HEROICO COMBATE EN LA CÁRCEL CASTRO CASTRO DE PERÚ

¨No nos amilana nada, sabemos navegar en aguas turbulentas, no nos arredra el peligro, no nos detiene el riesgo, nuestra vida es lucha, mas lucha, mas lucha. Precisamente esa es la felicidad ¨. Presidente Gonzalo.

Derroche de heroísmo por una nueva aurora para el pueblo peruano

Entre los días 6 y 9 de mayo de 1992, los combatientes de la guerra popular dirigida por el Partido Comunista del Perú (PCP) libraron una nueva batalla desde la cárcel. Más de 40 presos políticos lucharon contra la represión en el Penal de Máxima Seguridad “Miguel Castro-Castro”, ubicado en San Juan de Lurigancho, Lima.

sjl.ht1

Desde el año 1980, el PCP se levantó en armas para luchar por un Perú sin imperialistas, sin latifundio ni grandes burgueses. Un Perú para el pueblo peruano y por ello son ferozmente perseguidos por el gobierno y ejercito del Perú, como también por los gobiernos y militares norteamericanos.

Los comunistas transformaron a las cárceles en “Luminosas Trincheras de Combate”, ya que aún cuando estaban presos, seguían trabajando por la Revolución Democrática Nacional en Perú.

En Castro Castro (originalmente llamado Canto Grande) tenían el control de dos pabellones, donde con disciplina proletaria, resistían la represión del viejo Estado. Es así como en mayo de 1992, durante una operación militarizada bajo la fachada de un traslado de internos, se preparó la nueva matanza a combatientes del PCP, dirigida personalmente por el fascista y ex presidente del Perú, Alberto Fujimori.

Los combatientes se atrincheraron y la policía y los militares se apostaron en los edificios cercanos para disparar a quemarropa. Lograron resistir 3 días y luego de ser asfixiados por gases vomitivos y baleados en varias ocasiones, decidieron salir cantando La Internacional.

Tras los enfrentamientos, miembros militares del Grupo Colina ingresaron clandestinamente al penal para aniquilar selectivamente a los cuadros políticos del PCP y sus cuerpos fueron exhibidos como mensaje al Comité Central y al Presidente Gonzalo, sin embargo, el PCP les devolvió una contundente respuesta detonando un coche-bomba en el símbolo y centro financiero de Lima, Tarata.

1367777.jpg

El ejemplo de valor y coraje riega las ansias de justicia que vive hasta hoy en el pueblo peruano. A través de un reportaje de la televisión española burguesa se pueden ver valiosas imagenes y audios del PCP y cómo actuaba en la cárcel, independiente de las posiciones de la prensa monopólica española:

Canciones revolucionarias

hqdefault.jpg

Poco tiempo antes los prisioneros políticos de Castro Castro grabaron un disco compacto, con canciones que hablan del proceso de lucha que se impulsa en Perú.

Puedes descargarlo desde acá: http://revolucioncultural-p.blogspot.cl/2012/06/canciones-de-las-luminosas-trincheras.html

¡VIVA EL 63° ANIVERSARIO DEL TRIUNFO POPULAR VIETNAMITA SOBRE EL IMPERIALISMO FRANCÉS!

El 7 de mayo de 1954 el pueblo de Vietnam coronó la victoria de Dien Bien Phu, derrotando a las tropas invasoras del imperialismo francés, conquistando la independencia vietnamita y poniendo fin al colonialismo en Vietnam y toda Indochina. Estudiemos su gran e inmortal ejemplo en la lucha de liberación nacional.

En septiembre de 1941, Nguyen Ai Quoc, más conocido como Ho Chi Minh, creó la Liga Para la Independencia del Vietnam (Vietminh), con el fin de luchar contra la opresión imperialista de Japón y Francia.

art-Vo-Nguyen-Giap-620x349.jpg
Ho Chi Minh a la izquierda y Vo Nguyen Giap a la derecha

Japón intentó esclavizar a Vietnam y convertirla en su colonia, pero las tropas de liberación, que actuaban siempre en forma de guerrillas, rechazaron la ofensiva japonesa y acorralaron luego a las tropas francesas, quienes incluso contaron con cuerpos de élite de la Legión Extranjera (compuesto por mercenarios provenientes de diferentes países, como por ejemplo nazis alemanes encarcelados en Francia).

A fines de 1953, el mando francés trasladó el campo de batalla a Dien Bien Phu, un valle rodeado por altas montañas, donde las tropas imperialistas buscaban cortar las rutas de las fuerzas revolucionarias, pensando en que sus fuerzas aéreas y los 14 cuarteles con 16.200 solados serían una fuerza aplastante que la población local no podría enfrentar.

Ho Chi Minh y el General Vo Nguyen Giap, por el contrario, estaban convencidos de que la guerra popular vietnamita convertiría a Dien Bien Phu en la tumba de los colonialistas franceses.

A pesar de las características del terreno y los esfuerzos colonialistas de los franceses por aislar a las fuerzas revolucionarias, miles de personas atravesaron más de 500 kilómetros de rutas montañosas, trasladando toneladas de armas, municiones y alimentos para los heroicos combatientes populares.

El 13 de marzo, a las 17:00 hrs, las fuerzas revolucionarias irrumpieron en forma masiva y sopresiva sobre las posiciones francesas en Him Lam (Beatrice) y Doc Lap (Gabrielle). La primera posición cayó el primer día, dejando un saldo de 300 soldados imperialistas aniquilados y otros 200 tomados prisioneros.

La posición de Doc Lap fue tomada al día siguiente. Ante la victoria vietnamita, el comandante francés de artillería se suicidó y su muerte fue ocultada a las propias tropas, para que no afectara la moral de los soldados invasores.

unnamed3.jpg
Artillería antiaérea de Vietnam

Los franceses respondieron a la caída de sus posiciones enviando paracaidistas y lanzando bombas desde aviones, que fueron atacados y derribados por baterías de ametralladoras antiaéreas. Los invasores estaban completamente desconcertados, pues no se explicaban cómo habían sido trasladadas semejantes armas por los vietnamitas hasta las altas montañas.

Junto a esto, todas las fortificaciones y posiciones francesas fueron rodeadas por trincheras y túneles conectados entre sí, que fueron construidos de tal forma que los vietnamitas podían circular bajo tierra sin ser percibidos por los soldados invasores. Así cayeron también los aeropuertos y a los franceses no les quedó más remedio que enviar los suministros en paracaídas, pero estos insumos eran rápidamente capturados por la resistencia nacional.

La última ofensiva francesa fue lanzada el 4 de mayo. Su objetivo era tomar una posición vietnamita, pero al adentrarse a territorio de las fuerzas revolucionarias vieron que ya no podrían avanzar y no sólo eso, ¡tampoco podían devolverse!

150507-dien-bien-phu-prisioneros-03-690x440.jpg
Moderno ejército francés se retira humillado y derrotado por un pueblo en armas

El 7 de mayo, las fuerzas revolucionarias atacaron el cuartel general de De Castries, quien junto a su estado mayor se rindió de manera incondicional, poniendo fin a la Batalla de Dien Bien Phu.

81rJ5shFu8L.jpg

Dien Bien Phu marcó la independencia de Vietnam y el comienzo de la caída del imperialismo francés sobre las colonias de Asia y África.

Material%5CHistoria%20Contempor%C3%A1nea%5CIndochin.jpg

Esta victoria revolucionaria demuestra que la liberación de los pueblos ha de ser obra de los pueblos mismos, que al imperialismo se le derrota con guerra popular y que a un pueblo unido, organizado y dirigido por un verdadero Partido Comunista nada lo puede derrotar. Ni las avanzadas armas ni la complejidad del terreno es decisivo en la guerra. Lo decisivo es la moral del hombre, fundamentada sobre la justeza de su causa. Y nada es más justo que expulsar al invasor, luchar por transformar el mundo de explotación de sus cimientos y construir un mejor porvenir para el pueblo. Ese es el verdadero y triunfante combustible de la guerra. No hay armas que puedan derrotar a un pueblo entero ni territorios inexpugnables donde las masas no puedan llegar.

DOCUMENTAL “PEOPLE OF SHINING PATH” (PCP) DE LA BBC.

A continuación les presentamos el documental de la cadena inglesa BBC, que muestra una parte de la guerra popular llevada a cabo por el Partido Comunista del Perú. Este documental es de principios de los 90 y se basa en dicha época. Es necesario aclarar que, a pesar de la represión y del recodo en el camino, la guerra popular continúa hasta nuestro días en Perú, tal como lo viene enunciando los distintos comunicados del PCP al interior y en el extranjero, como también la reacción peruana y la CIA.

DECLARACIÓN CONJUNTA DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES COMUNISTAS MARXISTAS-LENINISTAS-MAOÍSTAS CON MOTIVO DEL 1° DE MAYO

Primero de Mayo rojo, revolucionario e internacionalista

“La bandera de la Revolución de Octubre es invencible”

Mao Tse Tung

Este año se cumple el centenario de la Revolución de Octubre. Imperialistas, reaccionarios, reformistas y todo tipo de oportunistas tratan de eliminar, ocultar, denigrar y mancillar este acontecimiento, del mismo modo que hicieron el año pasado con el 50° aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria. Y lo hacen porque saben que el mensaje que llega de dichos acontecimientos a los proletarios y las masas es cada vez más actual.

¡Para liberarnos del imperialismo, del capitalismo, de la guerra, de la explotación del proletariado y de la opresión de los pueblos se necesita hacer la revolución proletaria! La clase obrera debe arrancar el poder político a las clases dominantes, debe establecer su poder, su estado, es decir, la dictadura del proletariado, y construir el socialismo; debe desarrollar y continuar la revolución en cada país y en todo el mundo para liberarse de todas las cadenas del imperialismo y marchar hacia el comunismo a nivel mundial.

El sistema imperialista cada día que pasa demuestra ser lo que Lenin analizó y describió en su gran obra, El imperialismo fase superior del capitalismo: un sistema podrido y caduco. El imperialismo y sus gobiernos, en todas las latitudes, siguen atravesando una profunda crisis económica y financiera, política y social, y descargan esta crisis sobre la clase obrera y las masas en el interior de sus respectivos países, y sobre las naciones y pueblos oprimidos en el exterior.

El imperialismo es guerra económica, guerra de agresión, guerra de conquista y robo para la repartición del mundo. El imperialismo es reacción y fascismo. El imperialismo es el último estadio del capitalismo y muestra cada día más la necesidad de derrocarlo.

¡Es por eso que el mensaje de Lenin y de la Revolución de Octubre están más vivos que nunca!

En el país imperialista más fuerte, EEUU, la victoria de Trump es la manifestación más palpable de la crisis del imperialismo yanqui y su intento por salir de ésta, agudizando la guerra económica, la dominación militar, el control de las áreas estratégicas geopolíticas y la redefinición de las alianzas en los diversos escenarios del mundo.

La victoria de Trump muestra la barbarie de que está hecha la llamada “democracia americana”: un multimillonario fascista en el poder, en guerra contra las masas pobres en el interior y contra los pueblos oprimidos en el exterior.

La victoria de Trump alimenta en todos los países imperialistas el camino de la reacción y del moderno fascismo, el camino del estado policiaco, de la militarización, del estado de emergencia y de la guerra permanente en el interior contra los proletarios, contra los derechos de las mujeres, contra los afroamericanos, contra los inmigrantes, por medio de muros y expulsiones, contra los musulmanes, contra cada idea progresiva en las escuelas, las universidades, los medios de comunicación, la cultura, el arte.

La nueva fase agresiva del imperialismo yanqui agudiza las contradicciones interimperialistas, con el imperialismo ruso, superpotencia atómica, con China, nueva potencia imperialista, y con los países de la Europa imperialista, actualmente bajo la hegemonía alemana.

La contienda global entre los países imperialistas por el reparto de los mercados y la lucha por el control de los recursos energéticos origina y alimenta guerras de agresión y guerras reaccionarias que están sembrando en el mundo muerte, masacres y destrucción. Las guerras imperialistas de agresión en todos los rincones del mundo están provocando la gran ola migratoria. Son la barbarie de las guerras imperialistas y el efecto bumerang de dichas guerras, incluso en el corazón de las ciudadelas imperialistas, las que han ensangrentado las calles de esos mismos países imperialistas.

Los estados y los gobiernos de los patrones del mundo están llevando a cabo en todos los países imperialistas una guerra interna contra el proletariado y las masas, impulsados cada vez más por la crisis, la opresión y la represión a luchar y rebelarse. En los países oprimidos por el imperialismo, los proletarios y los pueblos intensifican las luchas antiimperialistas y de liberación nacional, así como las guerras populares. De la India a Filipinas, de Turquía a Perú las guerras populares, guiadas por partidos marxistas-leninistas-maoístas son el punto de referencia que hay que adoptar para liberarse del imperialismo, de los regímenes reaccionarios y para construir estados de Nueva Democracia en marcha hacia el socialismo.

url.png

La Guerra Popular en la India –que cumple su 50° aniversario desde la Revuelta de Naxalbari, que inició este camino– lucha contra las masacres, la Operación Green Hunt, la represión contra los maoístas, contra la población adivasi, los intelectuales y estudiantes revolucionarios y demócratas, contra los obreros, campesinos, mujeres en lucha, contra las minorías nacionales, y demuestra cómo nada ni nadie puede detener la guerra popular y la lucha de liberación del pueblo, y cómo nada ni nadie puede detener el apoyo internacional a dicha causa.

La Revolución de Octubre y el gran Lenin mostraron que no se puede luchar y triunfar contra el imperialismo y sus estados sin luchar contra el revisionismo y el oportunismo.

Las condiciones objetivas son favorables para la revolución, que es la tendencia principal en el mundo, pero no las condiciones subjetivas. Todas las fuerzas de la socialdemocracia, de los ex partidos ‘comunistas’ que se han convertido en revisionistas y reformistas, han perdido crédito entre las masas, muestran que son herramientas inútiles para defender las condiciones de vida y de trabajo de las masas y oponerse al imperialismo, a la guerra, al fascismo y al estado policiaco. Junto con la crisis de estas fuerzas vemos la emergencia de tendencias reaccionarias populistas y movimientos fundamentalistas reaccionarios que dividen las masas para atarlas al carro de este o ese imperialismo y, en última instancia, a las fracciones más reaccionarias del imperialismo y de la burguesía y a los regímenes de sus lacayos.

uczxhhrl.png

Los proletarios y las masas deben rechazar firmemente las ilusiones del camino parlamentario y pacífico, que los desarman, y emprender con firmeza el camino revolucionario. La guerra popular es la forma más avanzada para hacer la revolución, por esto la debemos apoyar en todos los países donde ya se desarrolla y prepararla en todos los demás, aplicándola a las condiciones concretas de cada país.

Es necesario construir partidos comunistas auténticos, que sean la vanguardia de la clase obrera y núcleo dirigente de todo el pueblo. Los partidos comunistas basados en la ciencia del marxismo-leninismo-maoísmo se construyen en el fuego de la lucha de clases en estrecha relación con las masas, en función del inicio y desarrollo de la guerra popular aplicada a la realidad. Los partidos comunistas deben construir el frente único de las masas explotadas de todos los sectores oprimidos por el imperialismo y desarrollar la táctica necesaria correspondiente a la forma que adopte el poder político y militar. En los países imperialistas los partidos comunistas debe integrar en sus filas a los nuevos proletarios migrantes, desempeñando un papel de vanguardia en la lucha contra la sobreexplotacion, la esclavitud y el racismo. Los partidos comunistas deben reunir y organizar la rebelión de la juventud y la lucha de la mujer como fuerza poderosa de la revolución. Deben combatir su imperialismo como el principal enemigo del proletariado y de los pueblos oprimidos, ponerse decididamente al lado de las masas de las naciones atacadas. Hoy día en particular deben luchar contra la agresión imperialista en Siria y las amenazas nucleares contra Corea del Norte.

La guerra imperialista y la dictadura reaccionaria de la burguesía hacen necesario que los partidos se equipen para oponerse a la guerra imperialista, para la guerra popular y para forjar su fuerza de combate como núcleo del ejército rojo.

Las guerras populares se enfrentan también a los peligros de las negociaciones de paz, que, lejos de permitir a las guerras populares adquirir fuerza y consolidarse con miras a la ofensiva estratégica, apuntan a desviarlas, sofocarlas y dividirlas para llevarlas a la rendición.

Internacionalismo es unidad entre el proletariado y los pueblos oprimidos del mundo contra el enemigo común.

Internacionalismo es, como dijo Lenin, “trabajar de todo corazón para el desarrollo del movimiento revolucionario y la lucha revolucionaria en su propio país y apoyar (con propaganda, simpatía y ayuda material) esta lucha. Ésta y sólo ésta es la línea en todos los países sin excepción”.

Internacionalismo es la construcción de una nueva organización internacional que resolviendo los problemas de los comunistas de hoy sea capaz de avanzar hacia el desarrollo de una línea general y una Internacional Comunista.

¡Viva el centenario de la Gran Revolucione de Octubre!

¡Muerte al imperialismo! ¡Adelante con la guerra popular prolongada en todo el mundo!

¡Viva la lucha de los proletarios y pueblos oprimidos del mundo!

¡Viva el internacionalismo proletario!

¡Para un futuro rojo y socialista, en marcha hacia el comunismo!

Firmantes:

Colectivo de Maoístas Iraníes

Comité para la construcción del Partido Comunista Maoísta, Galicia, Estado Español

Democracia y Lucha de Clases, Estado Británico

Klassenstandpunkt, Class Position, Editorial Staff, Germany

Liga Revolucionaria Moaísta Sri Lanka

Movimiento Comunista de Serbia

Movimiento Comunista Maoísta Túnez

Núcleo Comunista Nepal

Organización de Trabajadores Comunistas Túnez

Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán

Partido Comunista de Brasil Fracción Roja PCB (FR)

Corriente del Pueblo Sol Rojo (México)

Partido Comunista Maoísta Francia

Partido Comunista de la India (Maoísta)

Partido Comunista Maoísta – Italia

Partido Comunista Maoísta Manipur

Partido Comunista de Nepal (Maoísta Revolucionario)

Partido Comunista Revolucionario (Distrito Québec)

Partido de khadéhines – Túnez

Praxis Revolucionaria – Gran Bretaña

Unión Obrera Comunista (mlm) – Colombia

Voz de los Trabajadores – Malasia

LENIN: 100 AÑOS DE LAS “TESIS DE ABRIL”

LENIN PRONUNCIANDO SUS “TESIS DE ABRIL” EN PETROGRADO
4 de abril de 1917

Las Tesis de abril son una serie de puntos expuestos por el gran bolchevique ruso V.I. Lenin, en un discurso pronunciado en el Palacio Táuride el 4 de abril de 1917, tras su regreso el día anterior a la entonces todavía capital rusa de Petrogrado desde su exilio en Suiza. Esta tesis postulaba el paso a la segunda fase de la revolución: la conquista del poder por parte del proletariado y el campesinado de los soviets.

Compartimos una recopilación de material referente a las Tesis de Abril, las cuales pueden encontrar íntegramente en internet.

índice.jpg
Discurso de Lenin en el Palacio Taúride, 4 de abril de 1917

Tomado de Historia del Partido Comunista (Bolchevique) de la U.R.S.S. (1939), capítulo VII

“Los acontecimientos y la conducta del Gobierno provisional confirmaban día tras día la justeza de la línea bolchevique. Todos los hechos indicaban que el Gobierno provisional no estaba con el pueblo, sino en contra de él, no defendía la paz, sino la guerra, no quería ni podía dar al país la paz, ni la tierra, ni el pan. La labor de esclarecimiento de los bolcheviques encontraba un terreno favorable.

Mientras los obreros y los soldados derribaban al gobierno zarista y destruían las raíces de la monarquía, el Gobierno provisional se inclinaba claramente hacia la conservación del régimen monárquico. El 2 de marzo envió subrepticiamente a Guchkov y Shulguin a entrevistarse con el zar. La burguesía quería entregar el Poder al gran duque Miguel, hermano de Nicolás Romanov. Pero cuando, en un mitin de ferroviarios, Guchkov terminó su discurso con el grito de “¡Viva el emperador!”, los obreros exigieron que el orador fuese inmediatamente detenido y cacheado, y exclamaron indignados: “¡Tan bueno es Juan como Diego!”.

Era evidente que los obreros no estaban dispuestos a consentir la restauración de la monarquía.

Mientras los obreros y los campesinos, llevando a cabo la revolución y derramando su sangre, esperaban que se pusiese fin a la guerra, luchaban por el pan y la tierra y reclamaban medidas resueltas en la lucha contra el desastre económico, el Gobierno provisional permanecía sordo a estas reivindicaciones vitales del pueblo.

Aquel Gobierno, formado por los más caracterizados representantes de los capitalistas y terratenientes, no pensaba siquiera en satisfacer las exigencias de los campesinos, entregándoles la tierra. Ni podía tampoco dar pan a los trabajadores, ya que para esto hubiera tenido que lesionar los intereses de los grandes comerciantes en cereales y arrebatar el trigo por todos los medios a los terratenientes y a los kulaks, cosa que no se decidía a hacer un gobierno como aquél, vinculado con los intereses de estas clases.

Tampoco podía dar al pueblo la paz. El gobierno provisional, enlazado a los imperialistas anglofranceses, no solamente no pensaba en poner fin a la guerra, sino que, lejos de ello, intentaban valerse de la revolución para intensificar todavía más la participación de Rusia en la guerra imperialista y para dar satisfacción a sus ambiciones imperialistas sobre la conquista de Constantinopla y de los Dardanelos y sobre la anexión de Galitzia.

Era evidente que pronto terminaría la actitud de confianza de las masas del pueblo en la política del Gobierno provisional.

Veíase claramente que la dualidad de poderes, que se había creado después de la revolución de Febrero, no podría sostenerse ya por mucho tiempo, pues la marcha de los acontecimientos exigía que el Poder se concentrase en uno de los dos sitios: o en el regazo del Gobierno provisional o en manos de los Soviets.

Es cierto que la política oportunista de los mensheviques y socialrevolucionarios encontraba aún apoyo en las masas del pueblo. Todavía eran muchos los obreros, y más aún los soldados y campesinos, que confiaban en que “pronto vendría la Asamblea Constituyente a arreglarlo todo como era debido”, que creían que la guerra no se hacía por obtener conquistas, sino porque era necesaria para la defensa del Estado. A estos era a los que Lenin llamaba defensistas honradamente equivocados. Esta gente consideraba todavía acertada la política de promesas y exhortaciones de los socialrevolucionarios y mensheviques. Pero era indudable que las promesas y las exhortaciones no seguirían surtiendo efecto durante mucho tiempo, pues la marcha de los acontecimientos y la conducta del Gobierno provisional descubrían y ponían de manifiesto día tras día que la política oportunista de los socialrevolucionarios y mensheviques no hacía otra cosa que postergar la acción y engañar a la gente confiada.

El Gobierno provisional no siempre se limitaba a seguir una política de lucha solapada contra el movimiento revolucionario de las masas, una política de manejos subrepticios contra la revolución. De vez en cuando, intentaba pasar a la ofensiva franca y abierta contra las libertades democráticas, intentaba “restablecer la disciplina”, principalmente entre los soldados, intentaba “imponer el orden”, es decir, hacer entrar a la revolución dentro del marco conveniente para la burguesía. Pero, por mucho que se esforzase en lograr esto, no lo conseguía, y las masas populares ponían en práctica celosamente las libertades democráticas: la libertad de palabra, de prensa, de reunión, de asociación y de manifestación. Los obreros y los soldados se esforzaban en utilizar plenamente los primeros derechos democráticos conquistados por ellos, para participar de un modo activo en la vida política del país, con objeto de poder comprender y esclarecer la situación creada y decidir acerca de su actuación ulterior.

Después de la revolución de Febrero, las organizaciones del Partido bolchevique, que bajo las duras condiciones del zarismo habían trabajado ilegalmente, salieron de la clandestinidad y comenzaron a desarrollar abiertamente su labor política y de organización. Por aquel entonces, la cifra de afiliados al Partido bolchevique era de 40 a 45.000. Pero eran cuadros templados en la lucha. Los comités del Partido fueron reorganizados sobre la base del centralismo democrático y se estableció el principio de designar por elección de abajo arriba todos los órganos del Partido.

El paso del Partido a la legalidad puso de manifiesto las discrepancias existentes en su seno. Kamenev y algunos militantes de la organización de Moscú, como, por ejemplo. Rykov, Bubnov y Noguin, abrazaron la posición semimenshevique de apoyo condicionado al Gobierno provisional y a la política de los defensistas.

Stalin, que acababa de regresar del destierro, Molotov y otros, en unión de la mayoría del Partido, defendieron la política de desconfianza en el Gobierno provisional, se manifestaron en contra del defensismo y preconizaron la lucha activa por la paz y contra la guerra imperialista. Una parte de los militantes del Partido vacilaba, reflejando con ello su atraso político, resultado de su larga estadía en la cárcel o en el destierro.

Se notaba la ausencia del jefe del Partido, de Lenin.

El 3 (16) de abril de 1917, después de una larga expatriación, Lenin regresó a Rusia.

La llegada de Lenin tuvo una importancia enorme para el Partido y para la revolución.

Hallándose aún en Suiza, apenas recibió las primeras noticias de la revolución, Lenin escribió al Partido y a la clase obrera de Rusia, en sus “Cartas desde lejos”:

“¡Obreros! Habéis hecho prodigios de heroísmo proletario y popular, en la guerra civil contra el zarismo. Tendréis que hacer prodigios de organización del proletariado y de todo el pueblo para preparar vuestro triunfo en la segunda etapa de la revolución” (Lenin, t. XX, pág. 19, ed. rusa).

Lenin llegó a Petrogrado el 3 de abril por la noche. En la estación de Finlandia y en la plaza que da acceso a ella, se congregaron para recibirle miles de obreros, de soldados y de marinos. Un entusiasmo indescriptible se apoderó de las masas, cuando Lenin bajó del tren. El jefe de la revolución fue cogido y llevado en volandas hasta la gran sala de espera, donde aguardaban los mensheviques Chjeidse ySkobelev para dirigirle un saludo de “bienvenida” en nombre del Soviet de Petrogrado, saludo en el que “expresaban la esperanza” de que Lenin “marcharía de acuerdo” con ellos. Pero Lenin, sin escucharles, pasó de largo, dirigiéndose a la masa de los obreros y soldados, y, subido a un carro blindado, pronunció su famoso discurso, en el que llamaba a las masas a luchar por el triunfo de la Revolución Socialista. “¡Viva la Revolución Socialista!”, fueron las palabras con que Lenin puso fin a este discurso, el primero que pronunciaba, después de largos años de destierro.

A su llegada a Rusia, Lenin se entregó con toda energía al trabajo revolucionario. Al día siguiente de su llegada, pronunció en una reunión del Partido bolchevique un informe sobre la guerra y la revolución, volviendo luego a exponer las tesis de este informe en una asamblea a la que asistieron, además de los miembros del Partido, los mensheviques.

Tales fueron las célebres “Tesis de Abril” de Lenin, que trazaron al Partido y al proletariado la línea revolucionaria clara del paso de la revolución burguesa a la revolución socialista.

Las Tesis de Lenin tuvieron una importancia enorme para la revolución y para el trabajo ulterior del Partido. La revolución significaba un viraje grandioso en la vida del país, y el Partido, en las nuevas condiciones de lucha planteadas después del derrocamiento del zarismo, necesitaba una nueva orientación para marchar con paso audaz y seguro por el nuevo camino. Esta orientación fue dada al Partido por las Tesis de Lenin.

Las Tesis de Abril de Lenin trazaban un plan genial de lucha del Partido para el paso de la primera a la segunda etapa de la revolución, para el paso de la revolución democrático-burguesa a la revolución socialista. Toda la historia anterior del Partido le preparaba para esta misión grandiosa. Ya en 1905, en su folleto titulado “Las dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática”, decía Lenin que, después de derrotar al zarismo, el proletariado pasaría a la realización de la revolución socialista. Lo que las Tesis contenían de nuevo era la fundamentación teórica, el plan concreto para abordar el paso a la revolución socialista.

En el terreno económico, las medidas de transición podían resumirse así: nacionalización de toda la tierra del país, mediante la confiscación de las tierras de los terratenientes; fusión de todos los bancos en un solo Banco Nacional, sometido al control del Soviet de diputados obreros; implantación del control sobre la producciónsocial y el reparto de los productos.

En el terreno político, Lenin preconizaba el paso de la República parlamentaria a la República de los Soviets. Esto significaba un importante avance en el terreno de la teoría y la práctica del marxismo. Hasta entonces, los teóricos marxistas venían considerando la República parlamentaria como la mejor forma política de transición hacia el socialismo. Ahora, Lenin preconizaba la sustitución de la República parlamentaria por la República de los Soviets, como la forma más adecuada de organización política de la sociedad en el periodo de transición del capitalismo al socialismo.

“La peculiaridad del momento actual en Rusia -decían las Tesis-consiste en el paso de la primera etapa de la revolución, que ha dado el Poder a la burguesía por carecer el proletariado del grado necesario de conciencia y de organización, a su segunda etapa, que pondrá el Poder en manos del proletariado y de los campesinos más pobres” (Lenin, t. XX, pág. 88, ed. rusa).

Y un poco más adelante:

“No una República parlamentaria -volver a ello desde los Soviets de diputados obreros sería dar un paso atrás-, sino una República de los Soviets de diputados obreros, campesinos y jornaleros del campo, en todo el país, de abajo arriba” (Obra citada, pág. 88).

La guerra, decía Lenin, sigue siendo una guerra de rapiña, una guerra imperialista, aún bajo el nuevo gobierno, bajo el Gobierno provisional. Y es misión del Partido explicar esto a las masas y hacerles comprender que, sin derrocar la burguesía, es imposible poner fin a la guerra, no con una paz impuesta por la fuerza, sino con una paz verdaderamente democrática.

En relación con el Gobierno provisional, Lenin lanzó esta consigna: “¡Ni el menor apoyo al Gobierno provisional!”.

En sus Tesis, Lenin señalaba además que, por el momento el Partido bolchevique estaba en minoría dentro de los Soviets y que en éstos predominaba el bloque menshevique-socialrevolucionario, que servía de vehículo a la influencia de la burguesía sobre el proletariado. Por tanto, la misión del Partido consistía en:

“Explicar a las masas que el Soviet de diputados obreros es la única forma posible de gobierno revolucionario, por cuya razón, mientras este gobierno se someta a la influencia de la burguesía, nuestra misión sólo puede consistir en explicar los errores de su táctica de un modo paciente, sistemático, tenaz y adaptándose especialmente a las necesidades prácticas de las masas. Mientras estemos en minoría, desarrollaremos una labor de crítica y esclarecimiento de los errores, manteniendo, al mismo tiempo, la necesidad de que todo el Poder del Estado pase a los Soviets de diputados obreros…” (Lenin, t. XX, pág. 88, ed. rusa).

Esto quiere decir que Lenin no incitaba a la insurrección contra el Gobierno provisional, sostenido en aquel momento por la confianza de los Soviets, que no exigía su derrocamiento, sino que aspiraba, por medio de una labor de esclarecimiento y de reclutamiento, a conquistar la mayoría dentro de los Soviets, a cambiar la política de éstos y, a través de ellos, la composición y la política del Gobierno.

El punto de vista que aquí se adoptaba era el del desarrollo pacífico de la revolución.

Lenin exigía, además, que el Partido se quitase la “ropa sucia”, que dejase de llamarse Partido socialdemócrata. Socialdemócratas se llamaban también los partidos de los Segunda Internacional y los mensheviques rusos. Era un nombre manchado, deshonrado por los oportunistas, por los traidores al socialismo. Lenin proponía que el Partido bolchevique adoptase el nombre de Partido Comunista, que era como llamaban a su partido Marx y Engels. Esta denominación es científicamente exacta, puesto que la meta final del Partido bolchevique es la consecución del comunismo. La Humanidad, al salir del capitalismo, sólo puede pasar directamente al socialismo, es decir, al régimen de propiedad colectiva de los medios de producción y de distribución de los productos en proporción al trabajo de cada cual. Pero nuestro Partido, decía Lenin, ve más allá. El socialismo deberá inevitablemente irse convirtiendo poco a poco en el comunismo, cuya divisa es: “De cada cual con arreglo a su capacidad, a cada cual con arreglo a sus necesidades”.

Finalmente, Lenin en sus Tesis de Abril exigía la fundación de la nueva Internacional, de la Tercera

Internacional o Internacional Comunista, libre de las taras del oportunismo y del socialchovinismo.

Las Tesis de Lenin levantaron un griterío rabioso entre la burguesía, los mensheviques y los socialrevolucionarios.

Los mensheviques dirigieron un llamamiento a los obreros, poniéndoles en guardia con el grito de que “la revolución estaba en peligro”. Para los mensheviques, el peligro consistía en que los bolcheviques lanzasen la reivindicación del paso del Poder a los Soviets de diputados obreros y soldados.

Plejanov publicó en su periódico titulado “Edinstvo” (“Unidad”) un artículo en el que calificaba el discurso de Lenin como “el discurso de un hombre que deliraba“. Y remitíase a las palabras del menshevique Chjeidse, quien había declarado: “Lenin quedará solo al margen de la revolución, pero nosotros seguiremos nuestro camino”.

El 14 de abril, se celebró la Conferencia bolchevique de la ciudad de Petrogrado. En esta Conferencia, fueron ratificadas las Tesis de Lenin, que sirvieron de base para sus deliberaciones.

Poco después, las organizaciones locales del Partido ratificaron también las Tesis de Lenin.

Todo el Partido, con excepción de algunos individuos aislados del tipo de Kamenev, Rykov y Piatakov, aprobó las Tesis de Lenin con extraordinario entusiasmo.”

42967769

Haciendo click aquí puedes ver un extenso análisis de las Tesis de Abril, publicado en 1950, traducido por el blog Cultura Proletaria

images

GUERRA POPPULAR EN INDIA Y FILIPINAS

Durante el 30 de marzo:

Cinco soldados murieron en un nuevo combate entre las Fuerzas Armadas de Filipinas y la guerrilla comunista del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP).
El enfrentamiento ocurrió la tarde del jueves en la localidad de General Nakar, a unos 40 kilómetros al este de Manila, cuando el Nuevo Ejército del Pueblo repelió un ataque del ejército durante una operación del 80º Batallón de Infantería.
Comunicado del Nuevo Ejército del Pueblo:

https://www.ndfp.org/truth-encounter-general-nakar-quezon-march-30-2017/

npainternationale12-22-2016-02-800x445.jpg

Durante el 3 de abril:

Fuentes de la prensa india informan de la ejecución de un antiguo miembro del Salwa Judum (grupo paramilitar) por un comando maoísta, acusado de crímenes contra el pueblo.
El criminal, de 50 años, murió cerca de la aldea de Loharpara en el distrito de Bijapur, Chhattisgarh.

 

CHILE: CAMPAÑA DEFENSA PDTE. GONZALO

¡Defender al Presidente Gonzalo! ¡Viva la Guerra Popular en Perú!

El día martes 22 de marzo, con firmeza y disposición, un grupo de compañeras en Santiago de Chile se sumaron a la campaña de Defensa de la Vida del Presidente Gonzalo.

En el horario de salida de la jornada laboral, se reunieron en las afueras de una estación céntrica del metro, lugar donde habitualmente se reúnen las masas peruanas, principalmente masas pobres (obreros de la construcción) que han migrado a nuestro país buscando mejorar sus condiciones de vida.

En el lugar se colocó un lienzo con la consigna: ¡Defender al Presidente Gonzalo! ¡Viva la Guerra Popular en Perú!, al colocarlo se escuchó el comentario: “¡el compañero Gonzalo!” y algunos tomaron fotos al lienzo.

407.jpg

Mientras se repartían ejemplares de prensa democrática, que era muy bien recibida por quienes observaban con atención, una compañera voceo las razones de la acción, señalando: “Hoy nos hacemos parte de la Campaña internacional por la defensa de la vida del Presidente Gonzalo, Jefe del Partido Comunista y la Revolución Peruana. Nos hacemos parte porque nos une el deseo de liberarnos y porque el Presidente Gonzalo y la Guerra Popular en Perú, nos muestra el camino que debe seguir la revolución en Chile. ¡Tenemos muchas razones para rebelarnos!. ¡Viva la Guerra Popular en Perú!”. El viva fue respondido por algunas voces, entre quienes escuchaban.

Quienes participaron de la acción, se retiraron con la moral muy alta, tras corroborar que a pesar de todo el plan para acallar y desprestigiar al Presidente Gonzalo, es reconocido por masas pobres, aun fuera de su país.

48° ANIVERSARIO DEL NUEVO EJÉRCITO DEL PUEBLO (FILIPINAS)

El Nuevo Ejército del Pueblo (NEP o NPA según sus siglas en inglés), es el ala militar del Partido Comunista de las Filipinas. Fue creado el 29 de marzo de 1969 y lleva adelante la guerra popular prolongada en Filipinas. Aunque originariamente fue un grupo guerrillero eminentemente rural, el NPA tiene cierta infraestructura en las ciudades, con grupos que practican la guerrilla urbana.

Las raíces del NEP pueden ser detectadas en el Hukbalahap (conocido más comúnmente como “los huks”), el brazo armado del primer Partido Comunista Filipino pro-soviético. Los huks primero se movilizaron para luchar contra la ocupación del territorio filipino por parte del Imperio Japonés durante la Segunda Guerra Mundial. Bajo el liderazgo de Luis Taruc y del Secretario General del Partido Comunista, José Lava, los huks continuaron su guerra de guerrillas contra los Estados Unidos de América y los primeros gobiernos independientes antes de rendirse ante el presidente Ramón Magsaysay en 1954. Al comenzar la década de 1960 la campaña de los huks comenzó a decaer.

Después de la ruptura sino-soviética, los partidos comunistas alrededor del mundo se dividieron entre los pro-soviéticos y los pro-chinos. El PCF se separó de la antigua franja soviética del Partido Comunista de Filipinas-1930 el 26 de diciembre de 1968. Tres meses después, el 29 de marzo de 1969 el PCF reorganizó la vieja milicia de los huks, la cual pasó a llamarse “Nuevo Ejército del Pueblo”, en el aniversario de la formación de la resistencia armada contra el Imperio Japonés en 1942. La formación fue llevada a cabo cuando José María Sisom se encontró con un antiguo miembro de los huks, Bernabé Buscayno, conocido también como Comandante Dante.

El NEP es seguidor del maoísmo y lucha guiado por la revolución de Nueva Democracia. En sus comienzos, el NEP contaba con apenas 60 guerrilleros y 34 rifles, pero durante la junta militar fascista de Ferdinand Marcos, el grupo se esparció a lo largo de toda Filipinas. Después de la declaración de la Ley Marcial el 21 de septiembre de 1972, miles de estudiantes se unieron a las filas del NEP. Finalmente, el presidente Marcos levantó la ley marcial el 17 de enero de 1981. Hacia principios de la década de los 80, el grupo alcanzó su mayor número de seguidores, contando con alrededor de 25.000 hombres.

Reproducimos extractos de un saludo enviado por revolucionarios de Austria con ocasión del 45° aniversario del NEP:

“Hoy el NEP es el mayor Ejército que se formó nunca en la gran historia de lucha del Pueblo filipino. Todos los títeres reaccionarios de los gobiernos de ayer y hoy y sus amos extranjeros siempre tratan de debilitar y aplastar al NEP. Pero todos fracasan –el NEP crece y hoy se encuentra en uno de sus momentos más elevados de su desarrollo desde su fundación. No sólo no fue aplastado por las Tropas Especiales de Marcos u otros ataques fascistas abiertos. Los reaccionarios nunca han logrado derrotar al NEP porque el NEP es un auténtico Ejército Popular bajo la dirección del Partido Comunista de Filipinas que está guiado por el marxismo-leninismo-maoísmo, la ideología universal y científica del proletariado. En la historia del NEP sabemos de un número de grandes victorias, que pudo reivindicar porque el NEP cuenta con el apoyo de las masas populares, que clarifica un importante principio enunciado por el Presidente Mao: “¡Sin Ejército Popular, el Pueblo no tiene nada!”

Sabemos que el NEP continuará sirviendo al pueblo y continuará la lucha por la revolución de nueva democracia bajo la dirección de su Partido contra el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático. De esa manera el NEP lucha en el centro de las tormentas de la revolución proletaria mundial, porque su lucha tiene también un gran y especial significado internacional. Especialmente el sureste asiático es un punto de atención de las principales contradicciones en el mundo hoy”.

Cientos de revolucionarios invitaron al pueblo a unirse al Nuevo Ejército del Pueblo y ser parte de su revolución contra el imperialismo, principalmente yanqui, el capitalismo burocrático y el feudalismo:

RÍO DE JANEIRO: ACTO EN CONSULADO PERUANO DEFIENDE AL PRESIDENTE GONZALO

Continuamos publicando reportes de acciones en protesta por la defensa de la vida del Presidente Gonzalo. Esta vez exponemos la traducción de un reporte en portugués publicado por el periódico A Nova Democracia, quienes describen un acto llevado a cabo en el consulado peruano en Río de Janeiro.

Un vigoroso acto publico movilizó, este 22 de marzo, decenas de jóvenes activistas, demócratas y revolucionarios para defender la vida del Presidente Gonzalo, jefatura del Partido Comunista del Perú (PCP) y la Revolución Peruana, como también del pensamiento Gonzalo. El acto se llevó a cabo en frente del consulado del viejo Estaado peruano, en el barrio de Flamengo (zona sur de Río de Janeiro).

El acto forma de una campaña internacional en defensa de la vida y salud del Pdte. Gonzalo, atendiendo al llamado hecho por el Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja) a los revolucionarios de todo el mundo.

Durante el acto, que transcurrió en un período entre la mañana y la tarde, el Frente Revolucionario de Defensa de los Derechos del Pueblo (FRDDP), el Movimiento Femenino Popular (MFP) y el Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR) irguieron sus flamantes banderas rojas y extendieron un lienzo que decía: ¡Defender la vida y salud del Presidente Gonzalo!

Los activistas denunciaron la campaña reaccionaria que busca tachar al Presidente Gonzalo como “genocida”, para desprestigiarlo políticamente antes las masas y el pueblo peruano, con el objetivo de consumar su asesinato, mientras los verdaderos genocidas son liberados, las “autoridades” civiles y militares que perpetraron el verdadero baño de sangre contra las masas desarmadas.

Fue hecha la denuncia del papel que juega el revisionismo de MOVADEF y demás capitulacionistas que, aprovechándose de la condición de absoluto aislamiento, buscan presentar al Pdte. Gonzalo como capitulacionista (que se rinde), sirviendo así a los planes de la CIA y la reacción de aniquilarlo.

frddp1.jpg

También se realizaron intervenciones exaltando la labor revolucionaria de este gran jefe comunista, como sus aportes de validez universal dados por la aplicación del maoísmo a la revolución peruana, haber establecido el maoísmo como tercera, nueva y superior etapa de la ideología proletaria, además de la tesis del partido militarizado y la necesidad de asumir un pensamiento guía y una jefatura en cada revolución.

Se recordó la etapa actual por la que atraviesa la revolución peruana, resaltando la tarea partidaria en que se encuentra el Partido Comunista del Perú de reorganización general en medio de la guerra popular, para dar un nuevo impulso a la revolución en la incorporación de las masas a la guerrilla.

ALEMANIA: INFORME SOBRE LA DEMOSTRACIÓN “¡DEFENDER LA VIDA DEL PRESIDENTE GONZALO!”

Publicamos el reporte de una protesta llevada a cabo en Berlín (Alemania) en defensa de la vida del Presidente Gonzalo, comunista encarcelado hace más de 24 años en absoluto aislamiento, principal enemigo del imperialismo y la reacción peruana, quienes buscan asesinarlo en la cárcel.

El 22 de marzo, a las 16 horas, cerca de 20 compañeros), se unificaron bajo el lema “Defender la vida del Presidente Gonzalo! ¡Viva la guerra popular en el Perú! ante la embajada del viejo Estado peruano, con motivo de la grave amenaza contra la vida del Presidente Gonzalo y respondiendo al llamamiento a la acción del Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja)”. Aquí documentamos dos de los discursos, un discurso de la Construcción Revolucionaria Waterkant / Bremen y del Comité Rojo de Mujeres Berlín.

Aquí la voz de las mujeres rojas de Berlín:

¡Compañeros, compañeras!

¡Amigos, amigas!

En todo el mundo, los revolucionarios y comunistas están en las oscuras mazmorras de la reacción. Lo que tiene de especial el caso del Presidente Gonzalo es que él es el más grande marxista-leninista-maoísta en el mundo. Él no sólo es el principal enemigo del Estado peruano reaccionario, sino de todos los imperialistas y reaccionarios en el mundo.

¿Qué significa el Presidente Gonzalo para la emancipación de las mujeres y para el Comité Rojo de Mujeres de Berlín?

A través de la lucha por conseguir retomar el camino de Mariátegui, que el Presidente Gonzalo condujo con éxito en el Partido Comunista del Perú, entre otros, junto con la Camarada Norah, no sólo aplastó al revisionismo de su tiempo, sino que inició la guerra popular, lo que es una gran victoria para el partido, la facción roja del movimiento comunista internacional y el pueblo peruano.

También ha desarrollado el feminismo proletario como la respuesta a la cuestión de la mujer. A través de la fundación del Movimiento Femenino Popular (Perú), la redacción del documento “El marxismo, Mariátegui y el movimiento femenino” y mediante la aplicación del feminismo proletario para politizar, movilizar y armar a las mujeres peruanas, el Partido Comunista del Perú fue el partido con el porcentaje más alto de compañeras en todos los niveles, en particular en el aparato de dirección.

El Partido Comunista del Perú ha tomado bajo la dirección del Presidente Gonzalo la lucha contra la pseudo teoría reaccionaria sobre la naturaleza femenina deficitaria, demostrándose que las mujeres no son apolíticas, es decir no políticas y que no son objetos de decoración. Se ha demostrado que las mujeres, en especial las del pueblo, son hermanas de armas que están dispuestas a dejar su preciosa sangre en las trincheras de la lucha por la liberación del pueblo.

La gran aportación del Presidente Gonzalo, del pensamiento Gonzalo, tiene valor universal y debe ser aplicado también en un país imperialista como Alemania.

También las feministas proletarias en Alemania debemos aplicar a nuestras condiciones específicas el pensamiento Gonzalo, pues eso significa aprender del Presidente Gonzalo para servir a la construcción de un movimiento de mujeres revolucionarias en este país. Pues las mujeres han de desarrollarse como combatientes revolucionarios en una tormenta imparable que barrerá el imperialismo moribundo de la faz de la Tierra.

¡Aprender de Presidente Gonzalo!

¡Desatar la ira de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución!

¡Defender la vida del Presidente Gonzalo!

Intervención del Colectivo Internacionalista Berlín:

Compañeros,

Hoy nos encontramos aquí frente a la embajada del viejo Estado peruano para luchar por la vida del Presidente Gonzalo, el más grande marxista-leninista-maoísta viviente. El Presidente Gonzalo es el que ha levantado el marxismo a su nivel más alto. Él es el que dio al proletariado el arma más grande que tiene, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo con el pensamiento Gonzalo de validez universal. Y él nos ha demostrado como Presidente del Partido Comunista del Perú, la aplicabilidad de esta arma, que se concreta en la Guerra Popular ejecutada por el pueblo y dirigida por el partido. Estamos firmemente convencidos de que las masas y compañeros del Perú concretizarán la tarea de culminar la reorganización del Partido, desarrollar la guerra popular y que barrerá las tres montañas que oprimen al pueblo. Todo esto, como Presidente Gonzalo enseñó a sí mismo, en medio de la lucha de clases y la lucha de dos líneas.

Pero no sólo en el Perú o América Latina deben los comunistas enarbolar, defender y aplicar los aportes del Presidente Gonzalo. En todo el mundo, tanto en las naciones oprimidas, así como en los países imperialistas, es el deber de todos los revolucionarios aprender del Presidente Gonzalo y aplicar sus contribuciones en la práctica. Sólo entonces se puede desarrollar la lucha de clases en cada país y culminará en perspectiva en la guerra popular mundial, para barrer de una vez por todas al imperialismo de la faz mundial. Para nosotros como antiimperialistas, revolucionarios y comunistas de los países imperialistas, es deber primordial apoyar todas las luchas progresistas, en particular, la guerra popular en las naciones oprimidas con toda su fuerza y declarar la lucha a los países imperialistas en los cuales vivimos.

Fue el Presidente Gonzalo quien mostró la universalidad de la guerra popular en la práctica y quien llamó a todos los comunistas en el mundo de acuerdo a sus particulares condiciones para reconstituir o constituir los partidos comunistas para llevar a cabo la revolución socialista y las de nueva democracia, para que la humanidad mediante las revoluciones culturales pueda alcanzar nuestro objetivo, el comunismo.

Por todas estas razones, la reacción peruana comenzó, junto con el imperialismo yanqui, una campaña de aniquilamiento contra el Partido y el Presidente Gonzalo. La traición a la revolución por el revisionismo tuvo como consecuencia la detención del Presidente Gonzalo. Desde la detención del Presidente Gonzalo hace más de 24 años, éste se encuentra en condiciones inhumanas en régimen de aislamiento absoluta en una celda subterránea ubicada dentro de la base militar del Callao en el Pacífico. La única razón por la que aún está vivo es el precio demasiado alto que pagaría la reacción si es que lo asesinara. Para las masas proletarias en el mundo que saben sobre él y de su situación, sobre todo el pueblo peruano no aceptará su asesinato. A pesar de todo esto, la reacción peruana está tomando nuevos esfuerzos para preparar su asesinato, junto con los imperialistas de los EE.UU. y están expandiendo estos esfuerzos. La única manera de evitar esto es haciendo más alto el costo para la reacción por ello, mostrándoles que no vamos a tolerar el asesinato del más grande marxista-leninista-maoísta viviente y haremos todo lo posible por defender su vida.

¡Defender la vida y la salud del Presidente Gonzalo!

¡Viva el Presidente Gonzalo y su todopoderoso pensamiento!

¡Viva la reorganización general del partido en medio de la guerra popular!

¡Viva la solidaridad internacional!