica y romana enseña a los que “nada poseen”, y a los trabajadores, a cumplir su “misión”, que consiste en sustentar el régimen capitalista basado en la escandalosa e inhumana explotación de los trabajadores y campesinos.

El que dice estas palabras “amables”, aunque vacías de sentido desde hace mucho tiempo, sabe que la iglesia del pobre Cristo es diabólicamente rica; que en Italia existe el Banco del Espíritu Santo; que en Alemania también existe otro banco de estos. También sabe que las iglesias de Cristo no se diferencian de los verdaderos bancos salvo en esto: las entregas realizadas por los clientes en la iglesia no son reembolsadas.

Naturalmente, no ignora que los pobres no están en situación de “acumular riquezas espirituales” bajo el régimen capitalista. El “buen” consejo que da a los pobres el príncipe de una de las más ricas organizaciones eclesiásticas puede proporcionar un excelente material para los periódicos satíricos, y es triste que la prensa burguesa con “su libertad de expresión”, esté privada de la libertad de reír.

El príncipe de la iglesia recomienda muy amablemente a los que “gobiernan” el destino del pueblo trabajador, que “hagan el bien y no el mal y se inspiren en la justicia“.

Eso nos da el derecho a esperar que Die hards británicos, así como los buenos burgueses de Francia, con Aristide Briand al frente, acepten el consejo de Roma con toda seriedad posible, con la generosidad y “justicia del alma” que les son características.

Por mi parte quiero esperar a que destruyan inmediatamente sus armas, que abandonen sus propósitos de organizar una red de bandidaje contra los soviéticos y que les digan a nuestros obreros y campesinos: “Vamos, chicos, no tenemos nada contra vosotros. El Papa no quiere que hagamos ningún mal. Y además habéis hecho el bien; ¡continuad, pues, con los mismos sentimientos, que no queremos hacerle daño a nadie!

Después de eso, en sus propios países, invitarán a los trabajadores a convertir sus espadas en ruedas de arados y se dedicarán a alimentar a millones de trabajadores que mueren de hambre. ¿Y si -ironías aparte-, se escuchase la humilde voz del capital, que emana de Roma? ¡Qué falta de ideas tiene esa voz! ¡Qué ingenio más pobre! ¡Y qué hipocresía! ¡Les envío mis cordiales saludos, camaradas que lucháis por un futuro hermoso!

41050731_a.jpg

LOS JUEGOS DEL MUNDO: CULTURA Y ENTRETENCIÓN EN LA POBLACIÓN

Entre las actividades culturales que visitamos el sábado recién pasado en “La Pintamos, la Rapiamos” destacamos los Juegos del Mundo, que nacen como una iniciativa de Ivan Peña y Jorge Larraín, los cuales acercan a las poblaciones una serie de juegos que mantienen características de los diferentes continentes, tanto en historia como época y que en su origen datan desde el 3000 A.C hacia delante.

N3

Estos buscan desarrollar el pensamiento y la estrategia a través de juegos simples y complejos, elaborados en materiales de madera, con colores, formas y líneas distintas. Algunos tienen similitudes con entretenciones que tradicionalmente usamos, como el gato, otros más relacionados al ajedrez. Por ejemplo, el gato se juego con los ojos vendados y solo a través de lo que palpamos podemos percibir los movimientos que hacemos.

N2

En su enfoque, ellos buscan acercar esta entretención al pueblo, pues les interesa “des-elitizar” parte de los juegos que tradicionalmente se han acaparado  los ricos, comprendiendo que solo el pueblo ayuda al pueblo y participando activamente de las actividades en poblaciones. Les importa que los niños puedan desarrollar la creatividad jugando, explorando y de esta manera con su disposición ponen su arte cerca de los muchachos de las poblaciones, arte que en esta ocasión los reunió de manera inmediata, logrando capturar la atención y sorpresa de pequeños y también adultos.

En la siguiente entrevista, Jorge Larraín explica el sentido de sus juegos:

LOS PELUCHES: GRAFITTI DE BAJOS DE MENA

En la jornada de grafittis y rap “La Pintamos, la Rapiamos” conocimos al colectivo “Los Peluches”, grafiteros que trabajan en diferentes poblaciones haciendo arte social y autogestionado con ideas, regalando color y sentido a las poblaciones olvidadas por el viejo Estado que sólo sirve a los más ricos del país. En esta ocasión, su magia nos lleva a una máquina de peluches que atrapa a distintos de ellos, de los cuales unos cuantos logran liberarse, escaparse del engranaje tortuoso, lo que simboliza cómo en las poblaciones se debe huir de la maquinaria enajenante, que para ellos es a través de la organización autogestionada del arte del grafiti.

IMG_5427

Rotka, uno de sus integrantes, nos relata en una entrevista cómo duplican e incrementan el trabajo en su población de Bajos de Mena, Puente Alto, donde la estigmatización y el abandono del Estado descarga todo su peso. Donde el Estado arrincona a los pobres formando guetos carentes de los servicios más básicos, tales como lo son los hospitales, la seguridad, entre otros, pero que a su vez revela con todas sus letras que la única salida del pueblo es tomar el toro por las astas y organizarse en lucha para conseguir sus derechos. Esta es la única salida para cientos de jóvenes y niños, donde el grafitti autogestionado contribuye a reunir a gran parte de la juventud del sector, logrando hacer un encuentro anual en Puente Alto.

Lo que se viene ahora, durante este viernes 31 de marzo, es su primera fiesta Pro-Fondos para el Meeting Bajos de Mena, la que tiene un valor de 1.000 pesos la entrada y será a pasos del metro Plaza Puente Alto. El meeting se realizará en la quincena de julio y como toda muestra de auténtico arte callejero es autogestionado, para no tener que mendigarle nada al mismo Estado que nos niega la vivienda, la tierra, la salud, la educación, el empleo, la pensión digna y un largo etcétera.

IMG_5426.JPG

En adelante la entrevista con uno de sus integrantes:

LOS ESTUDIANTES SOVIÉTICOS

Compartimos este texto respecto a la educación en la Unión Soviética socialista en el año que se cumple un siglo desde la Revolución de Octubre. El análisis revela el impresionante desarrollo de la URSS en este ámbito, donde la educación era gratuita, científica y al servicio del pueblo. Fruto de la revolución socialista, el estudiante encontró las condiciones adecuadas para el desarrollo del trabajo intelectual en estrecha colaboración con el trabajo manual.

“Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad…”

“En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.”

LOS ESTUDIANTES SOVIETICOS

b.jpg

En 1938, la Unión Soviética tenía 716 universidades, colegios y otras instituciones de educación superior con un núcleo estudiantil de 601.000 personas. Este número supera al de los estudiantes de colegios y universidades de 23 países europeos juntos, incluyendo a Francia, Italia y Polonia, además de Japón.

Existen instituciones de educación superior en cada una de las Repúblicas de la Unión y Regiones Autónomas de la Unión Soviética. Kirguistán, que no tenía una sola institución de enseñanza superior antes de la Revolución, ahora tiene cuatro; Turquistán tiene 5; Tayikistán también tiene 5 y Kazajistán 19. Y cada una de estas instituciones educativas cuenta con labotatorios modernos, salas de lectura y bibliotecas que son lo último en temas de equipamiento escolar.

Antes de la Revolución, los colegios y universidades de la Rusia zarista tenían población escolar total de 112.000 alumnos, de los cuales el 35% eran hijos de la nobleza y de los jefes del gobierno, el 10% hijos de los grandes empresarios y comerciantes, el 14,5% hijos de los campesinos ricos. Por lo tanto, el 70,8% del alumnado pertenecía a las clases dominantes, como hijos de las grandes fortunas. El alto costo de admisión, además de las limitaciones de clases y de normas establecidas hacía imposible a los trabajadores dar una educación superior a sus hijos.

El gobierno soviético dio acceso a las escuelas de educación superior a todos los ciudadanos de la URSS. Las puertas de los colegios y universidades de la URSS están abiertas para todos los graduados de la escuela secundaria. No existe la mínima limitación de nacionalidad, raza, condición social o económica en las instituciones educativas soviéticas. Las mujeres disfrutan de los mismos derechos que los hombres para ingresar en cualquier institución de educación superior de la URSS. En la Unión Soviética, el 43% de los estudiantes de colegios y universidades son mujeres.

Las sumas establecidas por el gobierno soviético para el desarrollo de la educación superior aumentan año tras año. Por ejemplo, la suma asignada por el Gobierno para la educación superior aumentó de 86 millones de rublos en 1934 a 219 mil millones de rublos en 1938.

A pesar del enorme aumento del número de instituciones de educación superior y de la masa estudiantil, el rápido desarrollo de la economía nacional de la URSS requiere, todavía, un mayor número de personas capacitadas en todos los campos del conocimiento.

Las instituciones de educación superior de la URSS preparan expertos en 178 ramas de la ciencia, de la tecnología y de las artes. Entre las 716 instituciones de enseñanza superior soviéticas, 119 son institutos industriales, 29 institutos de transporte y comunicaciones, 84 escuelas de agricultura, 71 escuelas de medicina, 27 institutos económicos, 11 escuelas de derecho, 24 universidades generales, 211 institutos pedagógicos y de preparación de profesores, conservatorios de música, institutos de literatura, de arquitectura, etc.

Además de las instituciones regulares de educación superior, fue establecida en la URSS una nueva clase de escuelas de educación superior: academias ligadas a determinadas ramas de la industria, del transporte, de la agricultura, del comercio, etc. Estas academias, que están bajo la jurisdicción de los comisiones del pueblo correspondientes, son visitadas por el personal ejecutivo de las fábricas, como por ejemplo, directores, subdirectores y superintendentes, por trabajadores de establecimientos soviéticos que han tenido una amplia experiencia práctica, así como trabajadores stajanovistas, que desarrollaron nuevas y mejores formas de trabajar. Tres o cuatro años en la academia proporcionan al estudiante una educación general y a su vez una formación especializada, de tal manera que, cuando se gradúa, es un especialista de alta cualificación.

Aleksei Starranov, el famoso minero de carbón del Donbass, estudió en la Academia Industrial “Stalin” en Moscú. Busijgin, forjador de la fábrica de automóviles “Gorki”, la tejedora Eudokia Vinogradova, Tatiana Fiodorova, trabajadora en el “Metro” de Moscú y otros muchos trabajadores destacados de la Unión Soviética fueron también a estas academias industriales. La iniciadora del movimiento stajanovista en la agricultura, la campesina colectivista María Demchenko, estudia actualmente en la Academia Agrícola de Kiev. Otros destacados stajanovistas en la agricultura han ingresado también en las academias agrícolas, incluyendo a Pasha Kovardak, Konstantin Borin y Pasha Angelina. Todas estas personas están dominando el conocimiento teórico, con el fin de mejorar y enriquecer su amplia experiencia práctica.

Los estudiantes que acuden a estas academias no pierden el contacto con sus anteriores lugares de trabajo. Todas estas academias industriales envían a sus estudiantes al trabajo práctico dos veces al año. Así, por ejemplo, Starranov, Busijgin y Borin, que son estudiantes de academias industriales, puedieron establecer nuevos registros en la producción en sus antiguos puestos de trabajo, en el trascurso de sus periodos de práctica.

Como regla general, los estudiantes que son recibidos en estas academias desempeñan cargos ejecutivos. Por ejemplo, el iniciador del movimiento stajanovista en la industria ligera, Nikolai Smetanin, que trabajabó en la fábrica de zapatos “Skororrod” y estudió en la Academia Industrial “Kirov” en Leningrado, es ahora (1939) auxiliar del Comisario del Pueblo para la industria ligera. El iniciador del movimiento stajanovista en los ferrocarriles, Piotr Krivonoss, fue nombrado director general de la línea de ferrocarril del Sur de Donets. Musinski, destacado stajanovsita en la industria textil, fue elegido vicepresidente del Comité Ejecutivo Regional de Arrangel. Lo que se conoce como Universidad de Fábrica, es muy común en la URSS. Estas instituciones de educación superior técnica son establecidas por las fábricas, y a ellas van los trabajadores, los funcionarios y otros empleados de una fábrica, después de las horas de trabajo. Especialistas altamente cualificados de los diferentes departamentos de la fábrica dan conferencias y ven el trabajo práctico de los estudiantes. Al igual que todas las demás instituciones educativas de la URSS, estas universidades de fábricas tienen modernos laboratorios, aulas y bibliotecas muy bien preparadas. El trabajo práctico se realiza en los talleres y departamentos de la fábrica en cuestión. De esta manera, los trabajadores que pasan varios años de formación en estas universidades se convierten en expertos altamente cualificados – ingenieros y técnicos – aunque muchos de ellos hayan entrado en la universidad como simples trabajadores. Entre estas universidades de fábricas, el Instituto de Trabajo “Stalin”, de Leningrado, goza de gran renombre. Esta universidad de fábrica ha preparado cientos de expertos de primer nivel en sus pocos años de existencia.

Los cursos por correspondencia de educación superior también hicieron mucho por la preparación de los trabajadores calificados que el país necesita.

Estos cursos son seguidos gratuitamente y en su tiempo libre por funcionarios, técnicos y demás trabajadores y empleados de la fábrica que hayan recibido una educación secundaria.

Hay alrededor de 200.000 personas siguiendo los cursos por correspondencia de educación superior en la URSS. Las personas que completan estos cursos consiguen un equivalente de la educación impartida en las escuelas y universidades.

1

De acuerdo con el art. 121 de la Constitución de la URSS, el ingreso en las escuelas soviéticas, incluyendo colegios y universidades, es gratuito. Más del 88% del cuerpo estudiantil en las instituciones de educación superior reciben salarios del gobierno. Los salarios son, generalmente, de 130 rublos al mes durante el primer año de estudio y llegan a 200 rublos al mes durante el último año. Esta cantidad es el salario medio mensual de un trabajador no calificado. Los estudiantes de las academias de los Comisarios del Pueblo reciben salarios de 450 a 700 rublos al mes, una cantidad correspondiente al salario mensual de un trabajador altamente calificado. Pero el Gobierno no reduce su acción en lo que se refiere a la masa estudiantil, en la distribución de salarios. Todos los estudiantes que soliciten habitaciones, las reciben gratuitamente del Gobierno, que gasta 10 millones de rublos por año en la construcción y mantenimiento de residencias estudiantiles. En las grandes ciudades existen distritos enteros compuestos de residencias estudiantiles llamadas “ciudades estudiantiles”, construidas por el Gobierno. En Moscú, existen varias “ciudades estudiantiles”, con una población muy grande.

Adjuntos a estas residencias, se encuentran restaurantes, lavanderías, peluquerías, etc., cuyos servicios son ofrecidos a los estudiantes a precios reducidos.

Los estudiantes tienen derecho al servicio médico y tratamientos gratuitos. Aparte de los gastos en la construcción y mantenimiento de las residencias, el Gobierno también gasta grandes cantidades cada año en proporcionar a los estudiantes ventajas culturales, deportes, vacaciones, etc. Prácticamente cada institución de educación superior tiene un club propio y su estadio para los estudiantes, mantenidos a costa del Estado y de los sindicatos. Los estudiantes que estaban trabajando en alguna empresa antes de entrar en el instituto de educación superior, mantienen sus derechos sindicales y son simplemente transferidos al sindicato que agrupa a los trabajadores de la profesión u oficio que corresponden a determinada escuela o institución en particular. Los jóvenes, al salir de la escuela secundaria, entran directamente en un instituto de educación superior, y pueden ser parte del sindicato de sus respectivos institutos. Los sindicatos dan entradas gratis para los teatros y conciertos a los estudiantes, o entradas a precio reducido.

Durante las vacaciones (los estudiantes soviéticos disfrutan de vacaciones dos veces al año, dos meses en el verano y dos semanas en el invierno) los estudiantes pueden alojarse en casas de reposo o curarse en sanatorios, a costa de los sindicatos. Muchos estudiantes pasan sus vacaciones recorriendo las diferentes regiones del vasto territorio de la Unión Soviética, con el fin de conocer mejor su país, y para familiarizarse con su belleza y sus riquezas naturales. En estos casos, el Estado también ayuda a los estudiantes proporcionándoles reduciones considerables en el transporte, guías, bajos precios para los alimentos en los campos de turistas, etc.

La atención multiforme proporcionada a los estudiantes por el Estado les permite dedicar toda su atención, su solicitud y su energía al estudio.

Los estudiantes se dedican a sus estudios en las instituciones soviéticas de educación superior de una manera que difiere radicalmente del modo en como estudiaban los estudiantes en los establecimientos correspondientes a la Rusia zarista. La seguridad material de los estudiantes, la gran capacidad del cuerpo docente, el hecho de que los estudiantes cuentan con servicios escolares y de literatura, crean todas las condiciones necesarias para la realización de un trabajo excepcionalmente fecundo por parte de los estudiantes.

Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad. Año tras año este “eterno estudiante” estaba en la misma clase y, al final, abandonaba a menudo la escuela sin terminar los estudios.

En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.

La emulación socialista está muy extendida en las instituciones soviéticas de educación superior, de la misma manera que lo está en las fábricas. Grupos de estudiantes desafían a otros; clases enteras, departamentos e incluso universidades enteras lanzan retos recíprocos para situar a sus estudiantes en el cuadro de honor, para ayudar a la mayor cantidad de camaradas atrasados en sus estudios, etc.

El cuerpo docente también se dedica voluntariamente a preparar a estudiantes dignos del cuadro de honor.

Las relaciones entre los estudiantes y profesores en las instituciones soviéticas de educación superior son totalmente diferentes de lo que eran antes de la Revolución. Anteriormente, los profesores raras veces se interesaban, casi no hacían nada, por el trabajo de los estudiantes, o por las razones que podía tener un estudiante para ir atrasado, si los estudiantes entendían las enseñanzas o necesitaban más ayuda de su parte, etc. En las instituciones soviéticas de educación superior, el cuerpo estudiantil y el cuerpo docente es una sola familia. Ambos están igualmente interesados en que los estudiantes reciban de la escuela lo máximo que esta pueda proporcionarles, en que el estudiante graduado sea un especialista soviético completamente preparado.

Los estudiantes y los profesores tienen relaciones que se extienden después del trabajo de clase. Los maestros e instructores a menudo participan en diversas reuniones estudiantiles, y a menudo pasan sus vacaciones con los estudiantes. Tal unidad entre la masa estudiantil y el cuerpo docente sólo puede servir para mejorar el trabajo educativo y la preparación de los estudiantes que encuentran en el profesor o instructor a un camarada de mayor edad.

Otra característica de las instituciones soviéticas de educación superior es su estrecho e inquebrantable contacto con la industria, los que se manifiesta de varias maneras, principalmente por la formación industrial bien organizada de los estudiantes a través del trabajo en la práctica. Cada institución técnica y agrícola de educación superior envía a sus estudiantes a períodos de prática de dos meses y medio a tres meses y medio durante el año. Los estudiantes de escuelas técnicas siguen cierto entrenamiento práctico durante el cual, por lo general, se familiarizan con la rama de la industria que deben seguir para completar sus estudios. En sus trabajos prácticos, reciben una formación más especializada aún, y aprenden lo que deben saber sobre determinada máquina y sus propiedades. Por último, en su último año de estudios, trabajan en calidad de ingenieros en sus sesiones de práctica, desempeñando muchas veces las tareas de auxiliares del líder del taller.

Después de terminar su práctica industrial, el estudiante está obligado a presentar un informe al profesor, en el que sintetiza sus experiencias en la práctica del trabajo, y recibe una calificación determinada para el trabajo que ha desarrollado. Si no presenta el informe, o si este no fuera consideradp satisfactorio, tendrá que repetir su período de práctica industrial.

2.jpg

Los estudiantes son enviados a las empresas de una determinada rama de la industria para su práctica de trabajo, empresas que tienen un equipamiento de primera clase y trabajan con los últimos adelantos de la técnica. El estudiante recibe una orientación académica y metodológica en su práctica de trabajo por parte de los jefes del departamento correspondiente. Su práctica de trabajo en la fábrica se encuentra bajo la supervisión de los mejores y más cualificados técnicos de la empresa determinada.

Las tesis y trabajos de los estudiantes están estrechamente vinculados con las tareas prácticas del desarrollo económico del país. Numerosas tesis presentadas por estudiantes que se graduaron son puestas en marcha, y, de esta manera, no son solamente trabajos académicos, sino al mismo tiempo, planes de trabajo prácticos. Después de ser recibidas, los autores de estas tesis participan generalmente de su aplicación.

Por otro lado, los laboratorios y las aulas de las instituciones de educación superior resuelen a menudo diversos problemas que les presentan la industria y la agricultura.

De esta manera, los estudiantes también son puestos en contacto con sus futuras actividades prácticas.

El trabajo de investigación científica llevado a cabo por estos colegios es un factor importante en la vida de las instituciones soviéticas de educación superior. El cuerpo docente y el personal científico de estas instituciones llegan a más de 40.000 personas, incluyendo 5.000 profesores y 11.500 profesores auxiliares. La jornada laboral del cuerpo pedagógico científico de las instituciones de educación superior es de 5 horas, dedicando la mitad de este tiempo a la investigación científica.

Cada departamento de las instituciones soviéticas de educación superior cuenta con sus estudiantes de postgrado. Hay un total de más de 10.000 estudiantes de posgrado en la URSS. En 1938, 6.000 personas se inscribieron en los cursos para postgraduados de la URSS. Después de tres años de curso, los estudiantes graduados presentan una tesis, que deben sustentar, y, luego, reciben un grado académico. Los cursos para postgraduados suelen ser seguidos por estudiantes que se gradúan con especial éxito en una institución de educación superior.

En el trabajo de investigación científica, que tiene lugar en estas instituciones de educación superior, se solucionan los problemas presentados por la industria y la agricultura. Por ejemplo, los estudiantes graduados en el Instituto de Metales Inoxidables de Moscú, están haciendo un excelente trabajo en el campo de las nuevas aleaciones (mezcla de metales). Las Escuela de Estructuras Subterráneas del Instituto Ferroviario del Tren de Moscú participa en la construcción del metro de esta ciudad.

Una parte importantísima de la vida de las instituciones soviéticas de enseñanza superior es desempeñada por las organizaciones sociales de los estudiantes: Partido Comunista, Liga Comunista y Sindicatos. Los comités del sindicato estudiantil existentes en todas las instituciones de educación superior tienen un papel activo en la vida académica de las escuelas superiores. Ellos mismos se interesan por el trabajo de los estudiantes, eliminan cualquier cosa que dificultea  un estudiante u otro el estudio, están atentos a la labor práctica, prestan atención a las necesidades materiales de los alumnos, les ayudan a pasar sus vacaciones de tal manera que estas sean, a su vez, útiles e interesantes, etc.

En 1939, 183.000 nuevos estudiantes se matricularon en las universidades y colegios de la URSS.

Los colegios y las organizaciones sociales comienzan desde muy temprano a hacer campaña para atraer a nuevos estudiantes.

El Museo Politécnico de Moscú organiza consultas para los jóvenes que terminan su educación secundaria, para la selección de su futura profesión. Estos jóvenes tienen conversaciones informativas con profesores y académicos, maestros e instructores de las escuelas secundarias, los cuales les dan todo tipo de información acerca de sus instituciones: Estas reuniones se han convertido en una verdadera tradición en la escuela secundaria de Moscú.

El art. 118 de la Constitución de la URSS establece que “Los ciudadanos de la URSS tienen derecho a trabajar”. De acuerdo con esto, cada graduado de un instituto de educación superior tiene trabajo asegurado en su campo de actividades. Seis meses antes de terminar el último año, el estudiante ya sabe donde va a trabajar, que salario recibirá y cuáles serán sus obligaciones. El Estado determina, de acuerdo con un plan, el lugar donde el graduado habrá de trabajar. Por supuesto, esto no significa de ninguna manera que el graduado esté obligado a trabajar en una determinada empresa. Es solamente uno de los elementos de planificación, el método más común en el trabajo de todas las instituciones soviéticas. El joven especialista, después de graduarse, firma un contrato con la organización correspondiente o empresa. Cuando entra en la fábrica o establecimiento fijado, el joven experto penetra en un medio que ya le es familiar. No ve en ella a ningún competidor, cada uno le ayuda a asimilar su trabajo lo más rápidamente posible. En 1938, 93.000 estudiantes fueron recibidos en las escuelas de la URSS. Cada uno de ellos fue colocado en el trabajo correspondiente a su especialidad.

Durante el periodo del Tercer Plan Quinquenal, la educación superior se desarrollará en una proporción aún mayor. Está previsto que el número de estudiantes pase de 601.000 en 1938 a 650.000 en 1942.

La educación superior en la URSS se extiende y se desarrolla conjuntamente con el crecimiento y desarrollo de toda la vida económica y cultural del país.

Traducido por “Cultura Proletaria” de “Divulgação Marxista”, Nº6, Septiembre de 1946

CÉSAR OLHAGARAY, “EL RAYADOR”

César Olhagaray, el Rayador

Un artista visual entre la juventud popular

En nuestro recorrido por la fiesta “La Pintamos, la rapeamos” (ver nota haciendo click aquí) nos encontramos con Cesar Olagaray un divertido muralista que tiene un particular estilo de rayar y analizar la realidad. De entrada nos dice: “Soy el rayador, porque rayo todo, no solamente muros y llegue acá, porque me invitaron a hacerles clases y estoy haciendo clases gratis a nivel universitario a La Pintamos Crew, los muralistas grafiteros que organizaron esta fiesta”.

César nos invita a escuchar sus mentiras, mientras empieza a explicarnos su mural, el que cuenta una historia o varias historias si uno quiere: una mujer a la que le cuelgan muchos hijos, que sirve al hombre goma y la mujer va sobre una patineta. Una luna con una bandera chilena y llena de volcanes. Un hombre bote que saca a pasear a los pescados y un pescado que se entusiasma con una sirena y termina asado en una parrilla.

La historia las va creando al tiempo que las imágenes salen de su pincel. Pinta lo que piensa.

¿Cómo diseñas las ideas y conceptos que expones?

Yo voy inventando, mi hermano me dice que soy mitómano y lo asumo, pues soy mitómano de imágenes. O sea, cuento mentiras… una cosa que he descubierto es que las mentiras no van muy lejos porque tienen patas cortas, pero yo no creo que sea por eso, sino porque algún día se transforman en verdad. Es cosa de leer los diarios y la televisión.

Cuéntanos de ti…

Soy de profesión artevisualista, es  mi carrera de 45 años. Mi nido fue mi participación en la parte artística de las Brigadas Ramona Parra del 70 al 73, durante el gobierno popular, luego me agarraron preso por lo mismo y tuve que salir al exilio. Todavía estoy en Alemania, con un pie acá y el otro allá. Estudie en Chile y en Alemania.

¿Y acá en la población que haces?

En la población estoy ayudando, dándole clases universitarias a los grafiteros y están muy agradecidos. Son como esponja, aprenden muy rápido. Son muy talentosos, muy capaces, hacen maravillas. 

Agradecemos a César por su buena disposición y entusiasmo al trabajar codo a codo con la juventud popular.

Ve a César con su mural terminado en:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

NACIONALISMO REACCIONARIO Y NACIONALISMO REVOLUCIONARIO: LIBERACIÓN NACIONAL DE ARGELIA

El 18 de marzo de 1962, la Guerra de Liberación Nacional librada por el pueblo de Argelia para expulsar a los imperialistas franceses triunfó. Hoy reproducimos un texto de los Panteras Negras que sirve a la reflexión política y compartimos la película “La Batalla de Argel” con su respectiva reseña.

Hay dos clases de nacionalismo: el nacionalismo revolucionario y el nacionalismo reaccionario. El nacionalismo revolucionario depende principalmente de una revolución popular cuyo fin último es que el pueblo esté en el poder. Es más, para ser un nacionalista revolucionario, por necesidad, hay que ser socialista. Si se es un nacionalista reaccionario, no se es socialista, y entonces, su finalidad es la opresión del pueblo.

Algerian-protesters-clashes-police-Bab-el-Oued-Algiers-07012011.jpg
Protestas en Argelia durante el 2011

El nacionalismo cultural -o el “nacionalismo de chuleta de cerdo”, como yo le llamo- es básicamente un problema de tener una perspectiva política equivocada. Parece ser una reacción en lugar de responder a la opresión política. Los nacionalistas culturales se definen por una vuelta a la vieja cultura africana para, de ese modo, ganar su identidad y libertad. En otras palabras, sienten que la cultura africana les dará automáticamente la libertad política. Muchas veces los nacionalistas culturales siguen la línea de los nacionalistas reaccionarios. Papa Doc, en Haití, es un excelente ejemplo de nacionalismo reaccionario. Oprime al pueblo y al mismo tiempo promociona la cultura africana. (…)Simplemente expulsó a los racistas y los substituyó personalmente convirtiéndose él en el opresor. Muchos nacionalistas en este país parecen desear los mismos fines. El Partido de las Panteras Negras, que es un grupo revolucionario de gente negra, es consciente que tenemos que tener una identidad. Tenemos que dar cuenta de nuestra herencia negra para coger fuerza para seguir adelante y avanzar. Pero volver a la vieja cultura africana es innecesario y, en muchos aspectos, no supone un avance. Creemos que la cultura por sí misma no nos liberará. Vamos a necesitar esfuerzos mucho más grandes.

Argelia.JPG
Protestas en Argelia durante el 2011

Un buen ejemplo de nacionalismo revolucionario fue la revolución en Argelia cuando Ben Bella llegó al poder. Los franceses fueron expulsados, sin embargo fue una revolución popular porque el pueblo terminó en el poder. Los líderes que llegaron al poder no estaban interesados en buscar su propio beneficio explotando al pueblo y manteniéndolo en un estado de esclavitud. Nacionalizaron la industria y sus beneficios fueron a la comunidad. Eso es de lo que se trata el socialismo, en resumidas cuentas. Los representantes populares están al mando estrictamente por el consentimiento del pueblo. La riqueza del país está controlada por el pueblo y es este el consultado sobre todas las modificaciones en la industria que han de tener lugar.

El Partido de las Panteras Negras es un grupo nacionalista revolucionario y vemos una gran contradicción entre el capitalismo en este país y nuestros intereses. Somos conscientes de que este país llegó a ser muy rico durante la esclavitud y la esclavitud es capitalismo extremo. Tenemos dos enemigos a combatir: el capitalismo y el racismo.

Entrevista realizada por “The Movement” (1968) a Huey P. Newton. Miembro fundador de los Black Panthers

LA BATALLA DE ARGEL

Reseña de Cultura Proletaria: “Una producción franco-argelina (1966) dirigida por Gillo Pontecorvo que refleja las circunstancias que rodearon a la guerra de independencia de Argelia. Pontecorvo trató de ser lo más fiel posible a la realidad y por ello rodó el film íntegramente en Argelia y contó como protagonista con Saadi Yacef, uno de los líderes del FNL.

Prohibida en decenas de países y censurada en casi todos. El magnum opus de Pontecorvo no se conmociona con el falso humanismo burgués ni cede al vértigo infanto-militarista del izquierdismo. Con una dirección genial y con unos actores tan hábiles que muchos espectadores creerán que se trata de un documental, nos sumergimos en una de las más sangrientas revoluciones de la historia y somos obligados a posicionarnos de un lado de esta brutal barricada, opción que los oprimidos nunca tuvieron. Ninguna otra narrativa cinematográfica describe de forma tan vivida y detallada la revuelta de los pueblos colonizados.”

 

 

CAMPAÑA PARA EMBANDERAR CHILE CON BANDERAS “COLORÁS” POR LOS 100 AÑOS DE VIOLETA PARRA

Como una forma de recordar su compromiso con el pueblo

Campaña invita a embanderar Chile con banderas “colorás” por los 100 años de Violeta Parra

La agrupación La Ventolera llama a hacer realidad la canción que compusiera la cantautora nacional “El día de tu cumpleaños” para celebrar su próximo centenario. “Desde este 4 de octubre, su natalicio 99, hasta su centenario invitamos a cubrir con banderas rojas desde Arica a Magallanes para celebrarla como se merece”, señala Marilyn Lizama, parte de la agrupación cultural.

“El día de tu cumpleaños habría que embanderar desde Arica a Magallanes con banderas colorás”, versa la canción “El día de tu cumpleaños” con la que Violeta Parra quiso sustituir a lo Chilensis el clásico “Cumpleaños feliz”.

Y es justamente para su cumpleaños número 100 que la Agrupación La Ventolera quiere hacer realidad este sueño. “El 4 de octubre de 2017 se cumplen 100 años del nacimiento de la más grande artista popular de nuestro país. Violeta Parra levantó siempre las banderas de la gente sencilla, de las mujeres y hombres del campo, de los nortinos, los mapuche, los chilotes, los estudiantes. Por eso, en su centenario, invitamos a que en todos los rincones se levanten banderas en recuerdo de nuestra querida Violeta”, expresa Claudio Morales, asesor de contenidos de La Ventolera.

La campaña parte hoy, en su cumpleaños 99 y se espera que cada persona, familia o comunidad ponga su bandera en el frontis de su casa y la deje hasta el próximo año, cuando se celebre su centenario. Para esto se ha creado un Facebook http://www.facebook.com/centenariovioletaparra donde se podrán enviar las fotografías con la casa “embanderá” con los hashtag #VioletaParra y #eldiadetucumpleaños.

“Desde este 4 de octubre, su natalicio 99, hasta su centenario invitamos a cubrir con banderas rojas desde Arica a Magallanes para celebrarla como se merece. Tenemos un año para embanderar todo Chile como habría querido Violeta”, señala Marilyn Lizama, parte del equipo que impulsa la iniciativa.

“Yo no protesto por migo”

La Ventolera se está presentando en distintas poblaciones del país, con su obra de danza, música y teatro “Yo no protesto por migo” que relata el compromiso político de Violeta Parra. Para 2017, nos encontramos planificando nuevas presentaciones e intervenciones callejeras. Más información en http://www.facebook.com/AgrupacionLaVentolera, en Instragram la_laventolera y en Twitter @_LaVentolera

LA PINTAMOS, LA RAPIAMOS: ARTE AL SERVICIO DEL PUEBLO

LA PINTAMOS

El sábado 18 de marzo visitamos la actividad “La Pintamos, La Rapiamos“, en donde los vecinos y pobladores se han organizado para hacer trabajo y arte al servicio del pueblo.

Más de una quincena de grupos y otros tantos de grafiteros llenaron de música y color la esquina de Venancia Leiva con calle El Bosque, en La Pintana, junto a un escenario en el centro,  donde los pobladores se congregaron a disfrutar de música, baile, murales, comida y pantallazos.

Los organizadores eran La Pintamos Crew y la Junta de Vecinos de Villa El Bosque. El primero es una organización surgida en junio de 2015 que agrupa a jóvenes de la comuna de La Pintana. Sus integrantes nos relataron que: “surgió como un taller de grafiti experimental pensado en la población El Bosque, pero se amplió, donde ha funcionado la unión y la organización”. Y sobre sus objetivos nos explicó que: “Primero nos reunimos por querer ser mejor, dibujar mejor, pero en la población se repiten patrones, entonces con el tiempo decidimos crear una organización”.

En la ocasión también se celebraba el aniversario de la Junta de Vecinos, constituida el 23 de febrero de 2016 y cuya primera actividad masiva se realizó un 18 de marzo. La dirigente nos comentó: “En esa ocasión se trabajó con menos recursos, experiencia, redes. Así que estamos celebrando también el habernos organizado. Y celebramos también 1 año de taller de grafitti, entendiéndolo como un motor de lucha para impulsar la conciencia revolucionaria, pues ellos siempre tratan de hacer un trabajo ligado a las luchas del pueblo”.

JV.jpg

Los talentosos muchachos de Pintamos Crew, han coloreado hermosamente la población y han aplastado la imagen de abandono y miseria que se pueden observar en las poblaciones de nuestro país, producto de la total despreocupación por los más pobres, ya que el viejo Estado solo sirve a los intereses de los más ricos.

Fue una fiesta alegre y colorida, en donde los niños y la familia popular entera disfrutaron muchísimo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Periódico El Pueblo entrevistó a parte de los grafiteros, raperos, organizadores y compañeros varios que se congregaron con la finalidad de dar arte, color y música con sentido y crítica a nuestra población. Entre ellos, Los Peluches, grafiteros que trabajan en diferentes poblaciones llevando en esta ocasión su magia a través de una máquina de peluches que atrapa a distintos de ellos, de los cuales unos cuantos logran escapar del engranaje tortuoso, que simboliza cómo en las poblaciones se debe escapar de la maquinaria enajenante, para ellos a través de la organización autogestionada del arte del grafiti.

También encontramos a los “Juegos del Mundo”, una iniciativa de Ivan Peña, los cuales son una serie de juegos que mantienen características de los diferentes continentes tanto en historia como época y que su origen data desde el 3.000 A.C hacia delante, buscando desarrollar el pensamiento y la estrategia a través de juegos simples y complejos, elaborados en materiales de madera y texturas. Algunos tienen dinámicas como el gato que tradicionalmente usamos, otros más relacionados al ajedrez, mezclándose con distintas texturas, colores y dinámicas. Por ejemplo, el gato se juego con los ojos vendados y solo a través de las texturas podemos percibir los movimientos que hacemos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con este enfoque, ellos buscan acercar esta entretención al pueblo con alta disposición y con sus juegos acercan su arte a los niños de las poblaciones, arte que en esta ocasión los reunió de manera inmediata, logrando capturar la atención y sorpresa de niños y también adultos.