EL DRAMA DE AMÉRICA CENTRAL

Publicado por José Ricardo Prieto en la edición n° 189 de A Nova Democracia. La traducción es de Periódico El Pueblo.

Si por un lado, países de América del Sur como Brasil, Perú, Chile, etc. conviven con la minería a gran escala y los conflictos derivados de ella hace muchos años, Centroamérica viene ampliando también sus proyectos de minería, principalmente metálica, en un movimiento perceptible por todo el continente, resultado de la presión con que el imperialismo demanda embarcar las riquezas nacionales de aquellos pueblos en el menor tiempo posible.

A excepción de México, Centroamérica está compuesta de países considerados pequeños, pero que albergan una decena de miles de pueblos tradicionales que ven sus territorios, derechos, usos y costumbres amenazados por el avance de proyectos y operaciones de minería, casi siempre comandados por monopolios transnacionales. Son esos pueblos originarios, muchas veces descendientes de los mayas, las principales fuerzas de resistencia a los grandes proyectos mineros en esa parte del continente.

En el espacio de un artículo sería imposible tratar de todos los países y casos. Lo que se procura aquí es de dar un panorama de la voracidad del imperialismo y, principalmente, de la resistencia popular, que en algunos casos ha conseguido victorias importantes y que, guardadas las debidas proporciones, pueden servir de ejemplo para la lucha de otros pueblos.

centro-america.jpg

El Salvador

Los primeros proyectos comenzaron a ser presentados en el 2004 en el menor país de América Latina. Sin embargo, considerando la experiencia sudamericana, los salvadoreños concluyeron que los impactos de la minería son mucho mayores que las inversiones y rentas que ellos puedan genera. Pusieron el pie para que las autoridades no llevasen esos proyectos adelante. La mayoría de la población está contra la minería metálica y, el 29 de marzo de 2017, el congreso salvadoreño aprobó la ley que prohíbe la minería de oro y otros metales en el territorio de este país.

Se trata de una histórica victoria, obtenida después de más de 10 años de movilizaciones de amplios sectores de la población.

Panamá

La construcción de la hidroeléctrica de Barro Blanco se inscribe como uno de los mayores impactos ambientales y sociales en aquel país, ya rasgado por el canal que une el océano Atlántico y el Pacífico.

En el día 23 de mayo de 2017, hubo una remoción forzada de un campamento indígena para que la represa comenzase a andar, inundando el territorio del pueblo Ngäbé Buglé. Por fuera de todos los parámetros de lo que el propio imperialismo llama de “sustentabilidad”, Barro Blanco se retiró de los tratados ambientales, asumiendo que los impactos son mucho mayores que los previstos en el proyecto inicial.

Antes de eso, en 2012, en Cerro Colorado, los indígenas protestaron contra las intenciones de las autoridades panameñas de conceder licencias de explotación a empresas de Corea del Sur y Singapur, con bloqueos de entradas entre Panamá y el resto de América del Sur, con un saldo de dos muertos. Se trata de una reserva de cobre con 17 millones de toneladas, equivalentes a tres años la producción chilena, la mayor del mundo.

La legislación sobre minería en Panamá es incierta y, en los últimos años, decenas de proyectos se instalarán en el país, que además de tener al viejo Estado fundado en la corrupción, hecho conocido como paraíso fiscal y financiero para el lavado de dinero.

 

DÍA INTERNACIONAL DE LOS PRESOS REVOLUCIONARIOS: HEROICIDAD QUE VIVE EN LA LUCHA DE LOS PUEBLOS

DÍA INTERNACIONAL DE LOS PRESOS REVOLUCIONARIOS

HEROICIDAD QUE VIVE EN LA LUCHA DE LOS PUEBLOS

Los comunistas que fueron asesinados en las cárceles peruanas el 19 de junio de 1986, demostraron la fortaleza de la moral de la clase obrera. Eligieron dar la vida sin interés personal para servir a su pueblo y a la revolución mundial. El ejemplo de firmeza de esos combatientes es impresionante y a la vez contundente expresión de encarnar la ideología proletaria hasta sus últimas consecuencias. Hoy, diversas organizaciones celebran el Día Internacional de los Presos Revolucionarios.  

Precisamente, el preso político revolucionario más importante del mundo es Abimael Guzmán Reinoso, el Presidente Gonzalo, Jefe de la Revolución peruana que está completamente incomunicado y aislado, tras dirigir la guerra popular en Perú y al cual se le han montado un montón de patrañas para desprestigiarlo y desmoralizar a las fuerzas revolucionarias.

Actualmente, el corrupto Estado peruano pretende un “nuevo juicio”, que no es sino una nueva treta para atentar contra la vida y salud del Presidente Gonzalo. Sus planes son “condenar” al Presidente Gonzalo por crimen contra la humanidad, mientras suelta a los verdaderos genocidas, las “autoridades” del viejo Estado, con una “medida de carácter general”. (Periódico A Nova Democracia, AND)

Desde Periódico El Pueblo expresamos nuestro más sentido homenaje a todos los revolucionarios y auténticos demócratas encarcelados que entregan su vida y libertad para construir una nueva sociedad.

Republicamos la historia del Día de la Heroicidad escrita por la colaboradora de AND, Rossana Bond, el año 2012.

DIA DE LA HEROICIDAD – COMO FUE LA RESISTENCIA

Rosana Bond

f6bd0-destruccic393ndeelfronton.jpg

El 19 de junio de 1986 la administración fascista de Alan García asesinó a cerca de 250 prisioneros políticos del Partido Comunista del Perú (PCP) en uno de los más sangrientos episodios de terrorismo de Estado cometidos en cáceles sudamericanas. Desde entonces hasta ahora la fecha es rememorada por el PCP y por los diversos partidos revolucionarios del mundo como el Día de la Heroicidad.

Efectivamente, los valerosos hombres y mujeres presos en la capital y alrededores (Lurigancho, Callao e Isla del Frontón) merecen ser llamados héroes. Murieron cantando. Y sin ningún temor frente a las tropas del Ejército, Marina y Aeronáutica, que atacaron los tres presidios como fieras carniceras armadas con bombas de demolición, bazookas, granadas, gases y ametralladoras. Por no hablar de lanchas y helicópteros artillados, en el caso de la Isla del Frontón.

Los militantes comunistas, lejos de actuar como corderos rumbo al matadero, resistieron hasta el fin, a pesar de la enorme desproporción de fuerza bélica. En El Frontón, por ejemplo, la batalla duró casi trece horas.

Detalles de esa brava resistencia, fueron publicados casi un año después de los episodios, en un libro hoy desaparecido en las estanterías, del periodista Juan Cristóbal. Su título es ¿Todos murieron?  (Lima, Ediciones Tierra Nueva, 1987)

No se trata de una obra que simpatice con el PCP. Se trata solamente del trabajo de un profesional que, como ciudadano peruano, se sintió también herido «en las noches más negras que los derechos humanos tuvieron en nuestro país». Una convencida alusión a aquellos 18, 19 y 20 de junio (respectivamente fechas de la orden de matar dada por García, de los ataques propiamente dichos y de la recogida de los cuerpos, todo eso envuelto en mentiras asquerosas del administrador [gubernamental], de los militares y de su prensa cómplice).

“Vamos a resistir”

El libro de Cristóbal, que es una recopilación de notas oficiales variadas (inclusive de los propios presos), testimonios y reportajes da la prensa monopolista, se inicia mostrando que el PCP sabía que sus camaradas serían atacados en cualquier instante.

Así, la obra presenta íntegramente un documento de las mujeres del presidio de Callao, fechado 7 de junio, por tanto 12 días antes de la matanza. En él las militantes denunciaban la existencia de planes gubernamentales de exterminio en las cárceles. En aquella época los comunistas presos estaban en una campaña contra su traslado al «moderno» Canto Grande (Penal Miguel Castro Castro), en verdad un auténtico matadero y centro de tortura.

«Las presas políticas y prisioneras de guerra, reclusas en este negro campo de concentración de Callao, convertido en luminosa trinchera de combate, nos dirigimos a nuestro heroico pueblo combatiente y a la opinión pública para denunciar: este nuevo gobierno reaccionario más hambreador y más genocida, más demagógico e hipócrita, viene profundizando su plan genocida contra los presos políticos, utilizando distintos métodos para sus negros objetivos.

(…) Que quede bien claro que estamos dispuestos a resistir y la sangre que corra en Frontón, Lurigancho y en Callao caerán sobre (las espaldas) de esas hienas asesinas» – dijeron las mujeres en fragmentos del documento, hoy convertido en una pieza histórica de la lucha revolucionaria peruana.

Comprobando que el «estamos dispuestos a resistir» no eran palabras vanas, es posible constatar en el libro de Cristóbal, buscando informaciones dentro de los numerosos y heterogéneos textos recopilados por el periodista, que los prisioneros del PCP efectivamente prepararon una resistencia creativa, usando todo lo que sus modestos objetos y su situación de confinados permitía.

Leyendo todos aquellos detalles confieso, sin embargo, que no me sorprendí.

Pues cerca de un año antes el ataque estuve clandestinamente en la Isla del Frontón, para hacer un reportaje, y vi la capacidad admirable de aquellas personas de transformar el horrible presidio perdido en medio del Pacífico (donde trozos de vidrio y pedazos de ratas se veían mezclados en la comida) en un lugar «habitable».

Es más: en un lugar donde la revolución tenía su curso, a través de la actitud.

Una actitud comunista ejemplar, que ejercitando organización, disciplina, solidaridad y paciencia (que en el reportaje y en dos libros posteriores, Sendero Luminoso: Fuego en los Andes y Perú: del imperio de los incas al imperio de la cocaína, definí como «paciencia china»), llevó al grupo a implantar allí una realidad opuesta a las cárceles peruanas de aquel tiempo. Escuela de alfabetización y de estudios políticos/económicos, cursos de poesía y teatro, biblioteca, cocina, farmacia, producción de artesanía y hasta producción de libros (escritos a mano). Todo creado y dirigido por los presos. La cocina propia, para evitar los vidrios y las ratas, fuer una dura conquista, ya que en los actos de reivindicación varios compañeros habían perdido la vida.

Volvemos a la resistencia de 1986.

Bunker, queso ruso y bandeja

Previendo el ataque fascista, los presos comenzaron a preparar su defensa.

Durante meses elaboraron cuchillos, lanzas con punta de metal, arcos y flechas, artefactos para lanzar piedras, cócteles molotov y «quesos rusos» (explosivos caseros de plástico, activados por detonadores). En Lurigancho, crearon además «chalecos a prueba de balas» hechos con bandejas del comedor. De esta forma, un día antes de la invasión militarse apoderaron de un pequeño número de funcionarios como rehenes a los que quitaron algunas armas de fuego (en el caso del Frontón, tres fusiles y una pistola)

Sin embargo, la decisión más sorprendente, que dejó boquiabiertas y furiosas a las tropas de las Fuerzas Armadas, fue una protección de cemento armado que hicieron los prisioneros, recubriendo las paredes internas de algunas salas-dormitorios en Lurigancho y el Frontón, transformándolos en auténticos bunkers. En la isla, algunas ventanas también fueron parcialmente pavimentadas, convirtiéndolas en troneras (orificios a través de los cuales se disparan las armas)
Allí en El Frontón, además, los presos del PCP construyeron un compartimento subterráneo suficientemente grande para albergar a 150 personas (que era el número de prisioneros políticos que quedaban en aquella cárcel). El subterráneo estaba dotado de respiraderos abiertos al mar.
¿Cómo se obtuvo el cemento?

En el libro de Cristóbal se encuentran dos versiones. La primera es que el material fue introducido en Lurigancho y en el Frontón escondido en sacos de productos comestibles llevados a los presos por familiares, poco a poco, en un sistema como «hormigas». la otra versión es la de que, en la isla, el cemento armado fue suministrado por las propias autoridades para la construcción de baños, en un acuerdo con los prisioneros, ya que (todo indica) que el Gobierno no quería gastar el dinero con obreros.

¿Y cómo los bunkers no fueron descubiertos antes?

Los diarios de la burguesía, incluidos en el libro, gritaban histéricos en sus reportajes y editoriales que los alojamientos de Sendero Luminoso (el nombre usado por ellos para referirse al PCP) en los presidios no eran fiscalizados porque los «terroristas» tenían un control absoluto sobre ellos.

«¡Viva la Revolución!»

El esquema de defensa implantado por los presos funcionó con eficiencia. Para conseguir entrar en Lurigancho y en El Frontón los militares tuvieron que demoler buena parte de los edificios.
La resistencia de los combatientes comunistas duró largas horas en Lurigancho y en la isla. Hasta que las tropas reaccionarias, coléricas, mandaron buscar bombas más potentes para una segunda ofensiva.

Hasta aquel instante su irritación había subido al máximo, principalmente por el uso de otra arma por los prisioneros, ésta de efecto psicológico: los gritos de «¡Viva la Revolución!», cada vez que los cañonazos no afectaban a las paredes reforzadas con cemento, y el entonar de músicas e himnos del Partido.

No cesaron de cantar ni un minuto. Las voces se fueron silenciando cuando, después del surgimiento de nuevas bombas y sus fortísimas explosiones, cerca de 170 presos fueron capturados con vida y asesinados, uno por uno. En Lurigancho, según el libro, estando ya en la fila del exterminio, todos continuaron cantando hasta que el último camarada recibió el tiro cobarde en la cabeza.

En el Callao, el canto acabó siendo el arma mayor en la resistencia de las mujeres del PCP. No pudieron usar otra defensa porque la invasión fue rápida. La existencia de una claraboya facilitó el servicio a los atacantes, que desde lo alto arrojaron bombas de gas y dominaron a las prisioneras. No obstante, un grupo de ellas parece haber resistido, pues dos resultaron muertas y cinco heridas.

Si dije que la defensa de los combatientes del PCP funcionó con eficiencia fue porque, considerada la fuerza de ataque y el gran aparato bélico empleado por las tropas fascistas, cerca del 50% de los presos del Frontón y el 76% de Lurigancho fueron protegidos por su esquema defensivo y estaban vivos al ser capturados.

Lo que no los protegió fue el barbarismo de los asesinos, definidos por Juan Cristóbal, como «los actores de este injustificable operativo militar, que hasta hoy, y hasta siempre, continuará produciendo heridas en tan noble cuanto sufrido corazón de nuestro pueblo».

TALLER ANTIREPRESIVO AL SERVICIO DE LAS LUCHAS DEL PUEBLO

El Comité de Defensa del Pueblo Hermanos Vergara Toledo (CDP) está realizando Talleres Antirepresivos que son de gran utilidad para toda persona u organización que utilice distintas formas de manifestarse por sus demandas. Es en este contexto que ayer, sábado 17 de junio, se llevó a cabo el Taller Antirepresivo en la Biblioteca Cecilia Magni de Maipú.

Los compañeros del Comité de Defensa del Pueblo comenzaron explicando quienes son: un grupo de abogados y estudiantes de derecho, que tienen como principios ser una organización antielectoral, que pone su conocimiento a disposición de las luchas del pueblo.

El Estado no es neutral: es una dictadura de grandes burgueses y latifundistas

En este Taller, el CDP explicó cómo en los últimos 4 años hay un aumento de la represión por parte del Estado y que este aparato de las clases dominantes en ningún caso es neutral. Para graficar esto, compararon los casos del robo millonario de La Polar (2011) con el de un sindicato que decide hacer una huelga. En el primer caso, no sólo quedaron libres los imputados por el millonario robo, sino que además el Estado le entregó dinero a La Polar para que siguiera funcionando. En cambio, cuando los trabajadores de una empresa deciden hacer una huelga, el Estado les envía Fuerzas Especiales y los persigue.

Pero eso no es todo, ya que para aparentar igualdad, el Estado crea el Poder Judicial, bajo la falacia que “todos somos iguales ante la Ley”. Pero el poder judicial es un poder judicial al servicio de las clases explotadoras que persigue a los que luchan e incluso en él se expresa también la opresión a la mujer, que además de ser golpeadas al momento de su detención, muchas veces son abusadas sexualmente.

El Poder Judicial está hecho para juzgar a los acusados sin contar con más pruebas que los propios relatos de los policías. Toda su estructura busca, al mismo tiempo, generar que el detenido se sienta apocado y cohibido frente a toda la burocracia de funcionarios que habla en un lenguaje que pocos entienden y recurren a leyes que muchos desconocen.

En el Comité de Defensa denuncian que junto al aparato Policial y Judicial actúa el Instituto de Derechos Humanos, que muchas veces actúa impidiendo que los abogados del pueblo puedan acceder a la defensa de los manifestantes. ¿De qué manera lo hacen? Pasando por las comisarias preguntando “si el o los detenidos están bien”. La policía les contesta que sí y tan sólo con eso ellos se van. No verifican nada. Así, cuando después llega un abogado del pueblo, la policía le contesta que no puede entrar, que ya pasaron los abogados de Derechos Humanos y que, por lo tanto, los detenidos no necesitan más abogados. Por si fuera poco, los abogados de Derechos Humanos se han negado a entregar a los abogados populares grabaciones de vejaciones y torturas a los detenidos. Debemos tener siempre presente que el Insituto de Derechos Humanos es dirigido por este viejo Estado, bajo lineamientos de la ONU, los que a su vez vienen directamente del imperialismo yanqui.

¿Por qué ha aumentado la represión?

El Estado ha ido modiifcando la Ley a medida que avanza la protesta, sobretodo en la Araucanía, donde está más avanzada la lucha de las masas.

Después de la masiva protesta estudiantil del 2006, el 2008 entró en vigencia el control preventivo de identidad, sin la necesidad de la orden del fiscal. Además, este control de indentidad se extiende a 8 horas.

Desde el 2008, el fiscal puede acusar aunque la detención haya sido ilegal. Esto es de suma gravedad, toda vez que es el fiscal es quien dirige la investigación.

Desde el 2016 se amplió la detención preventiva para quien sea acusado de agredir a Carabineros. También aumento la penalidad para maltrato de obras a Carabineros y se aprobó el control de identidad a cualquier mayor de edad. Estas medidas, de carácter fascista, apuntan a criminalizar la protesta y desmovilizar a las masas, entregando más facultades a la policía, ya que sólo basta su relato para que estas acusaciones se hagan efectivas.

LA REFORMA UNIVERSITARIA DE CÓRDOBA Y SU PLENA VIGENCIA

La imagen de portada corresponde a un acto estudiantil en Córdoba realizado el 15 de agosto de 1918, donde los alumnos derribaron la estatua de Rafael García, un ex profesor tradicionalista.

La Reforma Universitaria de Córdoba en 1918

 “El régimen económico y político determinado por el predominio de las aristocracias coloniales -que en algunos países hispanoamericanos subiste todavía aunque en irreparable y progresiva disolución-, ha colocado por mucho tiempo a las universidades de América latina bajo la tutela de estas oligarquías y de su clientela. Convertida la enseñanza universitaria en un privilegio del dinero, sino de la casta, o por lo menos de una categoría social absolutamente ligada a los intereses de una o de otra, las universidades han tenido una tendencia inevitable a la burocratización académica. Era este un destino al cual no podían escapar ni aún bajo la influencia episódica de alguna personalidad de excepción”. 

(José Carlos Mariátegui, 7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana)

índice.jpg

La Reforma Universitaria se gestó el año 1918, cuando los estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) iniciaron una huelga universitaria en reclamo de profundas reformas, a raíz de la falta de democracia y el autoritarismo dentro de los planteles, la que se difundió rápidamente por todo el país y América Latina.

El gran movimiento estudiantil tuvo como principales demandas democratizar las universidades y romper con el antiguo régimen autoritario y represivo que existía aún en la educación superior. Los estudiantes no esperaron a que este cambio se produjera en base a componendas con las autoridades o por la lenta acumulación de fuerzas, sino que se lanzaron a las calles y a las universidades a exigir demandas democráticas, empleando el uso de la fuerza.

Las demandas que levantaron los estudiantes argentinos se resumen en:

  1. Cogobierno: Intervención de los estudiantes en el gobierno de las universidades.
  2. Cátedras libres: paralelas a las oficiales y con idénticos derechos que estas, las que estaban a cargo de enseñantes acreditados y capaces en la materia.
  3. Autonomía política, docente y administrativa

Para saber más, dirígete al siguiente enlace, donde se encuentra el manifiesto del movimiento por la reforma: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=37312909002

Pero esto no sólo se dió en Argentina, sino que se expandió por toda Latinoamérica durante la primera mitad  del siglo XX:

Por ejemplo, en México se defendió la participación de los estudiantes en  el gobierno de las universidades, además de la implementación de la docencia libre y la asistencia libre;

En Chile, los estudiantes exigían la autonomía de la universidad, entendida como institución de los alumnos, profesores y diplomados. Además, reforma al sistema mediante el establecimiento de la docencia libre y, por consiguiente, también se demandaba asistencia libre de los alumnos a las cátedras y en caso que hubiere dos maestros de una misma materia, los estudiantes podían optar libremente por el que ellos consideraran mejor. Se demandaba revisión de los métodos y contenidos de los estudios y, finalmente, abogaron también por vincular efectivamente la universidad con la vida social a través de la extensión universitaria.

reforma

En Cuba luchaban por una verdadera democracia universitaria, una verdadera renovación pedagógica y científica, como también por una verdadera popularización de la enseñanza. En Colombia se solicitó la organización de la universidad sobre bases de independencia, de participación de los estudiantes en su gobierno y de nuevos métodos de trabajo.

En Lima se pidió defensa de las autonomías de las universidades; participación de los estudiantes en la dirección y orientación de sus respectivas universidad o escuelas especiales; derecho de voto por los estudiantes en la elección de rectores de las universidades; renovación de los métodos pedagógicos; voto de honor de los estudiantes en la provisión de las cátedras; incorporación de la universidad de los valores extrauniversitarios; socialización de la cultura: universidades populares, etc.

Mariátegui nos habla de la Reforma Universitaria como el nuevo espíritu de los estudiantes latinoamericanos, que venía de una generación diferente, con otras perspectivas y anhelos más ambiciosos que la generación anterior. También plantea que la chispa de las reivindicaciones puede ser generada por cualquier cosa, pero queda a la sombra de la fuerza que verdaderamente las propaga y dirige, fuerza que no es más que una concepción ideológica y política sedienta de verdadera democracia, de una nueva política, una nueva economía y una nueva cultura. El contexto de cambios, la Primera Guerra Mundial imperialista, la gran Revolución Rusa de 1917 y los vicios del sistema educativo hicieron que la juventud universitaria sintiera la necesidad de realizar un hecho histórico, pues tenían una visión diferente de las generaciones anteriores y poseían nuevos ánimos para cambiar las cosas.

La Reforma Universitaria mostró el “nuevo espíritu” traído por la juventud y dio cuenta de la importancia de la democratización de un sistema atrasado, antidemocrático y represivo, en donde las oligarquías hacen y deshacen como lo que ocurre hasta nuestros días, con los ahora llamados “grandes empresarios” que no son otra cosa que grandes banqueros, grandes comerciantes, grandes especuladores, grandes latifundistas y grandes burócratas. Ya si sean gobernadas por holdings o por el Estado, la falta de democracia continúa, la represión se acrecienta y la necesidad de un cambio late en los corazones incontenibles de cientos de miles de estudiantes chilenos, latinoamericanos y del tercer mundo. Al igual como ocurrió con la Reforma, la situación en nuestro país es insostenible y los protagonistas lo saben, mientras cada año que transcurre se acrecienta la organización y lucha por una verdadera educación que sirva a los intereses de las masas populares-

Homenajeamos a los héroes de Córdoba y a todos aquellos que lucharon anónimamente, en Argentina y en toda Latinoamérica, por una democratización de las universidades como expresión del desarrollo de la conciencia en medio de la lucha de clases y la necesidad de cambiar de pies a cabeza la estructura educacional, la que no es más que un reflejo de la vieja economía y vieja política de las naciones oprimidas del mundo.

EL PUEBLO MAPUCHE, LOS WEICHAFE ASESINADOS Y LA GUERRA DE BAJA INTENSIDAD

Claudio Alvarado Lincopi, historiador mapuche en Tribuna Popular, La Voz del Pueblo

“Hay todo un armazón que nos permite pensar en una guerra de baja intensidad”

Programa en homenaje a los weichafes (guerreros) caídos, Luis Humberto Marileo Cariqueo y Patricio Gabriel González Guajardo.

jovenes luchadoees.jpg
Luis Marileo a la izquierda – Patricio Gonzáles a la derecha. Foto tomada de Radio Kurruf.

“Cuando uno cae, diez se levantan”. Grito mapuche

Tribuna Popular es el programa radial de Periódico El Pueblo. Se transmite todos los martes desde las 19:30 horas por la Radio (online) 19 de abril del Centro Cultural Hermanos Arellano Moraga.

Sólo debes pinchar en: www.arellanomoraga.cl

Este programa estuvo dedicado al pueblo mapuche y en especial a las comunidades que están afectadas por la muerte de los weichafes Luis Humberto Marileo Cariqueo y Patricio Gabriel González Guajardo. Las vidas de estos jóvenes de 24 y 23 años, son ejemplo de la opresión del viejo Estado hacia el pueblo mapuche, pero principalmente son ejemplo de lucha, persistencia y entrega a la justa causa por tierra, cultura y autodeterminación.

A continuación algunos temas abordados en la entrevista:

Latifundio

Claudio abordó la relación entre el Estado y el Latifundio, tanto el latifundio clásico y las empresas forestales que controlan hegemónicamente el territorio mapuche. Denunció que detrás de los que fanfarronean con “Paz en la Araucanía”, se esconde un actuar paramilitar ligado a ex personeros del gobierno genocida de Colombia.

Sobre el rol de la prensa monopólica, Claudio explicó que los mapuche han sido tratados como delincuentes, terroristas, flojos, borrachos, lo que depende del momento político en que se encuentren. A Luis y Patricio se les ha tratado como delincuentes, para intentar borrar que son vidas ligadas a la lucha mapuche.

Guerra de baja intensidad

Asimismo, el historiador mapuche desarrolló la idea que desde el gobierno de  Ricardo Lagos el trato hacia los mapuche se configura como una guerra de baja intensidad, toda vez que cada cierto tiempo hay un seguidilla de asesinatos políticos, hay una impunidad que reina, como el caso de Rodrigo Melinao.

Carabineros es una policía militar en la zona, con armamentos muy fuertes, carros policiales blindados, con posibilidad de disparar, con tortura como medio de obtener información, gente infiltrada en el movimiento. “(…) Todo un armazón que nos permite pensar en una guerra de baja intensidad”, en donde por supuesto está metido el latifundio de la zona. En casas de latifundistas se ha encontrado verdaderos arsenales de guerra. Se utilizan los instrumentos, no solo de la prensa, sino también judiciales. También está la estrategia de las lucas, platas que intentan desmovilizar.

Sobre Luis Marileo

“Luis debió vivir desde muy pequeño el presidio político de su tío, vivir la violencia policial en su comunidad y en la de sus vecinos también”. A los 17 años es tomado preso estando en su colegio, el Liceo Pailahueque -hoy convertido en cuartel policial-, acusado de asociación ilícita terrorista por el caso peaje Quino. Allí entra la PDI al colegio y lo sacan para llevárselo detenido.

Entonces, desarrolla una huelga de hambre de 41 días, en el contexto del Bicentenario. (…) (son una) camada de weichafes que funan el bicentenario a los 17 años. Esto es el año 2010, el caso se cierra el 2014 después que él estuvo preso o con arresto domiciliario. Finalmente sale absuelto, el caso es paradigmático (…) finalmente salen los 9 mapuches acusados absueltos y se descubre que carabineros está infiltrando las comunidades”.

Es una vida donde el Estado llega con violencia, como castigo a esas comunidades. El Estado no llega como escuela, no llega como salud. El Estado no llega como seguridad, sino que el Estado llega como castigo, como violencia, esa es la relación con el Estado, con el latifundio.

“El colegio de Luis es una base policial, más parecida a una base militar, entendiendo que desde allí se produce la militarización de la zona (…) no es posible visualizar a la policía como un aparato de seguridad pública, sino que es un aparato de ocupación”.

“El hermano viajaba, conectaba, articulaba, participaba profundamente en el movimiento. Era muy conocido y le decían el gringo, porque era un peñi, un hermano que lograba articular,  generaba unidad y que tenía una convicción profundamente enraizada en el movimiento, con una perspectiva de avanzar hacia la autodeterminación política, hacia la reconstrucción nacional, hacia la reconquista del territorio, eso era Luis”.

Escucha el programa completo en:

TRIBUNA POPULAR

14 DE JUNIO DE 1894: NACE JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI

En 1914, José Carlos Mariátegui, fundador del Partido Comunista del Perú, comenzó a trabajar como redactor en el periódico La Prensa y colaboró en el desarrollo de otras publicaciones democráticas y revolucionarias.

Viajó por Europa, donde conoció directamente la construcción socialista y el desarrollo de la clase obrera constituida en destacamentos de vanguardia, en Partidos Comunistas bolcheviques.

En marzo de 1923 regresó a Perú, donde colaboró en varios diarios populares y ejerció como profesor en la Universidad Popular González Prada.

En 1926 fundó la revista Amauta, el órgano de prensa de la clase obrera y el campesinado más avanzado que Perú había conocido. Esto le valió la persecusión de los verdugos y zánganos que lo llevaron a la cárcel.

En 1928 fundó el Partido Socialista Peruano (PSP), la revista proletaria Labor y publicó sus Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana. Un año más tarde, fundó la Confederación de Trabajadores de Perú.

Mariátegui dirigió el desarrollo del PSP a la luz de la Internacional Comunista, encabezada por Lenin y Stalin. Redactó las “Tesis de Afiliación a la Internacional Comunista” y las presentó al Comité Central del PSP el 1 de marzo de 1930, quien las aprobó el 4 de marzo. A consecuencia de esta resolución, el 5 de mayo, ya fallecido Mariátegui (16 de abril) en Lima, de lo más avanzado del PSP nace el Partido Comunista del Perú, partido usurpado por el revisionismo hasta que fue reconstituido en 1980, dando inicio a la guerra popular y que hoy se encuentra en pleno proceso de reorganización general.

MARIÁTEGUI Y LA CUESTIÓN INDÍGENA

José Carlos Mariaétegui, marxista-leninista convicto y confeso, es quien más clara y profundamente ha abordado la situación indígena en América Latina. Su profundidad y claridad deja en claro que el problema indígena en América no es un problema étnico ni cultural. Que el problema fundamental es el problema de la tierra, que por lo tanto, la lucha indígena tiene como centro la lucha contra el latifundio y la revolución agraria que entregue tierra a quienes la trabajan.

NI CALCO NI COPIA

Al referirse respecto del camino marxista-leninista en América Latina, Mariátegui lo plantea como: “Ni calco ni copia, sino creación heroica”. Los oportunistas han tomado esta cita y la han tergiversado para afirmar que, por lo tanto, el marxismo en América puede ser cualquier cosa, menos una ideología revolucionaria. Así por ejemplo, hemos visto en Chile como el MOVADEF levanta la imagen del gran Mariátegui para tergiversarlo y hacer propaganda de acuerdos de paz con los enemigos del pueblo, tales como amnistía general (también para los asesinos), elecciones como forma de lucha, entre otras.

Cuando Mariategui dijo ni calco ni copia, sino creación heroica, estaba hablando del camino que debe seguir la clase obrera y el pueblo en la lucha revolucionaria por la conquista del poder. El mismo Mariátegui había hecho el balance de heroicas luchas en el continente, como por ejemplo la Revolución Mexicana de 1910, que no obstante avanzar en el derrocamiento de los terratenientes y combatir al imperialismo, no terminó con la conquista del poder para la clase obrera y el pueblo.

revolucion-mexicana.jpg
Revolución Mexicana de 1910

Mariátegui estaba claro que el camino de los pueblos de América Latina estaba orientado por la Revolución Rusa que este 2017 cumple 100 años. El problema era cómo ese mismo camino se hace carne en América, con la lucha fundamentalmente campesina y fundamentalmente indígena: ¡Esa es la creación heroica!

LIBERTAD A RAÚL ESCOBAR Y MARCELA MARDONES

LIBERTAD A RAÚL ESCOBAR Y MARCELA MARDONES

NO A LA AMNISTÍA, NO A LA IMPUNIDAD

El sábado 10 de junio se hizo pública la detención del ex FPMR, Raúl Escobar (comandante Emilio), por parte de la policía mexicana, acusado de haber sido el autor de los tiros que pusieron fin a la existencia de Jaime Guzmán y de haber participado en la fuga de los cuatro militantes del FPMR, quienes huyeron en helicóptero desde la cárcel de Alta Seguridad en 1996.

Las acciones del FPMR se enmarcan en la ola de protestas de fines de los 80 y prinicipios de los 90, cuando las masas coreaban la consigna “¡no a la amnistía! ¡no a la impunidad! ¡la sangre de los muertos no se puede negociar!”. Esta consigna expresaba un anhelo de las masas y al mismo tiempo ponía la alerta a lo que venía: la impunidad que el gobierno de Aylwin y los siguientes gobiernos dieron a los asesinos y torturadores. Al ver que el gobierno de Aylwin no hizo justicia, el FPMR lanzó a principios de los 90 la campaña ¡No a la impunidad!. En esa campaña fue ajusticiado (no asesinado) Jaime Guzmán, cerebro de la obra criminal de Pinochet.

Hoy, la noticia de la captura de Raúl Escobar ha despertado el hambre de hiena entre los miembros de la Nueva Mayoría y Chile Vamos, quienes buscan cebarse con los presos políticos. A los gritos en el cielo que han puesto desde Chile Vamos, diciendo que el comandante Emilio es un terrorista, de la Nueva Mayoría repiten que: “desde 1990 no se justifica ninguna acción armada”. ¡Miserables! que se valieron de la lucha de las masas en los años 80 para instalarse en los puestos del viejo Estado, actuando como compinches de los sectores y personajes pinochetistas.

Para aumentar la presión a Raúl Escobar, la PDI ha detenido a su ex compañera Marcela Mardones, quien ya ha sido trasladada a la Carcel de Alta Seguridad creada por Aylwin.

El gobierno ha movido sus piezas para extraditar a Raúl Escobar a Chile, con el ánimo de aplicarle un juicio político fascista “ejemplificador”, que deje tranquila a su “oposición” de Chile Vamos y sirva como exámen de blancura, dejando claro que la Nueva Mayoría, al igual que Pinochet, lucha y luchará contra los revolucionarios.

Por si queda alguna duda de esto, ha sido la estafadora de las cuentas telefónicas y vocera de Guillier, Karol Cariola, quien, también como vocera de su partido oportunista (falso P. Comunista) ha dicho que en la detención del comandante Emilio: “la justicia tiene que operar”. Lo que es igual a decir: “que lo sequen en la cárcel”.

Las personas democráticas y revolucionarias debemos asumir una sola posición de firme defensa de los presos políticos, actuando como un solo bloque contra la criminalización de la lucha y los oportunistas del viejo Estado.

El pueblo de Chile siempre ha rechazado la amnistía y la impunidad y ha exigido la justicia, aún sabiendo que ésta no vendra del viejo Estado.

SANTIAGO: MARCHA EN APOYO A PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE Y REPUDIO AL ASESINATO DE JÓVENES WEICHAFE

Hoy, lunes 12 de junio, se reunieron cientos de manifestantes a marchar desde Plaza de Armas, repudiando la persecución política y el encarcelamiento a los mapuche que se alzan en lucha. Junto con denunciar a los presos políticos del caso Luchsinger-Mackay, también se levantaron banderas denunciando el asesinato de los weichafe Luis Marileo y Patricio Gonzáles el pasado sábado 10.

2.png

La masiva concentración comenzó con arengas y lienzos agitativos, expresando todo el descontento del pueblo mapuche y no mapuche. Entre las consignas se leía el rechazo a la Ley Antiterrrorista, a las mentiras de la prensa monopólica burguesa y principalmente, se oía, respiraba y veía el apoyo a la lucha de los presos políticos mapuche, quienes se encuentran en huelga de hambre en la cárcel de Temuco.

3.png

La marcha avanzó por el Paseo Ahumada hasta la intersección de Huérfanos con Estado, donde los pacos comenzaron a dispersar con guanacos, zorrillos y piquetes. Ya en la Alameda, se continuó resistiendo contra la exacerbada represión policial y la violencia con que los pacos golpearon a varios manifestantes. Periódico El Pueblo registró uno de muchos:

El Wallmapu reconoce la necesidad de la lucha por la tierra y de la alianza con el pueblo chileno para hacer frente al Estado opresor. Familias, estudiantes y trabajadores combativos/as se manifestaron con dureza en Valparaíso, Temuco, Valdivia y Concepción, en memoria de la sangre derramada por los comuneros mapuche del sur. La certeza de que si uno de nuestros luchadores cae, miles se levantarán, no sólo es una consigna, sino que late en el pueblo mapuche y chileno que se alza combativo en la búsqueda de victorias para el mejor porvenir.

Mañana serán los funerales de los weichafe asesinados, mientras que hoy se dio a conocer que el Servicio Médico Legal publicó el informe y este revela que Luis Marileo fue asesinado con dos balazos percutados en la espalda y a corta distancia. Mientras tanto y ante la ola de repudios, algunos medios de la prensa monopólica, tales como la Radio Bío Bío, han empezado a matizar sus declaraciones iniciales, las que aseguraban en primera instancia que el asesinato se trataba de un acto de “legítima defensa contra dos asaltantes encapuchados y con amplio prontuario policial”. Ahora señalan que se trataría de un “presunto asalto a mano armada”.

Por su parte, estudiantes de escuelas rurales de Angol y Pidima tomaron sus escuelas en repudio al asesinato, izando banderas negras a media asta en señal de luto.

4.png

¡LUIS MARILEO Y PATRICIO GONZÁLES NO SON DELINCUENTES, SINO LUCHADORES MAPUCHE!

El asesinato de los weichafes (guerreros) mapuche y el rol de la prensa servil

¡Luis Marileo y Patricio Gonzáles no son delincuentes, son luchadores mapuche!

El año 2008, cuando Fuerzas Especiales de Carabineros asesinaron al weichafe Matías Catrileo, uno de sus compañeros llamó a Radio Bio Bio con el fin de denunciar y esclarecer su asesinato:

Temían que la represión les quitara el cuerpo, manipularan las pruebas y no se supiera la verdad. Finalmente, solo la movilización de su familia y apoyadores de la lucha mapuche lograron que fuera imposible ocultar los hechos.

Muchos ejemplos tenemos de represión del viejo Estado y ocultamiento de la verdad. Podemos citar el caso de Manuel Gutiérrez, estudiante asesinado el año 2011, donde la policía negó su participación al principio, pero la movilización de su familia y la población organizada en marchas y protestas lograron que no se acallara la participación del paco Millacura.

La lucha de clases se ha agudizado, la represión al pueblo mapuche se ha recrudecido y esa prensa que se pretende “independiente”, evidencia su posición por la legalidad, por el Estado, por la gran propiedad, condenando la justa violencia de las masas para defenderse y luchar por sus intereses. En el caso de la lucha del pueblo mapuche se juegan su supervivencia: ya los quisieron exterminar en la Conquista, en la Ocupación de la Araucanía y ahora quieren dejarlos sin tierra, sin agua, sin jóvenes luchadores, negarles la autonomía y cultura propia.

Con esa posición, los medios “masivos de comunicación” sirven a los más egoístas y podridos intereses, ya que esa ley, ese Estado y esa gran propiedad fue impuesta a sangre, fuego y genocidio. Hoy continúa imponiéndose con miseria, militarización y la más cruenta represión a los niños, jóvenes y familias mapuche.

Este sábado fueron asesinados dos luchadores mapuche: los jóvenes Luis Marileo y Patricio Gonzáles, de 24 y 23 años, respectivamente. De inmediato, el hecho fue difundido por la prensa burguesa como un hecho criminal e inclusive, la noticia de Radio Bio Bio habló de “prontuario”, en una actitud completamente racista, incriminando al mapuche y victimizando al ex capitán convertido en latifundista, Ignacio Gallegos Pereira. Precisamente, lo que para este medio es un “prontuario delictual”, en realidad es prueba de la trayectoria de lucha y la persecución a estos jóvenes luchadores.

prontuario Bio bio.jpg

Como denuncia el Periódico Werken: Pero lo que no dicen estos medios de comunicación, es la verdad de lo ocurrido, que los jóvenes Weichafes estaban en búsqueda de un caballo que se le había perdido a Luis Marileo y cuando fueron a rescatarlo fueron acribillados a sangre fría por el ex uniformado que estaba fuertemente armado”.

El carabinero inscribió un caballo robado y Luis, con tres personas más, fue a conversar con el capitán en retiro para que se lo devolviera y este los repelió a balazos, comentaron los testigos que trabajan en el fundo. “No le crea a la prensa, ellos van a publicar solo mentiras.” Comenta una lamngen de la zona”.

En esta zona se expresa en forma aguda la contradicción que se da entre el latifundio forestal, corrupto, asesino, subsidiado por Pinochet y el Partido Único (Chile Vamos y Nueva Mayoría), el latifundio agrícola (en manos de capitales imperialistas y terratenientes chilenos) y el pueblo Mapuche, que fue reducido en la ocupación de la Araucanía, pero que persistió en la lucha que ha tomado fuerza y prestigio entre el pueblo chileno. Es a esa fuerza y a esa unidad a la que temen quienes disfrutan de su gran riqueza hoy y quienes actúan como sus zalameros sirvientes, aún cuando intenten vestirse de independencia y objetividad. La lucha de las masas no se detiene y obliga a todos a tomar posición.

A continuación, reproducimos la nota de un nuevo colaborador:

Los jóvenes mapuche luchan, el viejo Estado y sus coristas temen

“No debiera extrañarnos la posición que adquieren los medios de comunicación ligados a los monopolios, quienes sin dejar derecho a la duda razonable, de inmediato califican a dos weichafes de “delincuentes”. Antes fue “terroristas”, luego “delincuentes” y los últimos intentos han sido de “narcotraficantes”; así es como la prensa sirve a este estado en su guerra de baja intensidad.

La primera nota de los “chupamedias” de biobiochile.cl, al enterarse de los nombres de los caídos fue su “prontuario”, de forma de no dejar dudas sobre el carácter de la acción en la que cayeron los jóvenes combatientes, intentando tacharlo de delincuencia común. No obstante, no debemos dejar que esta propaganda cale entre nosotros, pues debemos difundir este nuevo asesinato; vendrán más asesinatos y debemos estar preparados para no dejar que el Estado se salga con la suya. El paco asesino es un peligroso latifundista, fascista, capitalista y evidente enemigo del pueblo mapuche, que con justeza recupera su territorio en busca de la autodeterminación para su nación: ¡¡Tan solo imagínense un vecino de tales características!!

El Estado de Chile tiene el deber de deslegitimar la lucha, porque tienen miedo, porque con toda la corrupción de los pacos (en casos de armas y plata), de los senadores y diputados, de los gobiernos de turno, de sus amos, los grandes empresarios (pollo, papel, SQM, farmacias, laboratorios, Penta, Caval, etc.), de los milicos, hasta del mismo sistema de justicia que investiga solo lo que le conviene; tienen miedo, porque ven que hay pueblos en Chile que están dispuestos a quitarles sus privilegios por la vía de la fuerza, porque grandes masas democráticas del país apoyan esta lucha, a la vez que levantan sus propias demandas, porque el Estado sabe que son las masas las que hacen la historia y si las masas toman la violencia revolucionaria para quitarles el poder, va a ser poco lo que ellos puedan hacer para evitarlo.

Es tal y como lo dicen los peñi y lamngen, que “si uno cae, diez se levantan”, pero eso no lo dicen solo los mapuche, sino también los revolucionarios que afirman que “la sangre no ahoga la revolución, sino que la riega”.

Como si fuera poco ver a un hermano caído, los pacos asesinos se ocuparon de hostigar la columna fúnebre que retiró los cuerpos en el SML de Temuco, con su carro lanza aguas, lacrimógenas y la acción del zorrillo, como queriendo hacer ver a los peñis “quien tiene el poder”. Esto no es diferente de la resistencia mapuche frente a las dos millones de hectáreas que suman las forestales Arauco y Mininco, no es diferente a la lucha de las comunidades contra los megaproyectos, contra los yanaconas que intentan conciliar los intereses de los mapuches con los del Estado burgués-terrateniente.

Como decíamos, el Estado teme, teme a que el pueblo mapuche luche por sus derechos nacionales, teme a que el pueblo chileno apoye las justas demandas y luche por las suyas; en resumidas cuentas, teme a que el pueblo chileno y mapuche se unan para derrotarlo, para que estos dos pueblos al fin decidan si van a hacer un país juntos o no, en donde sean los pobres de estas naciones quienes decidan qué se produce en las tierras, qué se enseña en las escuelas y universidades, cómo se organiza la justicia, cómo defenderse de ataques extranjeros, qué hacer con la delincuencia, que políticas de salud se aplican. Vale decir, tienen miedo a que estas dos naciones peleen unidas por el Poder. Teme a que su estrategia de mantener divididos a los mapuche entre ellos ya no está resultando y a que tampoco le está resultando el mantenerlos divididos con el pueblo chileno. Teme a que esta alianza avance en derrotar a sus enemigos comunes, algo en que los mapuche tienen pasos avanzados.”

EL TEMOR A LA PROTESTA Y EL LLAMADO A UNIFICAR EL PARTIDO ÚNICO EN EL GOBIERNO

Junto a su círculo más cercano, Andrés Allamand lanzó el 8 de junio el libro “La mayoría de las ideas. De la retroexcavadora al manifiesto republicano”, frente a los altos directivos de Telefónica y El Mercurio. El tema central es volver a “la democracia de los acuerdos”, la misma política del gobierno de Aylwin.

En el gobierno de Aylwin, el “acuerdo” político tuvo como resultado dar impunidad a los asesinos y meter a la Cárcel de Alta Seguridad a los luchadores, quienes se habían opuesto a Pinochet y a la falsa transición a la democracia. En cuanto al programa de gobierno de Aylwin, la “democracia de los acuerdos” consistió en legalizar lo que impulsó el gobierno de Pinochet durante 17 años de dictadura militar fascista.

¿Por qué Allamand quiere volver a la “democracia de los acuerdos”? Porque nuevamente se vuelve a instalar, pero ahora con más profundidad y más certeza, la ingobernabilidad. Es decir, si para 1989 existían dudas entre los aparatos del Estado respecto a si podrían dar gobernabilidad al país y si la gente se iba a quedar tranquila con la promesa de la alegría, en la actualidad existe plena certeza de la ingobernabilidad. Hoy, la pérdida de credibilidad en el viejo Estado por parte de las masas es irreversible. A eso se suma que el próximo presidente no va a tener mayoría parlamentaria, por lo que el cuoteo y la repartija de cargos se dará en medio de la creciente protesta e ingobernabilidad.

Este mamotreto lanzado y financiado por El Mercurio es una expresión material del llamado al que gobierno y “oposición” se tomen fuertemente de los brazos y asuman, como Partido Único, la Santa Cruzada antipopular que le de oxígeno al viejo Estado burgués-terrateniente.

El Frente Amplio, ha acudido al llamado de Allamand y compañía. Es en esa línea que sus dirigentes han insistido en estar más allá de la izquierda y de derecha; de ser una voz convocante de los ciudadanos, etc. Pero no sólo eso, el Frente Amplio se ha comprometido, públicamente, ha reconquistar a los votantes que han rechazado votar por la Nueva Mayoría y Chile Vamos.