ESTUDIANTES EXIGEN GRATUIDAD

Una nueva movilización estudiantil se desarrolló el día de hoy: secundarios, universitarios y profesores se hicieron presente con masivas marchas en las principales ciudades del país. Entre los estudiantes se escucha como un eco el grito popular que se lanzó el 2011: ¡Educación gratuita!

Desde temprano el parque Bustamante se empezó a colorear de azul marino, miles de secundarios se reunían antes del inicio de la marcha para conversar y organizarse.

Preguntamos a estudiantes secundarios sus razones para asistir a la marcha y esto fue lo que nos explicaron:

“Creemos que el pueblo puede hacer algo. Las reformas del gobierno no cumplen con las reales demandas del movimiento estudiantil o son becas o son totalmente contraproducentes”.

Otra joven agrega: “A mí lo que me paso es que me tuve que cambiar de un colegio particular subvencionado, porque paso a ser particular y por eso llegue al Carmela Carvajal. Entonces pienso que eso está mal, en vez de terminar con la separación de clases, más la marcan. La educación debería ser estatal. Porque ahora tenemos el problema de recursos con el municipio, la educación es responsabilidad del estado”.

¿Cómo es la participación?

“Muy buena, vino casi todo nuestro curso”.

¿En su colegio puede debatir sobre la educación?

“Si, la verdad es que se da la instancia, pero ahora con Mathei tenemos la incertidumbre de que va a pasar. Esperamos que no cambien nuestra directora, porque ella respeta los espacios para debatir”.

Nos acercamos a otro grupo de jóvenes y esto nos respondieron:

“Nosotros nos sumamos, porque es justo debiera haber una educación de calidad, totalmente gratuita. Que no solo los de clase alta tengan derecho a educarse. Todos tenemos derecho a tener una carrera universitaria y a progresar. Porque así uno sabe de las luchas sociales y uno puede cambiar el mundo.

¿Y ustedes creen que las marchas sirven?

“Bueno, la historia ha demostrado que las marchas son para la presión social y eso ha lgrado que hayan estos pequeños cambios, como reformas. SI bien es cierto no ayudan en lo principal pro es uno de los avances que pueden ir haciendo. Específicamente, l lucha violenta, porque hemos visto como archas como No Mas AFP, llevan meses de lucha pacífica y no ha habido cambio, no los pescan. La lucha estudiantil donde ha habido desborde, donde ha habido lucha violenta ha habido cambios”.

Después que la columna de movilizados avanzó varias calles, se desarrollo la protesta popular, luchando contra un enorme contingente de fuerzas policiales. Varios carros y paraderos terminaron pintados, algunos con consignas de las demandas.

Universitarios

Algunos estudiantes universitarios nos plantearon que hay una pérdida de confianza y apoyo a la CONFECH. Señalaron que apoyaban la marcha como manera de expresión de demandas sentidas y como presión para hacerlas cumplir, pero no hay un apoyo directo a la Confech ni como representantes estudiantiles, ni como organización dedicada a los estudiantes.  Otros agregaron que las marchas ya no son lo mismo, que no están organizadas y que “se marcha por marchar”, pero de cualquier forma se prefiere apoyar antes que restarse.

Otra cosa que pudimos observar fue como el lienzo de la Confech estuvo parado más de 30 minutos en la alameda para dar entrevistas y sacarse fotos, atascando la marcha general.

Aunque la convocatoria la hizo la Confech, en el contexto de la discusión parlamentaria de la reforma educacional, vemos que el sentimiento de lucha entre la juventud popular trasciende a cualquier discusión que se de en esa deslegitimada instancia y a pesar de la propaganda del gobierno, la masa estudiantil levanta nuevamente la justa consigna de: ¡Educación gratuita!

La avalancha estudiantil en la previa a la marcha:

LOS ESTUDIANTES SOVIÉTICOS

Compartimos este texto respecto a la educación en la Unión Soviética socialista en el año que se cumple un siglo desde la Revolución de Octubre. El análisis revela el impresionante desarrollo de la URSS en este ámbito, donde la educación era gratuita, científica y al servicio del pueblo. Fruto de la revolución socialista, el estudiante encontró las condiciones adecuadas para el desarrollo del trabajo intelectual en estrecha colaboración con el trabajo manual.

“Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad…”

“En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.”

LOS ESTUDIANTES SOVIETICOS

b.jpg

En 1938, la Unión Soviética tenía 716 universidades, colegios y otras instituciones de educación superior con un núcleo estudiantil de 601.000 personas. Este número supera al de los estudiantes de colegios y universidades de 23 países europeos juntos, incluyendo a Francia, Italia y Polonia, además de Japón.

Existen instituciones de educación superior en cada una de las Repúblicas de la Unión y Regiones Autónomas de la Unión Soviética. Kirguistán, que no tenía una sola institución de enseñanza superior antes de la Revolución, ahora tiene cuatro; Turquistán tiene 5; Tayikistán también tiene 5 y Kazajistán 19. Y cada una de estas instituciones educativas cuenta con labotatorios modernos, salas de lectura y bibliotecas que son lo último en temas de equipamiento escolar.

Antes de la Revolución, los colegios y universidades de la Rusia zarista tenían población escolar total de 112.000 alumnos, de los cuales el 35% eran hijos de la nobleza y de los jefes del gobierno, el 10% hijos de los grandes empresarios y comerciantes, el 14,5% hijos de los campesinos ricos. Por lo tanto, el 70,8% del alumnado pertenecía a las clases dominantes, como hijos de las grandes fortunas. El alto costo de admisión, además de las limitaciones de clases y de normas establecidas hacía imposible a los trabajadores dar una educación superior a sus hijos.

El gobierno soviético dio acceso a las escuelas de educación superior a todos los ciudadanos de la URSS. Las puertas de los colegios y universidades de la URSS están abiertas para todos los graduados de la escuela secundaria. No existe la mínima limitación de nacionalidad, raza, condición social o económica en las instituciones educativas soviéticas. Las mujeres disfrutan de los mismos derechos que los hombres para ingresar en cualquier institución de educación superior de la URSS. En la Unión Soviética, el 43% de los estudiantes de colegios y universidades son mujeres.

Las sumas establecidas por el gobierno soviético para el desarrollo de la educación superior aumentan año tras año. Por ejemplo, la suma asignada por el Gobierno para la educación superior aumentó de 86 millones de rublos en 1934 a 219 mil millones de rublos en 1938.

A pesar del enorme aumento del número de instituciones de educación superior y de la masa estudiantil, el rápido desarrollo de la economía nacional de la URSS requiere, todavía, un mayor número de personas capacitadas en todos los campos del conocimiento.

Las instituciones de educación superior de la URSS preparan expertos en 178 ramas de la ciencia, de la tecnología y de las artes. Entre las 716 instituciones de enseñanza superior soviéticas, 119 son institutos industriales, 29 institutos de transporte y comunicaciones, 84 escuelas de agricultura, 71 escuelas de medicina, 27 institutos económicos, 11 escuelas de derecho, 24 universidades generales, 211 institutos pedagógicos y de preparación de profesores, conservatorios de música, institutos de literatura, de arquitectura, etc.

Además de las instituciones regulares de educación superior, fue establecida en la URSS una nueva clase de escuelas de educación superior: academias ligadas a determinadas ramas de la industria, del transporte, de la agricultura, del comercio, etc. Estas academias, que están bajo la jurisdicción de los comisiones del pueblo correspondientes, son visitadas por el personal ejecutivo de las fábricas, como por ejemplo, directores, subdirectores y superintendentes, por trabajadores de establecimientos soviéticos que han tenido una amplia experiencia práctica, así como trabajadores stajanovistas, que desarrollaron nuevas y mejores formas de trabajar. Tres o cuatro años en la academia proporcionan al estudiante una educación general y a su vez una formación especializada, de tal manera que, cuando se gradúa, es un especialista de alta cualificación.

Aleksei Starranov, el famoso minero de carbón del Donbass, estudió en la Academia Industrial “Stalin” en Moscú. Busijgin, forjador de la fábrica de automóviles “Gorki”, la tejedora Eudokia Vinogradova, Tatiana Fiodorova, trabajadora en el “Metro” de Moscú y otros muchos trabajadores destacados de la Unión Soviética fueron también a estas academias industriales. La iniciadora del movimiento stajanovista en la agricultura, la campesina colectivista María Demchenko, estudia actualmente en la Academia Agrícola de Kiev. Otros destacados stajanovistas en la agricultura han ingresado también en las academias agrícolas, incluyendo a Pasha Kovardak, Konstantin Borin y Pasha Angelina. Todas estas personas están dominando el conocimiento teórico, con el fin de mejorar y enriquecer su amplia experiencia práctica.

Los estudiantes que acuden a estas academias no pierden el contacto con sus anteriores lugares de trabajo. Todas estas academias industriales envían a sus estudiantes al trabajo práctico dos veces al año. Así, por ejemplo, Starranov, Busijgin y Borin, que son estudiantes de academias industriales, puedieron establecer nuevos registros en la producción en sus antiguos puestos de trabajo, en el trascurso de sus periodos de práctica.

Como regla general, los estudiantes que son recibidos en estas academias desempeñan cargos ejecutivos. Por ejemplo, el iniciador del movimiento stajanovista en la industria ligera, Nikolai Smetanin, que trabajabó en la fábrica de zapatos “Skororrod” y estudió en la Academia Industrial “Kirov” en Leningrado, es ahora (1939) auxiliar del Comisario del Pueblo para la industria ligera. El iniciador del movimiento stajanovista en los ferrocarriles, Piotr Krivonoss, fue nombrado director general de la línea de ferrocarril del Sur de Donets. Musinski, destacado stajanovsita en la industria textil, fue elegido vicepresidente del Comité Ejecutivo Regional de Arrangel. Lo que se conoce como Universidad de Fábrica, es muy común en la URSS. Estas instituciones de educación superior técnica son establecidas por las fábricas, y a ellas van los trabajadores, los funcionarios y otros empleados de una fábrica, después de las horas de trabajo. Especialistas altamente cualificados de los diferentes departamentos de la fábrica dan conferencias y ven el trabajo práctico de los estudiantes. Al igual que todas las demás instituciones educativas de la URSS, estas universidades de fábricas tienen modernos laboratorios, aulas y bibliotecas muy bien preparadas. El trabajo práctico se realiza en los talleres y departamentos de la fábrica en cuestión. De esta manera, los trabajadores que pasan varios años de formación en estas universidades se convierten en expertos altamente cualificados – ingenieros y técnicos – aunque muchos de ellos hayan entrado en la universidad como simples trabajadores. Entre estas universidades de fábricas, el Instituto de Trabajo “Stalin”, de Leningrado, goza de gran renombre. Esta universidad de fábrica ha preparado cientos de expertos de primer nivel en sus pocos años de existencia.

Los cursos por correspondencia de educación superior también hicieron mucho por la preparación de los trabajadores calificados que el país necesita.

Estos cursos son seguidos gratuitamente y en su tiempo libre por funcionarios, técnicos y demás trabajadores y empleados de la fábrica que hayan recibido una educación secundaria.

Hay alrededor de 200.000 personas siguiendo los cursos por correspondencia de educación superior en la URSS. Las personas que completan estos cursos consiguen un equivalente de la educación impartida en las escuelas y universidades.

1

De acuerdo con el art. 121 de la Constitución de la URSS, el ingreso en las escuelas soviéticas, incluyendo colegios y universidades, es gratuito. Más del 88% del cuerpo estudiantil en las instituciones de educación superior reciben salarios del gobierno. Los salarios son, generalmente, de 130 rublos al mes durante el primer año de estudio y llegan a 200 rublos al mes durante el último año. Esta cantidad es el salario medio mensual de un trabajador no calificado. Los estudiantes de las academias de los Comisarios del Pueblo reciben salarios de 450 a 700 rublos al mes, una cantidad correspondiente al salario mensual de un trabajador altamente calificado. Pero el Gobierno no reduce su acción en lo que se refiere a la masa estudiantil, en la distribución de salarios. Todos los estudiantes que soliciten habitaciones, las reciben gratuitamente del Gobierno, que gasta 10 millones de rublos por año en la construcción y mantenimiento de residencias estudiantiles. En las grandes ciudades existen distritos enteros compuestos de residencias estudiantiles llamadas “ciudades estudiantiles”, construidas por el Gobierno. En Moscú, existen varias “ciudades estudiantiles”, con una población muy grande.

Adjuntos a estas residencias, se encuentran restaurantes, lavanderías, peluquerías, etc., cuyos servicios son ofrecidos a los estudiantes a precios reducidos.

Los estudiantes tienen derecho al servicio médico y tratamientos gratuitos. Aparte de los gastos en la construcción y mantenimiento de las residencias, el Gobierno también gasta grandes cantidades cada año en proporcionar a los estudiantes ventajas culturales, deportes, vacaciones, etc. Prácticamente cada institución de educación superior tiene un club propio y su estadio para los estudiantes, mantenidos a costa del Estado y de los sindicatos. Los estudiantes que estaban trabajando en alguna empresa antes de entrar en el instituto de educación superior, mantienen sus derechos sindicales y son simplemente transferidos al sindicato que agrupa a los trabajadores de la profesión u oficio que corresponden a determinada escuela o institución en particular. Los jóvenes, al salir de la escuela secundaria, entran directamente en un instituto de educación superior, y pueden ser parte del sindicato de sus respectivos institutos. Los sindicatos dan entradas gratis para los teatros y conciertos a los estudiantes, o entradas a precio reducido.

Durante las vacaciones (los estudiantes soviéticos disfrutan de vacaciones dos veces al año, dos meses en el verano y dos semanas en el invierno) los estudiantes pueden alojarse en casas de reposo o curarse en sanatorios, a costa de los sindicatos. Muchos estudiantes pasan sus vacaciones recorriendo las diferentes regiones del vasto territorio de la Unión Soviética, con el fin de conocer mejor su país, y para familiarizarse con su belleza y sus riquezas naturales. En estos casos, el Estado también ayuda a los estudiantes proporcionándoles reduciones considerables en el transporte, guías, bajos precios para los alimentos en los campos de turistas, etc.

La atención multiforme proporcionada a los estudiantes por el Estado les permite dedicar toda su atención, su solicitud y su energía al estudio.

Los estudiantes se dedican a sus estudios en las instituciones soviéticas de educación superior de una manera que difiere radicalmente del modo en como estudiaban los estudiantes en los establecimientos correspondientes a la Rusia zarista. La seguridad material de los estudiantes, la gran capacidad del cuerpo docente, el hecho de que los estudiantes cuentan con servicios escolares y de literatura, crean todas las condiciones necesarias para la realización de un trabajo excepcionalmente fecundo por parte de los estudiantes.

Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad. Año tras año este “eterno estudiante” estaba en la misma clase y, al final, abandonaba a menudo la escuela sin terminar los estudios.

En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.

La emulación socialista está muy extendida en las instituciones soviéticas de educación superior, de la misma manera que lo está en las fábricas. Grupos de estudiantes desafían a otros; clases enteras, departamentos e incluso universidades enteras lanzan retos recíprocos para situar a sus estudiantes en el cuadro de honor, para ayudar a la mayor cantidad de camaradas atrasados en sus estudios, etc.

El cuerpo docente también se dedica voluntariamente a preparar a estudiantes dignos del cuadro de honor.

Las relaciones entre los estudiantes y profesores en las instituciones soviéticas de educación superior son totalmente diferentes de lo que eran antes de la Revolución. Anteriormente, los profesores raras veces se interesaban, casi no hacían nada, por el trabajo de los estudiantes, o por las razones que podía tener un estudiante para ir atrasado, si los estudiantes entendían las enseñanzas o necesitaban más ayuda de su parte, etc. En las instituciones soviéticas de educación superior, el cuerpo estudiantil y el cuerpo docente es una sola familia. Ambos están igualmente interesados en que los estudiantes reciban de la escuela lo máximo que esta pueda proporcionarles, en que el estudiante graduado sea un especialista soviético completamente preparado.

Los estudiantes y los profesores tienen relaciones que se extienden después del trabajo de clase. Los maestros e instructores a menudo participan en diversas reuniones estudiantiles, y a menudo pasan sus vacaciones con los estudiantes. Tal unidad entre la masa estudiantil y el cuerpo docente sólo puede servir para mejorar el trabajo educativo y la preparación de los estudiantes que encuentran en el profesor o instructor a un camarada de mayor edad.

Otra característica de las instituciones soviéticas de educación superior es su estrecho e inquebrantable contacto con la industria, los que se manifiesta de varias maneras, principalmente por la formación industrial bien organizada de los estudiantes a través del trabajo en la práctica. Cada institución técnica y agrícola de educación superior envía a sus estudiantes a períodos de prática de dos meses y medio a tres meses y medio durante el año. Los estudiantes de escuelas técnicas siguen cierto entrenamiento práctico durante el cual, por lo general, se familiarizan con la rama de la industria que deben seguir para completar sus estudios. En sus trabajos prácticos, reciben una formación más especializada aún, y aprenden lo que deben saber sobre determinada máquina y sus propiedades. Por último, en su último año de estudios, trabajan en calidad de ingenieros en sus sesiones de práctica, desempeñando muchas veces las tareas de auxiliares del líder del taller.

Después de terminar su práctica industrial, el estudiante está obligado a presentar un informe al profesor, en el que sintetiza sus experiencias en la práctica del trabajo, y recibe una calificación determinada para el trabajo que ha desarrollado. Si no presenta el informe, o si este no fuera consideradp satisfactorio, tendrá que repetir su período de práctica industrial.

2.jpg

Los estudiantes son enviados a las empresas de una determinada rama de la industria para su práctica de trabajo, empresas que tienen un equipamiento de primera clase y trabajan con los últimos adelantos de la técnica. El estudiante recibe una orientación académica y metodológica en su práctica de trabajo por parte de los jefes del departamento correspondiente. Su práctica de trabajo en la fábrica se encuentra bajo la supervisión de los mejores y más cualificados técnicos de la empresa determinada.

Las tesis y trabajos de los estudiantes están estrechamente vinculados con las tareas prácticas del desarrollo económico del país. Numerosas tesis presentadas por estudiantes que se graduaron son puestas en marcha, y, de esta manera, no son solamente trabajos académicos, sino al mismo tiempo, planes de trabajo prácticos. Después de ser recibidas, los autores de estas tesis participan generalmente de su aplicación.

Por otro lado, los laboratorios y las aulas de las instituciones de educación superior resuelen a menudo diversos problemas que les presentan la industria y la agricultura.

De esta manera, los estudiantes también son puestos en contacto con sus futuras actividades prácticas.

El trabajo de investigación científica llevado a cabo por estos colegios es un factor importante en la vida de las instituciones soviéticas de educación superior. El cuerpo docente y el personal científico de estas instituciones llegan a más de 40.000 personas, incluyendo 5.000 profesores y 11.500 profesores auxiliares. La jornada laboral del cuerpo pedagógico científico de las instituciones de educación superior es de 5 horas, dedicando la mitad de este tiempo a la investigación científica.

Cada departamento de las instituciones soviéticas de educación superior cuenta con sus estudiantes de postgrado. Hay un total de más de 10.000 estudiantes de posgrado en la URSS. En 1938, 6.000 personas se inscribieron en los cursos para postgraduados de la URSS. Después de tres años de curso, los estudiantes graduados presentan una tesis, que deben sustentar, y, luego, reciben un grado académico. Los cursos para postgraduados suelen ser seguidos por estudiantes que se gradúan con especial éxito en una institución de educación superior.

En el trabajo de investigación científica, que tiene lugar en estas instituciones de educación superior, se solucionan los problemas presentados por la industria y la agricultura. Por ejemplo, los estudiantes graduados en el Instituto de Metales Inoxidables de Moscú, están haciendo un excelente trabajo en el campo de las nuevas aleaciones (mezcla de metales). Las Escuela de Estructuras Subterráneas del Instituto Ferroviario del Tren de Moscú participa en la construcción del metro de esta ciudad.

Una parte importantísima de la vida de las instituciones soviéticas de enseñanza superior es desempeñada por las organizaciones sociales de los estudiantes: Partido Comunista, Liga Comunista y Sindicatos. Los comités del sindicato estudiantil existentes en todas las instituciones de educación superior tienen un papel activo en la vida académica de las escuelas superiores. Ellos mismos se interesan por el trabajo de los estudiantes, eliminan cualquier cosa que dificultea  un estudiante u otro el estudio, están atentos a la labor práctica, prestan atención a las necesidades materiales de los alumnos, les ayudan a pasar sus vacaciones de tal manera que estas sean, a su vez, útiles e interesantes, etc.

En 1939, 183.000 nuevos estudiantes se matricularon en las universidades y colegios de la URSS.

Los colegios y las organizaciones sociales comienzan desde muy temprano a hacer campaña para atraer a nuevos estudiantes.

El Museo Politécnico de Moscú organiza consultas para los jóvenes que terminan su educación secundaria, para la selección de su futura profesión. Estos jóvenes tienen conversaciones informativas con profesores y académicos, maestros e instructores de las escuelas secundarias, los cuales les dan todo tipo de información acerca de sus instituciones: Estas reuniones se han convertido en una verdadera tradición en la escuela secundaria de Moscú.

El art. 118 de la Constitución de la URSS establece que “Los ciudadanos de la URSS tienen derecho a trabajar”. De acuerdo con esto, cada graduado de un instituto de educación superior tiene trabajo asegurado en su campo de actividades. Seis meses antes de terminar el último año, el estudiante ya sabe donde va a trabajar, que salario recibirá y cuáles serán sus obligaciones. El Estado determina, de acuerdo con un plan, el lugar donde el graduado habrá de trabajar. Por supuesto, esto no significa de ninguna manera que el graduado esté obligado a trabajar en una determinada empresa. Es solamente uno de los elementos de planificación, el método más común en el trabajo de todas las instituciones soviéticas. El joven especialista, después de graduarse, firma un contrato con la organización correspondiente o empresa. Cuando entra en la fábrica o establecimiento fijado, el joven experto penetra en un medio que ya le es familiar. No ve en ella a ningún competidor, cada uno le ayuda a asimilar su trabajo lo más rápidamente posible. En 1938, 93.000 estudiantes fueron recibidos en las escuelas de la URSS. Cada uno de ellos fue colocado en el trabajo correspondiente a su especialidad.

Durante el periodo del Tercer Plan Quinquenal, la educación superior se desarrollará en una proporción aún mayor. Está previsto que el número de estudiantes pase de 601.000 en 1938 a 650.000 en 1942.

La educación superior en la URSS se extiende y se desarrolla conjuntamente con el crecimiento y desarrollo de toda la vida económica y cultural del país.

Traducido por “Cultura Proletaria” de “Divulgação Marxista”, Nº6, Septiembre de 1946

NUEVOS ACOSOS SEXUALES A ESTUDIANTES: EXPRESIÓN DE SEMIFEUDALIDAD

NUEVOS CASOS DE ACOSO SEXUAL A ESTUDIANTES ES EXPRESIÓN DE LA SEMIFEUDALIDAD

¡SOLIDARICEMOS CON NUESTRAS COMPAÑERAS!

El carácter semicolonial y semifeudal de nuestro país se expresa en todos los planos y la educación universitaria no es la excepción. Las universidades están administradas directamente por partidos políticos del viejo Estado y son utilizadas por estos para acumular-lavar dinero y para formar a sus cuadros políticos.

Esta ideología ha permeado a una parte de los profesores, que con conductas déspotas y arrogantes se dirigen a sus estudiantes y en particular a las mujeres. Junto a las descalificaciones hacia las estudiantes, tratándolas de inferiores intelectualmente, están los acosos que por años se han mantenido impunes, dado el grado de intocabilidad con el que la academia blinda a quienes transmiten las ideas semifeudales.

No son pocos los casos en donde profesores que llevan años apernados, sin haber sido nunca evaluados por los estudiantes, llegan a la sala de clases y dicen “ustedes son muchos, conmigo no aprueban más de la mitad”, queriendo infundir respeto y reverencias a partir del temor, para que los estudiantes piensen que el profesor les está haciendo un favor al aprobar los ramos.

Lamentablemente, esta misma práctica es aplicada, incluso con más soberbia, por algunos estudiantes “ayudantes” hacia sus compañeros. ¿Quiénes son los “ayudantes”? estudiantes que realizan trabajo docente a cambio de medias becas o de salarios por debajo del sueldo mínimo, mientras el profesor se encuentra “investigando”.

Pero este despotismo semifeudal no se expresa solamente en las calificaciones, sino que también en el acoso impune que algunos docentes llevan a cabo con sus estudiantes.

El año pasado, los estudiantes denunciaron las conductas psicópatas de Fernando Ramírez y Leonardo León. Esto armó de valor para que más jóvenes contaran lo que hasta el momento les atormentaba en soledad.

Este año, 11 estudiantes han declarado que los profesores César Arriagada y Francisco Gutiérrez, también de la Universidad de Chile, actuaron de forma déspota durante una salida a terreno, donde el profesor César Arriagada, en estado de ebriedad se acercó a la carpa donde estaban los jóvenes confeccionando un mapa diciendo “pendejos culiaos, no cachan nada” y en otra ocasión lanzó vino a un mapa de los estudiantes.

El profesor Francisco Gutiérrez, también en estado de ebriedad, se acercó a las estudiantes diciendo cosas como: “¿estai pololeando?”, “si sabís que erís linda”, “wachita rica”, etc.

La universidad, así como permite acceder a conocimientos, también es una trampa ideológica. Entrega datos, pero también confusión. Es por esto que los académicos no deben olvidar que están ahí gracias a que el pueblo ha conquistado el derecho a la educación y los estudiantes deben estar alertas, combatir el individualismo y las viejas ideas que campean en las universidades, deben además solidarizar con sus compañeras e impulsar las demandas contra los malos profesores como parte de las demandas de cada carrera.

¡NO AL CIERRE DE ARCIS!

Finalmente, hoy el Ministerio de Educación informó a la comunidad de la Universidad Arcis que el plantel será cerrado.

En diciembre del año pasado la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, salió a declarar que la Universidad no era viable. No obstante, el mismo gobierno, mediante el Ministerio, puso a un administrador, que aun sabiendo que la Universidad de cerraría, llamó a los estudiantes a matricularse, como una muestra más de la burla a los estudiantes y la desesperación por recaudar dinero a toda costa, aun al precio de estafar a los estudiantes.

Lo que ahora viene es la reubicación de los alumnos. Proceso ejecutado directamente por los mismos dueños y sus ejecutivos, que constituye un nuevo gran negocio que implica millonarios traspasos y acuerdos políticos. Así fue como la Democracia Cristiana dirigió la reubicación de los estudiantes de la Universidad del Mar a la Universidad Raúl Silva Henríquez, donde el Vicerrector Manuel Pérez, a cargo de la reubicación de los alumnos que él estafó recibió como premio un cargo directivo en la Universidad Raúl Silva Henríquez.

Es necesario aclarar que en esta reubicación los estudiantes son nuevamente estafados, porque las universidades, a propósito, no tienen la misma malla curricular y así cuando los estudiantes se cambian de una a otra no se les reconocen todos los ramos aprobados y se les suman otros, por lo que su estadía y pago en la universidad se extiende más.

El cierre de la Universidad Arcis es la bancarrota de la política educacional del falso Partido “Comunista” y su intento de levantar una universidad con etiqueta de revolucionaria, administrada bajo las leyes de Pinochet, en todos sus aspectos: cobros abusivos a los estudiantes, políticas antisindicales en contra de los trabajadores, listas negras contra los movilizados, becas exclusivas para los funcionarios del Partido disfrazadas como becas otorgadas por concurso, etc.

Frente a la evidente debacle del Arcis y de la responsabilidad del revisionismo, Guillermo Teillier declaró que no era su Partido quien estaba detrás de Arcis, sino que algunos militantes a título individual. Lo que es una forma de no asumir lo innegable, ya que ningún partido asume como tal la propiedad de una empresa, siempre asumen en los papeles, personas individualmente.

Tras el cierre del Arcis, el gobierno ha blindado al partido de Teillier, poniendo en la comisión de investigación a la misma Camila Vallejo, constituyendo una burla para los estudiantes y trabajadores del Arcis. Ahora, tal como en el 2007 el Partido Único (Nueva Mayoría-Chile Vamos) se toman de las manos para atentar contra el derecho a la educación.

 

NUEVA EDICIÓN N° 56 DE MARZO PERIÓDICO EL PUEBLO

2.jpg

¡¡ATENCIÓN!!
A nuestros amigos lectores y quienes aun no han leído PERIÓDICO EL PUEBLO: ¡Ya salió nuestra edición impresa de MARZO, la N°56!:

Editorial: ¡Mujer popular, a conquistar la mitad del cielo!
Mapuche: La lucha mapuche y sus justas demandas + Noticias de luchas.
Educación: Colegio de Profesores: Nueva directiva y su disfraz democrático.
Internacional: Resistencia del pueblo haitiano a la ocupación imperialista y el recuento de las Luchas en el mundo.
Arte y Cultura popular: ¡Cumbia nena…! La Itinerante Sonora.
Conmemoración: 18 de Marzo de 1871: ¡Gloria a la Comuna de París!
Mujer popular: Rosa Luxemburgo, a 146 años de tú nacimiento, ¡te recordamos como gran revolucionaria!
Nacional: Recuento de luchas por todo el país.

¡Adquiérelo con tu distribuidor más cercano antes que se agote! Si no tienes, envíanos un mensaje interno a https://www.facebook.com/periodicoelpueblo2011/ para hacértelo llegar. Si sabes de alguna actividad donde podamos distribuirla, ¡no dudes en contactarnos!

3.jpg

NADEZHDA KRUPSKAYA 1869-1939

Compartimos la nota publicada por Sol Rojo de Oaxaca, México, en el contexto del natalicio y fallecimiento de la aguerrida comunista soviética Nadezhda Krupskaya.

1.jpg

“¡Honor y gloria eterna a la camarada Nadia!

Nadezhda Konstantínovna Krúpskaya (26 de febrero 1869 – 27 de febrero 1939) más conocida como Nadia Krúpskaya, fue una reconocida figura del Partido Comunista de la Unión Soviética. Una de las principales responsables de la creación del sistema educativo soviético y pionera del desarrollo de las bibliotecas rusas, la primera Comisaria de Educación.

Una de las activistas que desarrollaron “Iskra” (La Chispa), secretaria de la redacción de “Documentos de Trabajo”, del diario “Vperiod” (Adelante), e inició escribiendo los primeros documentos de la revista “Trabajadores”; diez años después de la Revolución de Octubre, dirigirá la revista “Por el camino de una nueva escuela”.

En 1896, Vladímir Uliánov (Lenin) propuso matrimonio a Nadezhda, cuando ambos se encontraban en la cárcel por ser miembros de la ‘Unión de la lucha por la liberación de la clase obrera’, creada por Vladímir.

En los primeros años de su relación matrimonial, planeaban tener hijos. Pero el progreso de la enfermedad de Nadezhda la privó de la oportunidad de ser madre.

Tras la muerte del gran genio de la revolución de Octubre, Krupskaya defendió el sistema soviético y el ejercicio de los Planes Quinquenales de Desarrollo junto al viejo compañero de armas e indiscutible timonel de la construcción del socialismo en la URSS, Iosif Visarinovich Stalin.

Nadezhda falleció a los 70 años de edad, hoy, a 78 años de su muerte las banderas rojas de la hoz, el martillo y la estrella del comunismo se inclinan en su memoria refrendando nuestro deber proletario de vencer al enemigo y, mediante la toma del poder, construir el socialismo en México y el comunismo en todo el mundo.”

2.jpg

 

OTRA ESCUELA MÁS OCUPADA COMO CAMPAMENTO POLICIAL EN TERRITORIO MAPUCHE

Compartimos la declaración pública del Movimiento en Defensa de los Ríos del valle de Elicura donde denuncian que otra escuela se suma a la lista de instituciones ocupadas por el GOPE (Grupo de Operaciones Policiales Especiales) para reprimir, perseguir, amedrentar y servir al capital comprador, burocrático y feudal, al imperialismo y sus títeres locales.

“Declaración Pública:

Primero fue Pailahueque de la comuna de Ercilla, en La Araucanía, después el Liceo de Purulón en Los Ríos, ahora es el turno de Contulmo en el sur de Arauco, Región del Bío Bío. Tercer establecimiento educacional que es utilizado por el contingente policial enviado por el Ministerio del Interior a las zonas de conflicto, para dotar a las forestales de más protección.

En este caso, hay una pequeña diferencia, el establecimiento educacional es municipal, o sea, es administrado en su totalidad por una institución del Estado. Un contingente indeterminado de la nueva Prefectura Control y Orden Público está alojando en dependencias de la Escuela San Luis de Contulmo. Además de estar poblando de carabineros que están “haciendo vida” en el sector (durmiendo en hostales y residencias locales), están usando la escuela para alojar y guardar vehículos policiales. Todo esto, con el permiso del sostenedor del establecimiento, el alcalde (UDI) Mauricio Lebrecht Sperberg, el que además tiene una empresa que presta servicios forestales. La decisión de facilitarle dependencias de la Escuela a fuerzas especiales no fue discutida con el concejo municipal, fue una decisión tomada arbitrariamente por el alcalde e informada a la comunidad de manera solapada a través de una red social.

La Escuela San Luis es la escuela básica más grande de la comuna, sus instalaciones colindan con un jardín preescolar y con una sala cuna Integra. Estos tres establecimientos tienen en su patio trasero a un campamento policial, cuyos efectivos se pasean con trajes militares y armamento de guerra, violentando simbólicamente a la comunidad bajo el silencio de la dirección de la escuela, de la Dirección de Educación Municipal DAEM y la Fundación Integra. Esta situación viene a agravar la violencia racista que ha demostrado tener carabineros con la infancia mapuche. Esta vez se violenta también a todos los niños que viven y comparten los espacios que se supone están para protegerlos y educarlos. Uno de los argumentos que se escucha es que la ocupación de las dependencias es sólo en época de vacaciones, sin embargo, la escuela San Luis tiene una escuela de verano que agrupa a decenas de niños y niñas bajo diversas actividades recreativas y además sirve de alojamiento para decenas de niños, niñas y adolescentes que son parte de las orquestas que participan de la Semana Musical de Contulmo, por lo que este argumento se desmorona por completo.

La dirección provincial de Educación, ya recibió un reclamo anónimo a propósito de este tema, sin embargo, se quedaron con el reclamo en el escritorio y no se hicieron parte de ésta, quedando una vez más como cómplices y facilitadores de la vulneración de derechos de los niños, niñas y adolescentes que tienen a cargo.

Este es otro ejemplo más que cómo el Estado chileno, sobrepone los intereses empresariales de “seguridad” por los derechos de la gente que está viviendo en los territorios. Nuevamente se muestra el gasto que está haciendo el estado, en recursos de infraestructura para que la policía militar se inserte en los pueblos, ciudades y villorrios para cuidar los predios forestales en conflicto con las comunidades mapuche en resistencia.

Lo indignante e interesante es que su modo de operar no cambia, siguen entrando a los territorios evangelizando la naturalización de la violencia de estado, y qué mejor lugar que un colegio. El doble discurso es evidente. Por un lado hablan de intenciones de dialogo pero nos llenan de policía militar, se toman los colegios y las calles como si nos cuidaran de los depredadores, y no. Los depredadores son los que les dan las órdenes de allanar, de balear menores por la espalda, de cargar con municiones a comuneros mapuche, de torturar, de custodiar a una mujer engrillada que está pariendo, o de apresar a una autoridad espiritual del pueblo mapuche.
El contingente que llegó a Contulmo está para reprimir al pueblo mapuche, la “guerra” es contra la nación mapuche para apoderarse de sus recursos naturales y entre los daños colaterales tenemos a cientos de niños, niñas y adolescentes mapuche y no mapuche, conviviendo con hombres preparados para la guerra.

A 8 kilómetros de Contulmo, se encuentra el valle de Elicura. El año pasado se levantó un movimiento de resistencia contra Hidrowatt, empresa hidroeléctrica que pretende instalar tres centrales de paso, interviniendo los ríos Provoque y Elicura, afluentes que alimentan el lago Lanalhue, hoy contaminado y en serio riesgo de extinción.

El Movimiento en Defensa de los Ríos del Valle de Elicura en conjunto con algunas comunidades del sector, se encuentran en potencial conflicto con esta empresa española, la que además tiene comprados los derechos de exploración minera del cordón montañoso que rodea el valle, concluyendo así que la energía que pretenden generar con las centrales de paso son para solventar trabajos de explotación minera en un futuro cercano.

Por lo visto, una vez más el Estado, a través de su complicidad, financiamiento y facilitación de infraestructura pretende alimentar el negocio extractivista de las grandes empresas nacionales y extranjeras, ahora instalando un campamento del Gope en una escuela para reprimir la resistencia en el valle de Elicura y en todo el territorio en conflicto de la comuna de Contulmo. Hay que añadir también los violentos y constantes controles carreteros que los habitantes del sur de Arauco deben soportar como consecuencia de la militarización de la zona. Policías del Gope, armados con subametradoras, realizando labores de tránsito es también parte del escenario cotidiano que pretenden naturalizar.

Frente a esta situación, creemos que el municipio de Contulmo, la Dirección Provincial de Educación y el Alto Mando de Carabineros y la gobernación de Arauco deben dar una explicación a la comunidad. No es posible que con todo el recurso económico que el Estado gasta en protección policial para cuidar los predios de las forestales Arauco (grupo Angelinni) y Mininco (grupo Matte), ahora sean instituciones educacionales las que también faciliten infraestructura para proteger el negocio de estas dos familias y así reprimir al pueblo mapuche.

¡¡¡ Fuera las forestales, hidroeléctricas y mineras de nuestro territorio!!!

¡¡¡Basta de militarización!!!

Movimiento en Defensa de Los Ríos del Valle de Elicura. 

Contulmo, Wallmapu. 2017″

 

LA LUCHA EN LA FACULTAD DE DERECHO DE LA U. DE CHILE CONTRA PROTOCOLOS REACCIONARIOS.

Compartimos un artículo del FERP que da cuenta del estado de ánimo de los estudiantes de derecho, quienes han ido levantándose en luchas que se basan sobre las contradicciones internas de su propia facultad. El análisis apunta a la perspectiva política que debe desarrollar el estudiantado para conquistar sus necesarias y justas reivindicaciones.
“En la facultad de Derecho de la Universidad de Chile, a dos semanas de finalizar el semestre académico, se han levantado masivas movilizaciones como respuesta a medidas reaccionarias y autoritarias de decanato.
El 4 de enero se aprobó en el Consejo de Facultad el protocolo para “mantener el correcto funcionamiento de la escuela”, que establece medidas abiertamente reaccionarias, como la obligación de hacer clases en períodos de paralización, siendo la asistencia obligatoria si así lo decide la cátedra, duras sanciones a las funas, corte de agua y luz en caso de toma, entre otras medidas antimovilización.
A lo anterior se suma el protocolo aprobado en el Consejo de Escuela el 5 de enero, y de Facultad el 9 del mismo mes, que modifica el reglamento de las evaluaciones, eliminando los rezagos (posibilidad rendir una evaluación en una fecha extraordinaria, debidamente justificado) y las suficiencias (posibilidad de rendir nuevamente el examen si es que de nota final es entre 3.8 o 3.9 para poder aprobar la cátedra), entre otras medidas.
Ambos protocolos buscan aplastar al movimiento estudiantil; por un lado, el primero ataca directamente las movilizaciones disfrazándose de “pro educación” y hasta de “ecologista”, mientras que el segundo ataca a todos los estudiantes, sobre todo a los movilizados y a los estudiantes pobres. Es la primera Facultad en la que se implementan y ya amenaza con avanzar hacia otras.
Desesperado, el decano, aprovechándose del período de exámenes, busca resguardar el “prestigio” de la facultad que tanto les sirve a sus académicos para seguir obteniendo sus millonarios ingresos. El enriquecimiento de la casta de académicos aumentará, mientras empobrecen nuestros bolsillos, ya que se basa en el endeudamiento estudiantil, y con las modificaciones al reglamento de evaluaciones se incrementarán los años de carrera y los costos de ésta.
Por otro lado, una de las justificaciones de estas medidas es la sobrecarga de trabajo de Secretaría de Estudios (institución encargada del proceso de evaluaciones), pero no lo piensan dos veces al obligar a funcionarios de menor rango (honorarios, contrata o subcontratados) a trabajar más de cinco horas extra semanales gratuitamente, o derechamente los despiden sin justificación, claro ejemplo de cómo la servidumbre (sujeción personal característica de la semifeudalidad) se desenvuelve en nuestra Escuela.
Estos protocolos deben ser aprobado por el Consejo de Escuela (vicedecana, vicepdta. del Centro de Estudiantes, consejeros de facultad y académicos), luego por el Consejo de Facultad (decano, pdte. del Centro de Estudiantes, consejeros de escuela y académicos, donde los estudiantes no tienen derecho a voto) y por último por la Contraloría y el Rector de la Universidad. Experiencias anteriores nos indican que una vez aprobadas en Consejo de Facultad, pasan intactas por el resto de los procesos hasta comenzar su vigencia oficialmente. Ambas instancias son directamente mandatadas por el Decano y su red clientelar de socios y cómplices, que como señor feudal hace y deshace a su gusto.
Ante esto los estudiantes, luego de una masiva asamblea el 6 de enero, donde se definió llevar adelante una lucha decidida contra estas medidas, fueron a la oficina del archirreaccionario decano Davor Harasic, para funarlo. Luego, el 9 de enero funaron el consejo de Facultad donde se aprobaría el segundo protocolo, obligando a posponer la sesión, pero siendo reanudada la misma tarde.
Estas importantes movilizaciones nos demuestran la necesidad de desenmascarar a oportunistas y revisionistas, que llamando al “diálogo” o también a la lucha, se sientan a negociar sin conquistas concretas a la primera llamada del decano. Ejemplo es la funa al decano, cuando a la primera llamada de éste ofreciendo una reunión, el Centro de Estudiantes (CED) y otras organizaciones llaman a dispersar la movilización para entrar a negociar en cuatro paredes, cuestión rechazada rotundamente por la masa pero que luego lograron, así el decano con la masa dispersada canceló la reunión. Por otro lado, están los llamados a no movilizarse ni hacer funas, diciendo que no sirven, o a postergar la movilización para el próximo año, lo que hará más difícil derrocar estos protocolos una vez implementados.
El deber de los estudiantes es luchar desde ya contra estas medidas y por la democratización de la Universidad, porque los estudiantes tengan voz y voto en sus decisiones y en la elección de las autoridades, levantando movilizaciones en contra del decano y los académicos reaccionarios para impedir su aprobación final.
Esta lucha le da golpes al capitalismo burocrático en la educación, apuntando contra el clientelismo, la servidumbre y la precarización, y golpeando las medidas reaccionarias de decanato totalmente serviles al plan contrarrevolucionario del viejo Estado de contener la lucha estudiantil. Es tarea organizarse y luchar por la revolución, única forma de acabar con el capitalismo burocrático y la educación al servicio del imperialismo de una vez por todas.
 
¡¡ABAJO EL OPORTUNISMO Y EL REVISIONISMO EN EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL!! 
 
¡¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!!”

EL CRÉDITO CON AVAL DEL ESTADO EXPLICADO SENCILLAMENTE

Compartimos el análisis y explicación del CAE que realiza el blog “Economía Para Todos”, pues devela los mecanismos de acumulación que ejerce el capital financiero a través de la educación superior. Lo copiamos íntegramente, puesto que evidencia uno de los tentáculos más asfixiantes para las familias chilenas y que los estudiantes vienen combatiendo prácticamente desde su implementación. Tomando estos datos e interpretándolos desde el punto de vista revolucionario y democrático se puede profundizar la comprensión de por qué es tan odiado por las masas populares el sistema de educación superior en Chile.

“En la siguiente columna de Economía Para Todos intentaremos explicar una de las políticas públicas más polémicas de la última década: el Crédito con Aval del Estado (CAE). Una medida que abrió las puertas de la educación superior, pero a un costo que miles de chilenos resentirán durante gran parte de su vida. En tiempos donde la promesa de educación gratuita aun no es una realidad, el tema resulta ineludible. Y es que el comienzo de una nueva carrera presidencial, que tiene en carrera al ex Presidente responsable de esta política, imprimen más razones para considerar elemental el conocer, analizar y evaluar cuidadosamente los alcances de una iniciativa que fijó precios a la movilidad social.

La Educación Superior en 2005

A principios de la década de los 80′, bajo el gobierno de las Fuerzas Armadas, el Estado de Chile definió que las personas debían pagar por su educación. Al respecto se concibieron los grados académicos y títulos profesionales como bienes privados, adquiribles tras el pago de matriculas y aranceles a una institución de educación superior que contara con la aprobación del Ministerio de Educación. El Gobierno consideró que las personas estarían dispuestas a pagar por educación, toda vez que esta les permitiría aspirar a mayores salarios a lo largo de sus vidas laborales. Diversas organizaciones privadas también lo creyeron así, por lo que al cabo de pocos años se creó un verdadero mercado en torno a la educación.

Sin perjuicio que las personas debían financiar directamente la educación que desearan adquirir, el Estado decidió apoyar monetariamente a quienes lo “merecieran”. Al respecto el Gobierno brindó becas y créditos a estudiantes que acreditaran excelentes rendimientos académicos o precariedad económica del grupo familiar. Sin embargo el financiamiento estatal fue puntual y complementario.

Bajo estas directrices el mercado de la educación superior en Chile se desarrolló aceleradamente. A 2005 el arancel promedio de universidades estatales era aproximadamente $1.572.000 pesos de 2006, el más alto de América Latina y el quinto más alto de los países OCDE. En contraste ese mismo año Argentina, Brasil, Cuba, Guatemala y Venezuela mantenían un sistema “gratuito” de educación, donde el Estado brindaba completo financiamiento, permitiendo así que las personas no desembolsaran dinero directamente a los planteles. El gasto en educación del Estado chileno era diametralmente distinto. En 2005 un 14% del presupuesto fiscal fue destinado a educación, mientras que para el mismo año el promedio de los países OCDE fue de 24%. La contribución económica del Estado a la educación superior ascendía a 0,3% del PIB, mientras que el promedio de la OCDE era de 1,3%. Esto posicionó a Chile como uno de los países con mayor costo de la educación, al mismo tiempo que posicionó a nuestro Estado como uno de los menores contribuyentes al financiamiento de esta.  

Al respecto las autoridades de la época reflexionaron sobre como la educación superior contribuiría al crecimiento, desarrollo y equidad económica del país. Dado esto se propusieron aumentar las posibilidades de acceso de estudiantes a universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, sin trastocar la calidad de los establecimientos. En este contexto surgió el Crédito con Aval del Estado (CAE).

EL CAE: CRÉDITO CON AVAL DEL ESTADO

2.jpg
Sergio Bitar, Ministro de Educación (2005) y Ricardo Lagos, Presidente de Chile (2000-2006)

Al año 2005 costear la educación superior era una tarea difícil. Era indispensable poseer dinero propio suficiente para costear las altas matriculas y aranceles vigentes a la fecha. De no ser así las opciones eran limitadas: postular a becas y créditos.

Las becas han sido asignaciones directas no reembolsables que otorga el Estado. Frecuentemente han estado enfocadas a alumnos egresados de enseñanza media con altas calificaciones, y/o quienes obtuvieron alto puntaje en la prueba de admisión (PSU). Con todo, se ha privilegiado a estudiantes pertenecientes a los grupos socioeconómicos más bajos de la sociedad. Si bien con el paso del tiempo el aumento de recursos propició que los requisitos de postulación fueran puntajes y calificaciones accesibles, estos recursos no eran suficientes para lograr una amplia cobertura. Con todo, si bien las becas estaban dirigidas a los alumnos que decidieran estudiar en cualquier institución acreditada, fuera privada o estatal, no era sorpresa que finalmente el beneficio se dirigiera mayormente a alumnos de instituciones estatales y privadas tradicionales (miembros del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, CRUCH). Así es que el concurso de becas planteaba un escenario de alta competencia por recursos escasos asignados con posibles favoritismos.

La segunda opción para financiar los costos de la educación superior era la postulación a un crédito o préstamo estatal denominado “Fondo Solidario de Crédito Universitario(FSCU). Esta alternativa de financiamiento sólo estaba disponible para alumnos de universidades estatales y privadas tradicionales (CRUCH). Los requisitos eran pertenecer a los 3 quintiles más bajos de la sociedad y haber obtenido un puntaje mínimo de 475 puntos en la PSU. El financiamiento consistía en el préstamo de la totalidad o una parte de los recursos necesarios para estudiar en una universidad del CRUCH. A cambio los estudiantes debían devolver el préstamo en cuotas mensuales, las que acumulaban intereses a razón de 2% + UF. El crédito se comenzaba a pagar después de 2 años de la fecha de egreso, por un periodo de entre 12 hasta 15 años. Si al cabo de 15 años la persona no alcanza a pagar la totalidad de la deuda, esta será condonada y asumida por el Estado de Chile. El año 2005 más de 120.000 alumnos pudieron acceder a este crédito.

4.jpg

Bajo este contexto el Gobierno propuso una tercera alternativa de financiamiento: el Crédito con Aval del Estado (CAE). Esta ley fue aprobada por el Congreso Nacional y promulgada el 1 de junio de 2005. El CAE consistía en préstamos provistos por bancos comerciales con miras a financiar un programa de educación superior. A diferencia del Crédito Fondo Solidario, el CAE podía ser adjudicado a alumnos pertenecientes a universidades privadas no tradicionales, siempre y cuando estuvieran acreditadas y estuvieran adscritas a este sistema de financiamiento. El préstamo consistía en recursos anuales renovables, los que podían alcanzar el total del arancel referencial establecido año a año por el Mineduc. Este arancel es una estimación del Estado de lo que cuesta una carrera, frecuentemente siempre más bajo al arancel real de una carrera. El crédito se comenzaba a pagar en cuotas mensuales que comenzaban a regir luego de 18 meses después del egreso, en un plazo de 10, 15 o 20 años. Sin embargo el préstamo acumulaba intereses a razón de 6,1% + UF. Con todo, si un estudiante no logra pagar todas las cuotas al cabo del plazo convenido, la deuda no será condonada.

EL PRECIO DE LA MOVILIDAD SOCIAL

Para estimar el nivel de endeudamiento asociado al CAE recurriremos a nuestro amigo fiel amigo Snoopy. Supongamos que Snoopy desea estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad Peanut’s. Esta puede ser estatal, privada tradicional o privada no tradicional. Lo relevante es que el establecimiento está adscrito al sistema de Crédito con Aval del Estado (CAE). El costo anual de la carrera asciende a 103 UF, sin embargo el Ministerio de Educación considera que su costo de referencia es sólo de 100 UF. Lamentablemente Snoopy no posee dinero para cubrir este alto arancel, por lo que solicita un CAE por el máximo monto posible de postulación: el arancel de referencia de 100 UF. Una vez aprobado, Snoopy posee gran parte de los recursos necesarios para poder estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad Peanut’s. Gracias al CAE sólo debe aportar de su bolsillo las 3 UF anuales que no cubre el crédito, pues las 100 UF restantes se las facilitará un banco.

Transcurre un año y Snoopy es un alumno destacado. Sin embargo, para poder continuar estudiando, necesita renovar el crédito y solicitar nuevamente 100 UF para costear el segundo año de la carrera. El proceso resulta casi automático y se repite durante los 5 años de duración de la carrera. Al cabo de este plazo Snoopy terminó solicitando 500 UF en total, a razón de 100 UF por cada año, mientras que pagó 15 UF de su bolsillo por el saldo no cubierto por el CAE, a razón de 3 UF por año. Dado este sistema de financiamiento pudo egresar y titularse como ingeniero comercial.

Finalmente, tras 1 año y medio desde la fecha de egreso de la universidad, Snoopy recibe una carta del banco. La misiva le notifica que debe comenzar a pagar las cuotas del CAE, crédito que le permitió estudiar en la universidad. La sorpresa del ingeniero comercial explota cuando se da cuenta que el plan de pagos implica 240 cuotas de 4,73 UF, las que totalizan una deuda de 1.135 UF. Esto representa más del doble del dinero solicitado durante los 5 años de carrera: las 500 UF. Al respecto Snoopy no duda en sacar su calculadora financiera para corroborar la veracidad de este balde de agua fría.

EL SUEÑO DE LA CASA PROPIA

6.jpg

Snoopy requirió 100 UF para su primer año de universidad. Mientras el esforzado can asistía a clases, rendía sus certámenes y aprobaba sus asignaturas, las 100 UF acumulaban intereses, totalizando a final de año una deuda de 106,1 UF. Este saldo resulta de aplicar el interés anual del CAE mencionado en párrafos anteriores: un 6,1%.

El segundo año Snoopy solicitó 100 UF adicionales para poder seguir estudiando. A esas alturas el perruno ya acumulaba una deuda de 106,1 UF, a las que se sumarían las nuevas 100 UF solicitadas. Así nuevamente los intereses hicieron lo suyo, pero note que esta vez sobre toda la deuda acumulada: 206,1 UF (100 UF del segundo año + 106,1 UF acumuladas a final del primer año). De esta forma el saldo al final del segundo año sería de 218,7 UF. Note que hasta el minuto llevamos un total de 18,7 UF adicionales a los recursos solicitados. Esto corresponde a intereses de 6,1 UF en el primer año y 12,6 UF en el segundo. Recuerde que los intereses del segundo año fueron superiores a los del primero ya que se aplicaron sobre una deuda que cada año sería mayor.

La lógica persiste para los siguientes 3 años. El detalle de los 5 años de carrera y los 18 meses posteriores al egreso se resumen en la siguiente tabla:

7.png

Al momento de comenzar el pago de cuotas mensuales, tras 6 años y medio de haber ingresado a la universidad, Snoopy adeuda 655 UF: 500 UF solicitadas más 155 UF de intereses. Sin embargo la deuda seguirá acumulando intereses bajo similar lógica descrita, a razón de 6,1% al año, dado que el ingeniero comercial se comprometió a realizar pagos mensuales sucesivos por los próximos 20 años. Así la deuda total asciende a 1.135 UF: 500 UF de monto solicitado más 635 UF de intereses. Al cabo de 20 años Snoopy habrá pagado más por intereses que por el costo real de la carrera cursada.

REFLEXIÓN

De acuerdo a la Encuesta Suplementaria de Ingresos 2015 del INE las personas que sólo cursaron educación hasta la enseñanza media ostentan un salario mediano de $301.222 pesos brutos. Tras un 20% de descuentos legales (AFP, Fonasa, seguro de cesantía y otros) se obtiene un sueldo mediano liquido de $240.978 pesos. En contraste, las personas que cursaron educación universitaria aspiran a un salario mediano de $652.648 pesos brutos. Tras los descuentos legales se obtiene un sueldo mediano líquido de $522.118 pesos.

El valor de la UF a la fecha de la publicación de esta columna asciende a $26.224. El arancel de referencia de Ingeniería Comercial en la Universidad de Concepción a la misma fecha asciende a 126 UF. Considerando que un estudiante solicita el monto máximo, a la tasa de interés vigente al inicio del CAE, se compromete a pagar cuotas de 5,96 UF. Esto equivale a $156.295 pesos mes a mes. Podemos notar que el salario líquido adicional a obtener gracias a la obtención de un titulo profesional es de $281.140 pesos, resultado de restar al sueldo mediano de un universitario el sueldo mediano de una persona sin estudios superiores. Tras servir el pago del crédito, se obtiene que durante 20 años las personas aspirarán a una renta adicional real de $124.845 pesos.

8.png

La evidencia corrobora que la educación superior es beneficiosa para la sociedad, toda vez que contribuye a impulsar la productividad, el emprendimiento, la innovación, la calidad, la democracia y los hábitos. En lo puntualmente económico, dichos beneficios justifican que las empresas paguen mayores salarios a una persona con estudios superiores, toda vez que agregan valor a la organización. Sin embargo, si bien la decisión de endeudarse y estudiar resulta rentable, la pregunta que resulta del estudio de las cifras es: ¿Cuán rentable?

El análisis nos invita a concluir que en Chile la movilidad social tiene un alto precio, el que se duplica cuando se hace con recursos prestados. Un precio que reporta ingresos a universidades y bancos, casi en similar magnitud, a costa de discretos incrementos salariales para las personas. Si la educación reporta beneficios para la sociedad en su conjunto (gobiernos, organizaciones y familias) la pregunta que cabe hacerse es: ¿No debiera ser financiada en conjunto? La evidencia invita a pensar que hoy no es tan así.”

NUEVA EDICIÓN N° 55 PERIÓDICO EL PUEBLO (ENERO 2017)

[EDICIÓN N° 55]: CONTRA UN ESTADO REPRESIVO, AVANZA UN PUEBLO COMBATIVO

¡¡ Adquiérela ya con tu distribuidor más cercano !!

IMG-20170110-WA0006.jpg

Editorial -> En este 2017, el pueblo anuncia más y mejores tiempos de lucha
Economía -> La gran necesidad de luchar por el reajuste salarial
Mapuche -> Contra la propaganda feudal y retrógrada de Sergio Villalobos, historiador anti mapuche
Educación -> Crisis en la universidad ARCIS: La mano de los dirigentes del falso P”C”
Educación Ideológica -> Lenin y el Partido de la clase obrera: Un partido para la revolución
Arte y Cultura Popular -> Pablo de Rokha, poeta proletario inmortal
Conmemoración -> ¡Viva la fundación del Partido Comunista de Chile en 1922! Con la fuerza de los que han luchado por el pueblo
Mujer Popular -> Nadezhda Krúpskaya: ¡La agonía del capitalismo ya ha comenzado!

¡¡Y el mejor recuento de las luchas nacionales e internacionales!!

IMG-20170110-WA0008.jpg