ESTUDIANTES EXIGEN GRATUIDAD

Una nueva movilización estudiantil se desarrolló el día de hoy: secundarios, universitarios y profesores se hicieron presente con masivas marchas en las principales ciudades del país. Entre los estudiantes se escucha como un eco el grito popular que se lanzó el 2011: ¡Educación gratuita!

Desde temprano el parque Bustamante se empezó a colorear de azul marino, miles de secundarios se reunían antes del inicio de la marcha para conversar y organizarse.

Preguntamos a estudiantes secundarios sus razones para asistir a la marcha y esto fue lo que nos explicaron:

“Creemos que el pueblo puede hacer algo. Las reformas del gobierno no cumplen con las reales demandas del movimiento estudiantil o son becas o son totalmente contraproducentes”.

Otra joven agrega: “A mí lo que me paso es que me tuve que cambiar de un colegio particular subvencionado, porque paso a ser particular y por eso llegue al Carmela Carvajal. Entonces pienso que eso está mal, en vez de terminar con la separación de clases, más la marcan. La educación debería ser estatal. Porque ahora tenemos el problema de recursos con el municipio, la educación es responsabilidad del estado”.

¿Cómo es la participación?

“Muy buena, vino casi todo nuestro curso”.

¿En su colegio puede debatir sobre la educación?

“Si, la verdad es que se da la instancia, pero ahora con Mathei tenemos la incertidumbre de que va a pasar. Esperamos que no cambien nuestra directora, porque ella respeta los espacios para debatir”.

Nos acercamos a otro grupo de jóvenes y esto nos respondieron:

“Nosotros nos sumamos, porque es justo debiera haber una educación de calidad, totalmente gratuita. Que no solo los de clase alta tengan derecho a educarse. Todos tenemos derecho a tener una carrera universitaria y a progresar. Porque así uno sabe de las luchas sociales y uno puede cambiar el mundo.

¿Y ustedes creen que las marchas sirven?

“Bueno, la historia ha demostrado que las marchas son para la presión social y eso ha lgrado que hayan estos pequeños cambios, como reformas. SI bien es cierto no ayudan en lo principal pro es uno de los avances que pueden ir haciendo. Específicamente, l lucha violenta, porque hemos visto como archas como No Mas AFP, llevan meses de lucha pacífica y no ha habido cambio, no los pescan. La lucha estudiantil donde ha habido desborde, donde ha habido lucha violenta ha habido cambios”.

Después que la columna de movilizados avanzó varias calles, se desarrollo la protesta popular, luchando contra un enorme contingente de fuerzas policiales. Varios carros y paraderos terminaron pintados, algunos con consignas de las demandas.

Universitarios

Algunos estudiantes universitarios nos plantearon que hay una pérdida de confianza y apoyo a la CONFECH. Señalaron que apoyaban la marcha como manera de expresión de demandas sentidas y como presión para hacerlas cumplir, pero no hay un apoyo directo a la Confech ni como representantes estudiantiles, ni como organización dedicada a los estudiantes.  Otros agregaron que las marchas ya no son lo mismo, que no están organizadas y que “se marcha por marchar”, pero de cualquier forma se prefiere apoyar antes que restarse.

Otra cosa que pudimos observar fue como el lienzo de la Confech estuvo parado más de 30 minutos en la alameda para dar entrevistas y sacarse fotos, atascando la marcha general.

Aunque la convocatoria la hizo la Confech, en el contexto de la discusión parlamentaria de la reforma educacional, vemos que el sentimiento de lucha entre la juventud popular trasciende a cualquier discusión que se de en esa deslegitimada instancia y a pesar de la propaganda del gobierno, la masa estudiantil levanta nuevamente la justa consigna de: ¡Educación gratuita!

La avalancha estudiantil en la previa a la marcha:

ESTUDIANTES PERUANOS EXPULSADOS DE CHILE POR LLEVAR LIBROS DE ANARQUISMO Y MARXISMO

Tomamos la denuncia realizada por la Coordinadora Nacional de Inmigrantes que fue publicada en Radio Cooperativa.

Denuncian expulsión de universitarios peruanos por llevar “libros de anarquismo y marxismo”

-Coordinadora de inmigrantes presentó una demanda contra el intendente de Antofagasta y la PDI.

-“Nunca se les informó acerca de algún hecho específico en el que se basara la medida de expulsión en su contra”, aseguró.

La Coordinadora Nacional de Inmigrantes presentó una demanda contra el intendente de Antofagasta, Arturo Molina, y la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) por la expulsión de tres universitarios peruanos, supuestamente perseguidos por poseer libros de anarquismo, marxismo y de ciencias sociales.

Este sábado, el presidente de la organización, Rodolfo Noriega, interpuso un recurso de amparo a favor de los estudiantes, que fueron expulsados del país el 26 de enero, contra quienes dice que la PDI realizó un “ilegal e infundado acoso sistemático” por el hecho de llevar consigo dichos textos.

Los jóvenes peruanos ingresaron a Chile el 18 de enero por razones de turismo gracias a la invitación de algunos amigos chilenos que habían conocido en Perú, viaje que también utilizarían para complementar sus trabajos de investigación acerca de la historia de los movimientos obreros del siglo XX.

La policía realizó un ilegal e infundado acoso sistemático en contra de los estudiantes peruanos, contra quienes presentaron una denuncia por el simple hecho de poseer unos libros de marxismo y ciencias sociales en general. Esta denuncia fue la base para que el Intendente de Antofagasta, Arturo Rosamel Molina Henríquez, dispusiera su expulsión del país, al considerarlos ‘propagandistas o incitadores de ideologías’ que entiende son contrarias a la estabilidad del país”, expone la coordinadora..

Noriega consigna en la demanda que los amparados llegaron desde Tacna a Arica, luego partieron Iquique, para dirigirse finalmente hasta Antofagasta, en un recorrido que hicieron por tramos para conocer distintos lugares. Al bajarse del primer bus que tomaron en Iquique, fueron abordados por efectivos de la PDI, quienes “sin motivo” alguno les realizaron un “extenso interrogatorio callejero” sobre su viaje, que se repitió 15 minutos después.

Detenidos tras un “control rutinario”

Tras el primer encuentro con la policía, se alojaron en Antofagasta en la casa de sus amistades. Luego, el 24 de enero, viajaron a La Serena, donde la PDI “montó un operativo de seguimiento y vigilancia a la casa, hostilizando en forma constante a los amparados, con controles de identidad y seguimientos, inclusive a las amistades de los amparados, así como a vecinos de la casa donde alojaban”.

Dos días después, en momentos que los jóvenes realizaban unas compras, fueron intervenidos nuevamente por efectivos policiales que hacían un “control rutinario”, quienes los detuvieron y llevaron a la unidad de Policía Internacional de la PDI de la Serena.

En ese lugar, acusa Noriega, un subcomisario volvió a interrogarlos “de forma grosera y prepotente”, les “exigió específicamente que declararan cuál es su ideología“, y asumiendo que eran anarquistas, “les preguntó si habían participado en eventos” sobre el tema.

Ante la negativa de los amparados, “el subcomisario les dijo que estaban detenidos por no darles mayor información”, prosigue el presidente de la Coordinadora, detallando que “luego les señaló que tenían una orden de expulsión en su contra dictada por el intendente de Antofagasta, les filmó una declaración y los amenazó, entre otras cosas, con ‘hablar con el lenguaje universal de la violencia (sic)'”.

“Fueron amedrentados y no se les permitió alimentarse”

Posteriormente fueron esposados y conducidos en diversos vehículos hasta Arica, desde donde los expulsarían, trayecto en el que “no se les permitió alimentarse, fueron tratados de forma grosera e inclusive se les trató de amedrentar con llevarlos a un cuartel militar en Arica”, asegura Noriega.

Asimismo, cuestiona que a estos jóvenes “nunca se les informó acerca de algún hecho específico en el que se basara la medida de expulsión en su contra, y tampoco se les informó o comunicó del derecho que tenían para poder recurrir de dicha orden de expulsión”.

“La campaña ‘macartista’ de la policía y del Gobierno desnuda una vez más la debilidad y precariedad del sistema democrático en Chile poniendo en juego el estado de derecho”, criticó Noriega, ratificando que el 11 de abril marcharán conjuntamente con el movimiento estudiantil para apoyar “las justas luchas del pueblo chileno” y ” promover la participación del pueblo inmigrante en ellas”.

 

ABSOLUCIÓN DEL ESTUDIANTE GUIDO DEL VALLE

Contribuimos a difundir el caso del inculpado estudiante Guido del Valle, quien fuera injustamente encarcelado y perseguido, en el vano intento del viejo Estado por criminalizar la legítima protesta del pueblo de Chile.

El 04 de abril se realizó la audiencia por solicitud de suspensión del caso de Guido del Valle, pedida por su defensa, el Comité de Defensa del Pueblo Hermanos Vergara Toledo (CDP).

Afuera de los tribunales de justicia de Santiago, estudiantes del pedagógico, familiares y amigos de Guido esperaron la resolución judicial.

Tribunales acogió la solicitud, quitándose el arresto domiciliario nocturno, con una medida que exige, para no reabrir la causa, pago de 3 UTM a una fundación del cáncer; además, que no sea formalizado dentro de un año, firme una vez al mes en una comisaría y arraigo nacional.

Recordemos que Guido estuvo preso tras ser detenido en el contexto de movilización nacional No + AFP, el 04 de noviembre de 2016, donde funcionarios/as, profesores, estudiantes de las tres universidades del Cordón Macul (Pedagógico, U. de Chile – campus JGM, UTEM) junto con masas de la comuna de Ñuñoa, marcharon juntos, exigiendo fin al sistema de pensiones imperialista que saquea nuestro trabajo.

Tras enfrentamientos con los pacos, el vicerrector del Pedagógico, Claudio Almonacid, firma un documento que permite el ingreso de la policía, quienes embisten el portón con un “zorrillo” y se llevan detenido desde dentro a Guido.

2.jpg

Esta es la política de represión y terror del viejo Estado, la cual rectoría del Pedagógico sirve sin tapujos.

El movimiento No + AFP, o las conmemoraciones del día del joven combatiente, son luchas que tanto rectoría como el propio Estado intentan socavar, metiendo estudiantes a la cárcel, negando los espacios al cerrar la universidad, respectivamente.

Próximamente se vienen las elecciones de rector en el Peda, donde los/as candidatos/as buscaran ganarse a ciertos sectores de estudiantes, funcionarios y profesores, pero debemos recordar que rectoría es un organismo cooptado desde su raíz por el Estado. De hecho, la presidenta de la república tiene directa incidencia.

¿Podemos esperar que se termine la represión por la promesa de algún candidato? Absolutamente no, es política estatal.

Sólo nos queda, por una parte, no olvidar estos hechos y, por otro, forjar un movimiento estudiantil que paralelamente al Estado, rectoría y sus lacayos se fortalezca, se organice y haga la propaganda del único camino de democratización y liberación: La revolución

¡Crece, por todo el país, un nuevo movimiento popular estudiantil!

¡Vivan la lucha estudiantil y popular!

¡Abajo la rectoría fascista y el terrorismo de Estado!

¡La rebelión se justifica!

Frente de Estudiantes Revolucionario y Popular – FERP

LICEO DE APLICACIÓN: EN LA CALLE SE CONSIGUEN LAS COSAS

En la mañana del viernes 31 de marzo, un grupo importante de estudiantes del Liceo de Aplicación cortó una de las vías de Avenida Cuming en protesta, entre otras cosas, porque en el Liceo no se están entregando las suficientes raciones alimenticias para los estudiantes.

IMG_20170331_093936.jpg

El grupo de manifestantes se enfrentó a Fuerzas Especiales, quienes llegaron a dispersar con furgones, un guanaco, un zorrillo, un carnicero, más una camioneta negra en la que se trasladaban dos policías de civil.

IMG_20170331_094228.jpg

Los estudiantes se dispersaron para volver a reagruparse y recibir a las Fuerzas Especiales a peñascazo limpio.

Día del Joven Combatiente: Homenaje a los hermanos Vergara Toledo es reprimido por Carabineros

En la mañana del 29 de marzo, estudiantes del Liceo de Aplicación -lugar de donde eran estudiantes los hermanos Vergara Toledo-, intentaron realizar un homenaje a sus compañeros, siendo reprimidos por fuerzas especiales de Carabineros

Aunque no sólo los hermanos Vergara cayeron ese día, pues también están Paulina Aguirre y Mauricio Maigret entre muchos otros y otras. Pero la juventud combatiente no sólo vive del pasado, sino que reivindica la legitimidad de protestar contra un sistema brutal. El 29 de marzo se conmemoró un nuevo “Día del Joven Combatiente”, una fecha que ha marcado a varias generaciones y que representa la lucha dada por una juventud en contra del fascismo, una de las caras del Estado burocrático y terrateniente al servicio del imperialismo.

A continuación el video publicado por OPAL

 

ACTO POLÍTICO CULTURAL EN CONMEMORACIÓN DEL DÍA DEL JOVEN COMBATIENTE

Compartimos nota informativa respecto a una actividad político-cultural en conmemoración del Día del Joven Combatiente, realizada en la U.de Chile por estudiantes revolucionarios del Frente de Estudiantes Revolucionario y Popular (FERP) y la Juventud Revolucionaria Por el Poder Popular (JRP3).

“Este martes 28 de marzo se organizó un Acto Político Cultural en conmemoración del Día del Joven Combatiente en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, marcando un hito de inicio de año.

La actividad, organizada por el FERP y JRP3, tuvo una masiva asistencia y se desarrolló entre discursos, presentaciones musicales de rap, propaganda revolucionaria, llamados a combatir y denuncias al oportunismo y revisionismo electorero. Las masas saludaron la acción que se enmarca dentro del conjunto de acciones conmemorativas por este importante día para la juventud revolucionaria.

Saludamos a todos los asistentes y artistas invitados.”

17504925_1785640935097302_5069380682357522960_o.jpg

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

LOS ESTUDIANTES SOVIÉTICOS

Compartimos este texto respecto a la educación en la Unión Soviética socialista en el año que se cumple un siglo desde la Revolución de Octubre. El análisis revela el impresionante desarrollo de la URSS en este ámbito, donde la educación era gratuita, científica y al servicio del pueblo. Fruto de la revolución socialista, el estudiante encontró las condiciones adecuadas para el desarrollo del trabajo intelectual en estrecha colaboración con el trabajo manual.

“Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad…”

“En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.”

LOS ESTUDIANTES SOVIETICOS

b.jpg

En 1938, la Unión Soviética tenía 716 universidades, colegios y otras instituciones de educación superior con un núcleo estudiantil de 601.000 personas. Este número supera al de los estudiantes de colegios y universidades de 23 países europeos juntos, incluyendo a Francia, Italia y Polonia, además de Japón.

Existen instituciones de educación superior en cada una de las Repúblicas de la Unión y Regiones Autónomas de la Unión Soviética. Kirguistán, que no tenía una sola institución de enseñanza superior antes de la Revolución, ahora tiene cuatro; Turquistán tiene 5; Tayikistán también tiene 5 y Kazajistán 19. Y cada una de estas instituciones educativas cuenta con labotatorios modernos, salas de lectura y bibliotecas que son lo último en temas de equipamiento escolar.

Antes de la Revolución, los colegios y universidades de la Rusia zarista tenían población escolar total de 112.000 alumnos, de los cuales el 35% eran hijos de la nobleza y de los jefes del gobierno, el 10% hijos de los grandes empresarios y comerciantes, el 14,5% hijos de los campesinos ricos. Por lo tanto, el 70,8% del alumnado pertenecía a las clases dominantes, como hijos de las grandes fortunas. El alto costo de admisión, además de las limitaciones de clases y de normas establecidas hacía imposible a los trabajadores dar una educación superior a sus hijos.

El gobierno soviético dio acceso a las escuelas de educación superior a todos los ciudadanos de la URSS. Las puertas de los colegios y universidades de la URSS están abiertas para todos los graduados de la escuela secundaria. No existe la mínima limitación de nacionalidad, raza, condición social o económica en las instituciones educativas soviéticas. Las mujeres disfrutan de los mismos derechos que los hombres para ingresar en cualquier institución de educación superior de la URSS. En la Unión Soviética, el 43% de los estudiantes de colegios y universidades son mujeres.

Las sumas establecidas por el gobierno soviético para el desarrollo de la educación superior aumentan año tras año. Por ejemplo, la suma asignada por el Gobierno para la educación superior aumentó de 86 millones de rublos en 1934 a 219 mil millones de rublos en 1938.

A pesar del enorme aumento del número de instituciones de educación superior y de la masa estudiantil, el rápido desarrollo de la economía nacional de la URSS requiere, todavía, un mayor número de personas capacitadas en todos los campos del conocimiento.

Las instituciones de educación superior de la URSS preparan expertos en 178 ramas de la ciencia, de la tecnología y de las artes. Entre las 716 instituciones de enseñanza superior soviéticas, 119 son institutos industriales, 29 institutos de transporte y comunicaciones, 84 escuelas de agricultura, 71 escuelas de medicina, 27 institutos económicos, 11 escuelas de derecho, 24 universidades generales, 211 institutos pedagógicos y de preparación de profesores, conservatorios de música, institutos de literatura, de arquitectura, etc.

Además de las instituciones regulares de educación superior, fue establecida en la URSS una nueva clase de escuelas de educación superior: academias ligadas a determinadas ramas de la industria, del transporte, de la agricultura, del comercio, etc. Estas academias, que están bajo la jurisdicción de los comisiones del pueblo correspondientes, son visitadas por el personal ejecutivo de las fábricas, como por ejemplo, directores, subdirectores y superintendentes, por trabajadores de establecimientos soviéticos que han tenido una amplia experiencia práctica, así como trabajadores stajanovistas, que desarrollaron nuevas y mejores formas de trabajar. Tres o cuatro años en la academia proporcionan al estudiante una educación general y a su vez una formación especializada, de tal manera que, cuando se gradúa, es un especialista de alta cualificación.

Aleksei Starranov, el famoso minero de carbón del Donbass, estudió en la Academia Industrial “Stalin” en Moscú. Busijgin, forjador de la fábrica de automóviles “Gorki”, la tejedora Eudokia Vinogradova, Tatiana Fiodorova, trabajadora en el “Metro” de Moscú y otros muchos trabajadores destacados de la Unión Soviética fueron también a estas academias industriales. La iniciadora del movimiento stajanovista en la agricultura, la campesina colectivista María Demchenko, estudia actualmente en la Academia Agrícola de Kiev. Otros destacados stajanovistas en la agricultura han ingresado también en las academias agrícolas, incluyendo a Pasha Kovardak, Konstantin Borin y Pasha Angelina. Todas estas personas están dominando el conocimiento teórico, con el fin de mejorar y enriquecer su amplia experiencia práctica.

Los estudiantes que acuden a estas academias no pierden el contacto con sus anteriores lugares de trabajo. Todas estas academias industriales envían a sus estudiantes al trabajo práctico dos veces al año. Así, por ejemplo, Starranov, Busijgin y Borin, que son estudiantes de academias industriales, puedieron establecer nuevos registros en la producción en sus antiguos puestos de trabajo, en el trascurso de sus periodos de práctica.

Como regla general, los estudiantes que son recibidos en estas academias desempeñan cargos ejecutivos. Por ejemplo, el iniciador del movimiento stajanovista en la industria ligera, Nikolai Smetanin, que trabajabó en la fábrica de zapatos “Skororrod” y estudió en la Academia Industrial “Kirov” en Leningrado, es ahora (1939) auxiliar del Comisario del Pueblo para la industria ligera. El iniciador del movimiento stajanovista en los ferrocarriles, Piotr Krivonoss, fue nombrado director general de la línea de ferrocarril del Sur de Donets. Musinski, destacado stajanovsita en la industria textil, fue elegido vicepresidente del Comité Ejecutivo Regional de Arrangel. Lo que se conoce como Universidad de Fábrica, es muy común en la URSS. Estas instituciones de educación superior técnica son establecidas por las fábricas, y a ellas van los trabajadores, los funcionarios y otros empleados de una fábrica, después de las horas de trabajo. Especialistas altamente cualificados de los diferentes departamentos de la fábrica dan conferencias y ven el trabajo práctico de los estudiantes. Al igual que todas las demás instituciones educativas de la URSS, estas universidades de fábricas tienen modernos laboratorios, aulas y bibliotecas muy bien preparadas. El trabajo práctico se realiza en los talleres y departamentos de la fábrica en cuestión. De esta manera, los trabajadores que pasan varios años de formación en estas universidades se convierten en expertos altamente cualificados – ingenieros y técnicos – aunque muchos de ellos hayan entrado en la universidad como simples trabajadores. Entre estas universidades de fábricas, el Instituto de Trabajo “Stalin”, de Leningrado, goza de gran renombre. Esta universidad de fábrica ha preparado cientos de expertos de primer nivel en sus pocos años de existencia.

Los cursos por correspondencia de educación superior también hicieron mucho por la preparación de los trabajadores calificados que el país necesita.

Estos cursos son seguidos gratuitamente y en su tiempo libre por funcionarios, técnicos y demás trabajadores y empleados de la fábrica que hayan recibido una educación secundaria.

Hay alrededor de 200.000 personas siguiendo los cursos por correspondencia de educación superior en la URSS. Las personas que completan estos cursos consiguen un equivalente de la educación impartida en las escuelas y universidades.

1

De acuerdo con el art. 121 de la Constitución de la URSS, el ingreso en las escuelas soviéticas, incluyendo colegios y universidades, es gratuito. Más del 88% del cuerpo estudiantil en las instituciones de educación superior reciben salarios del gobierno. Los salarios son, generalmente, de 130 rublos al mes durante el primer año de estudio y llegan a 200 rublos al mes durante el último año. Esta cantidad es el salario medio mensual de un trabajador no calificado. Los estudiantes de las academias de los Comisarios del Pueblo reciben salarios de 450 a 700 rublos al mes, una cantidad correspondiente al salario mensual de un trabajador altamente calificado. Pero el Gobierno no reduce su acción en lo que se refiere a la masa estudiantil, en la distribución de salarios. Todos los estudiantes que soliciten habitaciones, las reciben gratuitamente del Gobierno, que gasta 10 millones de rublos por año en la construcción y mantenimiento de residencias estudiantiles. En las grandes ciudades existen distritos enteros compuestos de residencias estudiantiles llamadas “ciudades estudiantiles”, construidas por el Gobierno. En Moscú, existen varias “ciudades estudiantiles”, con una población muy grande.

Adjuntos a estas residencias, se encuentran restaurantes, lavanderías, peluquerías, etc., cuyos servicios son ofrecidos a los estudiantes a precios reducidos.

Los estudiantes tienen derecho al servicio médico y tratamientos gratuitos. Aparte de los gastos en la construcción y mantenimiento de las residencias, el Gobierno también gasta grandes cantidades cada año en proporcionar a los estudiantes ventajas culturales, deportes, vacaciones, etc. Prácticamente cada institución de educación superior tiene un club propio y su estadio para los estudiantes, mantenidos a costa del Estado y de los sindicatos. Los estudiantes que estaban trabajando en alguna empresa antes de entrar en el instituto de educación superior, mantienen sus derechos sindicales y son simplemente transferidos al sindicato que agrupa a los trabajadores de la profesión u oficio que corresponden a determinada escuela o institución en particular. Los jóvenes, al salir de la escuela secundaria, entran directamente en un instituto de educación superior, y pueden ser parte del sindicato de sus respectivos institutos. Los sindicatos dan entradas gratis para los teatros y conciertos a los estudiantes, o entradas a precio reducido.

Durante las vacaciones (los estudiantes soviéticos disfrutan de vacaciones dos veces al año, dos meses en el verano y dos semanas en el invierno) los estudiantes pueden alojarse en casas de reposo o curarse en sanatorios, a costa de los sindicatos. Muchos estudiantes pasan sus vacaciones recorriendo las diferentes regiones del vasto territorio de la Unión Soviética, con el fin de conocer mejor su país, y para familiarizarse con su belleza y sus riquezas naturales. En estos casos, el Estado también ayuda a los estudiantes proporcionándoles reduciones considerables en el transporte, guías, bajos precios para los alimentos en los campos de turistas, etc.

La atención multiforme proporcionada a los estudiantes por el Estado les permite dedicar toda su atención, su solicitud y su energía al estudio.

Los estudiantes se dedican a sus estudios en las instituciones soviéticas de educación superior de una manera que difiere radicalmente del modo en como estudiaban los estudiantes en los establecimientos correspondientes a la Rusia zarista. La seguridad material de los estudiantes, la gran capacidad del cuerpo docente, el hecho de que los estudiantes cuentan con servicios escolares y de literatura, crean todas las condiciones necesarias para la realización de un trabajo excepcionalmente fecundo por parte de los estudiantes.

Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad. Año tras año este “eterno estudiante” estaba en la misma clase y, al final, abandonaba a menudo la escuela sin terminar los estudios.

En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.

La emulación socialista está muy extendida en las instituciones soviéticas de educación superior, de la misma manera que lo está en las fábricas. Grupos de estudiantes desafían a otros; clases enteras, departamentos e incluso universidades enteras lanzan retos recíprocos para situar a sus estudiantes en el cuadro de honor, para ayudar a la mayor cantidad de camaradas atrasados en sus estudios, etc.

El cuerpo docente también se dedica voluntariamente a preparar a estudiantes dignos del cuadro de honor.

Las relaciones entre los estudiantes y profesores en las instituciones soviéticas de educación superior son totalmente diferentes de lo que eran antes de la Revolución. Anteriormente, los profesores raras veces se interesaban, casi no hacían nada, por el trabajo de los estudiantes, o por las razones que podía tener un estudiante para ir atrasado, si los estudiantes entendían las enseñanzas o necesitaban más ayuda de su parte, etc. En las instituciones soviéticas de educación superior, el cuerpo estudiantil y el cuerpo docente es una sola familia. Ambos están igualmente interesados en que los estudiantes reciban de la escuela lo máximo que esta pueda proporcionarles, en que el estudiante graduado sea un especialista soviético completamente preparado.

Los estudiantes y los profesores tienen relaciones que se extienden después del trabajo de clase. Los maestros e instructores a menudo participan en diversas reuniones estudiantiles, y a menudo pasan sus vacaciones con los estudiantes. Tal unidad entre la masa estudiantil y el cuerpo docente sólo puede servir para mejorar el trabajo educativo y la preparación de los estudiantes que encuentran en el profesor o instructor a un camarada de mayor edad.

Otra característica de las instituciones soviéticas de educación superior es su estrecho e inquebrantable contacto con la industria, los que se manifiesta de varias maneras, principalmente por la formación industrial bien organizada de los estudiantes a través del trabajo en la práctica. Cada institución técnica y agrícola de educación superior envía a sus estudiantes a períodos de prática de dos meses y medio a tres meses y medio durante el año. Los estudiantes de escuelas técnicas siguen cierto entrenamiento práctico durante el cual, por lo general, se familiarizan con la rama de la industria que deben seguir para completar sus estudios. En sus trabajos prácticos, reciben una formación más especializada aún, y aprenden lo que deben saber sobre determinada máquina y sus propiedades. Por último, en su último año de estudios, trabajan en calidad de ingenieros en sus sesiones de práctica, desempeñando muchas veces las tareas de auxiliares del líder del taller.

Después de terminar su práctica industrial, el estudiante está obligado a presentar un informe al profesor, en el que sintetiza sus experiencias en la práctica del trabajo, y recibe una calificación determinada para el trabajo que ha desarrollado. Si no presenta el informe, o si este no fuera consideradp satisfactorio, tendrá que repetir su período de práctica industrial.

2.jpg

Los estudiantes son enviados a las empresas de una determinada rama de la industria para su práctica de trabajo, empresas que tienen un equipamiento de primera clase y trabajan con los últimos adelantos de la técnica. El estudiante recibe una orientación académica y metodológica en su práctica de trabajo por parte de los jefes del departamento correspondiente. Su práctica de trabajo en la fábrica se encuentra bajo la supervisión de los mejores y más cualificados técnicos de la empresa determinada.

Las tesis y trabajos de los estudiantes están estrechamente vinculados con las tareas prácticas del desarrollo económico del país. Numerosas tesis presentadas por estudiantes que se graduaron son puestas en marcha, y, de esta manera, no son solamente trabajos académicos, sino al mismo tiempo, planes de trabajo prácticos. Después de ser recibidas, los autores de estas tesis participan generalmente de su aplicación.

Por otro lado, los laboratorios y las aulas de las instituciones de educación superior resuelen a menudo diversos problemas que les presentan la industria y la agricultura.

De esta manera, los estudiantes también son puestos en contacto con sus futuras actividades prácticas.

El trabajo de investigación científica llevado a cabo por estos colegios es un factor importante en la vida de las instituciones soviéticas de educación superior. El cuerpo docente y el personal científico de estas instituciones llegan a más de 40.000 personas, incluyendo 5.000 profesores y 11.500 profesores auxiliares. La jornada laboral del cuerpo pedagógico científico de las instituciones de educación superior es de 5 horas, dedicando la mitad de este tiempo a la investigación científica.

Cada departamento de las instituciones soviéticas de educación superior cuenta con sus estudiantes de postgrado. Hay un total de más de 10.000 estudiantes de posgrado en la URSS. En 1938, 6.000 personas se inscribieron en los cursos para postgraduados de la URSS. Después de tres años de curso, los estudiantes graduados presentan una tesis, que deben sustentar, y, luego, reciben un grado académico. Los cursos para postgraduados suelen ser seguidos por estudiantes que se gradúan con especial éxito en una institución de educación superior.

En el trabajo de investigación científica, que tiene lugar en estas instituciones de educación superior, se solucionan los problemas presentados por la industria y la agricultura. Por ejemplo, los estudiantes graduados en el Instituto de Metales Inoxidables de Moscú, están haciendo un excelente trabajo en el campo de las nuevas aleaciones (mezcla de metales). Las Escuela de Estructuras Subterráneas del Instituto Ferroviario del Tren de Moscú participa en la construcción del metro de esta ciudad.

Una parte importantísima de la vida de las instituciones soviéticas de enseñanza superior es desempeñada por las organizaciones sociales de los estudiantes: Partido Comunista, Liga Comunista y Sindicatos. Los comités del sindicato estudiantil existentes en todas las instituciones de educación superior tienen un papel activo en la vida académica de las escuelas superiores. Ellos mismos se interesan por el trabajo de los estudiantes, eliminan cualquier cosa que dificultea  un estudiante u otro el estudio, están atentos a la labor práctica, prestan atención a las necesidades materiales de los alumnos, les ayudan a pasar sus vacaciones de tal manera que estas sean, a su vez, útiles e interesantes, etc.

En 1939, 183.000 nuevos estudiantes se matricularon en las universidades y colegios de la URSS.

Los colegios y las organizaciones sociales comienzan desde muy temprano a hacer campaña para atraer a nuevos estudiantes.

El Museo Politécnico de Moscú organiza consultas para los jóvenes que terminan su educación secundaria, para la selección de su futura profesión. Estos jóvenes tienen conversaciones informativas con profesores y académicos, maestros e instructores de las escuelas secundarias, los cuales les dan todo tipo de información acerca de sus instituciones: Estas reuniones se han convertido en una verdadera tradición en la escuela secundaria de Moscú.

El art. 118 de la Constitución de la URSS establece que “Los ciudadanos de la URSS tienen derecho a trabajar”. De acuerdo con esto, cada graduado de un instituto de educación superior tiene trabajo asegurado en su campo de actividades. Seis meses antes de terminar el último año, el estudiante ya sabe donde va a trabajar, que salario recibirá y cuáles serán sus obligaciones. El Estado determina, de acuerdo con un plan, el lugar donde el graduado habrá de trabajar. Por supuesto, esto no significa de ninguna manera que el graduado esté obligado a trabajar en una determinada empresa. Es solamente uno de los elementos de planificación, el método más común en el trabajo de todas las instituciones soviéticas. El joven especialista, después de graduarse, firma un contrato con la organización correspondiente o empresa. Cuando entra en la fábrica o establecimiento fijado, el joven experto penetra en un medio que ya le es familiar. No ve en ella a ningún competidor, cada uno le ayuda a asimilar su trabajo lo más rápidamente posible. En 1938, 93.000 estudiantes fueron recibidos en las escuelas de la URSS. Cada uno de ellos fue colocado en el trabajo correspondiente a su especialidad.

Durante el periodo del Tercer Plan Quinquenal, la educación superior se desarrollará en una proporción aún mayor. Está previsto que el número de estudiantes pase de 601.000 en 1938 a 650.000 en 1942.

La educación superior en la URSS se extiende y se desarrolla conjuntamente con el crecimiento y desarrollo de toda la vida económica y cultural del país.

Traducido por “Cultura Proletaria” de “Divulgação Marxista”, Nº6, Septiembre de 1946

CAMPAÑA PARA EMBANDERAR CHILE CON BANDERAS “COLORÁS” POR LOS 100 AÑOS DE VIOLETA PARRA

Como una forma de recordar su compromiso con el pueblo

Campaña invita a embanderar Chile con banderas “colorás” por los 100 años de Violeta Parra

La agrupación La Ventolera llama a hacer realidad la canción que compusiera la cantautora nacional “El día de tu cumpleaños” para celebrar su próximo centenario. “Desde este 4 de octubre, su natalicio 99, hasta su centenario invitamos a cubrir con banderas rojas desde Arica a Magallanes para celebrarla como se merece”, señala Marilyn Lizama, parte de la agrupación cultural.

“El día de tu cumpleaños habría que embanderar desde Arica a Magallanes con banderas colorás”, versa la canción “El día de tu cumpleaños” con la que Violeta Parra quiso sustituir a lo Chilensis el clásico “Cumpleaños feliz”.

Y es justamente para su cumpleaños número 100 que la Agrupación La Ventolera quiere hacer realidad este sueño. “El 4 de octubre de 2017 se cumplen 100 años del nacimiento de la más grande artista popular de nuestro país. Violeta Parra levantó siempre las banderas de la gente sencilla, de las mujeres y hombres del campo, de los nortinos, los mapuche, los chilotes, los estudiantes. Por eso, en su centenario, invitamos a que en todos los rincones se levanten banderas en recuerdo de nuestra querida Violeta”, expresa Claudio Morales, asesor de contenidos de La Ventolera.

La campaña parte hoy, en su cumpleaños 99 y se espera que cada persona, familia o comunidad ponga su bandera en el frontis de su casa y la deje hasta el próximo año, cuando se celebre su centenario. Para esto se ha creado un Facebook http://www.facebook.com/centenariovioletaparra donde se podrán enviar las fotografías con la casa “embanderá” con los hashtag #VioletaParra y #eldiadetucumpleaños.

“Desde este 4 de octubre, su natalicio 99, hasta su centenario invitamos a cubrir con banderas rojas desde Arica a Magallanes para celebrarla como se merece. Tenemos un año para embanderar todo Chile como habría querido Violeta”, señala Marilyn Lizama, parte del equipo que impulsa la iniciativa.

“Yo no protesto por migo”

La Ventolera se está presentando en distintas poblaciones del país, con su obra de danza, música y teatro “Yo no protesto por migo” que relata el compromiso político de Violeta Parra. Para 2017, nos encontramos planificando nuevas presentaciones e intervenciones callejeras. Más información en http://www.facebook.com/AgrupacionLaVentolera, en Instragram la_laventolera y en Twitter @_LaVentolera

NUEVOS ACOSOS SEXUALES A ESTUDIANTES: EXPRESIÓN DE SEMIFEUDALIDAD

NUEVOS CASOS DE ACOSO SEXUAL A ESTUDIANTES ES EXPRESIÓN DE LA SEMIFEUDALIDAD

¡SOLIDARICEMOS CON NUESTRAS COMPAÑERAS!

El carácter semicolonial y semifeudal de nuestro país se expresa en todos los planos y la educación universitaria no es la excepción. Las universidades están administradas directamente por partidos políticos del viejo Estado y son utilizadas por estos para acumular-lavar dinero y para formar a sus cuadros políticos.

Esta ideología ha permeado a una parte de los profesores, que con conductas déspotas y arrogantes se dirigen a sus estudiantes y en particular a las mujeres. Junto a las descalificaciones hacia las estudiantes, tratándolas de inferiores intelectualmente, están los acosos que por años se han mantenido impunes, dado el grado de intocabilidad con el que la academia blinda a quienes transmiten las ideas semifeudales.

No son pocos los casos en donde profesores que llevan años apernados, sin haber sido nunca evaluados por los estudiantes, llegan a la sala de clases y dicen “ustedes son muchos, conmigo no aprueban más de la mitad”, queriendo infundir respeto y reverencias a partir del temor, para que los estudiantes piensen que el profesor les está haciendo un favor al aprobar los ramos.

Lamentablemente, esta misma práctica es aplicada, incluso con más soberbia, por algunos estudiantes “ayudantes” hacia sus compañeros. ¿Quiénes son los “ayudantes”? estudiantes que realizan trabajo docente a cambio de medias becas o de salarios por debajo del sueldo mínimo, mientras el profesor se encuentra “investigando”.

Pero este despotismo semifeudal no se expresa solamente en las calificaciones, sino que también en el acoso impune que algunos docentes llevan a cabo con sus estudiantes.

El año pasado, los estudiantes denunciaron las conductas psicópatas de Fernando Ramírez y Leonardo León. Esto armó de valor para que más jóvenes contaran lo que hasta el momento les atormentaba en soledad.

Este año, 11 estudiantes han declarado que los profesores César Arriagada y Francisco Gutiérrez, también de la Universidad de Chile, actuaron de forma déspota durante una salida a terreno, donde el profesor César Arriagada, en estado de ebriedad se acercó a la carpa donde estaban los jóvenes confeccionando un mapa diciendo “pendejos culiaos, no cachan nada” y en otra ocasión lanzó vino a un mapa de los estudiantes.

El profesor Francisco Gutiérrez, también en estado de ebriedad, se acercó a las estudiantes diciendo cosas como: “¿estai pololeando?”, “si sabís que erís linda”, “wachita rica”, etc.

La universidad, así como permite acceder a conocimientos, también es una trampa ideológica. Entrega datos, pero también confusión. Es por esto que los académicos no deben olvidar que están ahí gracias a que el pueblo ha conquistado el derecho a la educación y los estudiantes deben estar alertas, combatir el individualismo y las viejas ideas que campean en las universidades, deben además solidarizar con sus compañeras e impulsar las demandas contra los malos profesores como parte de las demandas de cada carrera.

MUJERES COMBATIENTES EN LOS DÍAS DE LA GRAN REVOLUCIÓN DE OCTUBRE

Las mujeres oprimidas de Rusia fueron INDISPENSABLES para la revolución de 1917. En este 2017, a 100 años de su heroica y anónima entrega, desde Periódico El Pueblo recordamos su incalculable legado y levantamos alto su memoria.

El siguiente texto fue escrito por Alexandra Kollontai en 1927.

kollontai.gif
Alexandra Kollontai

¿Quiénes fueron las mujeres que participaron en la Gran Revolución de Octubre? ¿Fueron casos aislados? No; hubo multitudes de ellas: decenas, centenas de miles de heroínas anónimas que marcharon –codo a codo– con los obreros y campesinos, bajo la Bandera Roja y la consigna de los Soviets, pasando sobre las ruinas de la teocracia zarista hacia un nuevo futuro…

Si uno mira hacia atrás, al pasado, uno puede verlas: masas de heroínas anónimas que Octubre encontró viviendo en ciudades desfallecientes, en aldeas empobrecidas saqueadas por la guerra… Una bufanda en la cabeza (raras veces una pañoleta roja), un vestido gastado, un abrigo de invierno remendado. Jóvenes y adultas, obreras y campesinas, esposas de soldados y amas de casa pobres de la ciudad. Muy raro, mucho más raro en aquellos días: mujeres trabajadoras de oficina y profesionales, educadas y cultas. Pero hubo también mujeres de la intellingentsia entre las que llevaron la Bandera Roja a la victoria en Octubre –maestras, empleadas de oficina, jóvenes estudiantes de las escuelas secundarias y universidades, doctoras. Marchaban alegres, desprendidas y resueltas. Iban a donde se les enviara. ¿Al frente? Se ponían una gorra de soldado y se convertían en combatientes del Ejército Rojo. Si portaban el brazalete rojo, entonces iban con prisa a las unidades de primeros auxilios para ayudar al frente Rojo contra Kerensky en Gatchina. Trabajaban también en las comunicaciones del ejército. Trabajaban alegres, con la convicción de que algo trascendental estaba ocurriendo y que todos éramos pequeños engranajes de una revolución única en su clase.

1.jpg

En las aldeas, las campesinas (sus esposos habían sido enviados al frente) tomaron la tierra de los terratenientes y sacaron a la aristocracia de los nidos donde habían vivido durante siglos.

Cuando uno recuerda los eventos de Octubre, no ve rostros individuales sino masas. Incontables masas, oleadas de humanidad. Dondequiera que se mire se ve hombres -en reuniones, mítines, manifestaciones…

Todavía no están seguros de lo que quieren, por qué están luchando, pero saben una cosa: no soportarán más la guerra. Tampoco quieren a los terratenientes y a los ricos… En el año 1917, el gran océano humano se levanta y se mueve, y en gran parte ese océano está formado por mujeres.

Algún día, la historia escribirá sobre las proezas de estas heroínas anónimas de la revolución que murieron en el frente, que fueron asesinadas por los Blancos y que soportaron las innumerables privaciones de los primeros años de la revolución pero continuaron enarbolando la Bandera Roja del poder soviético y el comunismo.

Es a estas heroínas anónimas que murieron por conquistar una nueva vida para el pueblo trabajador durante la Gran Revolución de Octubre, ante quienes la joven república ahora se inclina en reconocimiento, mientras su juventud, alegre y entusiasta, emprende la construcción de la base del socialismo.

Sin embargo, de este mar de mujeres en bufandas y gorras desgastadas, emergen inevitablemente las figuras de aquellas mujeres a quienes el historiador dedicará una atención especial, cuando dentro de muchos años escriba sobre la Gran Revolución de Octubre y su líder, Lenin.

La primera en emerger es la figura de la fiel compañera de Lenin, Nadezhda Konstantinovna Krupskaya, en su vestido gris claro, esforzándose siempre en permanecer en segundo plano. En las reuniones, ella se deslizaba inadvertidamente y se ubicaba detrás de una columna; veía y escuchaba todo, observando todo lo que pasaba para así poder hacerle un resumen completo a Vladimir Ilich, añadiendo acertados comentarios propios y aportando alguna idea razonable, apropiada y útil.

nadezhna krupskaya.jpg
Nadezhda Krupskaya

En aquellos días Nadezhda Konstantinovna no hablaba en las numerosas y candentes reuniones en que la gente discutía sobre una gran cuestión: ¿Tomarán los soviets el poder o no?; pero trabajaba incansablemente como la mano derecha de Vladimir Ilich, haciendo ocasionalmente comentarios breves pero elocuentes en las reuniones partidarias. En los momentos de mayor dificultad y peligro, cuando muchos camaradas más fuertes perdieron el ánimo y sucumbieron ante la duda, Nadezhda Konstantinovna permaneció siempre la misma, totalmente convencida de la justicia de la causa y de la certeza de la victoria. Ella irradiaba una fe inquebrantable; y esta fortaleza de espíritu, oculta detrás de una rara modestia, siempre tenía un efecto alentador sobre quienes tenían contacto con la compañera del gran líder de la Revolución de Octubre.

Otra figura emerge, de otra compañera fiel de Vladimir Ilich, compañera de armas durante los años difíciles de la clandestinidad: la secretaria del Comité Central del Partido, Yelena Dmitriyevna Stassova. Culta, con una precisión sin igual, una excepcional capacidad de trabajo, y una habilidad única para “descubrir” a la persona adecuada para cada tarea. Su figura alta y escultural se vio por primera vez en el Palacio Táurida, luego en la mansión Kshesinskaya y finalmente en el Smolny. Con un cuaderno en sus manos, mientras alrededor sus compañeros de la prensa del frente, obreros, guardias rojos, mujeres trabajadoras, miembros del partido y de los soviets, buscan una respuesta u orden rápida y clara.

Stassova tenía bajo su responsabilidad muchos asuntos importantes; pero si un camarada necesitaba algo o tenía algún problema en aquellos días tormentosos, ella siempre respondía con una respuesta breve, aparentemente cortante, pero haciendo todo lo que podía. Estaba sobrecargada de trabajo y siempre en su puesto. Siempre en su puesto pero sin pretender pasar a la primera fila, a la notoriedad. No le gustaba ser el centro de atención. No se preocupaba por ella misma sino por la causa.

Por la noble y querida causa del comunismo, por la que Yelena Stassova sufrió exilio y prisión en las cárceles zaristas que la dejaron con la salud quebrantada… En nombre de la causa, era firme, dura como el acero. Pero ante los sufrimientos de los camaradas, demostraba una sensibilidad y una capacidad de respuesta que sólo se puede encontrar en una mujer de corazón noble y cálido.

fa5c2-carteles2bsovic3a9ticos2b82bde2bmarzo2bdc3ada2bint-2bmujer2btrabajadora2c2b1932.jpg

Klavdia Nikolayeva era una mujer de origen muy humilde. Se unió a los bolcheviques en 1908, en los años de reacción, y soportó el exilio y la prisión… En 1917, regresó a Leningrado y se convirtió en el alma de la primera revista para mujeres trabajadoras, Kommunistka. Era aún joven, llena de pasión e impaciencia. Pero sostuvo la bandera con firmeza, y defendió enérgicamente la idea de que las obreras, las campesinas y las esposas de soldados debían ser atraídas al partido. ¡A trabajar mujeres! ¡Por la defensa de los soviets y el comunismo!

En las reuniones, ella hablaba todavía nerviosa e insegura pero atrayendo a otros a que la siguieran. Fue una de las que llevó sobre sus hombros todas las dificultades relativas a la preparación del camino para la amplia y masiva participación de las mujeres en la revolución; una de las que luchó en dos frentes: por los soviets y el comunismo, y al mismo tiempo por la emancipación de la mujer. Los nombres de Klavdia Nikolayeva y Konkordia Samoilova –que murió en su puesto revolucionario (de cólera) en 1921– están indisolublemente ligados con los primeros y más difíciles pasos dados por el movimiento de mujeres trabajadoras, particularmente en Leningrado. Konkordia Samoilova fue una militante con un desprendimiento sin igual, una oradora brillante y experimentada que sabía cómo ganarse el corazón de las obreras. Aquellos que trabajaron a su lado, recordarán siempre a Konkordia Samoilova. Era simple en su trato, sencilla en el vestir, exigente en la ejecución de las decisiones, y estricta consigo misma y con los demás.

Especialmente notable es la figura dulce y encantadora de Inessa Armand, quien realizó un importante trabajo partidario en la preparación de la Revolución de Octubre, y contribuyó con muchas ideas creativas para el trabajo entre las mujeres. Con toda su femineidad y delicadeza, Inessa Armand era firme en sus convicciones y capaz de defender lo que creía correcto, incluso cuando se enfrentaba con adversarios temibles. Después de la revolución, Inessa Armand se dedicó a organizar el movimiento amplio de mujeres trabajadoras, y la Conferencia de delegadas es creación suya.

Enorme fue el trabajo realizado por Varvara Nikolayevna Yakovleva, en Moscú, durante los difíciles y decisivos días de la Revolución de Octubre. En la batalla de barricadas, demostró una resolución digna de un líder central del partido… Muchos camaradas dijeron que su resolución y su inquebrantable coraje dieron fuerzas a los vacilantes e inspiraron a aquellos que habían perdido el ánimo. “¡Adelante! ¡A la victoria”.

Cuando uno recuerda a las mujeres que participaron en la Gran Revolución de Octubre, más y más nombres y rostros se vienen a la memoria, como por arte de magia. ¿Podríamos dejar de honrar hoy la memoria de Vera Slutskaya, que trabajó generosamente en la preparación de la revolución y fue asesinada por los cosacos en el primer frente rojo, cerca de Petrogrado?

¿Podríamos olvidar a Yevgenia Bosh, con su temperamento apasionado, siempre lista para la batalla? Ella también murió en su puesto revolucionario.

¿Podríamos dejar de mencionar aquí dos nombres estrechamente ligados a la vida y la actividad de V.I. Lenin: sus dos hermanas y camaradas de armas, Anna Ilyinichna Yelizarova y Maria Ilyinichna Ulyanova?

¿Y la camarada Varya, de los talleres de ferrocarriles de Moscú, siempre vivaz y con prisa?

¿Y Fyodorova, la obrera textil de Leningrado, con su rostro agradable y sonriente, y su valentía a la hora de luchar en las barricadas?

Es imposible mencionarlas a todas, y ¡cuántas quedan en el anonimato! Las heroínas de la Revolución de Octubre fueron todo un ejército, y aunque sus nombres se olviden, su entrega vive en la victoria misma de esa revolución, en todas las conquistas y logros que ahora disfrutan las mujeres trabajadoras de la Unión Soviética.

Es un hecho claro e indiscutible que sin la participación de las mujeres la Revolución de Octubre no hubiera llevado la Bandera Roja a la victoria. ¡Gloria a las mujeres trabajadoras que marcharon bajo la Bandera Roja durante la Revolución de Octubre! ¡Gloria a la Revolución de Octubre que liberó a la mujer!

4.jpg

EL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DE CHILE (PCR)

El 16 de febrero de 1966 fue fundado el Partido Comunista Revolucionario de Chile, a partir de la unión de la organización comunista Espartaco y la Unión Rebelde Comunista.

La razón fundamental de la fundación del PCR, fue que la dirección del Partido “Comunista” de Corvalán había abandonado el comunismo y renunciado a la lucha contra la gran burguesía, los terratenientes y el imperialismo, optando por seguir la línea que desde el social imperialismo soviético establecía que con los enemigos del pueblo debe haber una “coexistencia pacífica” y que la lucha de clases debe trasladarse a las urnas electorales.

Habiendo renunciado al comunismo, la directiva revisionista comenzó a perseguir a los verdaderos comunistas dentro del Partido, desarrollando una acción de sabotaje contra las iniciativas de educación marxista y prohibiendo documentos del Partido Comunista de China, el que sostenía una discusión fundamental para el Movimiento Comunista a nivel mundial. Los comunistas chinos debatían con los revisionistas rusos problemas que  implicaban abandonar el socialismo o profundizar su construcción, los que pueden revisarse en el siguiente documento https://www.marxists.org/espanol/tematica/china/documentos/pol.pdf.

Dentro de su trabajo de propaganda destacan el Periódico El Pueblo y la revista Causa Marxista-Leninista, que se publicó mensualmente, conteniendo artículos de análisis político nacional, comunicados de organizaciones populares, entrevistas, noticias internacionales y actualizaciones sobre la guerra de liberación nacional en Vietnam y la guerra popular que en Colombia llevaba a cabo el PCML en ese entonces.

En su trabajo en el ámbito obrero fue importante la lucha por la libertad de los obreros de Saba, acusados de provocar un incendio a la fábrica de televisores y la campaña de solidaridad que se desarrolló.

En la lucha estudiantil, están las gloriosas jornadas del Pedagógico, donde corrieron a los corruptos de las JJCC e impulsaron una lucha estudiantil revolucionaria.

En el campo mapuche, el PCR levantó como iniciativa el Netuaiñ Mapu, organización política con la que llevó a cabo luchas y conquistas de tierra junto a comunidades mapuche.

Durante el gobierno de la junta militar fascista, el PCR dirigió varios grupos y células de combate antifascista.

Junto a esto, el PCR de Chile, a nivel internacional luchó contra el revisionismo que usurpó el Poder en la URSS y luego en China, participando en la redacción de la Declaración de Otoño (1980), que fue germen del Movimiento Revolucionario Internacionalista.

Sin embargo, en los primeros años de los 80, el PCR se disolvió, justo poco antes de que estallaran las primeras grandes protestas a nivel nacional. Con los comunistas dispersos, la propaganda del PCR y la propaganda maoísta dejó de circular en Chile.

Como Periódico El Pueblo, consideramos que es necesario conocer la experiencia de este Partido, que es parte de la experiencia en la búsqueda por un auténtico Partido Comunista en Chile durante los 60-70. El PCR fue un Partido que planteaba la necesidad de la revolución y el rechazo a las elecciones, la lucha antiimperialista y la lucha por la revolución democrática.

De esta experiencia es fundamental retomar las banderas de lucha de la revolución democrática contra sus enemigos: latifundio, imperialistas y grandes monopolios burgueses.

NOTA DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHINA SOBRE LA FUNDACIÓN DEL PCR

“El Partido Comunista Revolucionario de Chile fue fundado en mayo [en realidad es febrero] pasado por el I Congreso de Marxista-Leninista de Comunistas Chilenos, según la información procedente de Santiago.

El Congreso fue organizado por la organización revolucionaria “Espartaco” y la “Unión Rebelde Comunista”, un número de comunistas que se separaron de la dirección revisionista del Partido, los que discutieron proyectos de documentos para el Congreso. Este consideró los proyectos de estatutos y programa y los informes sobre las políticas interna e internacional del Partido. La discusión demostró que los delegados al Congreso son unánimes en su opinión sobre los principios contenidos en estos documentos.

Según el comunicado, el Congreso eligió el Comité Directivo Nacional del Partido Comunista Revolucionario de Chile” (Pekín Informa, Número 31, 03 de agosto de 1966, p. 38).