MOVILIZACIÓN POR UN FRENTE ANTIIMPERIALISTA

El día lunes pasado una veintena de personas se reunieron en la Plaza Italia (Santiago), en un mitín, en solidaridad con la lucha de liberación nacional en el Medio Oriente y en repudio contra la nueva escalada de bombardeos encabezada por el imperialismo yanqui.

Durante el mitin las personas reunidas explicaron que todos los pueblos del mundo comparten el mismo enemigo principal: el imperialismo yanqui y que, por lo tanto, las luchas de liberación nacional y las guerras populares son luchas justas, por un mundo sin clases.

También detallaron como en Chile, todas las riquezas, van a parar a bolsillos de monopolios imperialistas, principalmente de Estados Unidos. Y frente a la indignación, quemaron una bandera yanqui, que provocó aplausos de las personas que se encontraban en el lugar.

Luego, se informó de la situación que viven las comunidades en resistencia en la Araucanía, que se negaron a ser censadas y la necesidad de apoyar su lucha por la tierra.

Posterior a esto, quienes componían el mitin se dirigieron a la Alameda, donde lanzaron gritos contra la ocupación y bombardeo imperialista. De inmediato llegó un número desproporcionado de fuerzas especiales, aproximadamente el contingente de dos comisarias. Pero, igualmente, los manifestantes, en sus narices, le volvieron a quemar otra bandera yanqui. Esta acción, pequeña aún, fue potente, logró la simpatía de las masas que pasaban por el lugar.

La movilización finalizo con la convocatoria a conformar un Frente Antiimperialista en Chile.

ESTUDIANTES EXIGEN GRATUIDAD

Una nueva movilización estudiantil se desarrolló el día de hoy: secundarios, universitarios y profesores se hicieron presente con masivas marchas en las principales ciudades del país. Entre los estudiantes se escucha como un eco el grito popular que se lanzó el 2011: ¡Educación gratuita!

Desde temprano el parque Bustamante se empezó a colorear de azul marino, miles de secundarios se reunían antes del inicio de la marcha para conversar y organizarse.

Preguntamos a estudiantes secundarios sus razones para asistir a la marcha y esto fue lo que nos explicaron:

“Creemos que el pueblo puede hacer algo. Las reformas del gobierno no cumplen con las reales demandas del movimiento estudiantil o son becas o son totalmente contraproducentes”.

Otra joven agrega: “A mí lo que me paso es que me tuve que cambiar de un colegio particular subvencionado, porque paso a ser particular y por eso llegue al Carmela Carvajal. Entonces pienso que eso está mal, en vez de terminar con la separación de clases, más la marcan. La educación debería ser estatal. Porque ahora tenemos el problema de recursos con el municipio, la educación es responsabilidad del estado”.

¿Cómo es la participación?

“Muy buena, vino casi todo nuestro curso”.

¿En su colegio puede debatir sobre la educación?

“Si, la verdad es que se da la instancia, pero ahora con Mathei tenemos la incertidumbre de que va a pasar. Esperamos que no cambien nuestra directora, porque ella respeta los espacios para debatir”.

Nos acercamos a otro grupo de jóvenes y esto nos respondieron:

“Nosotros nos sumamos, porque es justo debiera haber una educación de calidad, totalmente gratuita. Que no solo los de clase alta tengan derecho a educarse. Todos tenemos derecho a tener una carrera universitaria y a progresar. Porque así uno sabe de las luchas sociales y uno puede cambiar el mundo.

¿Y ustedes creen que las marchas sirven?

“Bueno, la historia ha demostrado que las marchas son para la presión social y eso ha lgrado que hayan estos pequeños cambios, como reformas. SI bien es cierto no ayudan en lo principal pro es uno de los avances que pueden ir haciendo. Específicamente, l lucha violenta, porque hemos visto como archas como No Mas AFP, llevan meses de lucha pacífica y no ha habido cambio, no los pescan. La lucha estudiantil donde ha habido desborde, donde ha habido lucha violenta ha habido cambios”.

Después que la columna de movilizados avanzó varias calles, se desarrollo la protesta popular, luchando contra un enorme contingente de fuerzas policiales. Varios carros y paraderos terminaron pintados, algunos con consignas de las demandas.

Universitarios

Algunos estudiantes universitarios nos plantearon que hay una pérdida de confianza y apoyo a la CONFECH. Señalaron que apoyaban la marcha como manera de expresión de demandas sentidas y como presión para hacerlas cumplir, pero no hay un apoyo directo a la Confech ni como representantes estudiantiles, ni como organización dedicada a los estudiantes.  Otros agregaron que las marchas ya no son lo mismo, que no están organizadas y que “se marcha por marchar”, pero de cualquier forma se prefiere apoyar antes que restarse.

Otra cosa que pudimos observar fue como el lienzo de la Confech estuvo parado más de 30 minutos en la alameda para dar entrevistas y sacarse fotos, atascando la marcha general.

Aunque la convocatoria la hizo la Confech, en el contexto de la discusión parlamentaria de la reforma educacional, vemos que el sentimiento de lucha entre la juventud popular trasciende a cualquier discusión que se de en esa deslegitimada instancia y a pesar de la propaganda del gobierno, la masa estudiantil levanta nuevamente la justa consigna de: ¡Educación gratuita!

La avalancha estudiantil en la previa a la marcha:

ABSOLUCIÓN DEL ESTUDIANTE GUIDO DEL VALLE

Contribuimos a difundir el caso del inculpado estudiante Guido del Valle, quien fuera injustamente encarcelado y perseguido, en el vano intento del viejo Estado por criminalizar la legítima protesta del pueblo de Chile.

El 04 de abril se realizó la audiencia por solicitud de suspensión del caso de Guido del Valle, pedida por su defensa, el Comité de Defensa del Pueblo Hermanos Vergara Toledo (CDP).

Afuera de los tribunales de justicia de Santiago, estudiantes del pedagógico, familiares y amigos de Guido esperaron la resolución judicial.

Tribunales acogió la solicitud, quitándose el arresto domiciliario nocturno, con una medida que exige, para no reabrir la causa, pago de 3 UTM a una fundación del cáncer; además, que no sea formalizado dentro de un año, firme una vez al mes en una comisaría y arraigo nacional.

Recordemos que Guido estuvo preso tras ser detenido en el contexto de movilización nacional No + AFP, el 04 de noviembre de 2016, donde funcionarios/as, profesores, estudiantes de las tres universidades del Cordón Macul (Pedagógico, U. de Chile – campus JGM, UTEM) junto con masas de la comuna de Ñuñoa, marcharon juntos, exigiendo fin al sistema de pensiones imperialista que saquea nuestro trabajo.

Tras enfrentamientos con los pacos, el vicerrector del Pedagógico, Claudio Almonacid, firma un documento que permite el ingreso de la policía, quienes embisten el portón con un “zorrillo” y se llevan detenido desde dentro a Guido.

2.jpg

Esta es la política de represión y terror del viejo Estado, la cual rectoría del Pedagógico sirve sin tapujos.

El movimiento No + AFP, o las conmemoraciones del día del joven combatiente, son luchas que tanto rectoría como el propio Estado intentan socavar, metiendo estudiantes a la cárcel, negando los espacios al cerrar la universidad, respectivamente.

Próximamente se vienen las elecciones de rector en el Peda, donde los/as candidatos/as buscaran ganarse a ciertos sectores de estudiantes, funcionarios y profesores, pero debemos recordar que rectoría es un organismo cooptado desde su raíz por el Estado. De hecho, la presidenta de la república tiene directa incidencia.

¿Podemos esperar que se termine la represión por la promesa de algún candidato? Absolutamente no, es política estatal.

Sólo nos queda, por una parte, no olvidar estos hechos y, por otro, forjar un movimiento estudiantil que paralelamente al Estado, rectoría y sus lacayos se fortalezca, se organice y haga la propaganda del único camino de democratización y liberación: La revolución

¡Crece, por todo el país, un nuevo movimiento popular estudiantil!

¡Vivan la lucha estudiantil y popular!

¡Abajo la rectoría fascista y el terrorismo de Estado!

¡La rebelión se justifica!

Frente de Estudiantes Revolucionario y Popular – FERP

LICEO DE APLICACIÓN: EN LA CALLE SE CONSIGUEN LAS COSAS

En la mañana del viernes 31 de marzo, un grupo importante de estudiantes del Liceo de Aplicación cortó una de las vías de Avenida Cuming en protesta, entre otras cosas, porque en el Liceo no se están entregando las suficientes raciones alimenticias para los estudiantes.

IMG_20170331_093936.jpg

El grupo de manifestantes se enfrentó a Fuerzas Especiales, quienes llegaron a dispersar con furgones, un guanaco, un zorrillo, un carnicero, más una camioneta negra en la que se trasladaban dos policías de civil.

IMG_20170331_094228.jpg

Los estudiantes se dispersaron para volver a reagruparse y recibir a las Fuerzas Especiales a peñascazo limpio.

Día del Joven Combatiente: Homenaje a los hermanos Vergara Toledo es reprimido por Carabineros

En la mañana del 29 de marzo, estudiantes del Liceo de Aplicación -lugar de donde eran estudiantes los hermanos Vergara Toledo-, intentaron realizar un homenaje a sus compañeros, siendo reprimidos por fuerzas especiales de Carabineros

Aunque no sólo los hermanos Vergara cayeron ese día, pues también están Paulina Aguirre y Mauricio Maigret entre muchos otros y otras. Pero la juventud combatiente no sólo vive del pasado, sino que reivindica la legitimidad de protestar contra un sistema brutal. El 29 de marzo se conmemoró un nuevo “Día del Joven Combatiente”, una fecha que ha marcado a varias generaciones y que representa la lucha dada por una juventud en contra del fascismo, una de las caras del Estado burocrático y terrateniente al servicio del imperialismo.

A continuación el video publicado por OPAL

 

LA JUVENTUD COMBATIENTE DE HOY ES LA MISMA DE 1985

Balance del Día del Joven Combatiente

LA JUVENTUD COMBATIENTE DE HOY ES LA MISMA DE 1985

En distintos puntos del país se llevaron a cabo actividades conmemorativas por el Día del Joven Combatiente, que recuerda a los Hermanos Eduardo y Rafael Vergara Toledo, asesinados por la Junta Militar Fascista.

Casi la totalidad de estas actividades conmemorativas se realizan sobrepasando la legalidad y en lucha contra el viejo Estado. Durante el día 29 de marzo, la rectoría del Pedagógico cerró puertas y suspendió las clases para que no se realizara el acto de homenaje que los estudiantes tenían organizado para recordar a Eduardo Vergara Toledo, su eterno compañero de clases. En el centro de Santiago, Fuerzas Especiales reprimieron una marcha que se desplazaba en la cercanía del Metro Los Hérores.

Lo anterior demuestra que sigue siendo justo conmemorar el 29 de Marzo, el Día del Joven Combatiente. Porque si bien ha cambiado la forma de gobierno, de junta militar a gobierno demoburgués, el viejo Estado burgués-terrateniente sigue intacto y una muestra palpable de esto es que la policía sigue cumpliendo el mismo papel que cumplía cuando los Hermanos Vergara fueron asesinados y que quienes luchan contra este viejo Estado, quiéranlo o no, no tienen otro camino que enfrentarse a las fuerzas armadas. No hay otro camino, esa verdad ha sido regada con la sangre de todos los combatientes del pueblo.

La noche del 29 de marzo tuvo como actividad central la marcha realizada en Villa Francia, donde Luisa Toledo y Manuel Vergara recordaron con emotivas y combativas palabras a sus hijos. Posterior a la marcha, en Villa Francia, como en muchas poblaciones, masas de jóvenes salieron a protestar, cortando la calle y a enfrentarse contras la policía.

Durante la noche del 29 de marzo, un policía resultó herido de un camotazo en la cara y un sargento segundo recibió los impactos de perdigones de una escopeta de las masas en rebelión.

A pesar de que el gobierno y la policía dijo que este año las protestas estuvieron más tranquilas, lo cierto es que ni la represión, ni las amenazas, ni el sapeo de los drones pudieron evitar que este año, nuevamente, cientos de jóvenes se volcaran a las calles como jóvenes combatientes en contra de este viejo Estado que no ofrece nada más que explotación, droga, prostitución, cárcel y frustración a la juventud de Chile.

 

ACTO POLÍTICO CULTURAL EN CONMEMORACIÓN DEL DÍA DEL JOVEN COMBATIENTE

Compartimos nota informativa respecto a una actividad político-cultural en conmemoración del Día del Joven Combatiente, realizada en la U.de Chile por estudiantes revolucionarios del Frente de Estudiantes Revolucionario y Popular (FERP) y la Juventud Revolucionaria Por el Poder Popular (JRP3).

“Este martes 28 de marzo se organizó un Acto Político Cultural en conmemoración del Día del Joven Combatiente en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, marcando un hito de inicio de año.

La actividad, organizada por el FERP y JRP3, tuvo una masiva asistencia y se desarrolló entre discursos, presentaciones musicales de rap, propaganda revolucionaria, llamados a combatir y denuncias al oportunismo y revisionismo electorero. Las masas saludaron la acción que se enmarca dentro del conjunto de acciones conmemorativas por este importante día para la juventud revolucionaria.

Saludamos a todos los asistentes y artistas invitados.”

17504925_1785640935097302_5069380682357522960_o.jpg

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

LOS PELUCHES: GRAFITTI DE BAJOS DE MENA

En la jornada de grafittis y rap “La Pintamos, la Rapiamos” conocimos al colectivo “Los Peluches”, grafiteros que trabajan en diferentes poblaciones haciendo arte social y autogestionado con ideas, regalando color y sentido a las poblaciones olvidadas por el viejo Estado que sólo sirve a los más ricos del país. En esta ocasión, su magia nos lleva a una máquina de peluches que atrapa a distintos de ellos, de los cuales unos cuantos logran liberarse, escaparse del engranaje tortuoso, lo que simboliza cómo en las poblaciones se debe huir de la maquinaria enajenante, que para ellos es a través de la organización autogestionada del arte del grafiti.

IMG_5427

Rotka, uno de sus integrantes, nos relata en una entrevista cómo duplican e incrementan el trabajo en su población de Bajos de Mena, Puente Alto, donde la estigmatización y el abandono del Estado descarga todo su peso. Donde el Estado arrincona a los pobres formando guetos carentes de los servicios más básicos, tales como lo son los hospitales, la seguridad, entre otros, pero que a su vez revela con todas sus letras que la única salida del pueblo es tomar el toro por las astas y organizarse en lucha para conseguir sus derechos. Esta es la única salida para cientos de jóvenes y niños, donde el grafitti autogestionado contribuye a reunir a gran parte de la juventud del sector, logrando hacer un encuentro anual en Puente Alto.

Lo que se viene ahora, durante este viernes 31 de marzo, es su primera fiesta Pro-Fondos para el Meeting Bajos de Mena, la que tiene un valor de 1.000 pesos la entrada y será a pasos del metro Plaza Puente Alto. El meeting se realizará en la quincena de julio y como toda muestra de auténtico arte callejero es autogestionado, para no tener que mendigarle nada al mismo Estado que nos niega la vivienda, la tierra, la salud, la educación, el empleo, la pensión digna y un largo etcétera.

IMG_5426.JPG

En adelante la entrevista con uno de sus integrantes:

HOMENAJE A NORMA VERGARA CÁCERES: DECISIÓN, VALENTÍA Y ENTREGA EN LA LUCHA

Hoy son 24 años desde el asesinato de Norma Vergara por fuerzas policiales, que la masacraron intentando acabar con el ejemplo de lucha que encarnaba entre quienes la conocían. Norma era una mujer combatiente que participaba del Movimiento Juvenil Lautaro y hoy queremos recordar su decisión, lucha, valentía y entrega por los más pobres de nuestro país, pues sabemos que es una llama que no se apagará jamás. 
Publicamos Nota que el colectivo Kamina Libre difundió el año 2003 y una canción que  compusieron en su homenaje.

En la tarde del 26 de marzo de 1993 la Dirección de inteligencia policial de carabineros (DIPOLCAR) llevó a efecto en el centro de Santiago una operación de aniquilamiento en contra de una escuadra de las Fuerzas Rebeldes y Populares Lautaro (FRPL), que estaba reunida en un restorán en las inmediaciones de San Diego con Victoria y que había sido detectada como resultado de una intensa labor represiva en torno a todas las estructuras integrantes el MAPU- Lautaro, organización que en ese entonces desarrollaba una continua actividad político-militar de resistencia anticapitalista; en dicha acción cobarde y mientras se subía a un automóvil junto a dos compañeros que con posterioridad fueron detenidos fue ultimada Norma Vergara Cáceres a consecuencia de un impacto de bala en su pecho disparado a distancia y sorpresivamente por un tirador escogido, negándole así la posibilidad de responder en un acto de legítima defensa.

Norma era una joven y linda mujer de mirada intensa a quien con justeza llamamos “ojitos de luna”. De origen campesino, al momento de su asesinato, recién había cumplido los 27 años de edad. Ella llegó a Santiago a la población Santa Adriana siendo una niña, junto a su numerosa familia, inmediatamente después del 11 de septiembre de 1973 y como resultado de la detención de su padre, quien era dirigente sindical en la zona de El Monte-Melipilla y miembro del MAPU Obrero Campesino.

Desde pequeña, integró grupos folclóricos que tenían por finalidad difundir la cultura campesina con un sentido de clase para articular la resistencia a la dictadura.

Ya en los ’80 comenzó a participar activamente en los centros juveniles de la zona sur de Santiago que eran espacios de reunión de la juventud popular combativa que alimentó con energía y decisión la lucha cotidiana por algo más que el fin del fascismo pinochetista. Con el correr de los años ingresó al Movimiento Juvenil Lautaro cuando esta organización de izquierda guevarista interpretaba de manera creciente una forma novedosa de inserción político social en poblaciones, liceos y universidades que atraía a quienes soñaban con un “Chile Popular”.

memoriaysubver.jpg

Los ya conocidos pactos de la Concertación con los milicos provocaron el reacomodo burgués para una mejor administración del capitalismo neoliberal y es así como con la farsa de la alegría que venía lograron la neutralización del amplio movimiento social y popular que se había tomado las calles y lo condijeron dentro de la legalidad fascista para forzar la salida de Pinochet a través de la participación electoral. Fue en este marco que “la chiquitita” como también la era llamada por sus compañeros reafirmó su decisión de combatir con todo esta maniobra de dominación sabiendo que en esta opción los desafíos eran mayores y los riesgos también.

A fines de 1990, mientras participaba en la recuperación y repartición de un camión de alimentos cerca de su población repele a balazos la acción represiva de carabineros, dando cuenta de un arrojo combativo que entre otras cosas hizo posible su integración a las escuadras de las FRPL; y desde comienzos de 1991 hasta el día de su caída desempeñó importantes labores de organización, planificación y concretización del quehacer cotidiano de guerrilla urbana cuestión que la hizo adentrarse en la inevitable circunstancia de la vida clandestina. Su entrega en la lucha revolucionaria la llevó a convertirse en un objetivo de especial atención para la maquinaria asesina del estado policial y en momentos en que participaba de la jefatura de las FRPL su punto de concentración era el rescate desde la ex Penitenciaría de Santiago de casi todos los prisioneros políticos para los cuales se estaba construyendo una cárcel de alta seguridad inédita en Chile por su dureza y que suponía un aislamiento total e inhumano junto a largas condenas que ella estaba dispuesta a evitar con todo lo que hacía, tenía y podía.

Han transcurrido 10 años desde que los pacos, con su muerte física quisieron eliminar cualquier vestigio de su presencia pero una vez más se equivocaron ya que no hicieron más que sembrar con su sangre semillas de insurrección que rebrotan como rabia organizada como muchas mujeres que se levantan nuevamente fuera de toda legalidad para empuñar bombas de odio contra el capital y es así que su presencia nos acompaña en el día a día de resistencia a la cárcel y nos alimenta de los nuevos esfuerzos concretos de construcción social popular y por ello hoy quienes fuimos sus compañeros y algo más así como quienes no la conocimos físicamente pero sí compartimos el legado de una mujer que empuñó las armas lejos de toda palabrería para decir con su ejemplo y con su práctica lo mismo que con fuerza hoy venimos a gritar… “Hasta más no poder luchar, luchar y luchar para hacer y ver la revolución social avanzar, crecer y perdurar”.

Desde núcleos y colectivos en la pobla, en la universidad, en la cárcel; desde espacios reales que a paso lento pero seguro multiplican la subversión con horizontalidad, autonomía, autogestión y dignidad, decimos que no somos uno sino que muchos los que reivindicamos con la misma fuerza de (2003).

Escrito en recuerdo de Norma Vergara Cáceres por parte del colectivo Kamina Libre tu acción y con la eterna alegría de tu mirada “chica ojitos de luna”.

LOS ESTUDIANTES SOVIÉTICOS

Compartimos este texto respecto a la educación en la Unión Soviética socialista en el año que se cumple un siglo desde la Revolución de Octubre. El análisis revela el impresionante desarrollo de la URSS en este ámbito, donde la educación era gratuita, científica y al servicio del pueblo. Fruto de la revolución socialista, el estudiante encontró las condiciones adecuadas para el desarrollo del trabajo intelectual en estrecha colaboración con el trabajo manual.

“Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad…”

“En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.”

LOS ESTUDIANTES SOVIETICOS

b.jpg

En 1938, la Unión Soviética tenía 716 universidades, colegios y otras instituciones de educación superior con un núcleo estudiantil de 601.000 personas. Este número supera al de los estudiantes de colegios y universidades de 23 países europeos juntos, incluyendo a Francia, Italia y Polonia, además de Japón.

Existen instituciones de educación superior en cada una de las Repúblicas de la Unión y Regiones Autónomas de la Unión Soviética. Kirguistán, que no tenía una sola institución de enseñanza superior antes de la Revolución, ahora tiene cuatro; Turquistán tiene 5; Tayikistán también tiene 5 y Kazajistán 19. Y cada una de estas instituciones educativas cuenta con labotatorios modernos, salas de lectura y bibliotecas que son lo último en temas de equipamiento escolar.

Antes de la Revolución, los colegios y universidades de la Rusia zarista tenían población escolar total de 112.000 alumnos, de los cuales el 35% eran hijos de la nobleza y de los jefes del gobierno, el 10% hijos de los grandes empresarios y comerciantes, el 14,5% hijos de los campesinos ricos. Por lo tanto, el 70,8% del alumnado pertenecía a las clases dominantes, como hijos de las grandes fortunas. El alto costo de admisión, además de las limitaciones de clases y de normas establecidas hacía imposible a los trabajadores dar una educación superior a sus hijos.

El gobierno soviético dio acceso a las escuelas de educación superior a todos los ciudadanos de la URSS. Las puertas de los colegios y universidades de la URSS están abiertas para todos los graduados de la escuela secundaria. No existe la mínima limitación de nacionalidad, raza, condición social o económica en las instituciones educativas soviéticas. Las mujeres disfrutan de los mismos derechos que los hombres para ingresar en cualquier institución de educación superior de la URSS. En la Unión Soviética, el 43% de los estudiantes de colegios y universidades son mujeres.

Las sumas establecidas por el gobierno soviético para el desarrollo de la educación superior aumentan año tras año. Por ejemplo, la suma asignada por el Gobierno para la educación superior aumentó de 86 millones de rublos en 1934 a 219 mil millones de rublos en 1938.

A pesar del enorme aumento del número de instituciones de educación superior y de la masa estudiantil, el rápido desarrollo de la economía nacional de la URSS requiere, todavía, un mayor número de personas capacitadas en todos los campos del conocimiento.

Las instituciones de educación superior de la URSS preparan expertos en 178 ramas de la ciencia, de la tecnología y de las artes. Entre las 716 instituciones de enseñanza superior soviéticas, 119 son institutos industriales, 29 institutos de transporte y comunicaciones, 84 escuelas de agricultura, 71 escuelas de medicina, 27 institutos económicos, 11 escuelas de derecho, 24 universidades generales, 211 institutos pedagógicos y de preparación de profesores, conservatorios de música, institutos de literatura, de arquitectura, etc.

Además de las instituciones regulares de educación superior, fue establecida en la URSS una nueva clase de escuelas de educación superior: academias ligadas a determinadas ramas de la industria, del transporte, de la agricultura, del comercio, etc. Estas academias, que están bajo la jurisdicción de los comisiones del pueblo correspondientes, son visitadas por el personal ejecutivo de las fábricas, como por ejemplo, directores, subdirectores y superintendentes, por trabajadores de establecimientos soviéticos que han tenido una amplia experiencia práctica, así como trabajadores stajanovistas, que desarrollaron nuevas y mejores formas de trabajar. Tres o cuatro años en la academia proporcionan al estudiante una educación general y a su vez una formación especializada, de tal manera que, cuando se gradúa, es un especialista de alta cualificación.

Aleksei Starranov, el famoso minero de carbón del Donbass, estudió en la Academia Industrial “Stalin” en Moscú. Busijgin, forjador de la fábrica de automóviles “Gorki”, la tejedora Eudokia Vinogradova, Tatiana Fiodorova, trabajadora en el “Metro” de Moscú y otros muchos trabajadores destacados de la Unión Soviética fueron también a estas academias industriales. La iniciadora del movimiento stajanovista en la agricultura, la campesina colectivista María Demchenko, estudia actualmente en la Academia Agrícola de Kiev. Otros destacados stajanovistas en la agricultura han ingresado también en las academias agrícolas, incluyendo a Pasha Kovardak, Konstantin Borin y Pasha Angelina. Todas estas personas están dominando el conocimiento teórico, con el fin de mejorar y enriquecer su amplia experiencia práctica.

Los estudiantes que acuden a estas academias no pierden el contacto con sus anteriores lugares de trabajo. Todas estas academias industriales envían a sus estudiantes al trabajo práctico dos veces al año. Así, por ejemplo, Starranov, Busijgin y Borin, que son estudiantes de academias industriales, puedieron establecer nuevos registros en la producción en sus antiguos puestos de trabajo, en el trascurso de sus periodos de práctica.

Como regla general, los estudiantes que son recibidos en estas academias desempeñan cargos ejecutivos. Por ejemplo, el iniciador del movimiento stajanovista en la industria ligera, Nikolai Smetanin, que trabajabó en la fábrica de zapatos “Skororrod” y estudió en la Academia Industrial “Kirov” en Leningrado, es ahora (1939) auxiliar del Comisario del Pueblo para la industria ligera. El iniciador del movimiento stajanovista en los ferrocarriles, Piotr Krivonoss, fue nombrado director general de la línea de ferrocarril del Sur de Donets. Musinski, destacado stajanovsita en la industria textil, fue elegido vicepresidente del Comité Ejecutivo Regional de Arrangel. Lo que se conoce como Universidad de Fábrica, es muy común en la URSS. Estas instituciones de educación superior técnica son establecidas por las fábricas, y a ellas van los trabajadores, los funcionarios y otros empleados de una fábrica, después de las horas de trabajo. Especialistas altamente cualificados de los diferentes departamentos de la fábrica dan conferencias y ven el trabajo práctico de los estudiantes. Al igual que todas las demás instituciones educativas de la URSS, estas universidades de fábricas tienen modernos laboratorios, aulas y bibliotecas muy bien preparadas. El trabajo práctico se realiza en los talleres y departamentos de la fábrica en cuestión. De esta manera, los trabajadores que pasan varios años de formación en estas universidades se convierten en expertos altamente cualificados – ingenieros y técnicos – aunque muchos de ellos hayan entrado en la universidad como simples trabajadores. Entre estas universidades de fábricas, el Instituto de Trabajo “Stalin”, de Leningrado, goza de gran renombre. Esta universidad de fábrica ha preparado cientos de expertos de primer nivel en sus pocos años de existencia.

Los cursos por correspondencia de educación superior también hicieron mucho por la preparación de los trabajadores calificados que el país necesita.

Estos cursos son seguidos gratuitamente y en su tiempo libre por funcionarios, técnicos y demás trabajadores y empleados de la fábrica que hayan recibido una educación secundaria.

Hay alrededor de 200.000 personas siguiendo los cursos por correspondencia de educación superior en la URSS. Las personas que completan estos cursos consiguen un equivalente de la educación impartida en las escuelas y universidades.

1

De acuerdo con el art. 121 de la Constitución de la URSS, el ingreso en las escuelas soviéticas, incluyendo colegios y universidades, es gratuito. Más del 88% del cuerpo estudiantil en las instituciones de educación superior reciben salarios del gobierno. Los salarios son, generalmente, de 130 rublos al mes durante el primer año de estudio y llegan a 200 rublos al mes durante el último año. Esta cantidad es el salario medio mensual de un trabajador no calificado. Los estudiantes de las academias de los Comisarios del Pueblo reciben salarios de 450 a 700 rublos al mes, una cantidad correspondiente al salario mensual de un trabajador altamente calificado. Pero el Gobierno no reduce su acción en lo que se refiere a la masa estudiantil, en la distribución de salarios. Todos los estudiantes que soliciten habitaciones, las reciben gratuitamente del Gobierno, que gasta 10 millones de rublos por año en la construcción y mantenimiento de residencias estudiantiles. En las grandes ciudades existen distritos enteros compuestos de residencias estudiantiles llamadas “ciudades estudiantiles”, construidas por el Gobierno. En Moscú, existen varias “ciudades estudiantiles”, con una población muy grande.

Adjuntos a estas residencias, se encuentran restaurantes, lavanderías, peluquerías, etc., cuyos servicios son ofrecidos a los estudiantes a precios reducidos.

Los estudiantes tienen derecho al servicio médico y tratamientos gratuitos. Aparte de los gastos en la construcción y mantenimiento de las residencias, el Gobierno también gasta grandes cantidades cada año en proporcionar a los estudiantes ventajas culturales, deportes, vacaciones, etc. Prácticamente cada institución de educación superior tiene un club propio y su estadio para los estudiantes, mantenidos a costa del Estado y de los sindicatos. Los estudiantes que estaban trabajando en alguna empresa antes de entrar en el instituto de educación superior, mantienen sus derechos sindicales y son simplemente transferidos al sindicato que agrupa a los trabajadores de la profesión u oficio que corresponden a determinada escuela o institución en particular. Los jóvenes, al salir de la escuela secundaria, entran directamente en un instituto de educación superior, y pueden ser parte del sindicato de sus respectivos institutos. Los sindicatos dan entradas gratis para los teatros y conciertos a los estudiantes, o entradas a precio reducido.

Durante las vacaciones (los estudiantes soviéticos disfrutan de vacaciones dos veces al año, dos meses en el verano y dos semanas en el invierno) los estudiantes pueden alojarse en casas de reposo o curarse en sanatorios, a costa de los sindicatos. Muchos estudiantes pasan sus vacaciones recorriendo las diferentes regiones del vasto territorio de la Unión Soviética, con el fin de conocer mejor su país, y para familiarizarse con su belleza y sus riquezas naturales. En estos casos, el Estado también ayuda a los estudiantes proporcionándoles reduciones considerables en el transporte, guías, bajos precios para los alimentos en los campos de turistas, etc.

La atención multiforme proporcionada a los estudiantes por el Estado les permite dedicar toda su atención, su solicitud y su energía al estudio.

Los estudiantes se dedican a sus estudios en las instituciones soviéticas de educación superior de una manera que difiere radicalmente del modo en como estudiaban los estudiantes en los establecimientos correspondientes a la Rusia zarista. La seguridad material de los estudiantes, la gran capacidad del cuerpo docente, el hecho de que los estudiantes cuentan con servicios escolares y de literatura, crean todas las condiciones necesarias para la realización de un trabajo excepcionalmente fecundo por parte de los estudiantes.

Un tipo conocido de todas las viejas escuelas de la Rusia zarista era el “eterno estudiante”, económicamente inseguro, en eterna caza de pequeñas aportaciones financieras, llevando una existencia de hambriento cuasi completa, sin ninguna posibilidad de estudiar con normalidad. Año tras año este “eterno estudiante” estaba en la misma clase y, al final, abandonaba a menudo la escuela sin terminar los estudios.

En las escuelas de la URSS, donde los estudiantes son provistos por el Estado de todo lo que necesitan, no existen estos tipos de “estudiantes eternos” de los institutos de educación superior. El estudiante soviético considera como una cuestión de honor estudiar con todas sus fuerzas y graduarse en el plazo establecido. Es muy raro entre los estudiantes soviéticos repetir un semestre, y en este caso, suele ser el resultado de una razón especial, como una enfermedad, etc.

La emulación socialista está muy extendida en las instituciones soviéticas de educación superior, de la misma manera que lo está en las fábricas. Grupos de estudiantes desafían a otros; clases enteras, departamentos e incluso universidades enteras lanzan retos recíprocos para situar a sus estudiantes en el cuadro de honor, para ayudar a la mayor cantidad de camaradas atrasados en sus estudios, etc.

El cuerpo docente también se dedica voluntariamente a preparar a estudiantes dignos del cuadro de honor.

Las relaciones entre los estudiantes y profesores en las instituciones soviéticas de educación superior son totalmente diferentes de lo que eran antes de la Revolución. Anteriormente, los profesores raras veces se interesaban, casi no hacían nada, por el trabajo de los estudiantes, o por las razones que podía tener un estudiante para ir atrasado, si los estudiantes entendían las enseñanzas o necesitaban más ayuda de su parte, etc. En las instituciones soviéticas de educación superior, el cuerpo estudiantil y el cuerpo docente es una sola familia. Ambos están igualmente interesados en que los estudiantes reciban de la escuela lo máximo que esta pueda proporcionarles, en que el estudiante graduado sea un especialista soviético completamente preparado.

Los estudiantes y los profesores tienen relaciones que se extienden después del trabajo de clase. Los maestros e instructores a menudo participan en diversas reuniones estudiantiles, y a menudo pasan sus vacaciones con los estudiantes. Tal unidad entre la masa estudiantil y el cuerpo docente sólo puede servir para mejorar el trabajo educativo y la preparación de los estudiantes que encuentran en el profesor o instructor a un camarada de mayor edad.

Otra característica de las instituciones soviéticas de educación superior es su estrecho e inquebrantable contacto con la industria, los que se manifiesta de varias maneras, principalmente por la formación industrial bien organizada de los estudiantes a través del trabajo en la práctica. Cada institución técnica y agrícola de educación superior envía a sus estudiantes a períodos de prática de dos meses y medio a tres meses y medio durante el año. Los estudiantes de escuelas técnicas siguen cierto entrenamiento práctico durante el cual, por lo general, se familiarizan con la rama de la industria que deben seguir para completar sus estudios. En sus trabajos prácticos, reciben una formación más especializada aún, y aprenden lo que deben saber sobre determinada máquina y sus propiedades. Por último, en su último año de estudios, trabajan en calidad de ingenieros en sus sesiones de práctica, desempeñando muchas veces las tareas de auxiliares del líder del taller.

Después de terminar su práctica industrial, el estudiante está obligado a presentar un informe al profesor, en el que sintetiza sus experiencias en la práctica del trabajo, y recibe una calificación determinada para el trabajo que ha desarrollado. Si no presenta el informe, o si este no fuera consideradp satisfactorio, tendrá que repetir su período de práctica industrial.

2.jpg

Los estudiantes son enviados a las empresas de una determinada rama de la industria para su práctica de trabajo, empresas que tienen un equipamiento de primera clase y trabajan con los últimos adelantos de la técnica. El estudiante recibe una orientación académica y metodológica en su práctica de trabajo por parte de los jefes del departamento correspondiente. Su práctica de trabajo en la fábrica se encuentra bajo la supervisión de los mejores y más cualificados técnicos de la empresa determinada.

Las tesis y trabajos de los estudiantes están estrechamente vinculados con las tareas prácticas del desarrollo económico del país. Numerosas tesis presentadas por estudiantes que se graduaron son puestas en marcha, y, de esta manera, no son solamente trabajos académicos, sino al mismo tiempo, planes de trabajo prácticos. Después de ser recibidas, los autores de estas tesis participan generalmente de su aplicación.

Por otro lado, los laboratorios y las aulas de las instituciones de educación superior resuelen a menudo diversos problemas que les presentan la industria y la agricultura.

De esta manera, los estudiantes también son puestos en contacto con sus futuras actividades prácticas.

El trabajo de investigación científica llevado a cabo por estos colegios es un factor importante en la vida de las instituciones soviéticas de educación superior. El cuerpo docente y el personal científico de estas instituciones llegan a más de 40.000 personas, incluyendo 5.000 profesores y 11.500 profesores auxiliares. La jornada laboral del cuerpo pedagógico científico de las instituciones de educación superior es de 5 horas, dedicando la mitad de este tiempo a la investigación científica.

Cada departamento de las instituciones soviéticas de educación superior cuenta con sus estudiantes de postgrado. Hay un total de más de 10.000 estudiantes de posgrado en la URSS. En 1938, 6.000 personas se inscribieron en los cursos para postgraduados de la URSS. Después de tres años de curso, los estudiantes graduados presentan una tesis, que deben sustentar, y, luego, reciben un grado académico. Los cursos para postgraduados suelen ser seguidos por estudiantes que se gradúan con especial éxito en una institución de educación superior.

En el trabajo de investigación científica, que tiene lugar en estas instituciones de educación superior, se solucionan los problemas presentados por la industria y la agricultura. Por ejemplo, los estudiantes graduados en el Instituto de Metales Inoxidables de Moscú, están haciendo un excelente trabajo en el campo de las nuevas aleaciones (mezcla de metales). Las Escuela de Estructuras Subterráneas del Instituto Ferroviario del Tren de Moscú participa en la construcción del metro de esta ciudad.

Una parte importantísima de la vida de las instituciones soviéticas de enseñanza superior es desempeñada por las organizaciones sociales de los estudiantes: Partido Comunista, Liga Comunista y Sindicatos. Los comités del sindicato estudiantil existentes en todas las instituciones de educación superior tienen un papel activo en la vida académica de las escuelas superiores. Ellos mismos se interesan por el trabajo de los estudiantes, eliminan cualquier cosa que dificultea  un estudiante u otro el estudio, están atentos a la labor práctica, prestan atención a las necesidades materiales de los alumnos, les ayudan a pasar sus vacaciones de tal manera que estas sean, a su vez, útiles e interesantes, etc.

En 1939, 183.000 nuevos estudiantes se matricularon en las universidades y colegios de la URSS.

Los colegios y las organizaciones sociales comienzan desde muy temprano a hacer campaña para atraer a nuevos estudiantes.

El Museo Politécnico de Moscú organiza consultas para los jóvenes que terminan su educación secundaria, para la selección de su futura profesión. Estos jóvenes tienen conversaciones informativas con profesores y académicos, maestros e instructores de las escuelas secundarias, los cuales les dan todo tipo de información acerca de sus instituciones: Estas reuniones se han convertido en una verdadera tradición en la escuela secundaria de Moscú.

El art. 118 de la Constitución de la URSS establece que “Los ciudadanos de la URSS tienen derecho a trabajar”. De acuerdo con esto, cada graduado de un instituto de educación superior tiene trabajo asegurado en su campo de actividades. Seis meses antes de terminar el último año, el estudiante ya sabe donde va a trabajar, que salario recibirá y cuáles serán sus obligaciones. El Estado determina, de acuerdo con un plan, el lugar donde el graduado habrá de trabajar. Por supuesto, esto no significa de ninguna manera que el graduado esté obligado a trabajar en una determinada empresa. Es solamente uno de los elementos de planificación, el método más común en el trabajo de todas las instituciones soviéticas. El joven especialista, después de graduarse, firma un contrato con la organización correspondiente o empresa. Cuando entra en la fábrica o establecimiento fijado, el joven experto penetra en un medio que ya le es familiar. No ve en ella a ningún competidor, cada uno le ayuda a asimilar su trabajo lo más rápidamente posible. En 1938, 93.000 estudiantes fueron recibidos en las escuelas de la URSS. Cada uno de ellos fue colocado en el trabajo correspondiente a su especialidad.

Durante el periodo del Tercer Plan Quinquenal, la educación superior se desarrollará en una proporción aún mayor. Está previsto que el número de estudiantes pase de 601.000 en 1938 a 650.000 en 1942.

La educación superior en la URSS se extiende y se desarrolla conjuntamente con el crecimiento y desarrollo de toda la vida económica y cultural del país.

Traducido por “Cultura Proletaria” de “Divulgação Marxista”, Nº6, Septiembre de 1946

CÉSAR OLHAGARAY, “EL RAYADOR”

César Olhagaray, el Rayador

Un artista visual entre la juventud popular

En nuestro recorrido por la fiesta “La Pintamos, la rapeamos” (ver nota haciendo click aquí) nos encontramos con Cesar Olagaray un divertido muralista que tiene un particular estilo de rayar y analizar la realidad. De entrada nos dice: “Soy el rayador, porque rayo todo, no solamente muros y llegue acá, porque me invitaron a hacerles clases y estoy haciendo clases gratis a nivel universitario a La Pintamos Crew, los muralistas grafiteros que organizaron esta fiesta”.

César nos invita a escuchar sus mentiras, mientras empieza a explicarnos su mural, el que cuenta una historia o varias historias si uno quiere: una mujer a la que le cuelgan muchos hijos, que sirve al hombre goma y la mujer va sobre una patineta. Una luna con una bandera chilena y llena de volcanes. Un hombre bote que saca a pasear a los pescados y un pescado que se entusiasma con una sirena y termina asado en una parrilla.

La historia las va creando al tiempo que las imágenes salen de su pincel. Pinta lo que piensa.

¿Cómo diseñas las ideas y conceptos que expones?

Yo voy inventando, mi hermano me dice que soy mitómano y lo asumo, pues soy mitómano de imágenes. O sea, cuento mentiras… una cosa que he descubierto es que las mentiras no van muy lejos porque tienen patas cortas, pero yo no creo que sea por eso, sino porque algún día se transforman en verdad. Es cosa de leer los diarios y la televisión.

Cuéntanos de ti…

Soy de profesión artevisualista, es  mi carrera de 45 años. Mi nido fue mi participación en la parte artística de las Brigadas Ramona Parra del 70 al 73, durante el gobierno popular, luego me agarraron preso por lo mismo y tuve que salir al exilio. Todavía estoy en Alemania, con un pie acá y el otro allá. Estudie en Chile y en Alemania.

¿Y acá en la población que haces?

En la población estoy ayudando, dándole clases universitarias a los grafiteros y están muy agradecidos. Son como esponja, aprenden muy rápido. Son muy talentosos, muy capaces, hacen maravillas. 

Agradecemos a César por su buena disposición y entusiasmo al trabajar codo a codo con la juventud popular.

Ve a César con su mural terminado en:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.