LENIN: 100 AÑOS DE LAS “TESIS DE ABRIL”

LENIN PRONUNCIANDO SUS “TESIS DE ABRIL” EN PETROGRADO
4 de abril de 1917

Las Tesis de abril son una serie de puntos expuestos por el gran bolchevique ruso V.I. Lenin, en un discurso pronunciado en el Palacio Táuride el 4 de abril de 1917, tras su regreso el día anterior a la entonces todavía capital rusa de Petrogrado desde su exilio en Suiza. Esta tesis postulaba el paso a la segunda fase de la revolución: la conquista del poder por parte del proletariado y el campesinado de los soviets.

Compartimos una recopilación de material referente a las Tesis de Abril, las cuales pueden encontrar íntegramente en internet.

índice.jpg
Discurso de Lenin en el Palacio Taúride, 4 de abril de 1917

Tomado de Historia del Partido Comunista (Bolchevique) de la U.R.S.S. (1939), capítulo VII

“Los acontecimientos y la conducta del Gobierno provisional confirmaban día tras día la justeza de la línea bolchevique. Todos los hechos indicaban que el Gobierno provisional no estaba con el pueblo, sino en contra de él, no defendía la paz, sino la guerra, no quería ni podía dar al país la paz, ni la tierra, ni el pan. La labor de esclarecimiento de los bolcheviques encontraba un terreno favorable.

Mientras los obreros y los soldados derribaban al gobierno zarista y destruían las raíces de la monarquía, el Gobierno provisional se inclinaba claramente hacia la conservación del régimen monárquico. El 2 de marzo envió subrepticiamente a Guchkov y Shulguin a entrevistarse con el zar. La burguesía quería entregar el Poder al gran duque Miguel, hermano de Nicolás Romanov. Pero cuando, en un mitin de ferroviarios, Guchkov terminó su discurso con el grito de “¡Viva el emperador!”, los obreros exigieron que el orador fuese inmediatamente detenido y cacheado, y exclamaron indignados: “¡Tan bueno es Juan como Diego!”.

Era evidente que los obreros no estaban dispuestos a consentir la restauración de la monarquía.

Mientras los obreros y los campesinos, llevando a cabo la revolución y derramando su sangre, esperaban que se pusiese fin a la guerra, luchaban por el pan y la tierra y reclamaban medidas resueltas en la lucha contra el desastre económico, el Gobierno provisional permanecía sordo a estas reivindicaciones vitales del pueblo.

Aquel Gobierno, formado por los más caracterizados representantes de los capitalistas y terratenientes, no pensaba siquiera en satisfacer las exigencias de los campesinos, entregándoles la tierra. Ni podía tampoco dar pan a los trabajadores, ya que para esto hubiera tenido que lesionar los intereses de los grandes comerciantes en cereales y arrebatar el trigo por todos los medios a los terratenientes y a los kulaks, cosa que no se decidía a hacer un gobierno como aquél, vinculado con los intereses de estas clases.

Tampoco podía dar al pueblo la paz. El gobierno provisional, enlazado a los imperialistas anglofranceses, no solamente no pensaba en poner fin a la guerra, sino que, lejos de ello, intentaban valerse de la revolución para intensificar todavía más la participación de Rusia en la guerra imperialista y para dar satisfacción a sus ambiciones imperialistas sobre la conquista de Constantinopla y de los Dardanelos y sobre la anexión de Galitzia.

Era evidente que pronto terminaría la actitud de confianza de las masas del pueblo en la política del Gobierno provisional.

Veíase claramente que la dualidad de poderes, que se había creado después de la revolución de Febrero, no podría sostenerse ya por mucho tiempo, pues la marcha de los acontecimientos exigía que el Poder se concentrase en uno de los dos sitios: o en el regazo del Gobierno provisional o en manos de los Soviets.

Es cierto que la política oportunista de los mensheviques y socialrevolucionarios encontraba aún apoyo en las masas del pueblo. Todavía eran muchos los obreros, y más aún los soldados y campesinos, que confiaban en que “pronto vendría la Asamblea Constituyente a arreglarlo todo como era debido”, que creían que la guerra no se hacía por obtener conquistas, sino porque era necesaria para la defensa del Estado. A estos era a los que Lenin llamaba defensistas honradamente equivocados. Esta gente consideraba todavía acertada la política de promesas y exhortaciones de los socialrevolucionarios y mensheviques. Pero era indudable que las promesas y las exhortaciones no seguirían surtiendo efecto durante mucho tiempo, pues la marcha de los acontecimientos y la conducta del Gobierno provisional descubrían y ponían de manifiesto día tras día que la política oportunista de los socialrevolucionarios y mensheviques no hacía otra cosa que postergar la acción y engañar a la gente confiada.

El Gobierno provisional no siempre se limitaba a seguir una política de lucha solapada contra el movimiento revolucionario de las masas, una política de manejos subrepticios contra la revolución. De vez en cuando, intentaba pasar a la ofensiva franca y abierta contra las libertades democráticas, intentaba “restablecer la disciplina”, principalmente entre los soldados, intentaba “imponer el orden”, es decir, hacer entrar a la revolución dentro del marco conveniente para la burguesía. Pero, por mucho que se esforzase en lograr esto, no lo conseguía, y las masas populares ponían en práctica celosamente las libertades democráticas: la libertad de palabra, de prensa, de reunión, de asociación y de manifestación. Los obreros y los soldados se esforzaban en utilizar plenamente los primeros derechos democráticos conquistados por ellos, para participar de un modo activo en la vida política del país, con objeto de poder comprender y esclarecer la situación creada y decidir acerca de su actuación ulterior.

Después de la revolución de Febrero, las organizaciones del Partido bolchevique, que bajo las duras condiciones del zarismo habían trabajado ilegalmente, salieron de la clandestinidad y comenzaron a desarrollar abiertamente su labor política y de organización. Por aquel entonces, la cifra de afiliados al Partido bolchevique era de 40 a 45.000. Pero eran cuadros templados en la lucha. Los comités del Partido fueron reorganizados sobre la base del centralismo democrático y se estableció el principio de designar por elección de abajo arriba todos los órganos del Partido.

El paso del Partido a la legalidad puso de manifiesto las discrepancias existentes en su seno. Kamenev y algunos militantes de la organización de Moscú, como, por ejemplo. Rykov, Bubnov y Noguin, abrazaron la posición semimenshevique de apoyo condicionado al Gobierno provisional y a la política de los defensistas.

Stalin, que acababa de regresar del destierro, Molotov y otros, en unión de la mayoría del Partido, defendieron la política de desconfianza en el Gobierno provisional, se manifestaron en contra del defensismo y preconizaron la lucha activa por la paz y contra la guerra imperialista. Una parte de los militantes del Partido vacilaba, reflejando con ello su atraso político, resultado de su larga estadía en la cárcel o en el destierro.

Se notaba la ausencia del jefe del Partido, de Lenin.

El 3 (16) de abril de 1917, después de una larga expatriación, Lenin regresó a Rusia.

La llegada de Lenin tuvo una importancia enorme para el Partido y para la revolución.

Hallándose aún en Suiza, apenas recibió las primeras noticias de la revolución, Lenin escribió al Partido y a la clase obrera de Rusia, en sus “Cartas desde lejos”:

“¡Obreros! Habéis hecho prodigios de heroísmo proletario y popular, en la guerra civil contra el zarismo. Tendréis que hacer prodigios de organización del proletariado y de todo el pueblo para preparar vuestro triunfo en la segunda etapa de la revolución” (Lenin, t. XX, pág. 19, ed. rusa).

Lenin llegó a Petrogrado el 3 de abril por la noche. En la estación de Finlandia y en la plaza que da acceso a ella, se congregaron para recibirle miles de obreros, de soldados y de marinos. Un entusiasmo indescriptible se apoderó de las masas, cuando Lenin bajó del tren. El jefe de la revolución fue cogido y llevado en volandas hasta la gran sala de espera, donde aguardaban los mensheviques Chjeidse ySkobelev para dirigirle un saludo de “bienvenida” en nombre del Soviet de Petrogrado, saludo en el que “expresaban la esperanza” de que Lenin “marcharía de acuerdo” con ellos. Pero Lenin, sin escucharles, pasó de largo, dirigiéndose a la masa de los obreros y soldados, y, subido a un carro blindado, pronunció su famoso discurso, en el que llamaba a las masas a luchar por el triunfo de la Revolución Socialista. “¡Viva la Revolución Socialista!”, fueron las palabras con que Lenin puso fin a este discurso, el primero que pronunciaba, después de largos años de destierro.

A su llegada a Rusia, Lenin se entregó con toda energía al trabajo revolucionario. Al día siguiente de su llegada, pronunció en una reunión del Partido bolchevique un informe sobre la guerra y la revolución, volviendo luego a exponer las tesis de este informe en una asamblea a la que asistieron, además de los miembros del Partido, los mensheviques.

Tales fueron las célebres “Tesis de Abril” de Lenin, que trazaron al Partido y al proletariado la línea revolucionaria clara del paso de la revolución burguesa a la revolución socialista.

Las Tesis de Lenin tuvieron una importancia enorme para la revolución y para el trabajo ulterior del Partido. La revolución significaba un viraje grandioso en la vida del país, y el Partido, en las nuevas condiciones de lucha planteadas después del derrocamiento del zarismo, necesitaba una nueva orientación para marchar con paso audaz y seguro por el nuevo camino. Esta orientación fue dada al Partido por las Tesis de Lenin.

Las Tesis de Abril de Lenin trazaban un plan genial de lucha del Partido para el paso de la primera a la segunda etapa de la revolución, para el paso de la revolución democrático-burguesa a la revolución socialista. Toda la historia anterior del Partido le preparaba para esta misión grandiosa. Ya en 1905, en su folleto titulado “Las dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática”, decía Lenin que, después de derrotar al zarismo, el proletariado pasaría a la realización de la revolución socialista. Lo que las Tesis contenían de nuevo era la fundamentación teórica, el plan concreto para abordar el paso a la revolución socialista.

En el terreno económico, las medidas de transición podían resumirse así: nacionalización de toda la tierra del país, mediante la confiscación de las tierras de los terratenientes; fusión de todos los bancos en un solo Banco Nacional, sometido al control del Soviet de diputados obreros; implantación del control sobre la producciónsocial y el reparto de los productos.

En el terreno político, Lenin preconizaba el paso de la República parlamentaria a la República de los Soviets. Esto significaba un importante avance en el terreno de la teoría y la práctica del marxismo. Hasta entonces, los teóricos marxistas venían considerando la República parlamentaria como la mejor forma política de transición hacia el socialismo. Ahora, Lenin preconizaba la sustitución de la República parlamentaria por la República de los Soviets, como la forma más adecuada de organización política de la sociedad en el periodo de transición del capitalismo al socialismo.

“La peculiaridad del momento actual en Rusia -decían las Tesis-consiste en el paso de la primera etapa de la revolución, que ha dado el Poder a la burguesía por carecer el proletariado del grado necesario de conciencia y de organización, a su segunda etapa, que pondrá el Poder en manos del proletariado y de los campesinos más pobres” (Lenin, t. XX, pág. 88, ed. rusa).

Y un poco más adelante:

“No una República parlamentaria -volver a ello desde los Soviets de diputados obreros sería dar un paso atrás-, sino una República de los Soviets de diputados obreros, campesinos y jornaleros del campo, en todo el país, de abajo arriba” (Obra citada, pág. 88).

La guerra, decía Lenin, sigue siendo una guerra de rapiña, una guerra imperialista, aún bajo el nuevo gobierno, bajo el Gobierno provisional. Y es misión del Partido explicar esto a las masas y hacerles comprender que, sin derrocar la burguesía, es imposible poner fin a la guerra, no con una paz impuesta por la fuerza, sino con una paz verdaderamente democrática.

En relación con el Gobierno provisional, Lenin lanzó esta consigna: “¡Ni el menor apoyo al Gobierno provisional!”.

En sus Tesis, Lenin señalaba además que, por el momento el Partido bolchevique estaba en minoría dentro de los Soviets y que en éstos predominaba el bloque menshevique-socialrevolucionario, que servía de vehículo a la influencia de la burguesía sobre el proletariado. Por tanto, la misión del Partido consistía en:

“Explicar a las masas que el Soviet de diputados obreros es la única forma posible de gobierno revolucionario, por cuya razón, mientras este gobierno se someta a la influencia de la burguesía, nuestra misión sólo puede consistir en explicar los errores de su táctica de un modo paciente, sistemático, tenaz y adaptándose especialmente a las necesidades prácticas de las masas. Mientras estemos en minoría, desarrollaremos una labor de crítica y esclarecimiento de los errores, manteniendo, al mismo tiempo, la necesidad de que todo el Poder del Estado pase a los Soviets de diputados obreros…” (Lenin, t. XX, pág. 88, ed. rusa).

Esto quiere decir que Lenin no incitaba a la insurrección contra el Gobierno provisional, sostenido en aquel momento por la confianza de los Soviets, que no exigía su derrocamiento, sino que aspiraba, por medio de una labor de esclarecimiento y de reclutamiento, a conquistar la mayoría dentro de los Soviets, a cambiar la política de éstos y, a través de ellos, la composición y la política del Gobierno.

El punto de vista que aquí se adoptaba era el del desarrollo pacífico de la revolución.

Lenin exigía, además, que el Partido se quitase la “ropa sucia”, que dejase de llamarse Partido socialdemócrata. Socialdemócratas se llamaban también los partidos de los Segunda Internacional y los mensheviques rusos. Era un nombre manchado, deshonrado por los oportunistas, por los traidores al socialismo. Lenin proponía que el Partido bolchevique adoptase el nombre de Partido Comunista, que era como llamaban a su partido Marx y Engels. Esta denominación es científicamente exacta, puesto que la meta final del Partido bolchevique es la consecución del comunismo. La Humanidad, al salir del capitalismo, sólo puede pasar directamente al socialismo, es decir, al régimen de propiedad colectiva de los medios de producción y de distribución de los productos en proporción al trabajo de cada cual. Pero nuestro Partido, decía Lenin, ve más allá. El socialismo deberá inevitablemente irse convirtiendo poco a poco en el comunismo, cuya divisa es: “De cada cual con arreglo a su capacidad, a cada cual con arreglo a sus necesidades”.

Finalmente, Lenin en sus Tesis de Abril exigía la fundación de la nueva Internacional, de la Tercera

Internacional o Internacional Comunista, libre de las taras del oportunismo y del socialchovinismo.

Las Tesis de Lenin levantaron un griterío rabioso entre la burguesía, los mensheviques y los socialrevolucionarios.

Los mensheviques dirigieron un llamamiento a los obreros, poniéndoles en guardia con el grito de que “la revolución estaba en peligro”. Para los mensheviques, el peligro consistía en que los bolcheviques lanzasen la reivindicación del paso del Poder a los Soviets de diputados obreros y soldados.

Plejanov publicó en su periódico titulado “Edinstvo” (“Unidad”) un artículo en el que calificaba el discurso de Lenin como “el discurso de un hombre que deliraba“. Y remitíase a las palabras del menshevique Chjeidse, quien había declarado: “Lenin quedará solo al margen de la revolución, pero nosotros seguiremos nuestro camino”.

El 14 de abril, se celebró la Conferencia bolchevique de la ciudad de Petrogrado. En esta Conferencia, fueron ratificadas las Tesis de Lenin, que sirvieron de base para sus deliberaciones.

Poco después, las organizaciones locales del Partido ratificaron también las Tesis de Lenin.

Todo el Partido, con excepción de algunos individuos aislados del tipo de Kamenev, Rykov y Piatakov, aprobó las Tesis de Lenin con extraordinario entusiasmo.”

42967769

Haciendo click aquí puedes ver un extenso análisis de las Tesis de Abril, publicado en 1950, traducido por el blog Cultura Proletaria

images

GUERRA POPPULAR EN INDIA Y FILIPINAS

Durante el 30 de marzo:

Cinco soldados murieron en un nuevo combate entre las Fuerzas Armadas de Filipinas y la guerrilla comunista del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP).
El enfrentamiento ocurrió la tarde del jueves en la localidad de General Nakar, a unos 40 kilómetros al este de Manila, cuando el Nuevo Ejército del Pueblo repelió un ataque del ejército durante una operación del 80º Batallón de Infantería.
Comunicado del Nuevo Ejército del Pueblo:

https://www.ndfp.org/truth-encounter-general-nakar-quezon-march-30-2017/

npainternationale12-22-2016-02-800x445.jpg

Durante el 3 de abril:

Fuentes de la prensa india informan de la ejecución de un antiguo miembro del Salwa Judum (grupo paramilitar) por un comando maoísta, acusado de crímenes contra el pueblo.
El criminal, de 50 años, murió cerca de la aldea de Loharpara en el distrito de Bijapur, Chhattisgarh.

 

CHILE: CAMPAÑA DEFENSA PDTE. GONZALO

¡Defender al Presidente Gonzalo! ¡Viva la Guerra Popular en Perú!

El día martes 22 de marzo, con firmeza y disposición, un grupo de compañeras en Santiago de Chile se sumaron a la campaña de Defensa de la Vida del Presidente Gonzalo.

En el horario de salida de la jornada laboral, se reunieron en las afueras de una estación céntrica del metro, lugar donde habitualmente se reúnen las masas peruanas, principalmente masas pobres (obreros de la construcción) que han migrado a nuestro país buscando mejorar sus condiciones de vida.

En el lugar se colocó un lienzo con la consigna: ¡Defender al Presidente Gonzalo! ¡Viva la Guerra Popular en Perú!, al colocarlo se escuchó el comentario: “¡el compañero Gonzalo!” y algunos tomaron fotos al lienzo.

407.jpg

Mientras se repartían ejemplares de prensa democrática, que era muy bien recibida por quienes observaban con atención, una compañera voceo las razones de la acción, señalando: “Hoy nos hacemos parte de la Campaña internacional por la defensa de la vida del Presidente Gonzalo, Jefe del Partido Comunista y la Revolución Peruana. Nos hacemos parte porque nos une el deseo de liberarnos y porque el Presidente Gonzalo y la Guerra Popular en Perú, nos muestra el camino que debe seguir la revolución en Chile. ¡Tenemos muchas razones para rebelarnos!. ¡Viva la Guerra Popular en Perú!”. El viva fue respondido por algunas voces, entre quienes escuchaban.

Quienes participaron de la acción, se retiraron con la moral muy alta, tras corroborar que a pesar de todo el plan para acallar y desprestigiar al Presidente Gonzalo, es reconocido por masas pobres, aun fuera de su país.

48° ANIVERSARIO DEL NUEVO EJÉRCITO DEL PUEBLO (FILIPINAS)

El Nuevo Ejército del Pueblo (NEP o NPA según sus siglas en inglés), es el ala militar del Partido Comunista de las Filipinas. Fue creado el 29 de marzo de 1969 y lleva adelante la guerra popular prolongada en Filipinas. Aunque originariamente fue un grupo guerrillero eminentemente rural, el NPA tiene cierta infraestructura en las ciudades, con grupos que practican la guerrilla urbana.

Las raíces del NEP pueden ser detectadas en el Hukbalahap (conocido más comúnmente como “los huks”), el brazo armado del primer Partido Comunista Filipino pro-soviético. Los huks primero se movilizaron para luchar contra la ocupación del territorio filipino por parte del Imperio Japonés durante la Segunda Guerra Mundial. Bajo el liderazgo de Luis Taruc y del Secretario General del Partido Comunista, José Lava, los huks continuaron su guerra de guerrillas contra los Estados Unidos de América y los primeros gobiernos independientes antes de rendirse ante el presidente Ramón Magsaysay en 1954. Al comenzar la década de 1960 la campaña de los huks comenzó a decaer.

Después de la ruptura sino-soviética, los partidos comunistas alrededor del mundo se dividieron entre los pro-soviéticos y los pro-chinos. El PCF se separó de la antigua franja soviética del Partido Comunista de Filipinas-1930 el 26 de diciembre de 1968. Tres meses después, el 29 de marzo de 1969 el PCF reorganizó la vieja milicia de los huks, la cual pasó a llamarse “Nuevo Ejército del Pueblo”, en el aniversario de la formación de la resistencia armada contra el Imperio Japonés en 1942. La formación fue llevada a cabo cuando José María Sisom se encontró con un antiguo miembro de los huks, Bernabé Buscayno, conocido también como Comandante Dante.

El NEP es seguidor del maoísmo y lucha guiado por la revolución de Nueva Democracia. En sus comienzos, el NEP contaba con apenas 60 guerrilleros y 34 rifles, pero durante la junta militar fascista de Ferdinand Marcos, el grupo se esparció a lo largo de toda Filipinas. Después de la declaración de la Ley Marcial el 21 de septiembre de 1972, miles de estudiantes se unieron a las filas del NEP. Finalmente, el presidente Marcos levantó la ley marcial el 17 de enero de 1981. Hacia principios de la década de los 80, el grupo alcanzó su mayor número de seguidores, contando con alrededor de 25.000 hombres.

Reproducimos extractos de un saludo enviado por revolucionarios de Austria con ocasión del 45° aniversario del NEP:

“Hoy el NEP es el mayor Ejército que se formó nunca en la gran historia de lucha del Pueblo filipino. Todos los títeres reaccionarios de los gobiernos de ayer y hoy y sus amos extranjeros siempre tratan de debilitar y aplastar al NEP. Pero todos fracasan –el NEP crece y hoy se encuentra en uno de sus momentos más elevados de su desarrollo desde su fundación. No sólo no fue aplastado por las Tropas Especiales de Marcos u otros ataques fascistas abiertos. Los reaccionarios nunca han logrado derrotar al NEP porque el NEP es un auténtico Ejército Popular bajo la dirección del Partido Comunista de Filipinas que está guiado por el marxismo-leninismo-maoísmo, la ideología universal y científica del proletariado. En la historia del NEP sabemos de un número de grandes victorias, que pudo reivindicar porque el NEP cuenta con el apoyo de las masas populares, que clarifica un importante principio enunciado por el Presidente Mao: “¡Sin Ejército Popular, el Pueblo no tiene nada!”

Sabemos que el NEP continuará sirviendo al pueblo y continuará la lucha por la revolución de nueva democracia bajo la dirección de su Partido contra el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático. De esa manera el NEP lucha en el centro de las tormentas de la revolución proletaria mundial, porque su lucha tiene también un gran y especial significado internacional. Especialmente el sureste asiático es un punto de atención de las principales contradicciones en el mundo hoy”.

Cientos de revolucionarios invitaron al pueblo a unirse al Nuevo Ejército del Pueblo y ser parte de su revolución contra el imperialismo, principalmente yanqui, el capitalismo burocrático y el feudalismo:

RÍO DE JANEIRO: ACTO EN CONSULADO PERUANO DEFIENDE AL PRESIDENTE GONZALO

Continuamos publicando reportes de acciones en protesta por la defensa de la vida del Presidente Gonzalo. Esta vez exponemos la traducción de un reporte en portugués publicado por el periódico A Nova Democracia, quienes describen un acto llevado a cabo en el consulado peruano en Río de Janeiro.

Un vigoroso acto publico movilizó, este 22 de marzo, decenas de jóvenes activistas, demócratas y revolucionarios para defender la vida del Presidente Gonzalo, jefatura del Partido Comunista del Perú (PCP) y la Revolución Peruana, como también del pensamiento Gonzalo. El acto se llevó a cabo en frente del consulado del viejo Estaado peruano, en el barrio de Flamengo (zona sur de Río de Janeiro).

El acto forma de una campaña internacional en defensa de la vida y salud del Pdte. Gonzalo, atendiendo al llamado hecho por el Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja) a los revolucionarios de todo el mundo.

Durante el acto, que transcurrió en un período entre la mañana y la tarde, el Frente Revolucionario de Defensa de los Derechos del Pueblo (FRDDP), el Movimiento Femenino Popular (MFP) y el Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR) irguieron sus flamantes banderas rojas y extendieron un lienzo que decía: ¡Defender la vida y salud del Presidente Gonzalo!

Los activistas denunciaron la campaña reaccionaria que busca tachar al Presidente Gonzalo como “genocida”, para desprestigiarlo políticamente antes las masas y el pueblo peruano, con el objetivo de consumar su asesinato, mientras los verdaderos genocidas son liberados, las “autoridades” civiles y militares que perpetraron el verdadero baño de sangre contra las masas desarmadas.

Fue hecha la denuncia del papel que juega el revisionismo de MOVADEF y demás capitulacionistas que, aprovechándose de la condición de absoluto aislamiento, buscan presentar al Pdte. Gonzalo como capitulacionista (que se rinde), sirviendo así a los planes de la CIA y la reacción de aniquilarlo.

frddp1.jpg

También se realizaron intervenciones exaltando la labor revolucionaria de este gran jefe comunista, como sus aportes de validez universal dados por la aplicación del maoísmo a la revolución peruana, haber establecido el maoísmo como tercera, nueva y superior etapa de la ideología proletaria, además de la tesis del partido militarizado y la necesidad de asumir un pensamiento guía y una jefatura en cada revolución.

Se recordó la etapa actual por la que atraviesa la revolución peruana, resaltando la tarea partidaria en que se encuentra el Partido Comunista del Perú de reorganización general en medio de la guerra popular, para dar un nuevo impulso a la revolución en la incorporación de las masas a la guerrilla.

ALEMANIA: INFORME SOBRE LA DEMOSTRACIÓN “¡DEFENDER LA VIDA DEL PRESIDENTE GONZALO!”

Publicamos el reporte de una protesta llevada a cabo en Berlín (Alemania) en defensa de la vida del Presidente Gonzalo, comunista encarcelado hace más de 24 años en absoluto aislamiento, principal enemigo del imperialismo y la reacción peruana, quienes buscan asesinarlo en la cárcel.

El 22 de marzo, a las 16 horas, cerca de 20 compañeros), se unificaron bajo el lema “Defender la vida del Presidente Gonzalo! ¡Viva la guerra popular en el Perú! ante la embajada del viejo Estado peruano, con motivo de la grave amenaza contra la vida del Presidente Gonzalo y respondiendo al llamamiento a la acción del Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja)”. Aquí documentamos dos de los discursos, un discurso de la Construcción Revolucionaria Waterkant / Bremen y del Comité Rojo de Mujeres Berlín.

Aquí la voz de las mujeres rojas de Berlín:

¡Compañeros, compañeras!

¡Amigos, amigas!

En todo el mundo, los revolucionarios y comunistas están en las oscuras mazmorras de la reacción. Lo que tiene de especial el caso del Presidente Gonzalo es que él es el más grande marxista-leninista-maoísta en el mundo. Él no sólo es el principal enemigo del Estado peruano reaccionario, sino de todos los imperialistas y reaccionarios en el mundo.

¿Qué significa el Presidente Gonzalo para la emancipación de las mujeres y para el Comité Rojo de Mujeres de Berlín?

A través de la lucha por conseguir retomar el camino de Mariátegui, que el Presidente Gonzalo condujo con éxito en el Partido Comunista del Perú, entre otros, junto con la Camarada Norah, no sólo aplastó al revisionismo de su tiempo, sino que inició la guerra popular, lo que es una gran victoria para el partido, la facción roja del movimiento comunista internacional y el pueblo peruano.

También ha desarrollado el feminismo proletario como la respuesta a la cuestión de la mujer. A través de la fundación del Movimiento Femenino Popular (Perú), la redacción del documento “El marxismo, Mariátegui y el movimiento femenino” y mediante la aplicación del feminismo proletario para politizar, movilizar y armar a las mujeres peruanas, el Partido Comunista del Perú fue el partido con el porcentaje más alto de compañeras en todos los niveles, en particular en el aparato de dirección.

El Partido Comunista del Perú ha tomado bajo la dirección del Presidente Gonzalo la lucha contra la pseudo teoría reaccionaria sobre la naturaleza femenina deficitaria, demostrándose que las mujeres no son apolíticas, es decir no políticas y que no son objetos de decoración. Se ha demostrado que las mujeres, en especial las del pueblo, son hermanas de armas que están dispuestas a dejar su preciosa sangre en las trincheras de la lucha por la liberación del pueblo.

La gran aportación del Presidente Gonzalo, del pensamiento Gonzalo, tiene valor universal y debe ser aplicado también en un país imperialista como Alemania.

También las feministas proletarias en Alemania debemos aplicar a nuestras condiciones específicas el pensamiento Gonzalo, pues eso significa aprender del Presidente Gonzalo para servir a la construcción de un movimiento de mujeres revolucionarias en este país. Pues las mujeres han de desarrollarse como combatientes revolucionarios en una tormenta imparable que barrerá el imperialismo moribundo de la faz de la Tierra.

¡Aprender de Presidente Gonzalo!

¡Desatar la ira de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución!

¡Defender la vida del Presidente Gonzalo!

Intervención del Colectivo Internacionalista Berlín:

Compañeros,

Hoy nos encontramos aquí frente a la embajada del viejo Estado peruano para luchar por la vida del Presidente Gonzalo, el más grande marxista-leninista-maoísta viviente. El Presidente Gonzalo es el que ha levantado el marxismo a su nivel más alto. Él es el que dio al proletariado el arma más grande que tiene, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo con el pensamiento Gonzalo de validez universal. Y él nos ha demostrado como Presidente del Partido Comunista del Perú, la aplicabilidad de esta arma, que se concreta en la Guerra Popular ejecutada por el pueblo y dirigida por el partido. Estamos firmemente convencidos de que las masas y compañeros del Perú concretizarán la tarea de culminar la reorganización del Partido, desarrollar la guerra popular y que barrerá las tres montañas que oprimen al pueblo. Todo esto, como Presidente Gonzalo enseñó a sí mismo, en medio de la lucha de clases y la lucha de dos líneas.

Pero no sólo en el Perú o América Latina deben los comunistas enarbolar, defender y aplicar los aportes del Presidente Gonzalo. En todo el mundo, tanto en las naciones oprimidas, así como en los países imperialistas, es el deber de todos los revolucionarios aprender del Presidente Gonzalo y aplicar sus contribuciones en la práctica. Sólo entonces se puede desarrollar la lucha de clases en cada país y culminará en perspectiva en la guerra popular mundial, para barrer de una vez por todas al imperialismo de la faz mundial. Para nosotros como antiimperialistas, revolucionarios y comunistas de los países imperialistas, es deber primordial apoyar todas las luchas progresistas, en particular, la guerra popular en las naciones oprimidas con toda su fuerza y declarar la lucha a los países imperialistas en los cuales vivimos.

Fue el Presidente Gonzalo quien mostró la universalidad de la guerra popular en la práctica y quien llamó a todos los comunistas en el mundo de acuerdo a sus particulares condiciones para reconstituir o constituir los partidos comunistas para llevar a cabo la revolución socialista y las de nueva democracia, para que la humanidad mediante las revoluciones culturales pueda alcanzar nuestro objetivo, el comunismo.

Por todas estas razones, la reacción peruana comenzó, junto con el imperialismo yanqui, una campaña de aniquilamiento contra el Partido y el Presidente Gonzalo. La traición a la revolución por el revisionismo tuvo como consecuencia la detención del Presidente Gonzalo. Desde la detención del Presidente Gonzalo hace más de 24 años, éste se encuentra en condiciones inhumanas en régimen de aislamiento absoluta en una celda subterránea ubicada dentro de la base militar del Callao en el Pacífico. La única razón por la que aún está vivo es el precio demasiado alto que pagaría la reacción si es que lo asesinara. Para las masas proletarias en el mundo que saben sobre él y de su situación, sobre todo el pueblo peruano no aceptará su asesinato. A pesar de todo esto, la reacción peruana está tomando nuevos esfuerzos para preparar su asesinato, junto con los imperialistas de los EE.UU. y están expandiendo estos esfuerzos. La única manera de evitar esto es haciendo más alto el costo para la reacción por ello, mostrándoles que no vamos a tolerar el asesinato del más grande marxista-leninista-maoísta viviente y haremos todo lo posible por defender su vida.

¡Defender la vida y la salud del Presidente Gonzalo!

¡Viva el Presidente Gonzalo y su todopoderoso pensamiento!

¡Viva la reorganización general del partido en medio de la guerra popular!

¡Viva la solidaridad internacional!

NACIONALISMO REACCIONARIO Y NACIONALISMO REVOLUCIONARIO: LIBERACIÓN NACIONAL DE ARGELIA

El 18 de marzo de 1962, la Guerra de Liberación Nacional librada por el pueblo de Argelia para expulsar a los imperialistas franceses triunfó. Hoy reproducimos un texto de los Panteras Negras que sirve a la reflexión política y compartimos la película “La Batalla de Argel” con su respectiva reseña.

Hay dos clases de nacionalismo: el nacionalismo revolucionario y el nacionalismo reaccionario. El nacionalismo revolucionario depende principalmente de una revolución popular cuyo fin último es que el pueblo esté en el poder. Es más, para ser un nacionalista revolucionario, por necesidad, hay que ser socialista. Si se es un nacionalista reaccionario, no se es socialista, y entonces, su finalidad es la opresión del pueblo.

Algerian-protesters-clashes-police-Bab-el-Oued-Algiers-07012011.jpg
Protestas en Argelia durante el 2011

El nacionalismo cultural -o el “nacionalismo de chuleta de cerdo”, como yo le llamo- es básicamente un problema de tener una perspectiva política equivocada. Parece ser una reacción en lugar de responder a la opresión política. Los nacionalistas culturales se definen por una vuelta a la vieja cultura africana para, de ese modo, ganar su identidad y libertad. En otras palabras, sienten que la cultura africana les dará automáticamente la libertad política. Muchas veces los nacionalistas culturales siguen la línea de los nacionalistas reaccionarios. Papa Doc, en Haití, es un excelente ejemplo de nacionalismo reaccionario. Oprime al pueblo y al mismo tiempo promociona la cultura africana. (…)Simplemente expulsó a los racistas y los substituyó personalmente convirtiéndose él en el opresor. Muchos nacionalistas en este país parecen desear los mismos fines. El Partido de las Panteras Negras, que es un grupo revolucionario de gente negra, es consciente que tenemos que tener una identidad. Tenemos que dar cuenta de nuestra herencia negra para coger fuerza para seguir adelante y avanzar. Pero volver a la vieja cultura africana es innecesario y, en muchos aspectos, no supone un avance. Creemos que la cultura por sí misma no nos liberará. Vamos a necesitar esfuerzos mucho más grandes.

Argelia.JPG
Protestas en Argelia durante el 2011

Un buen ejemplo de nacionalismo revolucionario fue la revolución en Argelia cuando Ben Bella llegó al poder. Los franceses fueron expulsados, sin embargo fue una revolución popular porque el pueblo terminó en el poder. Los líderes que llegaron al poder no estaban interesados en buscar su propio beneficio explotando al pueblo y manteniéndolo en un estado de esclavitud. Nacionalizaron la industria y sus beneficios fueron a la comunidad. Eso es de lo que se trata el socialismo, en resumidas cuentas. Los representantes populares están al mando estrictamente por el consentimiento del pueblo. La riqueza del país está controlada por el pueblo y es este el consultado sobre todas las modificaciones en la industria que han de tener lugar.

El Partido de las Panteras Negras es un grupo nacionalista revolucionario y vemos una gran contradicción entre el capitalismo en este país y nuestros intereses. Somos conscientes de que este país llegó a ser muy rico durante la esclavitud y la esclavitud es capitalismo extremo. Tenemos dos enemigos a combatir: el capitalismo y el racismo.

Entrevista realizada por “The Movement” (1968) a Huey P. Newton. Miembro fundador de los Black Panthers

LA BATALLA DE ARGEL

Reseña de Cultura Proletaria: “Una producción franco-argelina (1966) dirigida por Gillo Pontecorvo que refleja las circunstancias que rodearon a la guerra de independencia de Argelia. Pontecorvo trató de ser lo más fiel posible a la realidad y por ello rodó el film íntegramente en Argelia y contó como protagonista con Saadi Yacef, uno de los líderes del FNL.

Prohibida en decenas de países y censurada en casi todos. El magnum opus de Pontecorvo no se conmociona con el falso humanismo burgués ni cede al vértigo infanto-militarista del izquierdismo. Con una dirección genial y con unos actores tan hábiles que muchos espectadores creerán que se trata de un documental, nos sumergimos en una de las más sangrientas revoluciones de la historia y somos obligados a posicionarnos de un lado de esta brutal barricada, opción que los oprimidos nunca tuvieron. Ninguna otra narrativa cinematográfica describe de forma tan vivida y detallada la revuelta de los pueblos colonizados.”

 

 

INDIA: EL PROFESOR SAIBABA ES CONDENADO A CADENA PERPETUA

Un reporte de la agencia IANS informa que el profesor de la Universidad de Delhi G.N. Saibaba, junto otros cuatro acusados de vínculos con el clandestino Partido Comunista de la India (maoísta), han sido condenados a cadena perpetua por el Tribunal de Sesiones de Gadchiroli (Maharashtra).

El profesor Saibaba, de 47 años y con una minusvalía de un 90%,  fue detenido en mayo de 2014 acusado de ser miembro del PCI (maoísta). Luego de permanecer en penosas condiciones en la cárcel de Nagpur, fue autorizado en régimen de libertad condicional a seguir un tratamiento médico en abril del pasado año.
La fiscalía sostuvo que Mishra, Tirki y Narote entraron a los bosques de Gadchiroli en Maharashtra para reunirse con Narmada Akka, un alto comandante maoísta, del que recibieron 500.000 rupias, para entregar al profesor Saibaba para difundir la ideología maoísta en el la ciudad.

Junto al profesor Saibaba han sido condenados a cadena perpetua el estudiante de la Jawaharlal Nehru University y miembro de la Unión Democrática de Estudiantes (DSU) Hem Mishra, el periodista Prashant Rahi, Mahesh Tirki y Pandu Narote.

Miembro fundador del Frente Democrático Revolucionario, el profesor Saibaba es un prestigioso intelectual revolucionario y su caso ha levantado una importante ola de solidaridad a nivel internacional, siendo tratado incluso en el Parlamento Europeo.

NUEVA EDICIÓN N° 56 DE MARZO PERIÓDICO EL PUEBLO

2.jpg

¡¡ATENCIÓN!!
A nuestros amigos lectores y quienes aun no han leído PERIÓDICO EL PUEBLO: ¡Ya salió nuestra edición impresa de MARZO, la N°56!:

Editorial: ¡Mujer popular, a conquistar la mitad del cielo!
Mapuche: La lucha mapuche y sus justas demandas + Noticias de luchas.
Educación: Colegio de Profesores: Nueva directiva y su disfraz democrático.
Internacional: Resistencia del pueblo haitiano a la ocupación imperialista y el recuento de las Luchas en el mundo.
Arte y Cultura popular: ¡Cumbia nena…! La Itinerante Sonora.
Conmemoración: 18 de Marzo de 1871: ¡Gloria a la Comuna de París!
Mujer popular: Rosa Luxemburgo, a 146 años de tú nacimiento, ¡te recordamos como gran revolucionaria!
Nacional: Recuento de luchas por todo el país.

¡Adquiérelo con tu distribuidor más cercano antes que se agote! Si no tienes, envíanos un mensaje interno a https://www.facebook.com/periodicoelpueblo2011/ para hacértelo llegar. Si sabes de alguna actividad donde podamos distribuirla, ¡no dudes en contactarnos!

3.jpg

LA HEROICA Y COMBATIVA VIDA DE LIU JU LAN

Liu Ju-Lan, oriunda de Yunchousi, distrito de Wenshui, provincia de Shansí, nació y creció en época de guerra. Bajo la dirección del Partido y cultivada en el pensamiento de Mao Tsetung, se forjó hasta convertirse en una sobresaliente combatiente de vanguardia del proletariado. Frente al enemigo era heroica e indomable, y con espíritu incorrupto e inflexible derramó su sangre por los intereses del Partido y el pueblo, mostrando con ello las nobles cualidades del comunista.

Vida

En el distrito de Wenshui en la provincia de Shansí, existió una aldea llamada Yunchousi donde antes de la liberación, los campesinos pobres llevaban una vida infrahumana. Durante la guerra Antijaponesa, una unidad del Octavo Ejército, dirigido por el Presidente Mao, llegó al lugar y desde entonces su pueblo se sintió respaldado.

Hacía poco que, bajo la dirección del Partido, el pueblo de Wenshui había establecido el gobierno democrático antijaponés y al nombrado comunista Ku Yung-tien jefe del distrito. Un día, Ku vino a la aldea para difundir las instrucciones del presidente Mao de resistir a los invasores japoneses y salvaguardar la Patria. La pequeña Liu Ju-Lan le hizo mil y una preguntas diferentes y Ku, cariñosamente, les contó algunas hazañas revolucionarias a ella y sus compañeros.

Posteriormente, en Yunchousi se fundaron la célula del Partido, la asociación de campesinos y la liga infantil. Las actividades en favor de la resistencia antijaponesa se desplegaron con rapidez, Liu Ju-lan pedía a los soldados del octavo ejército que vinieran con frecuencia a su aldea, y narraran algunos cuentos. Mientras éstos le hablaban de la Gran Marcha del Ejército Rojo y de los héroes, en ella se fue despertando un gran afecto por el presidente Mao y el anhelo de ser como aquellos titanes y pensaba: “Participaré también en el Octavo Ejército cuando sea mayor.

Liu Ju-lan ingresó en la liga infantil a la tierna edad de 10 años. En aquel entonces, los enemigos llegaban frecuentemente a Yunchousi para hacer “limpiezas”. Ju-Lan y su compañera Yui-mei montaban guardia a la entrada de la aldea, fingiendo buscar plantas silvestres comestibles.

Una madrugada en que Lui estaba de ronda, vio que a lo lejos, por el camino que conduce a una fortificación enemiga, los pájaros alzaban el vuelo asustados. Fijó su mirada y descubrió que venían los invasores japoneses. “Debo informar a los cuadros que están reunidos en casa del viejo Tien“, pensaba; pero; de súbito apareció a su espalda una persona y preguntó: “¿Dónde está la casa de Tien?” Adivinando que se trataba de un espía, respondió: “Allá“, Mientras con su dedo apuntaba en dirección contraria.

Tan pronto el espía se alejó, Liu Ju-lan corrió a dar la noticia. Enterados de la proximidad del enemigo los cuadros condujeron con agilidad todos los documentos y se aprestaron a emboscar al invasor. Guiados por el espía, los japoneses llegaron a casa de Tien, mas no hallaron a nadie. Esto encolerizó al jefe de los bandidos que se descargó su ira en las mejillas del soplón. De regreso a su madriguera cayeron en la emboscada tendida por los milicianos y fueron aniquilados por las minas.

Conocida la posición del invasor, el Octavo Ejército lo derrotó y liberó la capital distrital. En los festejos por la victoria, Liu Ju-lan junto a sus compañeros de la liga infantil le ofreció una cesta de dátiles (frutas muy dulces) al Octavo Ejército. Por fin, en 1945, la Guerra de Resistencia contra el Japón conquistó la victoria. En octubre del mismo año, tomó parte en el cursillo de preparación de cuadros femeninos organizado por el comité distrital. Para ella, su bajo nivel cultural no fue un obstáculo; estudiaba con ahínco todos los días hasta avanzadas horas de la noche.

22.jpg
Octavo Ejército

Los agresores japoneses amontonados en la cabeza distrital perpetraban toda clase de crímenes. Con miras a liberarlo, el Octavo Ejército envió exploradores a las fortificaciones del enemigo. Liu Ju-lan era una de ellos y cumplió su misión.

Liu Ju-lan entregando todo su amor al Partido y a Presidente Mao, tomo la decisión de actuar como auténtica comunista guiada por el ejemplo del jefe Ku. El ambiente de guerra y la enconada lucha de clases cultivaron y probaron a la pequeña Liu que fue gloriosamente admirada por el Partido Comunista de China como candidato a miembro.

Ella juró solemnemente ante la bandera del Partido:

…nunca me someteré a la dificultades ni a los enemigos, y lucharé toda mi vida por el comunismo“.

En mayo de 1946, el Comité Central del partido publicó las instrucciones sobre la reforma agraria, los campesinos se sintieron alegres al saber que se distribuirían las tierras y se daría al traste con el sistema de explotación feudal.,

Comenzó por realizar un minucioso trabajo ideológico entre las masas, la aplicación de la reforma agraria impulsó el entusiasmo del pueblo campesino. Los muchachos se incorporaron al grupo y Liu Ju-lan organizó a las mujeres para apoyar al frente.

En 1946, Chiang Kai-shek desató la guerra civil con apoyo del imperialismo yanqui. En cierta ocasión, cuando el Octavo Ejército cercó al enemigo en la aldea Este, Liu Ju-Lan, encabezando un grupo de mujeres, atravesó la zona de fuego de la artillería enemiga para llevar, envuelta en humo de la pólvora, agua, comida y muchas municiones a los soldados y socorrer a los heridos.

La situación se hacía cada día peor; el enemigo venia frecuentemente a la aldea provocando toda clase de disturbios. Liu Ju-Lan, entre tanto, ampliaba los destacamentos milicianos para continuar la lucha armada y de tal manera defender el poder democrático.

Con la traición de Shi Wu-tse, la situación fue empeorando día a día y para seguridad de Liu Ju-Lan, su organización decidió que esta se trasladara de inmediato en compañía de un enlace. A la mañana siguiente, Ju-lan se preparaba para partir mientras su madre le hacía el equipaje, pero de repente los enemigos entraron en la aldea. Y una persona al ritmo del batintín (platillo) de mano, gritaba convocando a los aldeanos: “Vayan todos al templo del sur para una reunión“.

Sitiados como se hallaban, era imposible que alguien saliera de la aldea. Liu Ju-Lan, antes que pensar en su propia seguridad pensó en el Partido… comenzó a quemar los documentos mientras su mamá le pedía que se ocultara en la vecindad, donde una mujer acababa de dar a luz. Al llegar a su pretendido escondite, encontró que otras mujeres también se refugiaban allí. Estaba pensando que su presencia comprometía a todas las presentes… cuando oyó de nuevo el batintín, entonces, salió de la casa, caían grandes copos de nieve y el viento soplaba con violencia, los bandidos amenazaban con sus armas a las masas concentradas ante el templo para que estas entregaran a Liu Ju-lan, pero permanecían mudas. Era una dura prueba y en la mente de Liu Ju-lan resonaron las palabras de su juramento;

“…nunca me someteré…”

Liu Ju-lan puso en manos de su madre las pocas cosas que llevaba consigo y se dispuso a enfrentar con su vida al cobarde enemigo, llegó el momento en que fue detenida, la impavidez ante a las amenazas sacó de quicio a los malvados.

– ¿Acaso eres tan firme como Joven?; si no denuncias a los comunistas te mataremos. ¿O es que no temes a la muerte?

-¡Como comunista, no temo la muerte!

Fue su firme respuesta.

La inhumana matanza comenzó, fue llevada bajo escolta a la plaza para presenciar con sus propios ojos la digna muerte de seis de sus indomables compañeros revolucionarios en la guillotina. Finalmente, los malvados volvieron a preguntarle:

¿Te rindes o no?-sintiendo que las llamas del odio devoraban su corazón, respondió:

Moriré antes de rendirme; nunca podrán asesinar a todos los comunistas ni apagar el fuego revolucionario.

Liu Ju-lan irguiéndose entonces cual gigante de acero en el lugar de ejecución preguntó con orgullo e integridad: ¿Cómo debo morir?; Igual que los otros gritó el jefe de la jauría, Liu Ju-lan ordenó sus cabellos y mirando con profundo sentimiento a los aldeanos les dijo: ¡Adiós compatriotas, persistan en la lucha, camaradas! Desdeñando la muerte de Liu Ju-lan pasó al lado de las guillotinas teñidas con sangre de sus compañeros de armas, y levantando su puño de acero gritó; “No estéis tristes compatriotas, el fin del enemigo está próximo“, ¡La victoria nos pertenece! ¡Viva el Partido Comunista de China! ¡Viva el Presidente Mao!

Diecisiete días después de la muerte de la heroína, el Octavo Ejército liberó de nuevo el distrito de Wenshui, los combatientes volvieron a Yunchousi y fueron al sitio donde Liu Ju-lan y otros seis camaradas ofrendaron sus vidas.

En 1949 China es liberada. Los anhelos de Liu Ju-Lan y demás mártires se hicieron realidad. Poco después de su sacrificio, fue aceptada como miembro efectivo del Partido Comunista de China, a título póstumo, por la organización local del Partido.

El gran líder del pueblo chino, el Presidente Mao, la elogió:

“Una vida grandiosa, una muerte gloriosa“.

El año 1947 vio su lamentable arresto y asesinato. Contaba con sólo 16 años. Aunque su vida fue corta, su espíritu revolucionario es eterno.

e11-992.jpg