Ley forestal y código de aguas al servicio de grandes burgueses y terratenientes


26 de Diciembre del 2013
Actualmente incluso la ley de un dictador fascista como Pinochet puede decir todos son iguales ante la ley. Y citando a Lenin agregamos que “la ley protege a todos por igual; protege la propiedad de los que la tienen, contra los ataques de las masas que, al no poseer ninguna propiedad, al no poseer más que su fuerza de trabajo, se empobrecen y arruinan poco a poco y se convierten en proletarios.”

Las leyes no son neutras ni universales, no son como a veces intentan pintarnos en colegios o lugares de trabajos. Las leyes expresan el carácter de nuestro país, este es semifeudal y semicolonial. Para las amplias masas, cada vez se hace más evidente a quienes protegen, sirven y alimentan éstas.

El origen fascista de las leyes que nos oprimen y empobrecen
En los ´80, tras el fracaso de impulsar un socialismo a través de la farsa electoral y desarmar al pueblo tanto ideológicamente como en su capacidad de resistir al golpe, Chile entró en la dictadura militar fascista de Pinochet, que se dedicó a cementar las bases para allanar el camino de los planes imperialistas (especialmente yanqui) en nuestro país. En ese contexto, se elaboró una constitución a la medida del imperialismo, que intentaba seguir perpetuando a Chile como una semicolonia de éste, dejándolo sólo desarrollarse con un capitalismo mono-productor, sólo extractor de sus recursos y con escasa industria.
La ley forestal, es una ley que ha favorecido desde el primer tercio del siglo XX a burgueses y terratenientes, en este periodo se modificó para reforzar y contribuir ya de forma explícita al terrateniente y la concentración de tierras. El incentivo fue una franquicia tributaria para la actividad forestal con una disminución del 50 % de los impuestos y una subvención de plantación de pino y/o eucaliptus del 75% por cada uno de estos plantados. Por otro lado, en esta misma década, se concedieron títulos gratuitos de uso del agua (venta del agua) a todos los latifundistas y burgueses ligados a la dictadura fascista de Pinochet. Además que el respaldo del artículo 19 (derecho a la propiedad privada), el agua se desliga de la tierra teniendo como resultado posible, o ser dueño sólo del agua, sólo de la tierra o ambas.

Consecuencias de las leyes: más tierra para el terrateniente, menos para el que la trabaja
Esta combinación de leyes burgués-terrateniente trajo nefastas consecuencias para nuestro pueblo. En las regiones del Bío-Bío y La Araucanía se presentan la mayor cantidad de áreas con plantaciones forestales, “coincidentemente”, lugar donde vive el campesinado más pobre del país y territorio de la lucha mapuche por la recuperación de la tierra.
La reducción de la productividad de los suelos agrícolas y el empobrecimiento de la gente que lo trabaja ha sido efecto directo de la “usurpación” legal de agua y el consumo desmedido de agua por parte de las plantaciones forestales, con el fin de aumentar las utilidades. El derecho a la propiedad es tan potente, que a pesar que se empobrezca al campesinado, se golpeé al mapuche y se les quite el agua, “el patrón” es amo y señor de sus tierras, y él hace lo que mejor le convenga, por mucho que esto signifique chupar la sangre de campesino tanto chilenos como mapuches. Estas relaciones “aparentemente” extintas en la colonia, parecen no ser superadas por nuestro país. Muy por el contrario, estas leyes parecen agudizar esta contradicción (Terrateniente/campesino pobre y mediano-campesino sin tierra), generando una migración progresiva del campesino a ensanchar los márgenes de las ciudades, pero además que muchos de ellos se queden a lucha por ellas, a pesar de realizar una agricultura de subsistencia. Sin embargo, en este sombrío escenario, se teje el germen de lucha de nuestro pueblo. Decenas de miles de campesinos se han levantado por la conquista de las tierras. Muchos han caído por esta justa causa; Álex Lemún, Julio Huentecura, Xenón Díaz Necul, José Huenante, Matías Catrileo, Jaime Mendoza Collío y Rodrigo Cisternas son algunos de los caídos en esta lucha, este último justamente asesinado en medio de una protesta por la mejora laboral frente a la forestal del burgués-terrateniente Anacleto Angelini.

En definitiva, La legalidad burgués-terrateniente no permitirá la liberación del pueblo. Nunca nadie ha cuestionado, porque no les interesa hacerlo. Las leyes no se hacen para todos, sino que para beneficiar sólo a algunos pocos. Lo que se necesita para revertir esta situación son leyes que estén al lado de los pobres, de nuestro pueblo, por lo que sólo la revolución de Nueva Democracia es el camino hacia una sociedad sin clases, que donde el pueblo tome el poder en sus manos por sobre las sanguijuelas imperialistas, terratenientes y grandes burgueses.
Anuncios

120º aniversario del natalicio del Presidente Mao Tse-tung

26 de diciembre 2013

Hoy los pueblos del mundo conmemoramos el 120º aniversario del natalicio del Presidente Mao Tse-tung. Conmemoramos su nacimiento porque ha sido el Presidente Mao Tse-tung quien, en larga lucha contra el imperialismo y toda clase de oportunismo, elevó al marxismo a una nueva tercera y superior etapa.

Gracias al maoísmo, los pueblo del mundo y la clase obrera cuentan hoy con un arma poderosa y afilada para derrotar a los imperialistas y reaccionarios, ahogarlos en grandes olas de guerras populares. Es por esta razón que el Presidente Mao Tse-tung es tan odiado por imperialista y revisionistas y al mismo tiempo tan amado por los pueblos y los revolucionarios del mundo.
Encarnar o no encarnar el maoísmo para hacer la revolución es tan fundamental que la avanzada de la revolución proletaria mundial hoy, se desarrolla con guerras populares en Perú, India, Turquía y Filipinas, todas guerras populares dirigidas por Partidos Comunistas marxistas-leninistas-maoístas. por otra parte, aquellos partidos que no avanzaron al maoísmo, definitivamente capitularon y se diluyeron entre acuerdos de paz con el viejo Estado.

A continuación entregamos una parte del texto Documentos Fundamentales del CC del Partido Comunista del Perú, donde se fundamenta cómo el Presidente Gonzalo, jefatura del Partido Comunista del Perú, definió el maoísmo como nueva tercera y superior etapa del marxismo.

DOCUMENTOS FUNDAMENTALES (extractos)
Comité Central
Partido Comunista del Perú
1988
I. SOBRE EL MARXISMO-LENINISMO-MAOISMO.
La ideología del proletariado internacional, en el crisol de la lucha de clases, insurgió como marxismo deviniendo marxismo-leninismo y, posteriormente, marxismo-leninismo-maoísmo. Así, la todopoderosa ideología científica del proletariado, todopoderosa porque es verdadera, tiene tres etapas: 1) marxismo, 2) leninismo, 3) maoísmo; tres etapas, momentos o hitos de su proceso dialéctico de desarrollo; de una misma unidad que en ciento cuarenta años, a partir del “Manifiesto”, en la más heroica epopeya de la lucha de clases, en encarnizadas y fructíferas luchas de dos líneas en los propios partidos comunistas y la inmensa labor de titanes del pensamiento y la acción que solamente la clase podía generar, sobresaliendo tres luminarias inmarcesibles: Marx, Lenin, Mao Tse-tung, mediante grandes saltos y tres grandiosos nos ha armado con el invencible marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo de hoy.
Sin embargo, mientras el marxismo-leninismo logró reconocimiento de su validez universal, el maoísmo no es reconocido plenamente como tercera etapa; pues, mientras unos niegan simplemente su condición de tal, otros sólo llegan a su aceptación como “pensamiento Mao Tsetung”. Y, en esencia, en ambos casos, con las obvias diferencias que entre sí tienen, niegan el desarrollo general del marxismo hecho por el Presidente Mao Tsetung; no reconocerle su carácter de “ismo”, de maoísmo, es negarle vigencia universal y, en consecuencia, su condición de tercera, nueva y superior etapa de la ideología del proletariado internacional: el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo que enarbolamos, defendemos y aplicamos.
Como INTRODUCCION para mejor comprender el maoísmo y la necesidad de luchar por él, recordemos a Lenin. Nos enseñó que conforme la revolución se adentraba al Este expresaba condiciones específicas que, si bien no negaban principios o leyes, eran nuevas situaciones que el marxismo no podía ignorar so pena de exponer la revolución al fracaso. Y que pese a la grita que particularmente la intelectualidad atiborrada de liberalismo y falsamente marxista, pedante y libresca, levantara en contra de lo nuevo, lo único justo y correcto es aplicar el marxismo a la realidad concreta y resolver las nuevas situaciones y problemas que toda revolución necesariamente enfrenta y resuelve; ante el espanto y farisaicas “defensas de la ideología, de la clase y del pueblo” que proclaman revisionistas, oportunistas y renegados, o los furibundos y ciegos ataques de embrutecidos académicos y plumíferos del viejo orden, envilecidos de podrida ideología burguesa, dispuestos a defender la vieja sociedad que parasitan. Más aún, expresamente Lenin dijo que la revolución en Oriente depararía nuevas y grandes sorpresas para mayor asombro de los adoradores de seguir sólo los caminos conocidos e incapaces de ver lo nuevo; y, como todos sabemos, encomendó a los camaradas orientales resolver problemas que aún el marxismo no había resuelto.
Además, tener muy presente que cuando el camarada Stalin justa y correctamente planteó que habíamos entrado a la etapa del leninismo como desarrollo del marxismo, también hubo oposición y quienes rasgaron sus vestiduras en supuesta defensa del marxismo; tener muy presente que, también del leninismo hubo quienes dijeron que solamente era aplicable a los países atrasados; pero en medio de lucha la práctica lo consagró como gran desarrollo del marxismo y la ideología del proletariado brilló victoriosa ante el mundo como marxismo-leninismo.
Hoy, el maoísmo enfrenta situaciones similares; y como siempre lo nuevo y el marxismo se han abierto paso a través de la lucha, el maoísmo así también se impondrá y será reconocido.
En cuanto al CONTEXTO en que se desenvolvió el Presidente Mao Tsetung y se forjó el maoísmo, internacionalmente sobre la base del imperialismo, guerras mundiales, movimiento proletario internacional, movimiento de liberación nacional, lucha entre marxismo y revisionismo y restauración del capitalismo en la URSS, tres grandes hitos históricos cabe destacar en el presente siglo: primero, la revolución de Octubre, 1917, que abre la era de la revolución proletaria mundial; segundo, triunfo de la revolución china, 1949, cambiando la correlación de fuerzas a favor del socialismo; y tercero, gran revolución cultural proletaria, iniciada el 66, como continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado para mantener el rumbo hacia el comunismo. Baste resaltar que el Presidente Mao dirigió dos de estos gloriosos hechos históricos.
Y en China, donde como centro de la revolución mundial se concretó el maoísmo, dentro de la más compleja convergencia de contradicciones, intensa y cruenta lucha de clases signada por las pretensiones de las potencias imperialistas de despedazar y repartirse China, el derrumbe del imperio manchú (1911), el movimiento antiimperialista del 19, las rebeliones del inmenso campesinado, los veintidós años de lucha armada de la revolución democrática, la gran contienda por la construcción y desarrollo del socialismo y los diez años de tormenta revolucionaria por llevar adelante la revolución cultural, en medio de la más aguda lucha de dos líneas en el P.C.Ch especialmente contra el revisionismo, y todo enmarcado en el panorama internacional descrito. Es de este conjunto de hechos históricos que debemos extraer cuatro de extraordinaria importancia: la fundación del Partido Comunista de China en 1921; el Levantamiento de la Cosecha de Otoño iniciando el camino del campo a la ciudad, en 1927; la fundación de la República Popular, 1949; y la Gran Revolución Cultural Proletaria, 1966-76; en todos los cuales el Presidente Mao fue protagonista y principalmente el más alto dirigente como jefe reconocido de la revolución china.
Así de la biografía del Presidente Mao Tsetung podemos decir que, nacido el 26 de diciembre de 1893, abrió los ojos en un mundo agitado por las llamas de la guerra; hijo de campesinos tenía siete años cuando la “Guerra de los boxers”; estudiante para maestro estaba por los dieciocho cuando se derrumbó el imperio, se alistó como soldado para después ser gran organizador de campesinos y jóvenes, en Junán su tierra natal. Fundador del Partido Comunista y del Ejército Rojo de obreros y campesinos; estableció el camino de cercar las ciudades desde el campo, desarrolló la guerra popular y con ella la teoría militar del proletariado; teórico de la Nueva Democracia fundó la República Popular; gestor del Gran Salto Adelante e impulsor del desarrollo del socialismo; guía de la lucha contra el revisionismo contemporáneo de Jruschov y sus secuaces, jefe y mando de la Gran Revolución Cultural Proletaria. Estos son hitos que jalonan una vida dedicada cabal y plenamente a la revolución. Tres gigantescos triunfos tiene el proletariado en este siglo; dos corresponden al Presidente Mao y si uno es suficiente gloria, dos lo son más.
Sobre el CONTENIDO del maoísmo, obviamente lo sustancial del mismo, debemos apuntar a las cuestiones básicas siguientes:
1. Teoría. El marxismo tiene tres partes: filosofía marxista, economía política marxista y socialismo científico; el desarrollo en todas ellas que genere un gran salto cualitativo del marxismo en su conjunto, como unidad a un nivel superior implica una nueva etapa. En consecuencia, lo esencial es mostrar que el Presidente Mao ha generado, como puede verse en la teoría y en la práctica, tal gran salto cualitativo. Por necesidad expositiva veamos ésto en el presente y siguientes puntos.
En la filosofía marxista desarrolló lo medular de la dialéctica, la ley de la contradicción estableciéndola como única ley fundamental; y aparte de su profunda comprensión dialéctica de la teoría del conocimiento, cuyo centro son los dos saltos que conforman su ley, (de la práctica al conocimiento y de éste a aquélla, siendo principal el del conocimiento a la práctica), resaltar que aplicó magistralmente la ley de la contradicción a la política; y más aún llevó la filosofía a las masas cumpliendo la tarea que Marx dejara.
En economía política marxista. El presidente Mao aplicó la dialéctica para analizar la relación base-superestructura y prosiguiendo la lucha del marxismo-leninismo contra la tesis revisionista de las “fuerzas productivas”, concluyó que la superestructura, la conciencia pueden modificar la base y con el poder político desarrollar las fuerzas productivas. Y desarrollando la idea leninista de la política como expresión concentrada de la economía, estableció la política es el mando, (aplicable en todos los planos) y el trabajo político es la línea vital del trabajo económico; lo cual lleva a un verdadero manejo de la economía política y no a una simple política económica.
Una cuestión que se soslaya, no obstante su importancia, especialmente para quienes enfrentan revoluciones democráticas, es la tesis maoísta del capitalismo burocrático; esto es, el capitalismo que se desenvuelve en las naciones oprimidas por el imperialismo y con diverso grado de feudalidad subyacente u otras anteriores incluso. Este es un problema vital principalmente para Asia, Africa y América Latina, pues, de su comprensión deriva una buena conducción revolucionaria, máxime si de la confiscación del mismo depende, económicamente, la base para llevar adelante la revolución socialista como segunda etapa.
Pero, lo principal es que el Presidente Mao Tsetung ha desarrollado la economía política del socialismo. Es de suma importancia su crítica a la construcción socialista en la URSS; asimismo sus tesis sobre cómo desenvolver el socialismo en China: tomar la agricultura como base y la industria como dirigente; la industrialización guiándose por la relación entre la industria pesada, la ligera y la agricultura, tomando como centro de la construcción económica a la industria pesada y simultáneamente prestar plena atención a la industria ligera como a la agricultura. Cabe destacar el Gran Salto Adelante y las condiciones para su ejecución: uno, línea política que le dé justo y correcto rumbo; dos, formas orgánicas pequeñas, medianas y grandes de mayor a menor cantidad respectivamente; tres, un gran impulso, un gigantesco esfuerzo de las masas para ponerlo en marcha y llevarlo al éxito; salto adelante cuyos resultados se aprecian más por el proceso puesto en movimiento y su perspectiva histórica que por sus logros inmediatos; y su ligazón con la cooperativización agrícola y la comuna popular. Finalmente, tener muy en cuenta sus enseñanzas sobre la objetividad y subjetividad en la comprensión y manejo de las leyes del socialismo; que las pocas décadas de socialismo no han permitido ver su pleno desarrollo y por tanto el mejor conocimiento de sus leyes y su especificación; y principalmente la relación entre revolución y proceso económico, concretada en “empeñarse en la revolución y promover la producción”. Sin embargo, pese a su trascendental importancia poco se trata este desarrollo de la economía política marxista.
En el socialismo científico el Presidente Mao desarrolló la teoría de las clases analizándolas en los planos económico, político e ideológico; la violencia revolucionaria como ley universal sin excepción alguna; la revolución como sustitución violenta de una clase por otra, estableció su gran tesis “El Poder nace del fusil” y resolvió la cuestión de la conquista del Poder en las naciones oprimidas a través del camino de cercar las ciudades desde el campo, estatuyendo sus leyes generales. Definió brillantemente desarrollándola la teoría de la lucha de clases en el socialismo, que en él prosigue la lucha antagónica entre proletariado y burguesía, entre camino socialista y capitalista y entre socialismo y capitalismo; que concretamente no estaba definido quién vencería a quién, problema cuya solución demandaría tiempo, el desenvolvimiento del proceso de restauración y contrarrestauración para que el proletariado se afincara definitivamente en el Poder mediante la dictadura del proletariado; y final y principalmente la grandiosa solución de trascendencia histórica de la Gran Revolución Cultural Proletaria como continuación de la revolución socialista bajo la dictadura del proletariado.
Estas cuestiones básicas, casi simplemente enunciadas pero conocidas e innegables, muestran el desarrollo del Presidente de las partes integrantes del marxismo y la evidente elevación del marxismo-leninismo a una nueva, tercera y superior etapa: el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo.
Prosiguiendo esta visión sintética, veamos otros puntos específicos que si bien derivan de lo anterior deben considerarse, aunque sea enumerativamente, para por lo menos destacarlos llamando la atención sobre ellos.
2. La Nueva Democracia. Primeramente es un desarrollo de la teoría marxista del Estado el establecimiento de los tres tipos de dictadura: 1) de la burguesía, en las viejas democracias burguesas como Estados Unidos, tipo al cual es asimilable la dictadura existente en las naciones oprimidas como las latinoamericanas; 2) la dictadura del proletariado como en la Unión Soviética o China antes de la usurpación del Poder por los revisionistas; y 3) la Nueva Democracia como dictadura conjunta basada en la alianza obrero-campesina dirigida por el proletariado encabezado por el Partido Comunista, lo que en China se plasmara a lo largo de su revolución democrática y en el Perú se concreta hoy en comités populares, bases de apoyo y República Popular de Nueva Democracia en organización. Es fundamental resaltar, dentro de este desarrollo de la teoría del Estado, la diferenciación clave entre sistema de Estado como dictadura de la clase o clases que ejercen el Poder, que es lo principal, y sistema de gobierno entendida como organización para el ejercicio del Poder.
Por otro lado, la Nueva Democracia, uno de los extraordinarios desarrollos del Presidente Mao, nos concreta magistralmente la revolución burguesa de nuevo tipo la que sólo puede dirigir el proletariado, en síntesis la revolución democrática dentro de la nueva era de la revolución proletaria mundial en que nos desenvolvemos. Revolución de Nueva Democracia que implica nueva economía, nueva política y nueva cultura, obviamente derrumbando el viejo orden y levantando lo nuevo con fusiles, única forma de transformar el mundo.
Finalmente, es importante resaltar que la Nueva Democracia, como revolución democrática si bien cumple, principalmente, las tareas democráticas también, complementariamente, avanza en algunas tareas socialistas; de esta forma se resuelve a fondo la cuestión de las dos etapas, democrática y socialista, que corresponden a países como el nuestro garantizándose, concluída la democrática, la prosecución como revolución socialista sin intermedio alguno, ininterrumpidamente.
3. Los tres instrumentos. El problema de la construcción de los instrumentos de la revolución plantea al Partido la comprensión de la interrelación del Partido, el ejército y el frente único; y, comprender y manejar la construcción interrelacionada de los tres en medio de la guerra o en el mantenimiento del nuevo Estado basado en el poderío del pueblo armado expresa una justa y correcta labor de dirección. La construcción se guía por principio de la justa y correcta línea ideológica lo decide todo, y es sobre esta base ideológico-política que simultáneamente se desarrolla la construcción organizativa, en medio de la lucha entre la línea proletaria y la burguesa y en la tempestad de la lucha de clases, principalmente de la guerra, como forma principal de lucha ya sea actuante o potencial.
En cuanto al Partido, el Presidente Mao parte de la necesidad del Partido Comunista, de un partido de nuevo tipo, un partido del proletariado, hoy diríamos un partido marxista-leninista-maoísta; un partido cuyo objetivo es conquistar el Poder y defenderlo, por lo cual está indesligablemente ligado a la guerra popular, ya sea para iniciarla, desarrollarla o librarla para defenderse; un partido sustentando en las masas ya sea por la propia guerra popular que es guerra de masas o del frente único que siendo frente de clases se basa en las masas mayoritarias. El Partido se desarrolla y cambia según las etapas de la revolución y los períodos que aquellas tengan; y el motor de su desarrollo es la contradicción concretada en su seno como lucha de dos líneas, entre línea proletaria y línea burguesa o no proletaria en general, en esencia y principalmente una lucha contra el revisionismo. Esto lleva a la importancia decisiva de la ideología en la vida partidaria y al desarrollo de campañas de rectificación que sirvan al mayor ajuste de todo el sistema de organizaciones partidarias y la militancia a las líneas ideológicas y políticas justas y correctas, en función del predominio de la línea proletaria y el mantenimiento de la dirección partidaria en sus férreas manos. El Partido sirve al establecimiento del Poder del proletariado, ya sea como clase dirigente de la Nueva Democracia y principalmente a la instauración de la dictadura del proletariado, su fortalecimiento y desarrollo para mediante revoluciones culturales conquistar la gran meta final, el comunismo; por eso el Partido tiene que llegar a dirigir todo omnímodamente.
El ejército revolucionario es de nuevo tipo, esto es un ejército para el cumplimiento de las tareas políticas que el Partido establece en función de los intereses del proletariado y del pueblo; carácter que se concreta en tres tareas: combatir, producir para no ser carga parasitaria y movilizar a las masas. Es un ejército que se basa en la construcción política a partir de la ideología del proletariado, del marxismo-leninismo-maoísmo (hoy), y la línea política general cuanto militar que el Partido establezca. Es un ejército que se basa en los hombres y no en las armas; un ejército surgido de las masas y siempre ligado a ellas a quienes sirve de todo corazón, permitiéndole moverse en su seno como el pez en el agua. Sin un ejército popular nada tendrá el pueblo, dice el Presidente Mao a la vez que nos enseña la necesidad de la dirección absoluta del Partido sobre el ejército y sienta su gran principio: El Partido manda al fusil y jamás permitiremos lo contrario. Además de establecer cabalmente los principios y normas de la construcción de un ejército de nuevo tipo, el mismo Presidente llamó a conjurar el uso del ejército para la restauración capitalista usurpando la dirección mediante un golpe contrarrevolucionario, y desarrollando tesis de Lenin sobre la milicia popular llevó más adelante que nadie el armamento general del pueblo, abriendo trocha y señalando el camino hacia el mar armado de masas que nos guiará a la -emancipación definitiva del pueblo y del proletariado.
Es el Presidente Mao Tsetung quien por vez primera desarrolla una teoría completa sobre el frente único y establece sus leyes. Un frente basado en la alianza obrero-campesina como garantía de la hegemonía del proletariado en la revolución; un frente de clases dirigido por el proletariado representado por el Partido; en síntesis un frente único bajo dirección del Partido Comunista; un frente único para la guerra popular, para la revolución, para la conquista del Poder en beneficio del proletariado y el pueblo. Así, en concreto, el frente único es la agrupación de las fuerzas revolucionarias contra las fuerzas contrarrevolucionarias para librar la lucha entre revolución y contrarrevolución principalmente mediante la guerra popular, armadamente. El frente único, como es evidente, no es igual en cada etapa de la revolución y, más aún, tiene sus especificaciones según los diversos períodos de cada etapa; asimismo el frente único en una revolución concreta no es igual que a nivel mundial, aunque ambos sigan las mismas leyes generales. Aparte de esto, es importante resaltar la relación entre frente y Estado que el Presidente Mao establece planteando que el frente único es una forma de dictadura conjunta, cuando se desenvolvía la guerra antijaponesa, cuestión que merece estudiarse especialmente por quienes afrontamos revoluciones democráticas.
4. La guerra popular es la teoría militar del proletariado internacional; en ella se resume, por vez primera en forma sistemática y completa, la experiencia teórica y práctica de las luchas, acciones militares y guerras libradas por el proletariado y la larga experiencia de la lucha armada popular y especialmente de las guerras campesinas de China. Es con el Presidente Mao que la clase logra tener su teoría militar; sin embargo, hay bastante confusión e incomprensión sobre este problema. Y la misma comienza por cómo se ve la guerra popular en China, generalmente se la considera, reducida y despectivamente como una simple guerra de guerrillas; ésto ya denota no comprender que con el Presidente Mao la guerra de guerrillas adquiere carácter estratégico; pero además, no se comprende el desarrollo de la guerra de guerrillas como desde su fluidez esencial desarrolla movilidad, guerra de movimientos, guerra de posiciones, desenvuelve grandes planes de ofensiva estratégica y conquista de ciudades pequeñas, medianas y grandes, de millones de habitantes, combinando el ataque desde fuera con la insurrección desde dentro. Así, en conclusión las cuatro etapas de la revolución china y principalmente desde la guerra agraria a la guerra de liberación popular, considerando entre ambas la guerra antijaponesa, muestran las diversas facetas y complejidades de la guerra revolucionaria librada durante más de veinte años, en una gigantesca población y una inmensa movilización y participación de las masas; en esa guerra hay ejemplos de todo tipo; y lo que es principal ha sido extraordinariamente estudiada y magistralmente establecidos sus principios, leyes, estrategia, táctica, normas, etc. Es, pues, en ese fabuloso crisol y sobre lo establecido por el marximo-leninismo que el Presidente Mao estableció la teoría militar del proletariado, la guerra popular.
Debemos tener muy presente que, posteriormente, el propio Presidente, con conocimiento de la existencia de bombas atómicas y cohetes y poseyéndolos, sostuvo y desarrolló la guerra popular para librarla en las nuevas condiciones de armas atómicas y guerra con potencias y superpotencias; en síntensis la guerra popular es el arma del proletariado y el pueblo incluso para enfrentarse a guerras atómicas.
Una cuestión clave y decisiva es la compresión de la validez universal de la guerra popular y su consecuente aplicación, teniendo en cuenta los diferentes tipos de revolución y las condiciones específicas de cada revolución. Servirá a esta cuestión clave considerar que no se ha repetido una insurrección como la de Petrogrado, la resistencia antifascista y las guerrillas europeas en la II Guerra Mundial, así como las luchas armadas que se libran en Europa actualmente; y ver que al fin y al cabo, la Revolución de Octubre no fue sólo insurrección sino una guerra revolucionaria que duró varios años. En consecuencia, en los países imperialistas la revolución sólo puede concebirse como guerra revolucionaria y ésta hoy es simplemente guerra popular.
Finalmente, hoy más que nunca los comunistas y los revolucionarios, el proletariado y el pueblo, necesitamos forjarnos en: “Sí, somos partidarios de la teoría de la omnipotencia de la guerra revolucionaria; eso no es malo; es bueno, es marxista”; lo que significa ser partidarios de la invencibilidad de la guerra popular.
5. La Gran Revolución Cultural Proletaria en perspectiva histórica es lo más trascendental del desarrollo del marxismo-leninismo por el Presidente Mao; es la solución del gran problema pendiente de la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado; “representa una nueva etapa, aún mús profunda y más amplia, en el desarrollo de la revolución socialista de nuestro país”.
¿Qué situación se presentó? Como dice la Decisión del P.C.Ch. sobre la GRCP: “Aunque derrocada, la burguesía todavía trata de valerse de las viejas ideas, cultura, hábitos y costumbres de las clases explotadoras para corromper a las masas y conquistar la mente del pueblo en su esfuerzo por restaurar su Poder. El proletariado debe hacer exactamente lo contrario: debe propinar golpes despiadados y frontales a todos los desafíos de la burguesía en el dominio ideológico y cambiar la fisonomía espiritual de toda la sociedad utilizando sus propias nuevas ideas, cultura, hábitos y costumbres. Nuestro objetivo actual es aplastar, mediante la lucha, a los que ocupan puestos dirigentes y siguen el camino capitalista, criticar y repudiar a las “autoridades” reaccionarias burguesas en el campo académico, criticar y repudiar la ideología de la burguesía y demás clases explotadoras, y transformar la educación, la literatura y el arte y los demás dominios de la superestructura que no corresponden a la base económica del socialismo, a fin de facilitar la consolidación y el desarrollo del sistema socialista”.
En estas condiciones se produjo el más estremecedor proceso político y la mayor movilización de masas que ha visto la Tierra, cuyos objetivos los definió así el Presidente Mao: “La Presente Gran Revolución Cultural Proletaria es completamente necesaria y muy oportuna para consolidar la dictadura del proletariado, prevenir la restauración del capitalismo y construir el socialismo”.
Destaquemos además dos cuestiones: 1) que la GRCP implica un hito en el desarrollo de la dictadura del proletariado hacia el afianzamiento del proletariado en el Poder, que se concretó en los Comités Revolucionarios; y 2) la restauración del capitalismo en China, después del golpe contrarrevolucionario del 76, no es la negación de la GRCP sino llanamente parte de la contienda entre restauración-contrarrestauración y, por el contrario, nos muestra la trascendental importancia histórica que tiene la GRCP en la inexorable marcha de la humanidad al comunismo.
6. Revolución mundial. El Presidente Mao acentúa nuevamente la importancia de la revolución mundial como unidad, partiendo de que la revolución es la tendencia principal en tanto la descomposición del imperialismo es mayor cada día, el papel de las masas más inmensas año a año que hacen y harán sentir su fuerza transformadora incontenible y en la gran verdad, por él reiterada de: todos entramos al comunismo o no entra nadie. Dentro de esta perspectiva específica en la época del imperialismo el gran momento histórico de los “próximos 50 a 100 años”, y en su contexto el período que se abre de lucha contra el imperialismo yanqui y el socialimperialismo soviético, tigres de papel que se disputan la hegemonía y amenazan al mundo con una guerra atómica frente a la cual, primero hay que condenarla y luego prepararse anticipadamente para oponerle la guerra popular y hacer la revolución. Por otro lado, a partir de la importancia histórica de las naciones oprimidas y más aún de su perspectiva, así como de las relaciones económicas y políticas que están desenvolviéndose por el proceso de descomposición del imperialismo, el Presidente planteó su tesis de “tres mundos se delinean”. Todo lo cual lleva a la necesidad de desarrollar la estrategia y la táctica de la revolución mundial. Lamentablemente poco o casi nada conocemos de los escritos y planteamientos del Presidente Mao sobre estas trascendentales cuestiones; sin embargo, lo muy poco conocido muestra las grandiosas perspectivas que avizoraba y los grandes lineamientos que debemos seguir para comprender y servir a la revolución proletaria mundial.
7. Superestructura, ideología, cultura, educación. Estos problemas y otros concernientes han sido sutil y profundamente estudiados y resueltos por el Presidente; por tanto, es también ésta otra cuestión básica que merece atención.
Concluyendo, el contenido visto en estas cuestiones básicas muestran, a quien quiere ver y entender, en forma palmaria que tenemos, pues, una tercera, nueva y superior etapa del marxismo: el maoísmo; y que ser marxista en la actualidad demanda ser marxista-leninista-maoísta y principalmente maoísta.
Lo expuesto en el contenido nos lleva a dos interrogantes:
¿Qué es lo fundamental del maoísmo? Lo fundamental del maoísmo es el Poder. El Poder para el proletariado, el Poder para la dictadura del proletariado, el Poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista. Más explícitamente: 1) El Poder bajo dirección del proletariado, en la revolución democrática; 2) el Poder para la dictadura del proletariado, en las revoluciones socialista y culturales; 3) el Poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista, conquistado y defendido mediante la guerra popular.
Y ¿qué es el maoísmo? El maoísmo es la elevación del marxismo-leninismo a una tercera, nueva y superior etapa en la lucha por la dirección proletaria de la revolución democrática, el desarrollo de la construcción del socialismo y la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado, como revolución cultural proletaria; cuando el imperialismo profundiza su descomposición y la revolución ha devenido la tendencia principal de la historia, en medio de las más complejas y grandes guerras vistas hasta hoy y la lucha implacable contra el revisionismo contemporáneo.
Sobre la LUCHA EN TORNO AL MAOISMO. Escuetamente, en China la lucha por establecer el pensamiento Mao Tsetung comienza en 1935, en la Reunión de Tsunyi, cuando el Presidente Mao asume la dirección del Partido Comunista de China; el 45, el VII Congreso acordó que el PCCh se guiaba por el marxismo-leninismo y las ideas Mao Tsetung, especificación suprimida por el VIII, pues, en él primó una línea derechista. El IX Congreso del 69, resume la GRCP y sanciona que el P.C.Ch. se guía por el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung; hasta ahí se avanzó.
A nivel internacional adquiere influencia a partir de la década del 50; pero es con la GRCP que se difunde intensamente y su prestigio se eleva poderosamente y el Presidente Mao pasa a ser reconocido jefe de la revolución mundial y generador de una nueva etapa del marxismo-leninismo; así gran número de Partidos Comunistas asumen la denominación marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung. A nivel mundial el maoísmo se enfrentó abierta y encarnizadamente con el revisionismo contemporáneo desenmascarándolo profunda y contundentemente, igualmente lo hizo en las propias filas del PCCh, lo cual elevó más aún la gran bandera roja del Presidente: la tercera, nueva y superior etapa de la ideología del proletariado internacional. En la actualidad el maoísmo afronta el triple ataque del revisionismo soviético, chino y albanés. Pero, además, hay incluso quienes reconocen grandes aportes del Presidente y hasta su desarrollo del marxismo, unos consideran que seguimos en la etapa del marxismo-leninismo y otros que solamente aceptan pensamiento Mao Tsetung pero en modo alguno maoísmo.
En el país, obviamente los revisionistas que siguen el bastón de mando de sus diferentes amos Gorbachov, Teng, Alía o Castro atacaron y siguen atacando furiosamente al maoísmo; entre éstos hay que condenar, desenmascarar y combatir implacablemente al encallecido revisionismo de Del Prado y su pandilla del llamado “Partido Comunista Peruano”; las sinuosidades rastreras del autodenominado “Partido Comunista del Perú, Patria Roja” que de autoerigirse en “grandes maoístas” pasaron a siervos de Teng, luego de haberlo condenado cuando su defenestración del 76; así como el antimaoísmo de la denominada “Izquierda Unida” en cuyo seno pululan todos los revisionistas y hasta posiciones antimarxistas pasando por los falsos marxistas y oportunistas de diversa laya. Enarbolar el maoísmo como espejo revelador de revisionistas para combatirlos implacablemente en función del desarrollo de la guerra popular y el triunfo de la revolución democrática en marcha, es insoslayable e inabdicable tarea de carácter estratégico.
El Partido Comunista del Perú, a través de la fracción dirigida por el Presidente Gonzalo que impulsó la reconstitución, asumió el marxismo-leninismo-maoismo el año 1966; el 79 la consigna de ¡Enarbolar, defender y aplicar el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung!; el 81: ¡Hacia el maoísmo!; y, el 82 el maoísmo como parte integrante y desarrollo superior de la ideología del proletariado internacional: el marxismo-leninismo-maoísmo. Es con la guerra popular que hemos comprendido más profundamente lo que implica el maoísmo y asumido el solemne compromiso de ¡Enarbolar, defender y aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo!; y, bregar incansablemente por coadyuvar a ponerlo como mando y guía de la revolución mundial, única rojísima e inmarcesible bandera que es garantía de triunfo para el proletariado, las naciones oprimidas y los pueblos del mundo en su inexorable marcha combatiente, de legiones de hierro hacia el dorado y por siempre resplandeciente comunismo.

¡LLAMAMIENTO INTERNACIONAL PARA DENUNCIAR AL GOBIERNO BRASILEÑO!

18 DICIEMBRE DE 2013
En estos momentos, en Brasil, se está preparando una masacre contra los campesinos sin tierra en el Estado de Rondônia.  Las fuerzas represivas estatales y federales están a punto de atacar a los campesinos pobres con el pretexto de que ocupan una reserva  natural. Ya se han producido revueltas y los sin tierra  han logrado la victoria de un primer intento de expulsión. Pero una reciente declaración del Gobernador del Estado (un gran terrateniente), en donde califica a los campesinos sin tierra de “gamberros” y “criminales”, no es buen augurio.
Mientras la crisis capitalista aumenta, la situación en los países semicoloniales (denominados del “Sur”) se hace cada vez más difícil. Mientras la crisis se profundiza, la presión imperialista sobre estos países para aprovecharse de sus recursos y monopolizar nuevos mercados está causando numerosos disturbios y problemas. Los más aparentes son las intervenciones imperialistas directas o indirectas de los últimos años (Libia, Mali, Afganistán, Irak, Siria, República Centroafricana, etc.), pero esto también significa, para la clase obrera y los pueblos de Asia, África y América, un constante empeoramiento de su situación social, sin contar los desastres ecológicos causados por la dantesca explotación de cualquier cosa capaz de ganar algunos dólares o euros.
Brasil no es una excepción a esta situación general. Tras el cuento del crecimiento económico y de ser un “país emergente”, montado por el FMI y el Partido de los “Trabajadores”, yace en realidad una trágica situación para la mayoría del pueblo. En junio de 2013 el alzamiento popular nos vino a recordar que el grupo de los “BRICS” como “nuevas potencias” no es más que un mito. La Copa Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro debe completar esta propaganda sobre un Brasil salido del subdesarrollo. ¡Pero la realidad es obstinada!
Lejos de librarse de su subordinación a los países imperialistas, los gobiernos de “izquierda” de América del Sur son en realidad el perfecto intermediario del dominio monopolista mundial. Esto tiene como resultado un empeoramiento concreto de los niveles de vida y condiciones de trabajo, los alquileres de  viviendas, la comprensión desafiante, la inflación galopante, la creciente violencia policial, los servicios sociales básicos en un estado deplorable o inexistente, y una extendida corrupción. El 50% del presupuesto de Brasil se dedica a pagar los enormes intereses de la deuda nacional; se gastan billones en proyectos para desarrollar infraestructuras e instalaciones para los monopolios imperialistas mientras se cierran hospitales.
La situación en el campo se acerca a la tragedia. La prometida Reforma Agraria nunca se produjo y, peor aún, aumenta la represión contra los movimientos campesinos. Ejecuciones sumarias de dirigentes campesinos, frecuentes torturas por parte de las fuerzas policiales, actos de intimidación, todo se lleva a cabo para extender un clima de terror entre el pueblo. Cinco millones de familias rurales carecen de tierra para  labrar y los latifundistas y otros grandes propietarios agrocapitalistas están presentes en toda la maquinaria del Estado, mientras los monopolios de la comunicación criminalizan cualquier forma de protesta.
Hoy, con el capitalismo global, cada lucha en el mundo está íntimamente ligada a las otras; Brasil, al igual que la India, es un actor principal del sistema económico mundial. Es una región agrícola dedicada a suministrar alimentos comercializados al mundo, por lo que cuanta más revolución se desarrolle en Brasil, más se debilitará el imperialismo y con mayor facilidad le combatiremos en los países imperialistas.
Llamamos a todos los revolucionarios del mundo y progresistas auténticos a apoyar las luchas revolucionarias en estos países. Saldremos del eurocentrismo ideológico; el cambio proviene de estas periferias del Viejo Mundo; de donde sopla el viento de un Nuevo Mundo. Llamamos a apoyar la Revolución Agraria en Brasil y denunciar la violencia contra el Pueblo, en particular la que ahora se está produciendo en el Estado de Rondônia.
Hacemos un llamamiento enérgico y más que nunca al BOICOT a la mafia denominada FIFA y la Copa Mundial de Fútbol de 2014, al igual que los futuros Juegos Olímpicos en Río de Janeiro; y a DENUNCIAR las mentiras del denominado gobierno de “izquierda” de Dilma Rousseff.
Enviamos un saludo fraternal y revolucionario a todos los luchadores populares brasileños, quienes combaten arriesgando sus vidas por una Humanidad libre e igualitaria.
 VIVA LA REVOLUCIÓN AGRARIA EN BRASIL!
¡VIVA LA JUSTA LUCHA DE LOS CAMPESINOS EN RONDÔNIA Y EN EL MUNDO ENTERO!
¡ABAJO LA FIFA!
NÃO VAI TER COPA ! 
Ya expresaron solidaridad con este llamamiento:
– Servir le Peuple (Servir al Pueblo) http://sheisausorelh.e-monsite.com/  – Auba Vermelha  http://aubavermelha.wordpress.com/ (Comité de Construcción del Partido Comunista Revolucionario de las Tierras de  Òc, Occitánia, Estado/Prisión de los Pueblos ”Francia”) [promotor del llamamiento]
-Revista Internacional Maoist Road (La Vía Maoista) (del PC Maoísta de Italia, PC maoísta de Francia, PCR Canadá, etc.) http://maoistroad.blogspot.com.es/
-Great Unrest Group – Aflonyddwch Mawr (Grupo Gran Desorden) (comunista-revolucionario de liberación nacional, País de Gales, Estado “británico”) http://greatunrest2012.blogspot.fr/
– collectif Feu de Prairie (colectivo Fuego en la Pradera Feu de Prairie (informativo por una cultura revolucionaria, Estado francés) http://feudeprairie.wordpress.com/
– Gran Marcha Hacia el Comunismo (Madrid, Estado español) http://granmarchahaciaelcomunismo.wordpress.com/
–  Action Antifasciste (Acción Antifascista), Aube Champagne-Ardenne (Estado francés) https://www.facebook.com/action.antifasciste.aube.champagne.ardenne
– Comité de Construción do Partido Comunista maoísta de Galiza (Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia) (Galicia, Estado español) site: Dazibao Rojo http://dazibaorojo08.blogspot.com.es/
– Libertat! (¡Libertad!) (Izquierda revolucionaria de Occitánia, Estado/Prisión de los Pueblos ”Francia”) http://libertat.org/
-Organización Comunista Futuro Rojo  http://futur-rouge.overblog.com/%E2%80%8E y Partido Comunista Maoísta (PCmF) http://drapeaurouge.over-blog.com/ (Estado francés)
-Breizhistance Indépendance et Socialisme (Breizhsistencia Independencia y Socialismo) (Breizh/Bretaña, Estado/Prisión de los Pueblos ”Francia”) http://www.breizhistance.tv/
-O Bloque Independentista de Cuchas (Puyalón de Cuchas (organización política) http://www.puyalon.org/, Purna a organización chuvenil http://purnaindependentista.wordpress.com/, A Clau Roya, Colectivo Feminista http://aclauroya.wordpress.com/, A Enrestida, Centro Social y Seira Colectivo sindical estudiantil http://aenrestida.blogia.com/ (Aragón, Estado español)

DEFENDER LA VIDA DEL PRESIDENTE GONZALO

Publicamos declaración que nos fue enviada. 

                   

                                                    ¡Proletarios de todos los países, uníos!
Declaración conjunta 
Defender la Vida del Presidente Gonzalo
Desde septiembre de 1992 el Presidente Gonzalo, jefe de la revolución peruana, está como rehén en el más absoluto aislamiento de los regímenes corruptos, genocidas y antipopulares que se han sucedido en el Perú, apoyados por el imperialismo, principalmente yanqui.
En todos estos años la clase dominante peruana y el imperialismo han intentado constantemente de difamar su integridad revolucionaria, presentándolo como jefe de la capitulación en vez que de la revolución, pero siempre negándole el derecho a tomar la palabra públicamente y hacer conocer su posición. Hoy, se está intensificando la amenaza a su integridad física y a su propia vida.
En el día 24 de septiembre, se cumple el 21º aniversario de su magistral discurso, pronunciado desde la obscena jaula en cual lo presentó el régimen de Fujimori, con el objetivo de humillarlo frente a la prensa internacional.
En todos estos años nunca hemos renunciado a la defensa de este discurso y del Presidente Gonzalo, al apoyo del PCP. Ahora, mientras la Guerra Popular en el Perú sufre una fase de seria dificultad y el Partido lucha por superarla, apoyamos a los compañeros y compañeras que en el Perú y en el extranjero llevan  adelante la ideología, la línea y la práctica de la Guerra Popular defendida por el Presidente Gonzalo, como se estableció en el I Congreso de Partido, del cual se cumple el 25º aniversario.
En ese 24 de Septiembre, el Presidente Gonzalo declaró fuerte y claro:
“Nosotros estamos aquí como hijos del pueblo y estamos combatiendo en estas trincheras, que son también trincheras de combate y lo hacemos porque ¡somos comunistas!, Porque nosotros defendemos aquí los intereses del pueblo, los principios del Partido, la Guerra Popular, ¡Eso es lo que hacemos, lo estamos haciendo y seguiremos haciendo! …
El camino es largo y con ese llegaremos, y, ¡triunfaremos! …
¿qué necesitamos? necesitamos que el maoísmo sea encarnado y lo está haciendo y que pase generando Partidos Comunistas, a manejar, a dirigir, esa nueva gran ola de la revolución proletaria mundial que se nos viene.”
Estas palabras continúan a ser hoy el punto de referencia para avanzar en el Perú y de gran importancia en el mundo.  Como comunistas, renovamos nuestro empeño en defender la vida del Presidente Gonzalo contra la tentativa del imperialismo y de la reacción en Perú, de aniquilarlo, destruir al PCP y a la Guerra Popular.
Partido Comunista de Brasil – Fracción Roja
Asociación de Nueva Democracia (Perú), Alemania
Comité de Construcción del Partito Comunista Maoísta de Galicia
Partido Comunista Maoísta de Francia
Partido Comunista maoísta – Italia
Partido Comunista de Ecuador – Sol Rojo
Partido Comunista de Turquia Marxista-Leninista (TKP/ML)
Partido Comunista Revolucionario (PCR-RCP), Canadá
Gran Marcha Hacia el Comunismo, Madrid-España

CRECE EL RECHAZO A LA FARSA ELECTORAL


La segunda vuelta del circo electoral se caracterizó por el contundente y creciente rechazo de las masas a esta farsa.
Ya en la mañana del domingo 15 se podía observar que pasadas las 10 de la mañana había varias mesas sin constituirse porque los vocales decidieron no ir. En otras que si lograron constituirse las urnas sólo tenían los votos de los vocales de mesa.
La prensa burguesa-terrateniente, al servicio del show electoral, especulaba de forma barata sobre la causa de tan poca gente en los locales de votación: “no hay gente porque hace mucho calor” decían unos. Otros afirmaban: “es que está muy cerca la navidad y las personas están comprando regalos”, incluso llegaron a decir: “¡que no hay transporte gratuito para ir a votar!”. Pero la verdad innegable es que en la segunda vuelta tuvo 1.200.000 votantes menos que la primera. La verdad es que si en la primera vuelta ya muchas personas rechazaron el circo electoral, ese rechazo va creciendo, alcanzando el domingo 15 de diciembre el 58%.
La segunda vuelta dio por ganadora a la representante de la facción burocrática, Bachelet (62%) por sobre la representante de la facción compradora y un sector de los terratenientes, Matthei (28%). Es decir, si se considera el total del padrón electoral, Bachelet salió electa con el 25,5% de los votos y Matthei obtuvo el segundo lugar con un 15,5%.

Está claro, el rechazo al circo electoral y al viejo Estado es creciente. Es por eso que desde ambos bloques se apresuraron en salir en auxilio, no de Bachelet, sino que del viejo Estado, para asegurar la legitimidad de la elección. La vocera de la candidata de la Alianza, Lily Pérez, señaló al reconocer la derrota que “la abstención no le quita legitimidad al gobierno de Bachelet”. El presidente del falso Partido “Comunista” (revisionista), Guillermo Teillier, respaldó a Lily Pérez al afirmar: “El mandato contundente lo había dado la gente en la primera vuelta y en la elección parlamentaria”.

Frente a la evidencia de la podredumbre de la política burguesa y terrateniente, los partidos electoreros han salido a decir que se debe reinstaurar la inscripción y el voto obligatorio. Ricardo Lagos dijo que fue un error haber apoyado que el voto fuera voluntario. Camila Vallejo, intentando quedar bien con dios y con el diablo, planteó una reforma que permita un sistema de voto obligatorio y desinscripción automática.
Desde el viejo Estado harán todo lo posible por llevar al pueblo a las urnas. Les falló el haber llevado como candidatos a los falsos líderes estudiantiles. Ahora quieren obligarnos a votar. Pero el pueblo va a volver a rechazar la farsa electoral, porque en sus urnas se juega la forma de explotación y saqueo, no su liberación. La liberación del pueblo no se logra votando, se logra luchando.

¡Abajo la farsa electoral!
¡Viva la revolución de Nueva Democracia!

MANDELA NO FUE UN REVOLUCIONARIO

África ha sido durante años un continente colonizado por el imperialismo (Francia, Inglaterra y Estados Unidos principalmente). Basta mirar un mapa del continente africano para darse cuenta como los imperialistas se lo vienen repartiendo como si fuera una torta.
A principios del siglo XX a la población negra se le prohibió el derecho a propiedad. En 1956 se crearon lugares para confinar a la población negra. Las masas se levantaron y lucharon bajo la organización del Congreso Nacional Africano (CNA), donde participa Mandela. Mandela y otros dirigentes del CNA son detenidos.
En las calles la lucha popular adquiría nuevas formas. Se pasa a la lucha armada y el imperialismo necesitaba frenarla, de lo contrario no podría afrontar la crisis económica. Para cumplir con el plan imperialista la facción compradora de la gran burguesía sudafricana (blanca) recurre a Mandela, como representante de la facción burocrática de la gran burguesía sudafricana (negra). Mandela, preso desde 1964 a 1990, fue levantado por ambas facciones de la gran burguesía como ícono de la reconciliación y en 1994 asume como presidente.
Con Mandela se acrecentó la concentración de riqueza (en 1994 el 5% de la población era dueña del 88% de la riqueza nacional). Sudáfrica siguió siendo saqueado por el imperialismo y la situación se ha vuelto aún más opresiva para la población.
El imperialismo utilizó a Mandela como títere para acrecentar el saqueo y la represión sobre las masas. El hecho de que haya estado preso no lo convierte en revolucionario ni en líder de las masas en su lucha por la libertad.
Mandela estuvo preso como representante de la facción burocrática cuando se acrecentó la pugna con la facción compradora por la administración del país. Pero cuando ambas facciones se coludieron para frenar la lucha de las masas Mandela fue liberado y nombrado presidente.
En Chile también tenemos pequeños Mandela, personajes que en medio de la pugna con la facción burocrática fueron tomados presos (Ricardo Lagos, Michelle Bachelet) y hasta “revolucionarios” arrepentidos como el ex MAPU Oscar Guillermo Garretón y el ex MIR Max Marambio, ratas que viven de chuparle la sangre a los trabajadores.
Ante toda la parafernalia de la prensa burguesa, es por eso que es necesario recalcar que Mandela no fue un revolucionario, fue un lacayo del imperialismo.
¡ABAJO EL IMPERIALISMO Y SUS LACAYOS!
¡VIVA EL PUEBLO SUDAFRICANO!

REPUGNANCIA Y ODIO GENERA EL VIEJO ESTADO EN LAS MASAS POBRES

06.12.13
El sinvergüenza Piñera fue empujado y escupido por una mujer cuando asistíaal velorio del sacerdote Alfonso Baeza, en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de Estación Central.
La mujer, que de inmediato fue detenida por los pacos afirmó: “el padre Alfonso jamás habría permitido que (Piñera) se hubiera ido a meter a su parroquia” y aseguró haber actuado “en honor al padre”. Finalmente, en la formalización, respecto al escupo lanzado a Piñera, afirmó que si pudiera lo volvería a hacer.


07.12.2013

El senador RN por Santiago Poniente, Andrés Allamand, fue atacado en una feria de Cerro Navia mientras hacía campaña a favor de la terrateniente nazi Evelyn Matthei. No hacen dos meses que Allamand tuvo que salir arrancando con los pacos en una feria de Pudahuel, al ser increpado por los pobladores, y recibe un tomatazo en pleno rostro, que es demostración de lo harto que están las masas del circo electoral.

CONDENAN A JOVENES MAPUCHE LUIS MARILEO, GABRIEL VALENZUELA MONTOYA Y LEONARDO QUIJÓN

05 de diciembre de 2013


Hoy en la mañana, el tribunal oral en lo penal de Angol, dio a conocer su veredicto, en la causa en la se se imputaba a nuestros 3 pu peñi presos políticos mapuche, la autoría en la muerte de un parcelero de la localidad de Ercilla.
A pesar de los testimonios y pruebas presentadas en el juicio, las que demostraban las graves contradicciones de los mismos testigos presentados por la fiscalía, los tribunales de (in)justicia, CONDENARON a nuestros pu peñi por los hechos que se les imputaba. Mañana, viernes 6 de diciembre, se dará lectura a la sentencia.
Por otro lado, tanto dentro como fuera del tribunal, había gran cantidad de comuneros mapuche y diversas personas que apoyan nuestra lucha, acompañando a nuestros pu peñi enjuiciados, quienes al momento de saberse el resultado del veredicto, fueron fuertemente reprimidos por parte de la policía militarizada, siendo desalojados del tribunal y de sus inmediaciones, mediante del excesivo uso de la fuerza y de todo su armamento represivo.
En este contexto, carabineros dio golpes de pie a un menor de edad en su estómago, ademas de golpear al hijo menor del Werken Luis Melinao, de 2 años de edad. Sin bastarle lo anterior, detuvieron al Werken Luis Melinao, quien se encuentra actualmente en manos de la policía militarizada, sin saberse de su estado. Hay varios detenidos, entre ellos 3 menores de edad.
Nuestro Pu Peñi arriesgan muy altas condenas, por lo que la estrategia utilizada por el estado, puesta en macha por la fiscalia y concretada por los tribunales de justicia, de vincular a mapuche en delitos comunes y hechos de sangre, ha surtido los efectos esperados por ellos.
Como movimiento mapuche debemos exigir con aún mas fuerza La Liberad de Todos Nuestros Presos Políticos Mapuche, pues si se encarcela a un mapuche , se encarcela a todo un pueblo.
¡¡MEÑAL XITUPE TAIÑ PU KONA!!
¡¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE!!